¿Cómo mantener la pasión por la enseñanza? Esto aconseja un profesor veterano

Inicio » Mejora docente » ¿Cómo mantener la pasión por la enseñanza? Esto aconseja un profesor veterano

¿Cómo mantener la pasión por la enseñanza? Esto aconseja un profesor veterano

“Sigo sintiéndome con energía y pasión por la enseñanza a pesar de que he dado clases a estudiantes de 5º grado por más de 20 años”.

Escrito por: Camila Londoño

octubre 16, 2018

0
Foto:

Ilustración de Max Hierro

“Sí, enseñar es agotador, especialmente aquellas partes que no podemos evitar –calificar, ir a reuniones, preparar a los estudiantes para las pruebas estandarizadas-. Pero si nos enfocamos en las cosas que nos apasionan de la enseñanza, podemos estirarnos y dinamizar nuestras carreras”. Estas palabras las escribe Pete Barnes, un profesor que como muchos otros, ha enfrentado a lo largo de su carrera, los enormes desafíos de la profesión docente. En un artículo de Edutopia, el profesor hace una serie de preguntas fundamentales. La primera es: ¿qué es lo que más amas de enseñar? La segunda es: ¿si tuvieras más tiempo para hacer lo que más te gusta, cómo sería un día en la escuela?, y la tercera, ¿se parece esto a tu realidad actual en la escuela? El objetivo de Barnes al plantear estos interrogantes, es hacer una reflexión entorno a la pasión por la enseñanza, por eso, ofrece también una serie de consejos que pueden ser útiles cuando las cosas se están poniendo difíciles.

1. “Empieza por la pasión y las necesidades de las escuela”.

Los desafíos de Pete, alimentan sus pasiones, pero también benefician a su escuela. A él, en particular, le encanta observar las estrellas y enseñar astronomía. Hacerlo en un cielo diurno es difícil, así que el profesor encontró la manera de llevar un planetario inflable a su escuela y de hacer una excursión nocturna al observatorio local. Para Pete, también es importante ver a los estudiantes grandes trabajando con compañeros más jóvenes; para lograr este objetivo luchó para alinear los horarios de ambos y de esta forma logró que los estudiantes de secundaria apoyaran a los de quinto grado. Esto lo hizo creando un club de olimpiadas de ciencia después de clases.

“A veces, nuevos retos me sacan de mi zona de confort”, dice el profesor. Por ejemplo, cuando su escuela necesitaba un administrador de invernaderos, él, sin saber mucho del tema, se animó a liderar el proyecto. Muchas de las plantas no han sobrevivido, pero lo mejor es que él sigue aprendiendo, junto a sus estudiantes.


2. “Revive tu pasión por la educación fuera del edificio de tu escuela”.

Hay muchas aventuras que pueden suceder más allá de la escuela. Oportunidades de viajes, becas, programas de intercambio, entre otras cosas. En sus 22 años de carrera docente, este profesor he seguido elefantes en Kenia, ha visitado escuelas en Japón, ha asistido Campos Espaciales, ha aprendido sobre educación ambiental, entre otras cosas.Todo lo hizo con ayuda de patrocinadores y organizaciones sin fines de lucro que buscan ampliar las perspectivas de los docentes y mejorar la enseñanza.


3. “A menudo necesitamos ayuda para llevar una gran idea del mundo de los sueños al mundo real”.

Hay diversos espacios y plataformas donde las personas piden apoyo por parte de las comunidades para financiar proyectos. Pero no siempre se necesita dinero, a veces también es clave tener un socio para impulsar proyectos. Basta con escoger a la persona indicada… Este profesor, por ejemplo, trabaja de la mano con alguien que le ayuda a impulsar la feria de ciencias de la escuela. Esa persona no sólo está dispuesta a todo, también lo hace reír. “Un socio debe aportar energía positiva a un nuevo proyecto y hacer que todo sea un poco más fácil”, explica el profesor. ¿Por qué es importante? Porque trabajar con las personas indicadas y pedir ayuda para hacer crecer sueños e ideas en conjunto, también es una buena manera de mantener la pasión.


4. “Te exijo que te retes a ti mismo, pero no te mates”.

Asumir nuevas experiencias y oportunidades debe ser energizante, no agotador, por eso, este docente te aconseja que pruebes una nueva iniciativa a la vez. Calcula las horas que te tomará el proyecto y luego piensa de dónde sacarás ese tiempo. ¿Hay algún compromiso antiguo que pueda ser abandonado o pasado a otra persona? ¿Puedes levantarte media hora más temprano una vez por semana? Pete sugiere que no tengas miedo de admitir que has asumido demasiadas cosas y si esto sucede, encuentra la manera de dar un paso atrás o busca ayuda.

“Sigo sintiéndome con energía y pasión por la enseñanza a pesar de que he dado clases a estudiantes de 5º grado por más de 20 años. Amo a los niños y amo mi trabajo, pero creo que perdería algo de mi pasión si no encontrara continuamente nuevas oportunidades y nuevos medios para mi creatividad y energía. Espero que encuentres la forma de hacer lo mismo”, concluye Pete.

Fuentes:

Edutopia

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…
2018-10-16T16:00:58+00:00 octubre, 2018|Los profesores importan, Mejora docente|0 Comments

Leave A Comment