La historia de una profesora novata que enfrentó sus miedos enseñando “Más allá de la pizarra”

Inicio » Los profesores importan » La historia de una profesora novata que enfrentó sus miedos enseñando “Más allá de la pizarra”

La historia de una profesora novata que enfrentó sus miedos enseñando “Más allá de la pizarra”

Esta conmovedora película está basada en la vida de Stacey Bess, una profesora que en su primer trabajo debe enfrentarse a una realidad que cambia su vida por completo.

Escrito por: Camila Londoño

octubre 26, 2017

0

A su 16 años, Stacey Bess se casó, tuvo su primer hijo y puso en pausa su educación, pero no por eso dejó de lado sus sueños. Era una alumna excepcional, había tenido una buena experiencia escolar y eso la había llevado a convertirse en lo que siempre había querido: una profesora. Le tomó más tiempo del esperado, pero lo logró. A sus 24 años y ya con dos hijos egresó de pedagogía soñando con una sala de clase ideal, un grupo de niños perfecto y un contexto escolar seguro, tal como el que ella tuvo. Así empieza su historia en esta película llamada Más allá de la pizarra (Beyond the Blackboard).

Llena de ilusiones, Stacy acepta su primer trabajo como profesora sin saber muy bien que aquello que tenía en mente, no sería similar a la realidad que tendría que enfrentar.

En su primer día de trabajo, cuando llega al colegio que le asignaron, descubre que éste no tiene nombre y, de hecho, no es un colegio en absoluto, sino un refugio o un hogar de acogida para personas sin hogar. Dentro del hogar de acogida hay una sala sin escritorios, sin libros, sin decoración, con vidrios sucios, rotos, e incluso con una que otra rata… Una profesora frustrada entrega su cargo a Stacey, no sin antes dejar claro las dificultades a las que tendría que enfrentarse con niños de diversas edades, algunos huérfanos y otros cuyos padres tenían problemas con el alcohol, las drogas, la justicia.

Un grupo de niños indisciplinado y con bajas expectativas entran a su clase.

Entonces, ella se da cuenta que aquel lugar no era lo que ella había soñado cuando decidió estudiar pedagogía. Frustrada y confundida comenta sus temores a su esposo, quien la impulsa a seguir adelante. Sin las herramientas necesarias para enseñar en ese contexto y con la incertidumbre de no saber si estaba haciendo las cosas bien, Stacey se va involucrando poco a poco con las historias de sus estudiantes y sus familias e incluso, saca dinero de su propio bolsillo para transformar aquel salón desolador en una verdadera sala de clases. La profesora tenía un gran desafío: el de enseñar a niños de diferentes niveles y edades en una misma sala de clase y, además, atender sus necesidades emocionales, marcadas por grandes conflictos internos.

Superando todas sus expectativas, Stacey se gana la confianza y el cariño, no sólo de los estudiantes, sino de sus padres y todas las personas del refugio.

Incluso logra transformar las habilidades de algunas de ellas en recursos educativos para sus niños, quienes por primera vez logran ver esa sala como un espacio seguro, lejos de las calles. Con perseverancia y carácter, aquella profesora que un día tuvo miedo de enfrentarse a esa realidad, logra cambiar la vida de esto niños creando un espacio de aprendizaje. Stacey queda nuevamente embarazada, y con un gran dolor tiene que decir adiós a sus estudiantes. Pero lo cierto es que jamás se atrevería a dejarlos por completo…

El desafío del primer día de clase se convirtió para Stacey en una experiencia que cambió su vida.

Enseñando “más allá de la pizarra”, esta profesora novata descubrió, primero, que la pedagogía en realidad era su vocación. Segundo, que enseñar es mucho más que practicar conceptos, y tercero, que sin importar el contexto y los recursos, siempre será posible ofrecer experiencias de aprendizaje enriquecedoras. La película “Más allá de la pizarra”, pone en evidencia la experiencia de esta docente, refleja las emociones que surgen en un primer día de trabajo, resalta los desafíos que enfrentan quienes enseñan en contextos vulnerables y sobre todo, rescata el poder transformador de los profesores en la vida de las personas. Más allá de la gran pantalla, la labor de esta docente la ha hecho merecedora de incontables premios, entre esos, el National Jefferson Award por “El mejor servicio público de alguien de 35 años o menor”.

¡Vale la pena conocer su historia!

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Leave A Comment