Fomento lector

Inicio » Fomento lector
  • “El secreto de Emilia”: una historia para que los niños descubran los beneficios de practicar mindfulness

    “Emilia está preocupada porque aún no sabe atarse los cordones y además está por empezar primer grado. Pero muy pronto, y muy cerca, descubrirá un secreto maravilloso, de esos que cambian la vida de los niños (y también de los grandes)”. Esta es la sinopsis de El secreto de Emilia, un libro de la autora Marina Lisenberg que invita a descubrir una práctica conocida como “mindfulness”. Mindfulness significa estar en el momento presente y enfocar la atención en ello. En otras palabras, se trata de permitir que la mente disfrute con atención determinados instantes o situaciones, sin dejarse llevar por las preocupaciones, lo que en la sala de clase, según dicen los expertos, sirve para nutrir cualidades o habilidades como la atención, la curiosidad y la reflexión.

    Emilia, la protagonista de este cuento, invita a pequeños y grandes a descubrir en qué consiste esta práctica.

    Marina, psicóloga entrenada en mindfulness imaginó esta historia como un puente para que grandes y chicos pongan en práctica este concepto que se ha hecho cada vez más popular. A lo largo de los años, ella ha trabajado como terapeuta familiar y también se ha dedicado a la docencia, la capacitación y el entrenamiento en mindfulness en distintos ámbitos. El objetivo de su trabajo ha sido evidenciar las sensaciones físicas y emocionales que se pueden sentir a través de esta práctica, como estrategia para que las personas aprendan, por un lado, a reconocer los estados de ánimo momento a momento, y por otro lado, a relacionarse con consigo mismos y con los demás.

    El Secreto de Emilia

    “Para poder estar presentes, atentos y disponibles mientras se despliega la propia vivencia. El arte nos sensibiliza y nos permite identificar e integrar en el cuerpo lo que sentimos y lo que pensamos. Es un primer paso para aprender a transitar y aceptar lo que nos toca vivir”. Esto dice la autora sobre su obra, un cuento que enriquecerá el trabajo de padres y profesores que dentro y fuera del aula buscan promover valores como el autocuidado, el autoestima, la confianza, la resiliencia y las emociones tanto en niños como en profesores. La práctica de la atención plena o mindfulness en la sala de clase se puede traducir en un mejor clima emocional y por ende, en una oportunidad para potenciar el aprendizaje. Sentirse bien es enseñar mejor, es aprender mejor y esto es precisamente lo que Emilia intenta transmitir con su historia.

    ¿Dónde encontrar el libro?

    El secreto de Emilia está disponible en formato digital en Google Play Libros a 6 dólares (3.900 pesos chilenos). Puedes instalar en tu celular la aplicación (para Android y para iPad y iPhone) A través de esta aplicación podrás leer el cuento online o sin conexión a internet.

“El secreto de Emilia”: una historia para que los niños descubran los beneficios de practicar mindfulness

2017-10-05T15:26:44+00:00 Octubre, 2017|Noticias|

La historia de Emilia, creada por la psicóloga Marina Lisenberg es una invitación a vivir el instante, enfocar la atención en el momento presente y trabajar las emociones.

  • “Aprender Juntos es Mejor”: un programa que potencia el aprendizaje a través de las mascotas

    En el año 1953, el Psiquiatra Boris Levinson atendía a un niño con autismo que había pasado por un largo proceso terapéutico sin éxito. Accidentalmente, ingresó a la consulta a su perro Jingles, el niño entonces estableció contacto con el perro y posteriormente expresó su deseo de volver a jugar con él. Desde ese día, Levinson utilizó a su perro en todas las sesiones, logrando crear un vínculo que posibilita la terapia. Levinson fue de hecho la primera persona en utilizar el término Pet Therapy (Terapia con mascotas) y desde entonces, muchos otros expertos han podido experimentar los beneficios de las mascotas en los procesos de terapia y enseñanza.

    Por esta razón, Purina España de la mano con el CTAC (Centro de Terapias Asistidas con Canes), desarrolló un programa educativo llamado Aprender Juntos es Mejor, que lleva perros de asistencias a las aulas de más 5.000 niños.

    “A menudo encontramos en las aulas niños que tienen problemas específicos que afectan a la capacidad de leer de una manera fluida o comprensiva. Nosotros ofrecemos a los alumnos que puedan interactuar con los perros, con el apoyo de los profesionales pertinentes, creando un ambiente adecuado y específico donde poder trabajar mejor la lectura así como otras materias escolares”, afirma Francesc Ristol, director del CTAC.

    Los niños que trabajan con perros de asistencia no sólo se motivan a aprender, sino tal como lo vivió Levinson con su paciente, hacen del aprendizaje una experiencia positiva que desean repetir.

    ¿Cómo funciona el programa?

    Perros preparado para programas de educación asistida, acompañados por sus técnicos visitan escuelas para desarrollar diversas actividades con estudiantes de primaria y con el personal docente. La jornada del programa se divide entres partes que cumples distintos objetivos: la Sesión de iniciación, la Sesión en aula y la Sesión para educadores.

    Sesión de iniciación

    Esta primera parte está orientada a estudiantes de primaria entre los 6 y los 11 años. Los objetivos son mostrar los beneficios de la interacción de los animales con los seres humanos en todo tipo de entornos, hablar del bienestar animal y explicar los extraordinarios beneficios de los animales de compañía. En esta sesión formativa los perros de educación asistida son los protagonistas y a través de una puesta en escena se explica a los alumnos los valores y los beneficios de la interacción entre los perros y los estudiantes. En esta etapa los niños puede tener contacto con las mascotas, quienes pondrán en evidencia sus habilidades.

    Purina

    Sesión en aula

    Está sesión se realiza en aula de aproximadamente 25 estudiantes. Los objetivos son fomentar una actitud positiva hacia el hábito de lectura, trabajar dificultades lectoras, de inhibición y comprensión, y explicar los beneficios pedagógicos de la inclusión de los perros de asistencia en el sistema educativo. Este taller se enfoca en actividades que se adaptan según el tipo del aula y las aptitudes de los estudiantes. Habrá un juego de interacción entre los perros y los alumnos, quienes trabajarán su vez sus habilidades de lectura y comprensión. La lectura se hará en compañía de los perros y los niños podrán sentir los efectos físicos y psíquicos que ofrecen los perros en sesiones como esta.

    Purina

    Sesión para educadores

    La sesión para educadores busca explicar esta propuesta pedagógica como herramienta para mejorar el aprendizaje de los estudiantes, además de compartir los métodos de trabajo, los objetivos y motivarlos al visibilizar los beneficios de incorporar mascotas en el aula. En esta sesión, se analiza la experiencia vivida durante la jornada y se explican diversas opciones de trabajo según las necesidades de que cada establecimiento educativo. La idea es clarificar y explicar todas las alternativas que existen para introducir el uso de perros de educación asistida en el aula como herramienta pedagógica.

    Purina

    Beneficios de incorporar a las mascotas

    Incorporar mascotas en el proceso educativo puede incrementar la motivación de profesores y estudiantes, disminuir la ansiedad, estimular la atención, mejorar la concentración, aumentar el autoestima y la confianza. Los perros de educación asistida, de la mano con técnicos especializados y profesores, son un instrumento muy potente en los procesos de aprendizaje de los niños.

    La seguridad y confianza que aporta la compañía de un perro permite no sólo que los niños mejoren significativamente sus habilidades lectoras, sino que también estimula vínculos y facilita la comunicación, produciendo emociones positivas que predisponen a los grupos a trabajar con apertura y entusiasmo. Justo lo que se necesita en el aula.

“Aprender Juntos es Mejor”: un programa que potencia el aprendizaje a través de las mascotas

2017-10-03T14:47:08+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Alrededor del mundo existen diversos programas educativos que buscan favorecer el aprendizaje de niños y niñas a través de perros de asistencia en el aula.

  • Wattpad: un espacio ÚNICO para fomentar el amor por la lectura y la escritura

    “Sea lo que sea que estés buscando, siempre hay algo que te encantará en Wattpad. Y si no sabes qué es exactamente lo que estás buscando, tienes el poder de crearlo tú mismo”. Así se define esta comunidad online gratuita, la más grande del mundo diseñada especialmente para escritores y lectores. Hay dos cosas que se pueden hacer en Wattpad: lo primero, leer de forma gratuita desde cualquier dispositivo (celular o computador) con o sin internet. Lo segundo, escribir… lo que se te ocurra.

    Como Wattpad es una plataforma diseñada para personas interesadas en encontrar nuevas alternativas, los usuarios pueden probar sus destrezas en la escritura para nutrir ese espacio de lectura. Pero hay otro detalle que enriquece lo que ofrece esta propuesta digital. Los usuarios de esta aplicación pueden ser parte de la experiencia no sólo leyendo y escribiendo, sino comentando en línea, compartiendo pensamientos e interactuando con la historia mientras se está leyendo.

    Wattpad

    En otras palabras, Wattpad transforma la experiencia literaria en una experiencia social que enriquece el trabajo de quienes desean escribir y la lectura de quienes buscan descubrir.

    Aunque la aplicación es canadiense, con más de 45 millones de usuarios alrededor del mundo, ha traspasado la frontera de los intereses y los idiomas. Este hecho, además de su carácter gratuito, convierte a Wattpad en una alternativa interesante para la sala de clase. De hecho, uno de los instrumentos utilizados por los profesores de lenguaje en una escuela rural en Chile que recientemente obtuvo el mejor resultado en la prueba Simce de Escritura (Sistema de Medición de la Calidad de la Educación), fue precisamente esta plataforma.

    De la mano con otras estrategias que se lleven a cabo en el aula, esta herramienta digital puede ser sin duda una oportunidad extraordinaria para que los estudiantes además de seleccionar lo que quieren leer, se atrevan a convertirse en escritores y visibilizar sus proyectos de una forma diferente y con muchas personas alrededor del mundo. De esta forma, vivirán la experiencia de sumergirse en el mundo de la literatura de una manera diferente y atractiva.

    ¡Si quieres despertar el interés de tus estudiantes para que lean y escriban, no dejes de lado esta alternativa!

Wattpad: un espacio ÚNICO para fomentar el amor por la lectura y la escritura

2017-09-29T14:54:25+00:00 Septiembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Buscar historias interesante, conocer nuevas posibilidades de lectura, escribir historias e interactuar con otros. Estas son algunas de las posibilidades que ofrece Wattpad.

  • Lo que hizo la escuela rural de Iloca para lograr el puntaje máximo en la prueba Simce de Escritura

    Escribir permite a los seres humanos hacer parte de la historia y aunque los formatos y plataformas han cambiado, sigue siendo una habilidad fundamental en la sociedad actual. Bajo esa lógica, el Simce de Escritura provee información detallada acerca del aprendizaje de las habilidades de escritura de los estudiantes de 6° básico en Chile.

    Según la Agencia de Calidad, los resultados de esta prueba traen buenas noticias para la educación rural, pues en los sectores más vulnerables (GSE bajo y medio bajo) estos colegios logran mejores resultados que los establecimientos de igual condición socioeconómica de sectores urbanos.

    La escuela de Iloca

    En 2010, un terremoto y un tsunami afectó fuertemente la zona centro y sur del país. Particularmente tres colegios de la zona quedaron totalmente destruidos. Tres años después de la catástrofe, los tres colegio afectados se unieron para crear uno nuevo, el Dr. Manuel Avilés, establecimiento donde los alumnos de séptimo básico del aula del profesor Víctor Díaz, obtuvieron el máximo puntaje nacional.

    Según la directora, Mirta Rojas, el éxito alcanzado por un colegio que tiene 82% de niños con vulnerabilidad, “viene a coronar un proceso largo que estamos instaurando, de prácticas pedagógicas atractivas”. Y ¿cuáles son esas prácticas innovadoras? Desechar la lectura de fotocopias de libros para reemplazarlas por imágenes atractivas, permitir que los alumnos elijan qué leer y abordar la lectura más allá de los textos literarios (textos científicos informativos…), son parte de las estrategias que menciona la directora. Gran parte de estas medidas y por supuesto, parte del mérito, recaen en la profesora de lenguaje Marcela Gajardo, quien trabaja en el colegio desde su inauguración y estuvo a cargo de los 17 alumnos que el año pasado rindieron el Simce.

    Según cuenta Marcela, el proceso para alcanzar este resultado fue sencillo. Ella creyó en sus alumnos y se empeñó en recordarles que ellos eran los mejores. Los convenció con respecto a esto y en ese proceso usó estrategias como poner comentarios en los cuadernos de los niños para que practicaran la argumentación, la redacción y la ortografía creando líneas de cuatro, seis, ocho… Adicional a esto, utilizaron herramientas como Wattpad, una plataforma digital con incontables alternativas de lectura gratuita.

    “El consejo sería que motiven a sus niños, que logren incentivarlos y hacer que ellos crean en sí mismos. Gran parte de la tarea es hacerles ver que hay un futuro más allá, y que ellos tienen virtudes y habilidades que explotar”, afirma la profesora.

    Cuatro años después de que la escuela resurgiera, parecía imposible que los estudiantes alcanzaran tan altos resultados. Sin embargo, gracias a la instauración del hábito de la lectura y las estrategias de los profesores que sacaron al máximo el potencial de sus alumnos, los futuros escritores del Manuel Avilés, superaron todas las expectativas y se convirtieron en un referente para todos los establecimientos educativos del país.

Lo que hizo la escuela rural de Iloca para lograr el puntaje máximo en la prueba Simce de Escritura

2017-09-29T08:15:27+00:00 Septiembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

La escuela básica Manuel Avilés Inostroza de la aldea costera Iloca alcanzó el máximo puntaje en la prueba Simce de Escritura.

  • “La maleta de cuentos”: una gran idea para fomentar el amor por la literatura

    Recientemente, una profesora de primaria llamada Cintia decidió convertir sus redes sociales en un canal para compartir ideas que puedan ser de utilidad para otros docentes. Principalmente en su Instagram, ella comparte imágenes de algunas de las actividades que realiza en clase y adicional a esto, añade una pequeña descripción en la que explica qué es y por qué está compartiendo determinada foto. Son muchas las actividades o los momentos cotidianos que esta profesora publica en su espacio, pero es evidente que su trabajo tiene un foco muy ligado a la literatura infantil y a la necesidad de fomentar la escritura y la lectura en la sala de clase. Un ejemplo de eso es “La maleta de cuentos”, un objeto creado especialmente por ella para captar el interés de sus estudiante y sobre todo para iniciarlos en el mundo de la creación literaria.

    ¿Qué contiene esa maleta?

    1. Story Cubes

    El Story Cubes es un juego que contiene un total de nueve dados. Cada dado tiene seis imágenes o íconos diseñados por un irlandés llamado Rory O’Connor. El objetivo del juego es lanzar los dados y crear historias inspiradas en la mezcla de imágenes que salen. En total se puede mezclar 54 ideas a partir de las cuales se pueden crear millones de historias según cada combinación.

    Desde mi Aula

    2. Cubos propios

    Seleccionando imágenes en función de los intereses de los estudiantes, ella creó unos cubos que tienen diferentes temáticas. Cada cubo representa algo fundamental en una historia, por ejemplo: personajes, lugares u objetos. Al igual que los dados, estos cubos se lanzan con el objetivo de crear historias a partir de las distintas combinaciones.

    3. Imágenes

    Cintia agregó a su maleta, cartas de un juego de mesa llamado Dixit. Las cartas de Dixit son hechas por diversos ilustradores y son perfectas para poner a volar la imaginación.

    4. Fichas de rompecabezas

    Estas fichas de la maleta de Cintia se utilizan para trabajar el Binomio Fantástico, una estrategia que propone el autor y pedagogo italiano Gianni Rodari en su libro Gramática de la fantasía. La idea es unir dos piezas para utilizarlas en la creación de una historia.

    Desde mi Aula

    Y tú, ¿qué recursos utilizas para fomentar el amor por la literatura?

“La maleta de cuentos”: una gran idea para fomentar el amor por la literatura

2017-09-13T11:14:44+00:00 Septiembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Unos cubos temáticos, unos dados con íconos y un rompecabezas hacen parte de esta maleta literaria.

  • Conoce la estrategia basada en la lectura que busca desarrollar habilidades científicas en los niños

    Aprender a leer y escribir es un proceso fundamental durante la etapa escolar y muchos docentes dedican su tiempo a pensar en estrategias efectivas para desarrollar estas habilidades con sus estudiantes, pero ¿qué pasa si al fortalecer éstas se fomenta también el entusiasmo por la ciencia y la investigación científica? Parece complejo fusionar las dos áreas, pero algunos profesores e investigadores del Tufts Center for Engineering Education and Outreach consideran que la literatura, al estar llena historias con tensiones, conflictos y dilemas, puede ser un punto de partida extraordinario para construir proyectos científicos.

    Un programa llamado Novel Engineering (Ingeniería de novelas)

    Los mismos docentes que plantean el uso de la literatura como medio para trabajar la ciencia, diseñaron un programa llamado Novel Engineering cuyo objetivo es convertir a aquellos profesores que enseñan a leer y escribir, en exploradores de la ciencia a través de actividades que sean realizables en la sala de clase. ¿Cómo funciona? Los profesores deben escoger un libro para leer en clase, un libro que tenga una serie de tensiones a lo largo de la historia. En la mitad de la lectura, los profesores deben pedir a sus estudiantes que hagan una lista de problemas que el protagonista de la historia esté enfrentando. Luego, los alumnos se dividen en grupos o parejas para diseñar y probar soluciones para dichos problemas. Veamos un ejemplo concreto…

    En la clase del profesor Martin Daignault en Massachusetss, probaron este programa partir de un libro llamado The Tiger Rising.

    El libro cuenta la historia de un niño que descubre un tigre enjaulado en un bosque cerca de su casa. Cuando los estudiantes de esta clase se detuvieron en la lectura para pensar algunos problemas, uno de ellos notó que lo que él quería era ofrecerle libertad al animal, pero también notó que al liberar al tigre pondría en riesgo a la comunidad e incluso al tigre en sí mismo. En la etapa de diseño y prueba, el estudiante creó un sistema de correa especial para el tigre. Más adelante, cuando la clase continuó la lectura, el niño que había pensando en liberar al tigre descubrió que había podido predecir lo que pasaría con el tigre cientos de páginas más adelante. “Creo que se sintió muy orgulloso”, dijo el profesor sobre su alumno, quien al parecer tiene dificultades con la lectura.

    Lo extraordinario de esto es que enumerar problemas a partir de la lectura no sólo permite que ellos lean la historia de una forma más profunda, sino que también es una forma de motivar a los niños para que piensen como científicos e ingenieros al imaginar y crear soluciones a dichos problemas.

    Interdisciplinariedad

    La idea de este programa era poder crear algo que en lugar de ser trabajo extra para los profesores, fuera una oportunidad para experimentar y aplicar un aprendizaje interdisciplinar. Elissa Milto, líder del programa y profesora entiende que aunque los profesores no pueden cambiar el currículo completo, definitivamente sí buscan ideas como estas que sean flexibles, adaptables a los estándares pedagógicos actuales y enfocadas 100% en los estudiantes y no en los problemas planteados por el docente.

    Novel Engineerin está pensado para que funcione en todas las salas de clase, independientemente a los materiales con los cuales se cuenta; a menudo, dice ella, los estudiantes están construyendo sólo prototipos. Sin embargo, Milto subraya que las soluciones deberían ser funcionales, no representativas, y eventualmente debería haber una manera de probar si el prototipo en realidad funciona, ya que el objetivo es utilizar la literatura para que los estudiantes y los profesores puedan empaparse de conceptos de la ingeniería y abordar discusiones sobre los contenidos científicos que puedan estar relacionados.

    Si bien el modelo está diseñado para el contexto educativo estadounidense, es una mirada interesante a la interdisciplinariedad y cómo ésta puede motivar a los estudiantes para hacer cosas extraordinarias y aprender de una forma diferente y efectiva.

Conoce la estrategia basada en la lectura que busca desarrollar habilidades científicas en los niños

2017-08-24T14:54:42+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

Este programa busca a través de la literatura que los niños se adentren en el mundo de la ingeniería y la ciencia.

  • Por qué los niños aprenden más de los libros que tienen personajes realistas

    Tania Lombrozo, profesora de psicología de la Universidad de California en Berkley asegura que a su hija le apasionan los cuentos que se alejan de lo fantástico y narran historias de personajes y hechos reales simples, cercanos, como las fiestas de cumpleaños. Y suena extraño pues siempre hemos creído que los mundos de fantasías son perfectos para conquistar a los más pequeños. Sin embargo, Lombrozo afirma que al igual que su hija, muchos niños prefieren los cuentos que son fieles a la realidad y de hecho, a través de éstos, aprenden más. ¿En qué se basa para argumentar esto?

    Algunos estudios sugieren por ejemplo, que los niños de preescolar son más propensos a aprender nuevos hechos acerca de los animales cuando éstos se presentan de una forma realista y no antropomórfica. Además, son más capaces de crear soluciones a los problemas de los cuentos en un escenario que involucra personas reales y tramas reales. Otro estudio llamado ¿Los libros de cuentos con personajes antropomorfizados promueven comportamientos prosociales en niños pequeños?, en el cual hace énfasis la psicóloga, sugiere que los niños también son más propensos a aprender buenos comportamientos, cuando leen cuentos con personajes humanos y realistas.

    Extraída de StoryWeaver

    ¿Cómo se llegó a esta conclusión?

    En el último estudio participaron niños entre los 4 y los 6 años, quienes tuvieron que oír cuentos con personajes humanos y libros con animales antropomórficos. Antes de leer las historias, ellos tenían la oportunidad de compartir stickers con otros niños. El número de stickers que ellos compartían proporcionó una medida cuantificable de lo que compartían. El hallazgo clave fue que en promedio, los niños que oyeron las historias con personajes humanos, compartieron una mayor cantidad de stickers, a diferencia de los niños que oyeron historias con animales antropomórficos, cuyo número de sticker compartidos no aumentó en el proceso de la lectura. Lo que se quería probar era que los niños aplican lecciones aprendidas en su propio comportamiento, sólo cuando las historias tienen protagonistas reales. Los investigadores también descubrieron que cuando los niños podían elegir historias, no tenían una preferencia en particular, lo que sugiere que los niños, contrario a lo que muchas veces se cree, no prefieren necesariamente las historias de personajes fantásticos.

    Extraída de Pinterest

    De la ficción a la realidad

    Los resultado refuerzan lo que Lombrozo afirma: que los niños exportan hechos de sus historias al mundo real cuando dichos cuentos son más realista. Esto sucede quizás porque el salto de un humano ficticio a uno real es simplemente más pequeño que el salto de un mapache antropomórfico a un ser humano. O tal vez también porque a medida que los niños crecen son más capaces de hacer estos saltos, asegura ella.

    En otro paper publicado en el diario Cognition, Lombrozo y su colega Caren Walker, aseguran que incitar a los niños de 5 y 6 años a explicar los acontecimientos claves de un libro de cuentos les hizo mejorar la extracción de la moral de la historia y luego aplicarla a un problema del mundo real. Teniendo en cuenta esto, Lombrozo sugiere que hacer este ejercicio con los libros de fantasía puede ser una herramienta para que los niños relacionen aspectos poco realistas con su mundo real. De esta forma podrán apreciar los patrones que se sostienen a través del mundo ficticio de la historia y el mundo real que los rodea.

    La lección que he aprendido de la investigación sobre las historias de los niños es esta: cuando mi hija pida la historia (realista) de una fiesta de cumpleaños esta noche, la complaceré. Se tratará de una niña humana que celebra su séptimo cumpleaños. Pero también incluirá algunos problemas realistas con soluciones realistas y voy a aportar algunas lecciones sobre compartir”.

    Y tú ¿qué harás cuando ellos pidan historias fieles a la realidad?

Por qué los niños aprenden más de los libros que tienen personajes realistas

2017-08-18T16:18:28+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

La psicóloga Tania Lombrozo asegura que los niños aprenden más cuando los cuentos, en lugar de ser antropomórficas, son realistas.

  • “Películas cerebrales”: una forma de imaginar y comprender la lectura

    Donna Wilson y Marcus Conyers, son expertos en el dominio de la enseñanza basada en el cerebro y el liderazgo. Son co-desarrolladores del programa Brain Based Teaching en la Nova Nova Southeastern University y han escrito varios libro, entre esos, Five Big Ideas for Effective Teaching: Connecting Mind, Brain, and Education Research to Classroom Practice. Uno de los temas que Wilson y Conyers han trabajado en distintas oportunidades es la lectura y las estrategias que se pueden utilizar para formar buenos lectores. Para esto, dicen ellos, es importar trabajar el desarrollo de una habilidad llamada metacognición, es decir, la capacidad que tiene una personas de reflexionar sobre sus procesos de pensamiento y autorregular sus procesos de aprendizaje. Una de las actividades que proponen para trabajar en esto se llama “películas cerebrales” y se basa en aquellas imágenes que se forman en la mente de los lectores mientras leen.

    El objetivo es que los profesores puedan guiar a los estudiantes para que visualicen mientras leen.

    Esto les permitirá disfrutar el momento como si estuvieran viendo una película y por ende, disfrutar, comprender y retener más información. Enseñar a los estudiantes a crear películas en sus cerebros puede ayudarles a entender la complejidad de la no ficción, a ver los personajes, los escenarios y la acción dentro de las historias. De esta forma la lectura se convierte en algo divertido y sobre todo comprensible.

    Christian Robinson

    Este argumento de las películas cerebrales se sustenta bajo la teoría del código dual de Allan Paivio (profesor de psicología canadiense).

    Paivio asegura que los procesos cognitivos consisten en un sistema verbal para el lenguaje y un sistema no verbal para las imágenes. Al crear imágenes mentales a partir de las palabras, se apunta a los dos sistemas, tanto el verbal, como el visual-espacial, lo que convierte a los conceptos abstractos en conceptos más concretos y por ende, más significativos y memorables.

    Suzy Lee

    Del texto a la película cerebral

    Visualizar la lectura es algo que se debe enseñar. Es un proceso activo que se debe guiar para mejorar la comprensión lectora de los estudiantes y fomentar el gusto por la lectura. Una de las formas de hacerlo es siguiendo estos 10 pasos que sugieren los autores:

    1. Selecciona un libro, un poema o un pasaje de lectura con un lenguaje vívido y sensorial para leerlo en voz alta.

    2. Introduce palabras o conceptos que puedan ser nuevos para los estudiantes antes de leer. Comparen fotografías, sitios web y otras imágenes para ayudar a crear el escenario.

    3. Pide a los estudiantes que compartan ejemplos de películas basadas en los libros que han leído y dirijan una discusión sobre la diferencia entre leer el libro y ver la película. Enfatiza que mientras se lee, la imaginación crea su propia película cerebral.

    4. Al leer, recomienda a los estudiantes que creen sus propias películas cerebrales basadas en el texto, imaginando los personajes, el escenario y la acción.

    Diles que a algunos les puede resultar más fácil visualizar si observan mientras leen, cerrando los ojos o mirando por la ventana.

    5. Lee con inflexión y haz énfasis en el lenguaje llamativo.

    6. Cuando termines de leer, haz una pausa para dejar que los estudiantes terminen de convertir el texto en películas. Luego pide voluntarios para que compartan sus imágenes o escenas favoritas.

    7. Discute con ellos cómo la experiencia les ayudó a relacionarse con la historia y a crear sus películas cerebrales. Pueden hablar de cosas como las diferencias entre los personajes y los de la vida real, o los lugares del libro y el lugar en el que viven.

    8. Analiza cuánto de ellos encuentran que visualizar lo que leen les ayuda a comprender y recordar el tema.

    9. Anima a tus estudiantes a seguir creando películas en sus mentes mientras leen.

    10. Haz énfasis en que la creación de películas cerebrales requiere una lectura atenta y cuidadosa y sugieren que si tienen dificultades para visualizar un pasaje, deben re-leerlo y buscar palabras desconocidas.

“Películas cerebrales”: una forma de imaginar y comprender la lectura

2017-08-17T16:26:00+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

Dos expertos sugieren 10 pasos para que los niños lean y visualicen sus lecturas como si fueran películas.

  • La metacognición: la clave para formar buenos lectores

    Muchos definen la metacognición como la capacidad que tiene una personas de reflexionar sobre sus procesos de pensamiento y autorregular sus procesos de aprendizaje. La Dr. Donna Wilson y el Dr. Marcus Conyers, expertos en el dominio de la enseñanza basada en el cerebro y el liderazgo (mente, cerebro y educación) tanto en el desarrollo profesional como en la formación docente, aseguran que dicha capacidad puede ser la clave de la diferencia entre estudiantes que leen bien y aquello que tienen más dificultades. En el proceso de la lectura, dicen ellos, la metacognición se presenta como una conversación que los lectores tienen con ellos mismos. En ese sentido, los lectores “metacognitivos” disfrutan de la lectura porque encuentran significado en los textos, piensan profundamente para comprender lo que están leyendo, no tienen problemas de comprensión y su lectura es más fluida. Lo bueno, dicen Wilson y Conyers, es que todos los estudiantes pueden aprender a ser lectores metacognitivos y para esto sugieren algunas estrategias:

    1. Antes de leer

    Los expertos aseguran que la etapa de pre lectura es un momento clave. En ésta, los profesores presentan la lectura, explican el propósito de leer, fomentan la curiosidad y la motivación de los estudiantes. Antes de empezar a leer, sugieren los expertos, es bueno que los profesores permitan a los estudiantes seleccionar su material de lectura y los guíen en este proceso para que escojan el más apropiado. Una vez que los estudiantes hayan hecho su selección de lecturas, se debe abrir un espacio de discusión en clase formulando preguntas como:

    • Examina la portada, el título, la ilustración, ¿de qué crees que se trata el libro?
    • ¿Qué quieres aprender de la lectura que escogiste?
    • ¿Qué despertó tu curiosidad con respecto a este tema?
    • ¿Qué sabes del tema?

    2. Al leer

    Los lectores metacognitivos tienen la capacidad de construir una especie de diálogo con ellos mismos sobre contenido que están leyendo. Este diálogo es la clave para comprender la lectura. Los dos expertos sugieren algunas preguntas para fomentar dicho diálogo:

    • ¿Cuáles son los elementos más importantes de tu lectura?
    • En caso de que sea no ficción, ¿cuál es el argumento principal?
    • Si pudieras ¿qué preguntas le harías al autor?
    • Si pudieras reescribir la historia ¿sería igual o diferente?

    Este ejercicio es una forma de visualizar y por ende, una herramienta poderosa para los lectores. Una de las actividades preferidas de los dos expertos para trabajar la metacognición a la hora de leer es una actividad llamada “hacer películas cerebrales” la cual permite a los estudiantes entender temas complejos de no ficción, ver los personajes, los escenarios, entre otros detalles, para así darle vida a la historia. Los profesores que han utilizado esta estrategia aseguran que sus estudiantes se divierten más al tener experiencias de lectura exitosas.

    Good e Reader


    3. Releer

    Releer es un gran beneficio pues permite al estudiante tener una segunda lectura con una conexión más emocional, reflexiva y más centrada en el argumento y en lo más profundo de la historia.


    4. Resumir

    Esta habilidad permite demostrar el entendimiento del texto y comprender la idea principal. No todos pueden hacerlo naturalmente, pero se puede enseñar. Con preguntas como estas, los estudiantes pueden practicar esta habilidad:

    • ¿Qué es lo más importante de todo lo que has leído?
    • ¿Cuál es la intención y el tema general?

    Autodo


    5. Evaluar

    La última estrategia se trata de analizar lo que se ha leído y sirve para entender por qué la lectura ha sido enriquecedora. Para ejecutar dicha estrategia de evaluación se pueden formular preguntas como estas:

    • ¿Por qué crees que el autor escribió esta obra?
    • ¿Cuál es la fuente del autor?
    • Olvida la visión del autor por un segundo. ¿Cuáles son tus propios pensamientos sobre los problemas de la historia?
    • ¿Qué te llevas de esta lectura?
    • ¿Qué aprendiste y cómo eso puede impactar en tu vida?

    Muchos profesores, aseguran Wilson y Conyers empiezan el proceso de enseñar la metacognición haciendo lecturas interactivas en voz alta en la sala de clase. Mientras los estudiantes leen, los profesores formulan preguntas relacionadas con estas 5 estrategias (desde la pre lectura, hasta la evaluación). Después de practicar varias veces, los profesores podrán facilitar el proceso de forma individual. Poco a poco, la habilidad se hará de forma más natural. Pero es un proceso y entenderlo de esa forma es lo más importante para tener éxito en la enseñanza de esta habilidad vital para formar lectores que disfrutan los encuentros con los libros.

La metacognición: la clave para formar buenos lectores

2017-08-16T16:17:22+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

La metacognición, en el contexto de la lectura se puede entender como una conversación que los lectores tienen con ellos mismos.

  • 6 estrategias para mediar los encuentros con los libros

    En el marco del taller ¿Cómo mediar la lectura del libro álbum?, organizado por la Editorial Zig Zag y la Biblioteca Escolar Futuro, el Profesor de Lenguaje de la Universidad de Chile, Roberto Contreras expuso contenidos relacionados con la estructura del libro álbum, las estrategias de mediación lectora y la optimización de los espacios de lectura. También compartió 7 actividades que además de fomentar la lectura, son perfectas para generar un vínculo entre los niños y los libros. Las 7 actividades son sencillas de hacer, casi todas funcionan de forma individual o grupal y son una excelente oportunidad para generar un acercamiento al libro como un todo; desde su exterior hasta su interior.

    1. La puerta de entrada al libro

    La actividad tiene una duración aproximada de 15 a 25 minutos.. El profesor debe invitar a sus estudiantes a que seleccionen libros según sus portadas. Después se plantean preguntas como: ¿qué me dice esta portada?, ¿un libro vale por sus tapas?, ¿las portadas anuncian su contenido? o ¿qué se puede inferir a partir del título?

    Por otra parte, Contreras sugiere que se comenten las portadas de libros que han leído y creen nuevas portadas para dichos libros, incluyendo, títulos, ilustraciones y colores.

    Domi Baus/Elige Educar


    2. Anatomía del libro

    Esta actividad tiene una duración aproximada de 10 a 30 minutos. También se realiza antes de la lectura. El profesor debe explicar a los niños que los libros tienen una estructura-esqueleto que les permite ser lo que son. Las partes de dicho esqueleto son: la portada (cara frontal), el lomo (borde externo donde está el título y el nombre del autor), contraportada (la parte posterior), la solapa (borde plisado hacia el interior donde aparece la biografía del autor u otros títulos y colecciones) y finalmente la reseña (texto final sobre el contenido).

    Contreras sugiere que los niños revisen una amplia variedad de libros para luego exponerlos a sus demás compañeros, describiendo cada una de las partes de su esqueleto.

    Domi Baus/Elige Educar


    3. Un tesoro de palabras

    La actividad se realiza a lo largo de todo el semestre, durante y antes de la lectura. El profesor debe hablar del valor del vocabulario y la importancia de aprender cada día nuevas palabras. La idea es confeccionar un cofre con una caja de cartón decorada donde irán dejando las mejores expresiones. Éste será una especie de tesoro de curso. El objetivo es que se escoja una palabra o una expresión a partir de la lectura diaria.

    Una de las sugerencias de este profesor de lenguaje es contarle a los niños que el escritor de Charlie y la fábrica de chocolate, Roald Dahl, al iniciar su carrera anotaba en un cuaderno un listado de palabras similares; así cuando quería describir a un personaje malvado no escribía “era muy malo” sino “un malandrín perverso e infame”.

    Domi Baus/Elige Educar


    4. “En un bosque oscuro y hondo… ”

    Esta actividad de 60 o 90 minutos se realiza después de la lectura. El eje de ésta será el bosque. El bosque como espacio de cuentos es un escenario clásico y referencial para contextualizar una situación de asombro, sorpresa y aventura, dice Contreras. Entonces, la idea es empezar la actividad con la frase: “En un bosque oscuro y hondo… ”. Los niños tendrán que completar esa frase. Para esto, es importante que lean varias historias que tengan como referencia los bosques (Caperucita Roja, Hansel y Gretel, El bosque, ¡Mira lo que tengo!… ). Así, los niños podrán experimentar el efecto y la finalidad que tiene utilizar un bosque como espacio narrativo de una trama.

    Domi Baus/Elige Educar


    5. “Yo soy el héroe”

    “Yo soy el héroe” es una actividad colectiva que puede durar de 60 a 90 minutos. Se realiza después de la lectura y consiste en esto: Se toma una historia que le guste a los niños para que ellos puedan transformarla como si ellos fueran los personajes. La reescritura del cuento no es individual pues busca promover el trabajo colaborativo, de modo que cada integrante del grupo tenga un rol dentro del proceso creativo. Mientras uno cuenta la historia, otro la escribe y un tercero corrige. Todos deben revisar la coherencia del texto.

    Domi Baus/Elige Educar


    6. “Dime”: conversar sobre las lecturas

    Se realizará después de la lectura y durará de 25 a 30 minutos. Dime es básicamente un enfoque de mediación de la lectura que busca promover una “conversación literaria” para generar un diálogo, usando un repertorio de preguntas sencillas, directas y que apunten a pensar sobre lo que se ha leído más allá de la pregunta: “¿te gustó?”.

    Algunas de las preguntas que se deberían hacer son: ¿Qué te llamó la atención del cuento?; Si dejaste de leer ¿en qué parte fue y por qué?; ¿Pudiste predecir lo que venía?; ¿Has leído otros libros como este?; ¿Qué le dirías a un amigo sobre este libro?; Si el autor te preguntara qué mejorarías del libro ¿qué le dirías?; ¿Se puede saber quién está contando la historia?; ¿Lo que leíste te hizo recordar algo?

    Domi Baus/Elige Educar

6 estrategias para mediar los encuentros con los libros

2017-08-11T19:05:59+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

Para fomentar el amor por los libros, el profesor Roberto Contreras sugiere sencillas actividades para realizar en la sala de clase.

Cargar más posts