Aprendizajes sobre PSU, calidad y la pregunta correcta

Inicio » Noticias » Aprendizajes sobre PSU, calidad y la pregunta correcta

Aprendizajes sobre PSU, calidad y la pregunta correcta

Escrito por: Leslie Tapia

Enero 9, 2017

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Hernán Hochschild, director ejecutivo de Elige Educar

 

Foto Hernán Hochschild - Elige Educar

Las últimas semanas hemos tenido una intensa discusión por parte de algunos líderes políticos, académicos y actores del mundo educativo respecto a la PSU, a los liceos emblemáticos y a las brechas entre colegios. Esto  es reflejo de una discusión país que hemos sostenido con fuerza en los últimos 10 años. Y siendo el 2017 un año electoral, es bueno rescatar algunos aprendizajes.

Lo primero -que parece obvio y por ello puede pasar colado- es que ¡bendito sea que discutamos sobre cómo mejorar en educación! A veces la histeria y la confrontación sobrepasan la prudencia, pero bienvenido sea que nuestros políticos, académicos y actores sociales se tomen la educación como bandera. Porque no podemos dar vuelta la página; esto recién comienza. Si queremos un salto en educación, no podemos dejar de creer en ella.

Lo segundo, es que la educación no es un juego (aunque jugando se aprende). Mover piezas, detonar cambios, es cosa compleja, y las políticas educativas, por muy bien intencionadas que estén, a veces chocan con una realidad que supera cualquier ideología y sobrepasa cualquier consigna (de todo color político). Y frente a cuestiones complejas como éstas, no hay mejor camino que el de la pregunta correcta. Porque, desgraciadamente, cuestionarnos si es que el Instituto Nacional debe ser o no selectivo, no va a ayudar al 50% de los estudiantes que terminan cuarto medio sin ser capaces de aplicar las matemáticas para la vida. En un mundo en que la naturaleza del trabajo está cambiando, con autos autónomos, inteligencia artificial, impresoras 3D y drones que reparten pizzas, es la educación para la vida la que moviliza a los países de vanguardia. Y, en ella, el alumno desaventajado es la prioridad; no por su desventaja, sino por su potencial.

Una tercera lección es que efectivamente tenemos un problema de brechas de aprendizaje, pero su cara más dramática se da dentro de las escuelas y no entre ellas. En las salas de clase de nuestro país, tanto por notas, SIMCE, como por PSU, hay tanta desigualdad de resultados como entre las escuelas. Así, contrariamente a como lo vivimos estos días, la calidad en educación no se mide por puntajes nacionales, se mide por el puntaje de los peores puntajes. Resolver los mínimos de aprendizaje en el aula, lograr que efectivamente todos nuestros estudiantes avancen, es el camino para resolver las brechas de nuestro sistema educativo.

Por último, para bien nuestro y de toda la humanidad, el aprendizaje más importante es que se puede, y que varios países lo han logrado incluso con contextos más complejos que el nuestros. Allí las dos máximas han sido creer que todos pueden aprender y que es fundamental construir los mejores equipos docentes en todas las escuelas. Y esas máximas han estado en nuestro sistema; a veces se nos pierden de foco, es verdad, pero los avances que sí hemos logrado deberían recordarnos siempre que no debemos olvidarlas.

Lograr el desafío de instalar estas máximas como guía permanente de todo lo que hacemos en educación tendrá que ser, eso sí, “a la chilena”, aceptando nuestra mixtura, cultura, historia y mestizaje. Aceptando nuestro contexto y aprovechándolo; poniendo al sistema educativo al servicio de la mejora en las escuelas y no a las escuelas al servicio de la burocracia. Porque ni los políticos, ni los académicos, ni los actores sociales movilizarán al sistema educativo hacia la mejora si no lo hacen de la mano de las personas que lo conforman, que son quienes finalmente darán el impulso. Porque como aprendimos de la arquitectura chilena el 2016, del “Do Thank” Elemental, y de Alejandro Aravena, aprovechar la propia capacidad constructiva de las personas y hacer las preguntas correctas, es una buena forma de resolver cuestiones complejas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2017-01-12T04:18:08+00:00 Enero, 2017|Columnas de opinión, Noticias|Comentarios desactivados en Aprendizajes sobre PSU, calidad y la pregunta correcta