Actualidad - Testimonios

Un Profesor del Terror

Stephen King no tuvo una infancia fácil. Su padre dejó la casa cuando tenía sólo 2 años, y creció moviéndose entre ciudades con su madre y su hermano mayor. Las historietas le hacían compañía y se convirtieron en la inspiración de sus primeros cuentos. A los 13 años Stephen King descubrió una caja con libros de terror y ciencia ficción en casa de su tía. Ese descubrimiento le dio un giro a los temas sobre las que escribía. Ocupando la máquina ...

Stephen King no tuvo una infancia fácil. Su padre dejó la casa cuando tenía sólo 2 años, y creció moviéndose entre ciudades con su madre y su hermano mayor. Las historietas le hacían compañía y se convirtieron en la inspiración de sus primeros cuentos.

A los 13 años Stephen King descubrió una caja con libros de terror y ciencia ficción en casa de su tía. Ese descubrimiento le dio un giro a los temas sobre las que escribía. Ocupando la máquina de escribir de su hermano, comenzó a publicar sus historias y venderlas en el vecindario.

Al salir del colegio, Stephen estudió inglés en la Universidad de Maine, y al terminar la licenciatura en inglés obtuvo el certificado de pedagogía. A los pocos meses, comenzó a hacer clases de literatura en la secundaria Hampden Academy. Escribiendo en las tardes y durante los fines de semana, siguió produciendo historias cortas y trabajando en sus novelas.

Quizás fue recorriendo los pasillos de secundaria donde se inspiró a escribir la historia de una joven adolescente maltratada por sus compañeros y compañeras de colegio, que luego descubre tener poder telekinésicos. Las primeras cuatro páginas de Carrie fueron a parar a la basura, de donde las rescató su mujer Tabitha impulsándolo a seguir y terminarla.

Si bien ya había escrito otras novelas antes, Carrie fue la primera publicada, y la que terminaría haciéndolo conocido.

El éxito logrado con ella, lo hizo renunciar a su trabajo de tiempo completo como profesor, llegando a convertirse en uno de los mayores superventas de la literatura de Estados Unidos. El resplandor, La Zona Muerta, Misery y El cazador de sueños, son algunas de sus novelas más conocidas, que luego se convirtieron en éxitos en el cine.

Sin olvidar su pasión por la educación, y la importancia que esta tiene para el desarrollo de las personas, Stephen y Tabitha formaron una fundación a través de la que dan becas a jóvenes talentosos para costear sus estudios universitarios.

Si bien sus libros han sido criticados por su tono “pop” y han sido censurados en los colegios de algunos países, King ha defendido en entrevistas la libertad de los jóvenes a acercarse a la literatura a través de historias fáciles y atractivas, las que les abran los ojos y den alas a realizar sus sueños. Tal como hacía cuando era profesor en la sala de clases.

 

Agregar Comentario