“No es demasiado utópico pensar en una educación para la libertad, para el amor, para la sabiduría”

Inicio » Mejora docente » “No es demasiado utópico pensar en una educación para la libertad, para el amor, para la sabiduría”

“No es demasiado utópico pensar en una educación para la libertad, para el amor, para la sabiduría”

Claudio Naranjo, psiquiatra, pionero en psicología transpersonal y creador del Programa SAT, centra su discurso en la importancia de cambiar las prioridades a la hora de enseñar. Para él, lo primero es el autoconocimiento.

Escrito por: Camila Londoño

marzo 2, 2018

0
Foto:

Fundación Claudio Naranjo Chile

“No es demasiado utópico pensar en una educación para la libertad, para el amor, para la sabiduría. ¿Quién va a a educar a tales educadores?, ¿quién va a formar a las personas que impartan esta educación? Yo creo que esta es la prioridad, la formación de formadores que sepan transmitir valores, que sepan transmitir ser, que sepan transmitir estas competencias existenciales como el amor al prójimo o el autoconocimiento, el sentido de los valores, la libertad o el desapego”. Estas palabras hacen parte del discurso dado por el psiquiatra chileno Claudio Naranjo en Charlas del Futuro, Educación del Siglo XXI.

Naranjo es miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, es pionero en psicología transpersonal y creador de SAT (Seekers After Truth), un programa que aplicó en su familia, en terapeutas y ahora también en el contexto educativo. A través del programa, Naranjo propone un plan de estudios basado en el autoconocimiento y el desarrollo de la conciencia, hecho que responde a las fuertes críticas que el experto ha hecho al sistema educativo tradicional.

Aunque sus palabras podrían entenderse como “provocadoras”, su discurso también es propositivo y se centra en la importancia de transformar la educación bajo una lógica de “sanación”.

De hecho, Naranjo habla literalmente de una educación “sanadora”, es decir, de una educación que debería estar enfocada en lo que él llama las “competencias existenciales”, aquellas que van más allá de las habilidades laborales y académicas. “Educar es sacar de adentro, fomentar el desarrollo de lo que somos”, dice el experto, por eso mismo ésta debería ser entendida como un proceso en el que se acompaña y no un proceso en el que simplemente se meten cosas en las cabezas de los niños. El “autoconocimiento” para Naranjo es el comienzo de la sabiduría, es la clave para amarnos y aceptarnos a nosotros mismos y por ende, una herramienta esencial para la educación.

Ahora, ¿cómo lograr que el autoconocimiento sea una prioridad? y como dice Naranjo, ¿cómo formar educadores para una tarea tan diferente de la que ha tenido la educación hasta ahora? Una de las propuesta del experto es aquel método de autoconocimiento (SAT) y además una pedagogía basada en un desarrollo espiritual. Por eso, desde hace años y en varios países, intenta enfocar sus esfuerzos en que los profesores centren su labor en transmitir valores y desarrollar aquellas competencias existenciales que tanto menciona. Para él, es una prioridad y su lucha ha sido intentar que también sea una prioridad para aquellos que lideran los cambios educativos que tanto se esperan.

“Vengo con la esperanza de que alguien me oiga, de que Chile llegue a ser un país pionero y que haga la gran reforma de la educación que necesita”.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…
2018-03-02T08:25:18+00:00 marzo, 2018|Mejora docente|0 Comments

Leave A Comment