DÓNDE ESTUDIAR

fotoudp_web

La Universidad Diego Portales, fundada en 1982, es una institución privada sin fines de lucro orientada al interés público de la educación superior. Cuenta con nueve facultades las que están compuestas por 26 escuelas que ofrecen 32 carreras de pregrado. Entre ellas está la Facultad de Educación que reúne a 325 estudiantes y cerca de 300 titulados. Esta facultad adhirió a las exigencias del Mineduc para entregar la Beca Vocación de Profesor para alumnos que obtengan sobre 600 puntos ponderados en la PSU y la beca Fundación Futuro-Elige Educar para licenciados en Historia o Letras, que quieran estudiar la Pedagogía Media que imparte la Facultad. En este artículo encontrarás información detallada sobre las características de la Facultad que también forma parte de la Red de Universidades por la Educación.

Oferta

La Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales ofrece cuatro programas de formación pedagógica: Pedagogía General Básica y Pedagogía en Educación Parvularia con una duración de 4 años y Pedagogía en Enseñanza Media en Lengua Castellana y Comunicación y Pedagogía en Enseñanza Media en Historia y Ciencias Sociales, programas que duran un año. En educación continua ofrecen un Magíster en Desarrollo Cognitivo y otro en Liderazgo y Gestión Educativa. También tienen una oferta grande en postítulos y diplomados, destacando el recientemente abierto postítulo de “Pedagogía de la Memoria y Educación en Derechos Humanos”. La matricula de pregrado el año 2011 fue de 110 estudiantes, mientras que en pregrado 55 estudiantes se matricularon el magíster y 310 en los postítulos del primer semestre.

Malla

Se destacan dos elementos: una malla curricular por competencias y un énfasis en la práctica desde el primer semestre de carrera. Existen una serie de competencias que forman el perfil de egreso que la Facultad quiere que el estudiante adquiera. Esas competencias se traducen en distintos cursos durante toda la malla, por lo tanto, el estudiante sabe que varios cursos aportarán los elementos disciplinares y pedagógicos para alcanzar las diferentes competencias propuestas. La malla curricular está dispuesta de forma tal que el eje central es la práctica que realizan, donde el estudiante recibe cuatro años de práctica continua en el caso de Pedagogía General Básica y en Educación de Párvulos y un año en las Pedagogías Medias.

Prácticas

Desde el primer mes de ingreso a la Universidad los alumnos se ven insertos en la realidad de la escuela o en el jardín infantil. Las horas de práctica van escalando conforme avanzan los años y varían según carrera. Por ejemplo, para las pedagogías de media se hacen 15 horas semanales de práctica el primer semestre y 20 horas el segundo semestre. La Facultad se empeña en buscar una práctica que modele efectivamente los procesos de aprendizaje. Por eso el énfasis está en que los establecimientos educacionales tengan buenas prácticas. “Un centro de práctica que no tenga una buena práctica no va a ofrecer un modelo adecuado para nuestros estudiantes. Por tanto, nos interesa que vean y aprendan estas buenas prácticas antes de salir al mundo laboral”, explica Natalia Salas, Directora de Pedagogía Media en Lengua Castellana y Comunicación y en Historia y Ciencias Sociales. Las prácticas se canalizan a través de una coordinadora que se encarga de buscar los colegios y convenir con ellos que los practicantes puedan estar presentes en todas las instancias del proceso educativo: planificación, consejo de profesores, sala de clases, etc. “Siempre estamos tratando de buscar colegios en diferentes contextos, especialmente de vulnerabilidad con buenas prácticas. Este es un proceso regulado, pues queremos que el contexto sea desafiante, pero no tan vulnerable al punto que el estudiante se vea abrumado por resolver elementos de ese contexto y no ponga énfasis en observar el proceso educativo como tal y aprender de éste”, comenta Salas.

Inducción

La Universidad tiene una bolsa de trabajo con ofertas exclusivas para alumnos de la UDP. Además, en Pedagogía Media en Lengua Castellana y Comunicación casi el 100% de los estudiantes consigue trabajo al terminar la formación. Mientras que en Historia, un 90% consigue trabajo como docente y el otro porcentaje descubren otras salidas laborales más vinculadas a su carrera de origen.

Sello

Esta Facultad pone un gran énfasis en los procesos investigativos que lleven al estudiante a interrogarse y buscar respuestas en la literatura actualizada. Además, se inculca continuamente la importancia de llevar la docencia a contextos vulnerables donde más se requieren procesos educativos de calidad, por lo tanto, “el estudiante UDP está siempre escuchando sobre la importancia de atender a la pobreza, la vulnerabilidad, la deprivación cultural, pero sobre todo de gestar espacios educativos de calidad”, explica la Directora. Otro énfasis está en la formación en derechos humanos a través de un curso obligatorio en Pedagogía General Básica y en Educación de Párvulos, donde generaron un convenio con la Corporación por la Paz Villa Grimaldi y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

Selección

Para las carreras con duración de 4 años se exige un mínimo de 500 puntos para el ingreso. Sin embargo, también se realizan entrevistas a los estudiantes y se realiza un sondeo básico para conocer su perfil. Esto no se trata de un sistema de filtro de entrada, pero es posible que a futuro se genere una mayor sistematización para la admisión en pregrado.

Para las Pedagogías Medias la vía de ingreso se diferencia si son estudiantes UDP de la Licenciatura en Literatura Creativa o Historia o si vienen desde otras universidades. Para los primeros se realiza un acto de confianza respecto de los programas y hay admisión directa (un acto de confianza basado en la revisión conjunta de programas de pregrado, comunicación entre las direcciones, etc.) Para los segundos, se realiza una prueba que mide lenguaje y algunas funciones cognitivas: capacidad argumentativa, tipos de razonamiento, habilidades lectoras, comprensión, capacidad de escritura, entre otros. Los estudiantes que aprueban esa medición pasan a una entrevista personal y vocacional.

Perfil de alumnos

La Facultad es atractiva para aquel estudiante que quiera cultivar una visión pluralista. “Acá conviven distintos paradigmas ideológicos, distintas miradas de la vida y en la misma Facultad coexisten diversas visiones sobre educación, evaluación o sobre cómo el estudiante debe hacer las cosas, con énfasis en el logro al aprendizaje”, explica Natalia Salas. Por tanto, la Facultad pretende que este pluralismo sirva para que el alumno reciba una experiencia y aprendizaje diverso en cada profesor.

Perfil de egresados

De la mano con lo anterior, esta Facultad busca formar profesionales que sean críticos de la realidad educativa y que sean capaces de transformar y guiar el espacio en donde se insertan hacia procesos educativos de calidad.

Perfil de académicos

La Facultad busca que el docente, además de realizar clases, investigue y publique sus trabajos. También se impulsa que participen en instancias de difusión científica tales como seminarios y congresos para que esté constantemente actualizando sus conocimientos. De los profesores de jornada completa el 52% tiene grado de magíster y un 35% tiene grado de doctor. En el grupo de los profesores de medio tiempo, un 43% tiene grado de magíster. Todos los años los docentes son evaluados en base a metas que se establecen entre el ámbito académico, investigativo y docente.

Acreditación

Todos los programas que ofrece la Facultad de Educación de la UDP están acreditados por cuatro años. Educación General Básica y Educación de Párvulos está acreditado desde 2009 y las Pedagogías Medias a partir de 2010.

Investigación

Actualmente tienen en ejecución proyectos con fondos de Mecesup, Fonide y Fondecyt-Inicia. Un proyecto Mecesup destacado es la creación de un sistema de monitoreo de los aprendizajes dentro de la Facultad. “Hemos medido a nuestros estudiantes cuando ingresan y cuando egresan para poder establecer puntos de corte en el proceso de la carrera, donde podemos monitorear el logro de sus competencias hacia el perfil de egreso, y así hacer los cambios necesarios en torno a ese fin”, explica Natalia Salas. Este sistema de monitoreo obliga a la Facultad a que esté continuamente evaluando lo que se entrega a los estudiantes para la obtención de las competencias. Este proyecto se complementa con una Unidad de Alfabetización que mide las capacidades de lectura y escritura de los estudiantes cuando ingresan y realiza talleres para fortalecer elementos descendidos.

En el ámbito de la investigación, las publicaciones en esta Facultad han incrementado desde el 2008, año que se constituyó una Facultad independiente.

Los estudiantes también poseen la posibilidad de participar en procesos investigativos desde el tercer año de carrera. Por ejemplo, actualmente hay estudiantes participando en el proyecto de “Un buen Comienzo”, que busca la instalación de una estrategia de intervención para el mejoramiento de la calidad educativa. También participan en proyectos realizados en conjunto con otras facultades y pueden postular a fondos de investigación para alumnos que la misma universidad ofrece. Por ejemplo, el año pasado un estudiante se adjudicó un proyecto para la creación de un taller continuo con niños migrantes.

Participación estudiantil

Los estudiantes están organizados a través de un Centro de Alumnos que elijen todos los años de forma libre. Un representante de la asociación es miembro permanente del Consejo de Facultad y participa junto a las demás autoridades con derecho a voz y voto. Este representante “puede traer situaciones de sus pares e informarles a ellos sobre lo que se decide en el Consejo”, explica Natalia Salas. Otras instancias de participación son las actividades académicas que se coordinan con los estudiantes y actividades de esparcimiento. “Son actividades donde tienen la posibilidad de ver al profesor dentro de la sala de clases y fuera de la sala, tal como es”, explica Salas.

Valoración del profesor

Esta Facultad inculca la idea de que ser un buen profesor es ser un buen profesional, por eso se transmite y refuerza constantemente la vocación docente. “En el fondo levantamos la idea de que el profesor es un profesional, tal como es un profesional cualquier otra persona de otra facultad o carrera. Y que como profesional tiene un gran valor dentro de la sociedad”, explica Natalia Salas.