Fomento lector

Inicio » Fomento lector
  • ¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

    En 1996 nació BiblioMetro, un programa cultural ejecutado por la Dirección de Bibliotecas, el Archivos y Museos (DIBAM) y el Metro de Santiago de Chile. El objetivo era crear una alternativa para quienes en ese entonces, tenían un limitado acceso a la lectura. Así, BiblioMetro ofrecía a las personas, puntos de préstamo de libros en algunas de las congestionadas estaciones de metro de la ciudad. Con el fin de fomentar los hábitos de lectura, BiblioMetro, de la mano con otras iniciativas como las Bibliolanchas (en Chiloé), se centró en ofrecer colecciones con un foco recreativo (novela, poesía, cómic, arte… ) y con especial énfasis en autores chileno e iberoamericanos. En principio, cada BiblioMetro contaba con 532 título y 1.506 volúmenes; hoy, el programa se ha expandido notablemente, cuenta con servicios en 21 estaciones de metro a lo largo y ancho de la ciudad, y cada punto está dotado de mínimo 3.000 ejemplares con títulos y géneros diversos que satisfacen las necesidades de los lectores que buscan nuevas alternativas de pasar el tiempo bajo tierra.

    Bibliometro Quinta Normal. #aquíselee #bibliometro

    A post shared by Plan Nacional de la Lectura (@planlectura) on

    Un acierto que hay que aprovechar

    En 2012, BiblioMetro se consolidó como la primera biblioteca pública más grande del país y hasta el día de hoy sigue siendo una medida inteligente para fomentar la lectura de grandes y chicos. Tal ha sido el éxito, que países como España y Colombia, adoptaron el modelo en algunas de sus ciudades. Este programa es, desde todos los puntos de vista, un acierto, especialmente ahora que hemos reemplazado los libros por las pantallas y preferimos invertir el tiempo lejos de las historias impresas en papel. Para quienes van o vienen del trabajo, para padres, para niños, para docentes… BiblioMetro está a disposición de todos y le corresponde a padres y escuelas fomentar su uso como estrategia de fomento de lectura. Este programa que durante 21 años ha entretenido a los usuarios del transporte masivo de Santiago, puede convertirse en el complemento perfecto de docentes que todos los días con pequeñas y grandes acciones, buscan abrir la mente de sus estudiantes promoviendo en ellos el amor por la lectura.

    En Madrid

    #BiblioMetro!

    A post shared by Mónica (@paradoxcities) on

    En Medellín

    Bibliometro de Medellin #bibliometro #medellin

    A post shared by Regina Reine (@regina.reine) on

    Además de recordarle a tus estudiantes que BiblioMetro existe como biblioteca alternativa por toda la ciudad, puedes fomentar su uso desde la sala de clase, explicando el sistema, comunicando las ventajas, haciendo actividades que impliquen la participación de los estudiantes en estos puntos de lectura bajo tierra y por qué no, ingeniando en clase sus propios programas de fomento de lectura.

    “¡Qué idea tan linda la de estas bibliotecas de paso! Uno va en medio de una muchedumbre apurada y de mal humor, de ida o vuelta del trabajo, y en vez de tomar un café, uno toma un libro prestado y por unas horas, de la mano del autor, entra en otro universo”, escribió Isabel Allende en un mensaje para la inauguración del módulo de la estación de metro Franklin.

    ¿Qué viene?

    Gracias a una alianza con la Corporación para Ciegos, BiblioMetro puso a disposición mil audiolibros para los usuarios con discapacidad visual y además, está gestionando, en conjunto con la Biblioteca Pública Digital, el inicio de préstamos de dispositivos móviles de lectura (tablets). En 2017 se espera que se inaugure un nuevo punto en las estaciones de la nueva línea 6 del metro.

    #BiblioMetro #Santiago

    A post shared by Lycette (@scott_lycette) on

    ¿Cómo funciona?

    La inscripción al programa es totalmente gratuita. Para el préstamo de libros, la persona debe presentar su documento de identidad (cédula, carnet escolar, y los menores de edad, el certificado de nacimiento). Todas las personas pueden retirar máximo 5 libros en toda la red de Bibliometros y la duración del préstamo se extiende por 14 días. Esos libros se pueden renovar en cualquier punto Bibliometro. La inscripción se renueva anualmente sin costos asociados, siempre y cuando la persona no tenga ninguna deuda. La devolución del libro también se puede efectuar en cualquier estación de Bibliometro o en los buzones disponibles durante el horario en que Bibliometro se encuentra cerrado.

¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

2017-06-27T18:02:28+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Estas bibliotecas bajo tierra son la forma perfecta de fomentar la lectura a lo largo y ancho de la ciudad.

  • 7 cuentos infantiles inspirados en la vida de grandes escritores latinoamericanos

    Solo a partir de la segunda mitad del siglo XX, el trabajo de un desconocido grupo de jóvenes novelistas latinoamericanos salió a la luz y fue ampliamente distribuído en Europa y en el mundo. Dichos autores, antes desconocidos, marcaron un hito en la historia literaria, rompieron convenciones establecidas y se convirtieron en un fenómeno al crear obras que no se habían leído antes. A esta época se le llamó el “boom latinoamericano” y estuvo relacionado principalmente a autores como Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Mario Vargas LLosa y Carlos Fuentes, quienes se ganaron un lugar en el mundo y pusieron la vara literaria muy alta al desarrollar géneros inigualables como la antinovela o el realismo mágico.

    Hoy, después de más de 50 años, seguimos valorando sus historias, seguimos exigiendo la lectura de sus obras y enseñando a los niños la importancia de valorar a nuestros autores latinoamericanos. Pero la consecución de este objetivo no sólo está ligada a la lectura obligatoria de sus libros, sino también al conocimiento de la vida de cada uno de ellos, que fueron lo que fueron, gracias a las decisiones que tomaron y los caminos que escogieron.

    Esto quiere decir que para entender sus obras, hay que entender sus vidas, su pasado y podemos enseñar esto a nuestros niños narrando cuentos infantiles, que como estos, cuentan parte de lo que ellos son:

    1. Gabriela La Poeta Viajera (Editorial Amanuta)

    Este libro escrito por Alejandra Toro e ilustrado por Isabel Hojas cuenta la historia de Lucila, una niña diferente a todas que leía mucho y le gustaba escribir. Cuando Lucila creció, trabajó como profesora, escribió bajo el seudónimo de Gabriela Mistral, viajó por el mundo y años después recibió el Premio Nobel de Literatura.

    Amanuta


    2. Conoce a Gabriel García Márquez (Alfaguara)

    Un libro de Mónica Brown e ilustrado por Raúl Colón. Cuenta la historia de un pequeño niño llamado Gabito quien un día imaginó una historia realmente mágica para convertirse en uno de los escritores más brillantes de la época. Es la historia de su vida contada para niños con la imaginería de sus creaciones, desde su infancia hasta la Colombia de hoy.

    Alfaguara


    3. De Neftalí a Neruda (Editorial Pehuén)

    El libro de Fita Frattini, ilustrado por Alejandra Oviedo, muestra cómo el niño Neftalí Reyes se convirtió en Pablo Neruda. Su visión poética de la vida lo inspiró desde pequeño y lo llevó a registrar en la poesía, su amor por las cosas animadas e inanimadas que lo rodeaban. Un recorrido desde su infancia en el sur de Chile rodeado de trenes y de la lluvia, hasta el poeta de la boina, amante del caldillo de congrio y las casas junto al mar.

    Pehuén


    4. Julio Cortázar (Editorial Chirimbote)

    Con textos de Nadia Fink, dibujos de Pitu Saá y diseño de Martín Azcurra, este libro combina información biográfica y bibliográfica sobre el autor de Rayuela. Es una biografía interactiva construida con hipervínculos, ventanas, preguntas y definiciones sencillas. Se incorporan también personajes fantásticos de la mitología que el escritor supo crear.

    Chirimbote


    5. Conoce a José Martí (Editorial Alfaguara)

    El libro de Antonio Orlando, ilustrado por Pablo de Bella narra una anécdota muy sencilla, que ocurre cuando el insigne escritor cubano era niño. Su propósito primordial es presentar una imagen de las cualidades humanas que caracterizan a Martí desde la infancia. Sin embargo, el autor también demuestra su talento. Su esmerada prosa y su admirable capacidad para narrar con naturalidad y encanto, se ponen de manifiesto desde el primer párrafo.

    Alfaguara


    6. Jugando con Octavio Paz (Editorial Indivisible Art Projects)

    Aunque no es precisamente una biografía infantil, este libro busca acercar a los niños a la obra de Octavio Paz de una forma didáctica. El libro presenta una selección de poesías, fragmentos y citas acompañadas de apoyos gráficos y lúdicos.

    Indivisible Art Projects


    7. Pablo Neruda Poet of The People (Amazon Books)

    Escrito por Monica Brown e ilustrado por Julie Paschkis (Illustrator). Una opción en inglés interesante para que los niños se adentren en la vida del pequeño niño llamado Neftalí, quien desde que empezó a hablar, se rodeó de palabras y descubrió la magia entre las páginas de los libros.

    Amazon

    ¿Conoces otro libro inspirado en nuestros grandes autores?

7 cuentos infantiles inspirados en la vida de grandes escritores latinoamericanos

2017-06-09T16:03:09+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Estos cuentos infantiles ilustrados son perfectos para que los niños conozcan el pasado de grandes autores latinoamericanos.

  • Rediríjale la mirada a su hijo para que aprenda a leer… por placer

    De los 6 a los 12 meses. A los 3, 4 años. Y de los 5 en adelante. Pero no olvide. No es una carrera, el éxito a esta altura es basura.

    Las rutinas de los padres con sus hijos incluyen momentos bellos como darles comida, vestirlos, bañarlos, jugar con ellos, acostarlos. ¿Y leer un cuento? Según un estudio realizado en Santiago el 2006 que recoge el “Manual de Lectura Temprana Compartida: ¿por qué es importante y cómo leer con niños 0 a 7 años?”, de los sicólogos educacionales y escritores Bernardita Muñoz y Andrés Anwandter, un 45,5% de los entrevistados nunca leía cuentos a sus hijos.

    “Desde los 6 meses uno debiera exponer a los niños a libros con textos simples y figuras. El foco hasta los 12 meses es que desarrolle la atención conjunta: ser capaz de mirar al mismo punto que le señala el adulto, no donde él quiera”, afirma Lorena Pizarro, neuróloga pediátrica de Clínica Las Condes. “Hay que captar su atención, redirigirla hacia lo que se les quiere mostrar y sostenerla”, ahonda Pizarro.

    Entre los 3 y 4 años ya tienen la capacidad de hablar, hacer comentarios y se empieza a desarrollar la memoria, tanto fonológica -sonidos- como semántica –significado de las palabras-. “Es innegable que niños expuestos a la lectura entre los 3 y 5 años van a tener un mejor vocabulario. Y esos niños que desarrollan luego la capacidad de leer por sí mismos entre los 5 y 7 años, lograrán un mejor nivel de abstracción, de análisis, de rendimiento en términos de desarrollo cognitivo”, suma.

    Daniela Vera, fonoaudióloga especialista en trastornos de la comunicación y directora del centro de estimulación y desarrollo infantil Timón, explica: “Con el cuento mejora la imaginación y la creatividad aplicada al juego, la conversación e interacción con los padres. Además, a los 3 o 4 años lo pasado y lo futuro no existen mucho, pero el cuento ayuda a ir secuenciando”.

    Un mediador o tablet. Los padres se preguntarán la diferencia entre leer un cuento y que el niño lo vea en el iPad o un DVD. “Con esto último podría aprenderse el abecedario completo, pero será una comunicación vacía. La comunicación tiene un componente emocional que se lo proporciona siempre un mediador. Cuando uno le cuenta un cuento o le lee a un niño, él va a desarrollar la atención conjunta, la capacidad de interpretar emociones”, asegura la doctora Lorena Pizarro. “Otra persona le muestra y le enseña el mundo. El iPad no te cuestiona, no hace variaciones ni quiebres”, complementa Daniela Vera.

    En el “Manual de lectura temprana compartida” se menciona que adultos y niños “interactúan en torno al texto” y que se debe conversar a partir de lo leído: “Es esa interacción la que facilita la alfabetización del niño”.

    Voz de lobo. Es clave que el niño preste atención de a poco. Para lograrlo, la fonoaudióloga Daniela Vera aconseja el énfasis prosódico: “Dar énfasis a una palabra o cambiar de tono de voz para variar de personaje, como que el lobo tenga un tono misterioso y la princesa uno dulce. O inventar sonidos, a los relojes por ejemplo, tic tac. Variar: contarles cuentos clásicos o inventados. Para los más chicos son buenos los cuentos con imágenes, para ir señalando con el dedo y marcando partes”.

    El celular. El cuento debería ser un hábito ojalá diario, afirma Daniela Vera. Para que eso funcione, da una idea: “El papá o mamá puede inventarle un cuento al niño, grabarlo en el celular y escucharlo con él la noche siguiente, así toma otro sentido porque empieza a memorizar. Es la misma historia, con la misma voz, y la experiencia nueva de volver a oírlo. Después se le puede dar al niño un rol más activo, pedirle que complete la oración, que cambie el final, que invente, preguntarle qué le gustó, qué le hubiera cambiado. Hay una memoria operativa verbal que te permite crear imágenes mentales, así al volver a oírlo puedes mejorar esas imágenes. El niño seguirá pensando en el cuento”.

    Rimas. El “Manual de lectura temprana compartida” entrega varias sugerencias: “Cantar les ayuda a aumentar su conciencia fonológica. Los niños disfrutan las rimas y las repeticiones. Incluso a esta edad algunos niños pueden inventar canciones”. Otra es escribirles su nombre en sus pertenencias: “Alrededor de los 3 años identifican la inicial de su nombre y alegremente expresarán que es ‘su’ letra”.

    No apure. Lorena Pizarro afirma que en la etapa de los 3 a 4 años la mejor estrategia es la lectura global, identificando la figura de la palabra completa. “La mayoría de los niños son capaces de aprender este método global y después hacer la transición hacia una lectura más fonológica de codificación letra por letra. El desarrollo de la lectura probablemente ocurra entre los 6 y 7 años y medio. Precipitarlo no es lo mejor, sino que generar encanto con el gusto de estar en algo, entender la historia, comprenderla, reproducirla”, comenta.

Rediríjale la mirada a su hijo para que aprenda a leer… por placer

2017-06-07T18:15:49+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños|

Transformar la lectura de un libro en una rutina diaria puede fortalecer el aprendizaje de niños y niñas. Descubre por qué hacerlo y cómo hacerlo en la siguiente nota de LUN.

  • ¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

    La Biblioteca de Santiago no tiene la solemnidad de otras bibliotecas. En su interior, una sutil luz azul envuelve el edificio de cuatro pisos, que se divide en seis macro secciones, cada una adornada a su manera. La sección juvenil es muy distinta a la sección de literatura. Colección general no se parece a prensa. La que nos interesa a nosotros en esta ocasión, la sala infantil, es la única que tiene camino propio: en la entrada del edificio unas patas de tigre pegadas en el suelo nos marcan la ruta hacia el espacio más colorido de todas las secciones.

    Guaguateca a la chilena

    Si hay alguien que sabe de guaguatecas es la educadora de párvulos Lorena Moya, encargada de la sección infantil de la Biblioteca de Santiago y fundadora de la primera guaguateca en Chile el año 2014.

    -Antes la guaguateca estaba en esta misma sala infantil, pero llegó un momento que no dimos abasto, la gente repletó el lugar y tuvimos que trasladarla a su propio espacio- Cuenta Lorena. Efectivamente, para llegar hay que pasar por la sección Novedades en el primer piso, caminar hasta el fondo y doblar a la izquierda. En el camino, vemos a una señora con audífonos trabajando en su computador y a una adolescente concentrada en su libro. Al lado de todo eso está la guaguateca, que pareciera una extensión de otro lugar: una mamá acostada en el suelo mostrándole un libro a su hijo, otra con guitarra en mano le canta a su bebé, otra con un gorro de mago en la cabeza le hace muecas al suyo.

    -La guaguateca es un espacio vital para la biblioteca de Santiago. Entendemos a la gente que nos visita con los mismos derechos, independiente de su edad-, asegura Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    La sala está destinada para que niños de 0 a 4 años se acerquen de manera lúdica a la lectura. Por eso, el lugar tiene la lógica de un bosque, con tres grandes árboles: el de la música, el del arte y el de la dramatización. Hay libros a pesar de que los niños y niñas no sepan “leer”, de diferentes tamaños y estilos. Libros plagados de imágenes, colores e incluso texturas (hay uno que tiene pelos artificiales de diferentes animales). Las esquinas de los muebles son redondas, el lugar está lleno de colchonetas y las paredes cuidadosamente diseñadas para promover la lectura. En la Biblioteca de Santiago saben que aprender a leer va mucho más allá de la decodificación. Los profesionales que aquí trabajan saben como un niño aprender a leer y que cosas son importantes en este proceso.

    Todo el día la sala está supervisada por un o una especialista que guía a los padres y madres en su experiencia. Les recomienda libros según la edad de los niños y les explica detalladamente el lugar. Como no es una guardería, cada padre debe experimentar el lugar junto a su hijo.

    “Creemos que la lectura es mucho más compleja que un simple texto. Tiene que ver con cómo entendemos el mundo, por ende se vincula con la sensorialidad y la inteligencia múltiple. Todas las personas asimilamos el mundo de diferentes formas. Algunos lo hacen más con la música, otros con el tacto o la pintura. En los bebés esto es mucho más notorio. La guaguateca pretende crear los cimientos para que esos niños se conviertan en futuros lectores. Esta es una forma muy potente de disminuir las brechas sociales”, asegura Lorena Moya, encargada de la sección infantil.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Lorena Moya, una educadora apasionada por la literatura

    Toda su vida Lorena (43 años) quiso que su trabajo aportara a un cambio social. Al egresar, no sabía bien a qué dedicarse. Una oferta de trabajo, que llegó por casualidad, le cambiaría la vida.

    Estudió Educación de Párvulos en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). En su época de estudiante, los ramos de literatura infantil siempre le llamaron la atención. “Yo sabía que el mundo de los bebés era lo que me gustaba, pero no conocía mucho del trabajo en una biblioteca”, asegura.

    En pleno proceso de titulación, su profesora de Currículum de Sala Cuna le dijo que debían hablar. “Me contó que en Puente Alto necesitaban una persona para hacerse cargo del área infantil de la biblioteca municipal y que ella veía en mí capacidades para ese puesto”, cuenta. Nunca se imaginó trabajando en algo similar, pero como necesitaba trabajo y le sonaba atractivo, postuló. A los días la llamaron para ofrecerle el puesto. 18 años después, las bibliotecas son su vida.

    -Yo estoy acá para disminuir la desigualdad. La lectura a los niños les abres un mundo. Pueden conocer lugares, otros puntos de vista, otras experiencias. Le das herramientas para vincularse de mejor forma con otras personas y eso es fundamental para que un niño de menos recursos tenga las mismas oportunidades que uno de más recursos-, dice Lorena, que para perfeccionarse realizó un diplomado en bibliotecas públicas y otro en educación inclusiva. Según un artículo de The New York Times, los niños de familias de bajos ingresos han escuchado 30 millones de palabras menos que uno de familias con recursos, lo que es determinante en el desarrollo educativo de una persona.

    El 2005 postuló al cargo de jefa de sala infantil de la biblioteca de Santiago, que estaba a meses de su inauguración. Tras ser elegida, rápidamente se tuvo que subir a un barco que ya estaba andando. “La guaguateca venía contemplada en el proyecto inicial y con el tiempo fue creciendo”, recuerda Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    En un comienzo funcionó en un espacio pequeño dentro de sala infantil, pero desde el 2013 los mismos usuarios comenzaron a pedir que el lugar se expandiera. Tuvieron que pensar en un proyecto más grande. Al principio buscaron un especialista, pero se dieron cuenta que no habían expertos en bibliotecas para bebés.“Como equipo nos lanzamos a investigar experiencias de otros países, sobre todo cómo hacer animación lectora en la primera infancia. Investigamos incluso cuál era el mobiliario más adecuado para estos niños”, cuenta Lorena.

    El equipo multidisciplinario- desde actores hasta historiadores del arte- formuló una propuesta que convenció a la dirección. Se asociaron con alumnos de diseño de la universidad Diego Portales y a fines de 2014 inauguraron la guaguateca. “El mérito de Lorena es haber dirigido un equipo que se ha impregnado con los proyectos. Es un equipo que se ha preocupado por ser líderes en el fomento de la lectura”, asegura Marcela Valdés.

    Desde entonces, las visitas sólo han ido en aumento. Según estadísticas de la misma biblioteca, este espacio tiene un promedio de 300 visitas diarias y 7.200 al mes, que participan de las actividades que organiza la guaguateca de martes a domingo.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    El valor de esta experiencia

    “En el colegio me recomendaron venir a esta biblioteca. Ahí conocí este espacio. Mi hija de 4 años me pide que la traiga todos los días. Los fines de semana le tengo que decir que no porque hay que compartir con la familia, pero de lunes a viernes vengo con ella”, cuenta Geraldine Valencia, que vino por primera vez hace seis meses.

    Lorena cuenta que en todos estos años han formado vínculos con los padres y sus hijos, a los han visto crecer. Incluso hay adolescentes en situación de calle que visitaron el lugar desde niños y que hoy se acercan a saludarla.

    “Hemos visto cómo niños que llegaron chiquititos aprenden a leer, pero no se olvidan de nosotros”, asegura.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Tras dejar sus mochilas en los casilleros instalados a la entrada de la biblioteca, los adolescentes que antes visitaban la sala infantil ubicada en el primer piso, ahora entran por la misma puerta, siguen las mismas huellas de tigres, saludan a Lorena y al resto de las mismas personas que los guiaban en sus dudas, pero ya no se quedan: suben las escaleras que los lleva a la sala juvenil, con personas de su edad. Ya quieren leer nuevas historias.

     

¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

2017-05-31T09:20:04+00:00 Mayo, 2017|Los profesores importan, Padres y apoderados, Voz de los profesores|

7.200 personas al mes visitan este espacio instalado en la biblioteca de Santiago, que se creó en 2014 y que sigue creciendo liderada por una educadora de párvulos: Lorena Moya. Entre libros con texturas y árboles temáticos, nos recibe para conocer esta potente iniciativa.

  • 7 formas de convertir el aula en un ambiente rico en lectura

    Fomentar la lectura no significa sólo garantizar que los estudiantes lean más. Cumplir este objetivo implica también lograr que ellos utilicen los libros como fuente de información, aprendizaje y por supuesto, entretenimiento. Más allá de cualquier cosa, fomentar la lectura es lograr que los estudiantes se enamoren del fascinante mundo de los libros.

    Pero para alcanzar este objetivo, es fundamental no limitarse y ofrecer a los estudiantes múltiples opciones de lectura que se adapten a sus gustos e intereses. ¿Cómo? Convirtiendo la sala de clase es un espacio rico en lectura con actividades que les permitan conocer y compartir nuevas alternativas. El objetivo: exponer a los estudiantes a la mayor cantidad de obras escritas posible para que su amor por la lectura crezca y para que encuentren un punto de partida.

    1. Pequeñas charlas

    Cada dos semanas, se invita a algunos miembros de la comunidad escolar para que compartan libros que son importantes para ellos, o libros que estén leyendo en el momento. A los estudiantes les encantará oír las sugerencia y además llegarán a conocer a las personas de una forma muy personal.

    Domi Baus/ Elige Educar


    2. Recomendaciones de estudiantes

    En un tablero de anuncios dentro de la sala de clase, se puede dedicar una sección a una recomendación lectora hecha por los estudiantes. Se les puede pedir que escriban un pequeño resumen, la razón por la cual lo recomiendan y una cita que los haya marcado. Además pueden poner una foto de ellos con su libro. Esta sección va cambiando constantemente.

    Domi Baus/ Elige Educar


    3. Notas

    Tener una librería en clase siempre será algo extraordinario. Una forma de lograr tener una gran variedad de obras es pidiendo donaciones o recolectando aquellos que otros rechazan. Una vez teniendo una buena librería dentro del aula, los estudiantes pueden acceder a diferentes obras y realizar este ejercicio: dejar notas al interior de cada libro que leen para motivar a los otros estudiantes.

    Domi Baus/ Elige Educar


    4. Lo que lee el profesor

    Para empezar el año, un profesor puede decorar la puerta de sala de clase con las portadas de libros que leyó en vacaciones. Será el primer paso para indicar a los estudiantes que será un año lleno de grandes lecturas.

    Domi Baus/Elige Educar

     


    5. Una cita rápida con la lectura

    Se ponen varios libros en una mesa. Los estudiantes tendrán que explorar el libro (leyendo la contraportada y una que otra páginas) que tienen justo en el puesto donde se sentaron. Cada 4 minutos rotan de un puesto a otro y por ende, de un libro a otro. Después de hacer varias “citas” con algunos libros, evaluarán cada uno y decidirán cuál, según sus intereses, quieren leer primero y cuál añadirán a la lista de libros por leer. Estas citas rápidas se pueden enfocar según géneros o temas, o se puede hacer de tema libre.

    Domi Baus/Elige Educar


    6. Visibilizar los libros

    Escoger un lugar del salón para exponer los libros de forma constante junto a una pequeña descripción, puede ser una forma efectiva de motivar a los estudiantes a tomar un libro. Esta exhibición puede ir cambiando día a día.

    Domi Baus/Elige Educar


    7. Exposición

    No es mala idea abrir un espacio para que los estudiantes hablen de los libros que más les gusta. Es fácil de hacer y sólo toma tres minutos por estudiantes. Además es una buena forma para practicar expresión oral.

    Domi Baus/Elige Educar

    ¿Cómo convertirías tu sala de clase en un ambiente rico en lectura?

7 formas de convertir el aula en un ambiente rico en lectura

2017-05-26T15:50:15+00:00 Mayo, 2017|Cómo aprenden los niños|

Para fomentar el amor por la lectura es indispensable exponer a los estudiantes a una amplia variedad de libros que se adapten a sus intereses y necesidades.

  • 10 videos MUY entretenidos para conquistar a tus estudiantes con la literatura

    En un mundo donde las pantallas son el centro de atención y las historias se han digitalizado por completo, se ha vuelto un reto cautivar a los más jóvenes con los libros, en especial, con aquellas obras que hace décadas, a través del papel, se convirtieron en piezas únicas que trascendieron el tiempo. Las obra de autores como Shakespeare y Homero ya no interesan fácilmente a las nuevas generaciones y los libros en general, han pasado a un segundo plano. Entonces ¿cómo enfrentar este desafío?, ¿cómo hablar de literatura sin aburrir?, ¿cómo emocionar a los jóvenes con los grandes clásicos? Hay muchas estrategias y una de éstas, paradójicamente, es transformar las herramientas digitales en un brazo de apoyo.

    En TED-Ed, por ejemplo (una iniciativa de TED que permite crear lecciones a los profesores para compartirlas con otros docentes o estudiantes alrededor del mundo), se puede encontrar una amplia variedad de videos que de forma única abordan temas relacionados con la literatura (entre otros). La evolución de los libros, la ciencia detrás de la poesía y el aporte de la ficción a la realidad, son sólo algunas de las temáticas que te permitirán acercar a tus alumnos al fascinante mundo de la literatura.

    1. La evolución de los libros – Julie Dreyfuss

    ¿Qué hace que un libro sea un libro? Esta es la pregunta que Julie Dreyfuss responde yendo al inicio del libro como lo conocemos y explicando cómo cada uno de sus elementos se unieron para crear algo que es mucho más que la suma de sus partes.


    2. La ciencia detrás del mito: La Odisea de Homero – Matt Kaplan

    La odisea de Homero narra la historia de un héroe griego durante su viaje a casa desde la Guerra de Troya. Muchas partes de la historia están basadas en hechos reales y otras por el contrario, son consideradas ficción. Sin embargo, Kaplan explica por qué puede haber más factores de realidad en La Odisea, de los que creemos.


    3. Un experimento poético: Walt Whitman, interpretado por tres animadores – Justin Moore

    Disfruten del poema de Walt Whitman “Una araña paciente y silenciosa” interpretado por tres animadores que utilizaron sus estilos para dar vida a este poema.


    4. ¿Fue el mismo Shakespeare quien escribió sus obras? – Natalya St. Clair y Aaron Williams

    Algunas personas se preguntan si Shakespeare escribió realmente las obras que llevan su nombre o si, en realidad el autor llegó a existir. Natalya St. Clair y Aaron Williams muestran cómo una herramienta lingüística llamada estilometría podría arrojar luces sobre la respuesta a esta pregunta.


    5. Cómo crear un mundo de ficción – Kate Messner

    ¿Qué hace que libros como El señor de los anillos o Harry Potter sean tan irresistibles? y ¿qué hace que estas historias sin sentido tengan en realidad algo de sentido? Kate Messner nos da unos trucos para crear mundos que valga la pena explorar.


    6. Cómo un poeta francés mezcló la poesía con el arte visual – Geneviève Emy

    Geneviève Emy muestra cómo durante su corta vida, Guillaume Apollinaire, un poeta francés no tan famoso como otros, creó un estilo poético que mezcló texto e imagen anticipando así una revolución artística.


    7. Cómo la ficción puede cambiar la realidad – Jessica Wise

    ¿Alguna vez has considerado cómo las nuevas experiencias ficticias podrían cambiar la perspectiva que tienes sobre lo real y la vida cotidiana? Desde Orgullo y Prejuicio hasta Harry Potter, Jessica Wise asegura que la ficción popular puede activar el diálogo público y crear cultura.


    8. Harry Potter y los traductores de pesadillas – Vox

    Vox explica algunas de las trampas específicas y necesarias para traducir la serie Harry Potter de la autora J.K. Rowling.


    9. Cómo la ciencia ficción puede ayudar a predecir el futuro – Roey Tzezana

    En este video Roey Tzezana explica cómo grandes autores de ciencia ficción han ayudado a través de la historia a predecir un futuro que muchos quieren decifrar.


    10. El placer del patrón poético – David Silverstein

    En este video David Silverstein describe qué es la repetición en la poesía y cómo funciona. Un video para entender este importante género de otra forma.

10 videos MUY entretenidos para conquistar a tus estudiantes con la literatura

2017-05-25T16:26:12+00:00 Mayo, 2017|Cómo aprenden los niños|

¿Cómo hablar de literatura sin aburrir? Estos videos TED-Ed pueden ser lo que estás buscando.

El profesor que hace poemas en Instagram juntando títulos de libros

2017-05-22T14:53:59+00:00 Mayo, 2017|Actualidad|

Hay muchas formas de hacer poesía, pero pocas tan originales como la que se le ocurrió a Juan Luis García, profesor del Conservatorio de Música de León.

  • Estimular la lectura desde pequeños favorece el vocabulario y la alfabetización

    Leer con frecuencia en compañía de los niños les brinda mejores habilidades de lectoescritura a largo plazo. Además, favorece el apego y su seguridad.

    Involucrar a los niños en la lectura y los libros desde su primera infancia no solo genera una instancia más de apego, sino también incrementa su vocabulario y las habilidades para leer y escribir que tendrá ese pequeño, incluso antes de entrar al colegio.

    Así lo confirma una investigación que será presentada hoy en la reunión anual de las Sociedades Académicas de Pediatría de Estados Unidos, en San Francisco. En ella se vio que el beneficio es a largo plazo: “Lo que están aprendiendo cuando se lee con ellos, incluso siendo bebés, todavía tiene un efecto cuatro años más tarde, cuando están a punto de comenzar la escuela primaria”, cuenta a “El Mercurio” Carolyn Cates, investigadora del departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la U. de Nueva York y autora principal del trabajo.

    “Estos hallazgos son emocionantes porque sugieren que leer a los niños pequeños, comenzando en la primera infancia (desde los primeros meses de vida hasta los 4 años), tiene un efecto duradero en el lenguaje, la alfabetización y las habilidades de lectura temprana”.

    En el estudio -financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, de EE.UU.- participaron más de 250 parejas de madres con hijos de 6 meses a cuatro años y medio de edad, que asisten a un hospital público.

    En todos ellos se analizó y comparó la cantidad de veces que las mamás leen algo a sus hijos a la semana, el tiempo que dedican a ello, así como el número de libros en el hogar. La calidad de la lectura compartida se midió preguntando a los padres si tenían conversaciones con su hijo sobre el libro mientras leían, si hablaban o miraban las imágenes de la publicación y las emociones que generaban los personajes del libro.

    Lenguaje y afecto

    Entre las observaciones realizadas por Cates y sus colegas, está que, a los seis meses, la cantidad y calidad de las lecturas predijeron un mayor vocabulario a los 4 años. Algo similar ocurre en los niños de dos años expuestos a la lectura, pero además se observaron mayores habilidades para la escritura antes de ingresar a la educación formal (capacidad de escribir su propio nombre o el de sus padres, por ejemplo).

    Asimismo, la cantidad y variedad de libros también predijo un mayor vocabulario y conocimiento de palabras a diferentes edades, comparados con niños que no recibieron un estímulo similar. Para Cates, mientras más veces se lee con el niño, es mejor; pero no existe un número ideal, ya que también depende de la calidad de ese momento.

    Idea con la que concuerda María Liliana Delgadillo, doctora en Educación y directora de la Escuela de Educación Parvularia de la U. San Sebastián. “Cantidad no tiene relación directa con calidad. Si durante la lectura el adulto está pendiente de otras cosas, no se logra la conexión necesaria para estimular al niño. Aunque sea un tiempo breve, debe dedicarse por completo, con todos los sentidos presentes en ese momento”.

    Solo así, según lo demuestra la evidencia acumulada sobre el tema, se logra un mayor impacto en términos de la alfabetización infantil; pero, además, en el vínculo con la madre. “El vínculo afectivo es fundamental en el aprendizaje de un niño; eso asimismo favorece su autoestima y seguridad posterior”.

    Estos beneficios se logran no solo con la lectura de un libro, sino también con el relato oral de un cuento o con el canto. “Todo es un estímulo para el cerebro”. Asimismo, el rol del padre o de cualquier adulto significativo para el menor tendrá un impacto similar.

Estimular la lectura desde pequeños favorece el vocabulario y la alfabetización

2017-05-08T13:25:26+00:00 Mayo, 2017|Actualidad, Padres y apoderados|

Leer con frecuencia en compañía de los niños contribuye al desarrollo del lenguaje infantil, esta es la principal conclusión de un estudio realizado a 250 parejas en Estados Unidos.

  • Profe Meme les enseña a escolares a mezclar textos con tecnología

    Asegura que a través de las imágenes humorísticas los niños “son capaces de analizar e interpretar”.

    Una insistente alarma de auto, un taladro de alguien que trabajaba a toda máquina y cientos de personas que pasaban por fuera. El ruido exterior no era poco, pero en la improvisada sala montada al fondo de la Estación Mapocho reinaba un silencio inspirador. Tal era el nivel de concentración de los 20 estudiantes –de quinto básico a cuarto medio- a quienes les salía humito de la cabeza mientras planeaban cómo resolver la tarea encomendada. Y, sin embargo, sonreían.

    Ese era el ambiente en el taller “Literatura en memes”, que la profesora Jacqueline Bustamante dictó en la feria Virtual Educa Chile 2017.

    Hace casi un año que esta docente de Castellano se hizo famosa. Todo comenzó al pedirles a sus alumnas del liceo Carmela Carvajal, que traspasaran a memes el libro “Cien años de soledad”, de García Márquez.

    ¿Qué es un meme? Se trata de imágenes extraídas de las redes sociales, a las que se les agrega un escrito con sentido humorístico.

    El resultado de este extraño cruce, que se le ocurrió a la Profe Meme, explotó en internet y a ella la entrevistaron de medios tan diversos como la BBC o el diario El País, de España. Desde entonces es conocida como “la profesora de los memes”.

    A pura creatividad

    La metodología de su charla es sencilla. Les entrega a los estudiantes un texto corto, como el inquietante cuento “La noche boca arriba”, de Cortázar, el relato “El traje nuevo del emperador” (a quien engañan y le confecciona una supuesta vestimenta invisible para los tontos), o “El rey Midas” (que todo lo que tocaba lo convertía en oro).

    Después de leer uno de los textos, los escolares tenían a su disposición un computador para cada uno, donde había un banco con decenas de imágenes típicas de memes.

    Tenían que elegir una de ellas y escribirle una frase que la hiciera calzar con algún suceso o personaje del relato que habían leído. Mientras trabajaban, los niños se reían solos de sus malévolas ideas. Un par de ellas pueden verse en las fotos que acompañan esta nota.

    Nuevo lenguaje

    “Más que la anécdota de la tarea, mi orgullo es incentivar a profesores de todas partes del mundo a innovar en educación”, aclara la profesora al terminar su charla. Mientras los escolares salían del recinto –y más de alguno le pedía permiso para tomarse una selfie con ella- Jacqueline esperaba el ingreso del segundo grupo que tomaría la charla.

    “En este taller estoy trabajando con niños de distintos colegios y de distintas realidades, que no conocía. A todos, en el fondo, les gusta hacer esta actividad”, asegura.

    -Llama la atención que los niños crean algo nuevo, al cruzar la literatura con imágenes humorísticas.

    -El meme da para mucho en educación, es lo que está de moda. A través de este trabajo no solo demuestran la imaginación, sino que además son capaces de analizar e interpretar. Vamos a habilidades cognitivas mucho más profundas que la simple reproducción de un texto.

    -¿Mide comprensión lectora?

    -En los colegios, lo que buscamos en comprensión de lectura es que ellos puedan analizar en profundidad los textos. Muchas veces los niños se quedan en lo anecdótico, no saben que son capaces de ir más allá. A través de los memes los profesores podemos captar si ellos pueden lograr el sentido último de una lectura.

    -Usted ya es experta en memes.

    -Sí, de tanto leer en internet y por mis propios alumnos. Hoy los profesores estamos muy alejados de la realidad de nuestros estudiantes; yo creo que la tarea del profesor del siglo XXI es acercar su realidad a la de los niños.

    Para otras materias

    ¿Qué opinan los alumnos del taller? “Fue entretenido, podría servir para estudiar otras materias”, dice Tomás Herrera, de tercero medio del colegio Alma Mater, de La Granja. Su compañero José Contreras también salió entusiasmado. “Es una forma de poner la información, que después te podría ayudar a estudiar para las pruebas”, comenta.

    Jeremy Castro, de segundo medio, se relajó en la actividad: “Se puede hacer volar la imaginación, más que en la rutina diaria de estar encerrado en una sala”, manifiesta. Rodrigo Espinoza agrega que “con una imagen se puede mostrar todo un texto”.

Profe Meme les enseña a escolares a mezclar textos con tecnología

2017-05-04T14:19:06+00:00 Mayo, 2017|Cómo aprenden los niños, Mejora docente|

En junio del año pasado la profesora Jacqueline Bustamante se hizo conocida en todo el mundo por una idea innovadora: hacer memes para demostrar aprendizajes. Una año después dictó una charlas sobre este interesante método. ¿Qué fue lo que dijo?

  • 10 librerías para descargar libros de forma gratuita y potenciar el aprendizaje

    En un mundo cada vez más digitalizado, las posibilidades de acceder a la información son mayores. Una gran variedad de sitios web y portales especializados se han creado para ofrecer a los lectores un enorme catálogo de libros gratuitos libres de derechos. Obras clásicas, libros de arte, ciencia, salud y educación, entre otro, son algunas de las opciones que existen para personas que buscan migrar del libro físico al e-book, o para aquellas, como los profesores que buscan herramientas gratuitas para mejorar su quehacer dentro y fuera de la sala de clase. Con esta liberalización del conocimiento, los educadores en cualquier parte del mundo tienen la posibilidad no sólo de acceder, sino de compartir material de su interés a sus estudiantes y a la comunidad digital de docentes que están cada vez más a la vanguardia.

    1. Google Books

    Este sitio agrupa los libros por tema, género, edad del lector, autor y otros parámetros. También hace recomendaciones basadas en criterios como novedades de lanzamiento, los más populares y más vendidos, entre otras.

    Google


    2. Amazon

    Además de ser un portal para compras online, Amazon, tiene una de las librerías digitales más amplias del mundo. En su catálogo hay una larga lista de libros que se pueden descargar de forma gratuita, como clásicos de la literatura española e internacional y otros tantos novelas de escritores aficionados. Para acceder a éstos sólo se debe escribir “libros gratis” en el buscador.

    Amazon


    3. Biblioteca Virtual Cervantes

    El sitio ofrece un fondo bibliográfico digital de más de 130 mil de títulos, de los más importantes de la lengua castellana en literatura, ciencia, historia, entre otros.

    Biblioteca Virtual Cervantes


    4. Libroteca

    Además de libros y publicaciones, los usuarios de Libroteca pueden subir documentos, ensayos y artículos en un catálogo de más de 40 mil títulos. Los títulos están en varios idiomas (muchos en español). Los usuarios pueden descargar hasta 40 libros (ese es el límite).

    Libroteca


    5. ISSUU

    ISSUU es una plataforma de publicación para que los usuarios compartan archivos digitales pero también ofrece revistas, catálogos, manuales, informes, libros y otros tipos de publicaciones.

    ISSUU


    6. Literanda

    Es una editorial y librería online con decenas de obras con costo y gratuitas. También tienen una plataforma de edición a través de la cual cualquiera puede crear y autopublicar su obra. Esto hace que su catálogo sea muy diverso.

    Literanda


    7. FeedBooks

    Aunque es una tienda, FeedBooks también tiene dos secciones cuyo contenido puede descargarse completamente gratis: libros de dominio público y libros originales gratuitos. En la primera se encuentran grandes clásicos de la literatura (principalmente en inglés) y en la segunda, libros que los propios autores han decidido distribuir sin costo alguno.

    FeedBooks


    9. Biblioteca Digital del ILCE

    Este sitio web mexicano hace parte de la Biblioteca Digital del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa. Allí podrás encontrar libros educativos infantiles y juveniles, de ciencia, obras clásicas y pdf de decenas de autores como Nietzsche, Allan Poe, Gogol, Chéjov, Sor Juan Inés de la Cruz, Homero, entre otros.

    Biblioteca Digital del Ilce


    10. Oyejuanjo

    Aunque no es precisamente una biblioteca digital, el portal Oyejuanjo reunió 362 libros gratis en PDF de una larga lista de grandes escritores sudamericanos que podrás disfrutar de forma gratuita.

    Oye Juanjo

    Aprovecha las ventajas del mundo digital y sumérgete en estos grandes catálogos de libros electrónicos. Además de encontrar libros que te permitan mejorar todos los días tu práctica, podrás fomentar el amor por la lectura en clase, potenciar el aprendizaje y compartir grandes hallazgos con tus estudiantes.

10 librerías para descargar libros de forma gratuita y potenciar el aprendizaje

2017-04-20T21:12:54+00:00 Abril, 2017|Mejora docente|

Diversas plataformas y librerías online ofrecen un variado catálogo de libros que se pueden descargar legalmente y de forma 100% gratuita.

Cargar más posts