Fomentar el teatro escolar es una efectiva manera de reflexionar sobre la sociedad

Inicio » Actualidad » Fomentar el teatro escolar es una efectiva manera de reflexionar sobre la sociedad

Fomentar el teatro escolar es una efectiva manera de reflexionar sobre la sociedad

Interpretar un papel y ponerse en el lugar de otros o conocer y reflexionar sobre un tema para producir un buen guion permiten abordar a los alumnos temáticas actuales, como la migración, el consumo de drogas o la violencia de género desde nuevas perspectivas.

Escrito por: Fuente Externa

marzo 5, 2018

0
Foto:

El Mercurio

Para crear la obra de teatro que más tarde presentaron en el Centro Cultural Espacio Matta, los alumnos de 6° y 7° básico del colegio Sanitas de La Granja optaron por recorrer su barrio. No fue una actividad en la que solo participaron algunos: desde hace dos años, la asignatura de Educación Teatral es parte del horario de clases en estos dos cursos. “Fuimos a la plaza, al consultorio, a la feria y a la iglesia. Los niños tomaron notas de lo que veían, sacaron fotos y grabaron voces; se concentraron en observar a las personas mientras trabajaban, en analizar los roles que cada uno cumplía”, comenta Valescka Vidal, la profesora que apoya el trabajo de la actriz que una vez a la semana visita a sus alumnos para hacerles clases. Tras sus paseos, todos juntos terminaron creando una obra que llamaron “Nuestro Barrio”.

La iniciativa es parte de un convenio entre la Fundación Teatro a Mil y la Municipalidad de La Granja que a partir de hoy -tras la firma de un convenio en la Escuela Estrella de Chile de Pudahuel, donde la presidenta dio inicio oficial al nuevo año escolar- se ampliará al Servicio Local de Educación Pública de Barrancas, que además de Pudahuel incluye a las comunas de Cerro Navia y Lo Prado. Una vez a la semana, por dos horas, los niños de 5° y 6° básico de esas comunas recibirán a un pedagogo teatral externo que guiará su aprendizaje en la materia.

No se trata de un taller extracurricular, sino de una asignatura que estará fija dentro de su horario.

“Tenemos la convicción de que la experiencia y experimentación teatral es clave en el desarrollo humano desde la primera infancia, porque amplía la observación y la escucha del otro, de sí mismo y del grupo al que se pertenece”, indica Verónica García-Huidobro, representante de Teatro a Mil y jefa de programa del Diplomado en Pedagogía Teatral de la Universidad Católica. “El teatro activa la comunidad, genera un espacio privilegiado para que la sociedad represente y dirima sus diferencias, entrega material para explorar en la subjetividad de cada uno y construye imaginario colectivo y de identidad”, agrega. García-Huidobro pide recordar que este tipo de arte busca ser un espejo de la realidad, que bajo la misma razón suele dar cuenta de lo que ocurre en el mundo, y que desde sus orígenes ha buscado enseñar a las comunidades.

Abrir conversaciones

Entre los objetivos de introducir el teatro a las escuelas está el que los niños puedan reflexionar sobre la sociedad, plantea Marcelo Segura, director ejecutivo del servicio local de Barrancas. “Las expresiones teatrales que de allí surjan van a estar conectadas profundamente con la vida diaria y cotidiana de las familias que llevan a sus niños a las escuelas. Claramente, el tema de la migración, la violencia contra la mujer, la pobreza, aquellos vinculados a la violencia y también, lamentablemente, al consumo de drogas y narcotráfico”, indica.

“El teatro da un contexto de reflexión que nos permite, además, construir roles, ponernos en el lugar de otros. Esto es fundamental en la conversación sobre temas como género, migración y tantos otros que como sociedad debemos tratar”, cree Felipe Mella, director ejecutivo del GAM. El centro cultural ya lleva cuatro versiones de su Festival Escolar de Teatro y Ciencia, iniciativa que enseña conceptos relacionados con la biología o la física, utilizando las tablas como un aliado.

En 2017 y bajo el tema “Océanos”, por ejemplo, los alumnos participantes aprendieron sobre el ecosistema costero y la protección de las ballenas, entre otros contenidos.

“Lamentablemente, como sector de aprendizaje específico o dentro de los programas de estudio, el teatro es poco común”, se lamenta Mella. “Otro descubrimiento para nosotros en programas de teatro y educación ha sido que, en general, se transmite que los espacios artísticos deben demostrar y justificar su relevancia, a diferencia de otras áreas del conocimiento”, agrega.

Además de estar comprobado que aquellos jóvenes que participan en clases de teatro tienden a tener un mejor vocabulario, capacidad de síntesis, desarrollo de sus habilidades psicomotoras y afectivas, el aporte de un profesor de artes escénicas en el sistema escolar “consiste en apoyar muchas tareas de vinculación que antes hacían las familias, y ahora han quedado bloqueadas por el computador, internet, los celulares; por nuestra vida cotidiana. Esto afecta las relaciones interpersonales y habilidades sociales: relacionarse con otros, decir buenos días, despedirse, dar las gracias. Cosas simples que tradicionalmente se producían a nivel presencial o que daban cuenta de una variedad de emociones”, explica Verónica García-Huidobro.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…
2018-03-05T10:07:41+00:00 marzo, 2018|Actualidad|0 Comments

Leave A Comment