3 frases de las hermanas Agazzi y una breve parte de su historia

Inicio » Cómo aprenden los niños » 3 frases de las hermanas Agazzi y una breve parte de su historia

3 frases de las hermanas Agazzi y una breve parte de su historia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Rosa y Carolina Agazzi fueron las precursoras de un forma de enseñanza que se conoce como el Método Agazziano. Encuentra acá más detalles de su vida y su propuesta pedagógica.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Escrito por: Camila Londoño

Octubre 20, 2017

0
Foto:
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Editorial MD

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Rosa Agazzi nació en 1866 en Volengo, una provincia en Verona, Italia. Cuatro años después nacería su hermana Carolina, con quien compartiría un objetivo común durante toda su vida: educar. Las hermanas Agazzi fueron educadoras formadas en la Escuela Normal del Magisterio de Brescia. En principio, Rosa se desempeñó en Educación Básica y Carolina en Educación Parvularia. Años después, las hermanas participaron en un congreso para educadoras y desde entonces, ambas se dedicaron a la educación parvularia (de los 0 a los 6 años), ámbito donde se desempeñaron como directoras de dos jardines infantiles.

Ese periodo de sus vidas, basado en la observación y la reflexión, marcaría el inicio del famoso Método Agazziano.

Éste tuvo su punto de arranque en los métodos pedagógicos de Friedrich Fröbel y se basó en el respeto de la libertad, la espontaneidad y la independencia del niño en un proceso de enseñanza muy centrado en las actividades lúdicas. El principio fundamental del Método Agazziano es la intuición y estima que deben ofrecerse a la experiencia infantil, objetos sensibles en las formas y en el orden en que la vida misma los presenta. Sobre ellos y entorno a ellos se ejercita la actividad de los niños; de ahí la espontaneidad, el interés y la cooperación.

En ese sentido, las hermanas Agazzi estructuraron un modelo que se basa en el aprendizaje a través de la intuición, en la didáctica ligada al uso inteligente de objetos realistas que se obtienen del entorno escolar y en actividades que provienen del hogar y la vida cotidiana (como lavarse, vestirse, cuidar animales, etc…), rescatando el valor educativo de todas ellas. Proporcionar a los niños un ambiente cálido y afectivo (similar al hogar) y fomentar la educación del lenguaje a través del canto y el ritmo corporal también son dos elementos claves de este sistema educativo compuesto por la educación sensorial (orden por colores, materias y formas de los objetos), intelectual (exploración del mundo y percepción natural de los conceptos) y sentimental (educación física, moral… ).

El método de las hermanas Agazzi estuvo marcado por una época donde reinaba la pobreza y la guerra en un Italia fragmentado.

En este contexto, donde el esfuerzo por educar a los niños era mayor, la propuesta de las hermanas llegó como un solución económica (centrada en la utilización de materiales asequibles para cualquier nivel socioeconómico) y sencilla para cualquiera familia que quisiera acceder a ésta. Por lo mismo, en el año 1948, el 74% de las escuelas italianas, decidieron seguir su Método Agazziano, el cual más tarde se haría popular en todo Europa y el mundo. Ahora, si bien las formas de enseñar han cambiado, el Método Agazziano tuvo un gran impacto en la educación, tanto que hoy, muchos de sus elementos siguen vigentes y estas tres frases que sintetizan el pensamiento de las hermanas, dan cuenta de ello:

1. “La infancia es el reinado de los instintos y no de la razón, sustituye las verdades promulgadas infringidas a modo de castigo por hábitos que se adquieren mediante el ejercicio y que paulatinamente suplantan a la misma naturaleza”.


2. “Vigilar ansiosamente la semilla que nace, que brota, la flor que se abre (…) son, ciertamente emociones poco escolares”.


3. “La obediencia pasiva, el silencio, la inmovilidad, considerados todavía con demasiada frecuencia como signos demostrativos del orden, no engendran el orden verdadero, sino que tienden a ahogar la espontaneidad, la iniciativa, el querer interior que se expresa mediante impulsos originales, a encoger al niño sobre sí mismo, a engendrar disimulo o apatía”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Fuentes:
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Repositorio/Uvadoc/Ecured

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 4,08 de 5)
Cargando…
2017-10-20T17:37:42+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Deje su comentario