DÓNDE ESTUDIAR

san_sebastian

La Universidad San Sebastián fue fundada en 1989 por Raúl Poblete Almendra, ingeniero comercial, y Javier Pivcevic Bayer, Licenciado en Ciencias de Administración de Empresas, en la ciudad de Concepción. Sin embargo, su reconocimiento oficial ocurre el 9 de febrero de 1990, año en que da inicio a sus actividades académicas con las carreras de Psicología e Ingeniería Comercial. Con el tiempo las sedes de Concepción, Valdivia, Osorno y Puerto Montt consolidaron a esta casa de estudio como una de las líderes del sistema de educación privada del sur de Chile; y el 2006 deciden ampliar su presencia en el sistema de educación superior inaugurando su primera sede en Santiago.

Actualmente la Universidad tiene 12 facultades. Una de ella es la Facultad de Ciencias de la Educación, la que adhirió a las exigencias del Mineduc para entregar la Beca Vocación de Profesor, para alumnos que obtienen sobre 600 puntos ponderados en la PSU, y la beca Fundación Futuro-Elige Educar. En este artículo encontrarás información detallada sobre las características de esta Facultad que también forma parte de la Red de Universidades por la Educación.

Oferta

Los programas de pregrado que ofrece esta Facultad son Educación Diferencial, Educación Física y Educación Parvularia. Además están las carreras de Pedagogía en Educación Básica con mención Inglés, Matemática o Lenguaje; y Pedagogía Media con mención en Historia y Geografía, Inglés, Matemática o Lenguaje y Comunicación. Todas ellas duran ocho semestres, a excepción de Educación Física, que tiene diez.

Los planes acreditados por cinco años son Pedagogía Media en Inglés y Educación Parvularia. Las carreras de Educación Física y Pedagogía Básica -todas sus menciones- tienen una acreditación de cuatro años. Educación Diferencial, Pedagogía Media en Matemática y Pedagogía Media en Historia están certificadas por 3 años, mientras que Pedagogía Media en Lenguaje y Comunicación lo está por 2 años.

En educación continua, a través del Programa Educadores 2.0, se busca capacitar y perfeccionar los conocimientos de los maestros en temas transversales como educación emocional, resolución de conflictos o aplicación de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación). Actualmente, este plan ofrece a los estudiantes diferentes niveles de profundización en el área de “Gestión del Saber Escolar”, dictándose como diplomado, postítulo y magíster. 
Además, la Facultad de Ciencias de la Educación dicta una serie de postítulos. Algunos de ellos son el de Trastornos del Aprendizaje, Discapacidad Intelectual y el de Motricidad Infantil. Este último depende de la Escuela de Educación Física.

Malla

El plan de estudio de las carreras de pedagogía está diseñado pensando en las necesidades del sistema educacional. Esta Facultad apuesta por formar especialistas con una sólida formación en el área en que se desempeñarán. Heriberto Becker, Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad, dice que son “mallas visionarias, porque apostamos por mirar el futuro y entender que necesitamos gente sumamente experta”.
En ese sentido, se han realizado ciertos cambios que buscan, por ejemplo, otorgar un mayor énfasis al tema de la didáctica en las prácticas y asignaturas pedagógicas. “Es decir, en cómo, siendo profesor, voy a hacer y desempeñar ciertas herramientas en el colegio”, explica Becker. El Decano señala que también se aumentaron “la cantidad de horas de cada curso perteneciente a los programas curriculares de la Facultad”.

Por último, esta institución considera las prácticas como uno de los procesos más importantes dentro del aprendizaje del profesor, por ello es que creció el número de horas y la cantidad de prácticas que deben hacer los alumnos. Esto nos “permite insertar a nuestros estudiantes de forma temprana en los colegios; mostrándoles la realidad escolar desde primer año”, señala Becker.

Prácticas

Para esta Facultad las prácticas son un elemento trascendental en la formación de los nuevos profesores. Dependiendo de la carrera, la primera de estas experiencias laborales ocurre entre el primer y el tercer semestre de la malla. Se trata de un sistema de “Prácticas progresivas” que, como explica el Decano, empieza con el “dar a conocer al alumno todo el entorno del establecimiento educacional, para finalizar con el aula académica a su cargo”.

Las distintas prácticas que tendrán que realizar los estudiantes a lo largo de su carrera están pensadas de manera gradual y en coordinación con los contenidos que se dictan en la Universidad. A su vez, durante este proceso de formación la Facultad realiza un riguroso seguimiento de sus alumnos, y mantiene un estrecho vínculo con los establecimientos que, por lo general, son aquellos con los que la Facultad mantiene distintos convenios. “Llevamos una base de datos con toda la información de nuestros alumnos;  a qué colegio lo enviamos primero, a qué curso, etc. Es muy importante, porque vamos rotando para que puedan pasar por todos los tipos de colegios -municipal, particular subvencionado, particular pagado- y diferentes cursos”.

Inducción

El valor que esta Facultad otorga a las prácticas profesionales tiene que ver no sólo con  el factor esencial que constituyen en la formación de los profesores, sino también con la oportunidad para los estudiantes de ingresar al mundo laboral. “Siempre le decimos a nuestros alumnos que si hacen una buena práctica lo más seguro es que queden contentos y los vuelvan a llamar. Así nos ha pasado”, afirma Becker. Por ello es que todavía no han necesitado crear instancias como bolsas de trabajo. Además, muchos de los colegios con los que mantienen convenios de práctica captan a sus mejores alumnos, ofreciéndoles  trabajo.

Sello

Esta Facultad se caracteriza por formar docentes que están constantemente preocupados de seguir perfeccionándose, buscando siempre instancias para actualizar sus conocimientos. Son profesores que persiguen una formación integral de sus alumnos, generando instancias que involucren las distintas variables que intervienen en el proceso de aprendizaje. “Para ello se comunican de modo constante con sus colegas, apoderados y otros profesionales del equipo de gestión escolar”, de manera de generar contextos interdisciplinarios, dice Becker.


Selección

Los estudiantes que estén interesados en algunas de las carreras de pedagogía que ofrece esta Facultad deben tener al menos un puntaje de 500 puntos ponderados en la PSU. Esta institución no exige a sus postulantes ningún requisito adicional.

Perfil de alumnos

Actualmente la Facultad cuenta con 5.591 estudiantes; siendo la sede de Concepción, con 2.281, la que más alumnos tiene. La carrera que más matrículas suma es Pedagogía en Educación Física, seguida de Pedagogía Media en Inglés.
El 2010, la mayoría de los alumnos de esta Universidad proviene de colegios subvencionados, aunque existe un grupo importante que llega desde la educación municipalizada.

Aunque para postular a esta Facultad no existen requisitos adicionales al mínimo de 500 puntos ponderados, el nivel de alumnos que ingresa a las carreras de pedagogía ha transformado a esta institución en la universidad privada que más ha elevado el puntaje de sus alumnos respecto al año anterior. Así lo revela un estudio realizado por la Secretaría General de la Presidencia para medir el impacto de la Beca Vocación de Profesor en las carreras de pedagogía, publicado en abril de 2011.

“La percepción de los alumnos es que estamos preocupados de la calidad de la educación. Eso nos hizo estar en el ranking como la mejor universidad privada del país con alumnos sobre 600 puntos en carreras de pedagogía, y tercera en el total de universidades, con 294 alumnos. Por eso es que aumentamos en un 131% nuestros alumnos sobre 600 puntos en el periodo de admisión 2011”, dice Becker.

Perfil de egresados

Son profesionales con una formación que los capacita para desempeñarse en cualquier espacio del sistema educacional. Conscientes del factor fundamental que juega el medio en el proceso de aprendizaje, estos profesores no sólo conocen a sus estudiantes y el entorno en que ellos se desenvuelven; sino que también son capaces de “planificar procesos de enseñanza-aprendizaje en función de las características individuales y grupales de cada uno de sus estudiantes”, afirma el Decano.

Perfil de académicos

Los integrantes del cuerpo docente que componen la Facultad de Ciencias de la Educación son profesionales con título profesional y postgrado. Además, son profesionales que, en su mayoría, tienen o han tenido experiencias en centros educacionales; razón por la cual no están lejanos a la realidad del sistema educativo. Dentro de las innovaciones, se están probando “modalidades alternativas, como el uso de pizarras electrónicas, introducción de la modalidad “blended-learning” en algunas asignaturas y estimulación del uso de TIC’s (Tecnologías de Información y Comunicación)”, comenta.

Investigación

Los proyectos de investigación que se realizan en esta Facultad se encuentran a cargo de profesores de jornada, pero también pueden participar alumnos de cursos superiores en calidad de ayudantes.

Algunas de las líneas de investigaciones que está desarrollando la Facultad son: “Categorización de errores de los alumnos de pedagogía en inglés”, “Metodología de la enseñanza de la educación corporal infantil basada en modelamiento socio-motriz”, “Impacto de las TIC’s en la docencia en química” y “Evaluación del impacto de un programa de actividad física sobre el desarrollo psicomotor y los niveles de cortisol en niños y niñas de primero básico con obesidad”.

Participación estudiantil

Esta Facultad quiere implementar una política de puertas abiertas donde los alumnos mantengan una relación de diálogo y cercanía con sus profesores. La idea es que la Universidad sea un espacio de debate en el marco del respeto; no sólo un lugar de estudio, sino que también un lugar de encuentro.

El Decano Heriberto Becker comenta que promueven instancias de reunión como seminarios, “actividades de vinculación con el medio; además del propio vínculo con los establecimientos educacionales. También hay salidas a hogares o a terreno. La idea es que podamos formar a este alumno en todas las competencias para que se desarrolle y vea que, en el fondo, nuestra carrera es principalmente una acción social”.

Valoración del profesor

Esta Facultad apuesta por un cambio de mentalidad en nuestra sociedad, donde se entienda que el capital más importante son sus habitantes. Por ello consideran que la educación debe ser considerada como un factor determinante en el desarrollo país, pero también se debe valorar la gran tarea que los profesores realizan a diario. De ahí que estén comprometidos con la calidad y que busquen formar “profesores que aporten con auto-motivación, que vivan su profesión con vocación y que procuren buenas relaciones con los padres. Profesionales que se ubiquen en su lugar como educadores de la nación”, indica Becker.

En la búsqueda de esta revalorización social del profesor es que han incentivado la llegada de alumnos destacados a su Facultad, promoviendo campañas como Elige Educar; pero también realizando esfuerzos internos. “Nosotros entregamos una beca adicional para los alumnos sobre 600 puntos de $800.000 anuales distribuidos en 10 cuotas. De esta forma seguimos apoyando la política de Estado, entregando recursos adicionales para que cada vez puntajes más altos en la PSU opten por estudiar educación”, dice el decano de la Facultad.