Estudiantes de pedagogía

Inicio » Estudiantes de pedagogía
  • El impacto de la práctica pedagógica desde la voz de una futura educadora

    Decidir qué carrera estudiar es todo un desafío, pero pensar que esta decisión es la única parte desafiante, puede ser un grave error. Tal como lo conté en mi nota anterior, mi elección vocacional fue un proceso lleno de dudas e incertidumbres y grandes desafíos al igual que una práctica pedagógica inicial, intermedia o profesional.

    La preparación para el futuro laboral, independiente cual sea el camino escogido, puede y debe aprovecharse al máximo, ya que básicamente se adquieren las herramientas que posteriormente articularán el ejercicio de nuestro quehacer. Esto ocurre en todas las profesiones, sin embargo, para quienes deseamos ser profesores, el proceso ocurre de manera simultánea a nuestra formación profesional. Por medio de esta experiencia, los estudiantes de pedagogía observamos e intervenimos en la sala de clase mucho antes de ingresar al mundo laboral.

    Sin duda, la práctica pedagógica es una experiencia que impacta en la construcción de la propia identidad docente, por lo que resulta ser un periodo crucial y una gran oportunidad para desarrollarse profesionalmente. ¿Por qué digo que es una oportunidad? Se los explico a continuación.

    Oportunidad para dar sentido a lo aprendido

    Cuando los conocimientos se ponen en práctica, toda la teoría cobra sentido. Indiscutiblemente los estudiantes son quienes justifican todo aquello que sabemos del aprendizaje. No importa cuántas veces hayamos estudiado a Piaget u otros autores, sus palabras cobrarán un sentido verdadero cuando veamos a nuestros alumnos construir su desarrollo individual.

    Oportunidad de evaluar mi aprendizaje

    El aprendizaje no puede ponerse a prueba hasta que realmente tienes la instancia para articular todo lo aprendido. No solo se trata de llevar a cabo todo lo aprendido, sino que se trata de evaluar la capacidad para relacionar, retroalimentar y autocorregir lo que se te ha enseñado en la Universidad. Si hay algo que falta en aquel momento, aún hay tiempo de adquirir ese aprendizaje.

    Oportunidad de complejizar ideas

    Cuando entras a estudiar ya tienes algunas ideas personales, las que cambian y se modifican a través de tu construcción profesional docente. A pesar de que existen instancias en el periodo universitario que ayudan a ello, estas no se comparan con las vivencias con los estudiantes. Trabajar con alumnos “reales” te permite contraponer y fundamentar tus principios, complejizando la reflexión y el análisis.

    Oportunidad de contextualizar según cada realidad

    La realidad supera a cualquier ejemplo que puedas leer en los textos, nada será como evidenciar las experiencias de aprendizaje y observar el impacto que pueden tener en los estudiantes que tienes en frente. Al entrar a un establecimiento puedes darte cuenta que la planificación pensada para la sala A no puede ser la misma que para la sala B, ni puede ser la misma que pensaste hace un mes. ¿Por qué? Porque el desarrollo será más eficaz mientras más se focalice en las características propias de ese contexto específico en ese momento específico, tomando en cuenta sus propias capacidades, hábitos, circunstancias y necesidades.

    Oportunidad de integrar nuevos propósitos

    Es seguro que partirás tu carrera con un propósito central, el cual irá adquiriendo profundidad a medida que sea sostenido en diversos contextos educativos. Renovar nuestros objetivos es un proceso que se alimenta fuera del aula, como también enormemente dentro de ella, sumando perspectivas que quizás antes no habían sido consideradas y que perfeccionan el rumbo que se quiere trazar en un futuro.

    Oportunidad de reafirmar mi vocación

    La decisión inicial inevitablemente se verá afectada por el roce en el aula, dependiendo del tipo de experiencias que tengamos. Puede que te permita descubrir que has tomado el camino equivocado, permitiéndote optar por camino que se ajuste a tus intereses, o, por el contrario, reafirmar la energía vocacional con la que comenzaste a vivir el sueño, renovando así el compromiso de educar a las nuevas generaciones. Sin embargo, en ambos casos podría ser una perfecta ocasión para volver mucho más claro el trayecto a seguir.

    Cualquiera sea la pedagogía, el plan de estudios o la universidad, la realidad es que en un futuro tendrá contacto con el aula antes de terminar tu carrera, compatibilizando la experiencia con el aprendizaje directo. Según lo expuesto anteriormente esta circunstancia podría ser totalmente enriquecedora, pero absolutamente fuera de toda zona de comodidad, siguiendo la lógica de toda situación significativa, que en este caso pone a prueba la preparación que se tiene para ser docente; recordándonos la importancia de una formación constante.

    Si bien los desafíos aumentan cuando nos enfrentamos a la realidad escolar, no hay razón para tomar este desafío como algo negativo. El consejo es a vivirlo como una oportunidad de potenciar los herramientas y habilidades.

El impacto de la práctica pedagógica desde la voz de una futura educadora

2017-08-18T17:04:23+00:00 Agosto, 2017|Futuro Profesor|

¿Cuánto incide la práctica pedagógica en el desarrollo profesional de los futuros docentes? Natalia Hernández, futura educadora de párvulos, nos cuenta sus impresiones.

  • Políticas de atracción a Educación: el siguiente desafío

    La evidencia nacional e internacional es clara: las carreras de educación son pieza estratégica en el desarrollo de un país y, por tanto, su promoción y fortalecimiento deben estar permanentemente en la discusión pública. Por eso celebramos la preocupación manifestada por el rector Sergio Lavanchy, en la nota publicada esta semana sobre las matrículas de las carreras de pedagogía, pues pone sobre la mesa una pregunta necesaria: cómo continuar avanzando en este desafío.

    Precisamente, la implementación de mayores requisitos para el ingreso a estas carreras fue una medida largamente buscada como un primer paso para comenzar a devolverles el lugar que merecen. Así, la disminución de las matrículas en las distintas regiones era un efecto previsto; no necesariamente negativo -pues eleva la calidad académica de nuestros futuros docentes- y no atribuible sólo a la implementación de esta importante medida. De hecho, las cifras entregadas por el Cned muestran que, en términos generales, el ingreso de estudiantes de alto puntaje a universidades selectivas aumentó respecto del año pasado, lo cual, nos parece, debe ser relevado.

    Sin embargo, tal como plantea el rector, es clave ahora “colocar una luz de alerta” a las autoridades y a las universidades para recordar que aumentar las exigencias fue solo un primer paso, y que ahora urge desde todos los actores avanzar en estrategias para fomentar la atracción hacia estas carreras, principalmente a aquellas en donde se proyecta mayor déficit, como educación básica, educación de párvulos y las pedagogías en ciencias.

    Desde Elige Educar, creemos que esta estrategia debe estar compuesta al menos de tres ejes estratégicos: un fortalecimiento de los programas de acceso -como los propedéuticos pedagógicos y el Pace pedagógico; la mejora de las políticas de atracción ya existente -como la Beca Vocación de Profesor- ampliando su cobertura y beneficios incluso a aquellos que descubren tardíamente su vocación; y la implementación de gratuidad para el 100% de los interesados en carreras de educación (ya sea por becas o aportes directos).

    En paralelo, los avances ya impulsados por la Nueva Política Nacional Docente deben continuar siendo comunicado con fuerza a los estudiantes de educación media: la mejora en las condiciones de enseñanza, el apoyo que recibirá un docente en su primer año de ejercicio, el derecho a acceder a perfeccionamiento gratuito, entre otros.

    Atraer a los mejores estudiantes al estudio de estas carreras en nuestras regiones requiere un esfuerzo. Y no de un sólo sector, sino de los diversos actores involucrados. Es menester unir fuerzas y volver a poner este tema en la opinión pública, recordando que la tarea aún no está terminada, y que en tiempos donde se delinean las prioridades para el futuro gobierno, hacerse cargo de este desafío es urgente. Si realmente queremos generar un impacto positivo y permanente sobre la calidad de nuestra educación, debemos entender y aplicar la máxima de que no cualquiera puede ser profesor y no cualquiera puede impartir la pedagogía.

    Jorge Schiappacasse
    Director de Política
    Pública de Elige Educar

Políticas de atracción a Educación: el siguiente desafío

2017-08-16T10:34:09+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

¿Cómo avanzar hacia políticas de atracción efectivas? Jorge Schiappacasse, Director de Política Pública de Elige Educar, nos cuenta su propuesta.

  • ¿Sabías que existe una beca que financia tu vocación de convertirte en profesor?

    ¿Comienzas el desafío de convertirte en un gran profesor? Entonces tienes que conocer desde ya la Beca Vocación de Profesor (BVP) que el estado creó especialmente para apoyar a quienes, como tú, están pensando estudiar la carrera más trascendente: Pedagogía.

    Esta beca es un beneficio entregado por el Ministerio de Educación que busca reconocer a los jóvenes que con talento y vocación deciden estudiar una carrera de  educación. Esta beca financia la matrícula y el arancel real de toda la carrera, y los beneficios crecen a mayor puntaje. Este beneficio, a diferencia de la gratuidad, no depende de la situación socioeconómica del estudiante, sino de su desempeño y puntaje en la PSU.

    A mayor puntaje, mayores beneficios

    Mientras mejor sea tu desempeño en la PSU 2017, mayores son los beneficios asignados:

    • Desde 600 puntos PSU: Matrícula y arancel anual de la carrera.
    • Desde 700 puntos PSU: Matrícula, arancel anual de la carrera y un aporte mensual de $80 mil.
    • Desde 720 puntos PSU: Matrícula, arancel anual de la carrera, aporte mensual de $80 mil y financiamiento de un semestre de estudios en el extranjero.
    • Si eres estudiante de 4° medio, perteneces al 10% de mejores egresados de tu establecimiento educacional y egresaste de un colegio municipal, particular subvencionado o de administración delegada, también puedes optar a la BVP con 580 puntos PSU. En este caso, la beca financia la matrícula y el arancel anual de la carrera.

    “La Beca Vocación de Profesor no es sólo una forma de estudiar de manera gratuita en una universidad, sino que -más importante aún- es un reconocimiento del país a la profesión docente y a quienes deciden estudiarla. Es la única beca en Chile que tiene foco en el mérito, y eso es muy relevante porque con ella el país está diciendo que los profesores sí son importantes, y que esta es la profesión más trascendente, por lo que el Estado decide apoyar la formación de nuevos profesores”, explica Hernán Hochschild, director ejecutivo de Elige Educar.

    Compromiso con la educación

    Una vez que obtengas tu título profesional de profesor o educador, deberás comprometerte a trabajar por tres años (no necesariamente consecutivos) en un colegio municipal, subvencionado o de administración delegada. Para cumplir este compromiso tendrás un plazo de siete años, y mientras lo hagas recibirás las remuneraciones que acuerdes con tu empleador al igual que cualquier profesional del establecimiento. El objetivo de este compromiso es lograr que docentes de excelencia, que esta beca ayudó a formar, enseñen en aquellos lugares donde más se necesita.

    ¿Cuándo postular?

    La postulación a la  Beca Vocación de Profesor (BVP), al igual que el resto de los beneficios que entrega el estado, se abre en octubre próximo. Para conocer más sobre la beca, pincha aquí. Si tienes consultas, no dudes en contactarnos.

¿Sabías que existe una beca que financia tu vocación de convertirte en profesor?

2017-07-05T17:36:58+00:00 Junio, 2017|Futuro Profesor|

¿Comienzas el desafío de convertirte en un gran profesor? Entonces tienes que conocer desde ya la Beca Vocación de Profesor (BVP) que el est [...]

  • Si un profesor no conecta con sus alumnos, ¿es un mal docente?

    La comprensión que se tiene de los maestros y de su forma de transmitir una materia, se basa en valores personales y educativos.

    ¿Existen profesores buenos o malos? Durante la vida estudiantil, tanto en el colegio como en la universidad, la interacción maestro-alumno y su relación con el aprendizaje puede ser una experiencia maravillosa en algunos casos, pero también desafortunada, en otros. ¿De qué puede depender el éxito de esta relación? Sin duda, coexisten muchos factores, sin embargo, uno de los más relevantes es la imagen o percepción mutua que existe entre la simbiosis docente-alumno.

    Esta es una de las conclusiones a las que han llegado investigadores del departamento de Educación de la Universidad de Concordia (Montreal, Quebec) en un reciente estudio, llevado a cabo gracias a la comunidad virtual Reddit, una red social que abarca infinidad de materias en las que los usuarios agregan sus opiniones sobre noticias o temas específicos.

    La investigación se ha basado en el análisis de 600 entradas publicadas entre 2009 y 2015 en las que los participantes debatieron, de manera anónima, sobre las características sobre que era para ellos un buen o mal maestro. Y una de las conclusiones a las que han llegado ha sido que la comprensión que se tiene de los docentes y de su forma de transmitir una materia, se basa en los valores personales, educativos y, posiblemente, en nuestra compresión particular de género.

    Según sus autores, se demuestra que los estudiantes tienen diferentes estilos de aprendizaje y personalidades y que responden de manera diferente a los profesores en base a sus propias necesidades y perspectivas. Frente a esto, el doctor en Psicología y director del Grado en la Universidad de Antonio de Nebrija en Madrid (UAN), Juan Carlos Rodríguez, asegura que lo primero que habría que plantearse es qué significa ser un buen profesor. “Para los alumnos un buen docente puede ser aquel que además de dominar la materia, muestra entusiasmo en clase, tiene relaciones cordiales con los estudiantes y además comunica de forma correcta. A este respecto, un profesor con estas características puede influir de forma positiva en el aprendizaje de sus alumnos”, comenta. Sin embargo, supone esto que si la personalidad de un profesor no comulga con la de un alumno, este, ¿estaría condenado a la frustración académica?

    Necesariamente no, pero le costará más adaptarse a esas clases, estudiar y obtener mejores resultados que otro estudiante que sea más compatible con la personalidad de ese profesor. “Los valores que una persona posee van a influir en su conducta y las personas que ejercen la docencia no son una excepción. Los valores que cada uno de los profesores posea pueden influir en su docencia, en su contenido y hasta en la forma de dar las clases”, asegura el experto.

    El profesor ideal está en tu mente

    La figura del maestro importa y la percepción popular que se tiene de ellos les afecta no solo a ellos mismos sino a la propia educación y enseñanza. En el estudio se refleja que lo mejor y peor de los profesores se divide en tres categorías: las cualidades profesionales y personales del profesor, los resultados de aprendizaje del estudiante y la relación entre el estudiante y el maestro. En cuanto a las cualidades, profesionales, los “mejores” maestros eran elogiados por ser inteligentes, atractivos, delicados, tolerantes y estrictos pero justos, mientras que los “peores” fueron descritos como incompetentes, carentes de juicio, perezosos, injustos e inflexibles.

    Lo que llama la atención de los resultados es que un número idéntico de docentes eran aplaudidos por características diametralmente opuestas. Por ejemplo, para muchos alumnos ser un profesor tranquilo es una cualidad buena, mientras que para otros resulta algo criticable por no ser un docente vivaz. Para Rodríguez, en casos extremos, hay personalidades que no son compatibles con otras y puede suponer un problema, aunque lo habitual es que la mayoría de los profesores puedan conectar con sus alumnos. “No existe un perfil de profesor eficaz para todos los niveles ni para todas las materias cuya valía se fundamente en aspectos individuales de la personalidad”, afirma. “Quizás sea el profesor que sabe en cada momento cómo facilitar la construcción del conocimiento de sus alumnos y cómo ajustar, de la mejor manera posible, la ayuda necesaria según las características de la situación, del contenido y de los propios alumnos”, matiza.

    En cuanto a las diferencias de género, Rodríguez, apunta que se están superando. “Hoy en día cualquier persona que se dedica a la enseñanza puede impartir cualquier materia. Ser hombre o mujer no es un problema en relación con la docencia de cualquier materia”, concluye.

Si un profesor no conecta con sus alumnos, ¿es un mal docente?

2017-06-28T12:06:15+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Los profesores importan|

La comprensión que se tiene de los maestros y de su forma de enseñar una materia, se basa en valores personales y educativos. Esta es una de las conclusiones a las que han llegado investigadores del departamento de Educación de la Universidad de Concordia.

  • ¿Te elegían o quedabas de último? Cómo escoger equipo en las clases de educación física puede causar traumas

    Basta una breve (y no científica) encuesta en la redacción de BBC Mundo para comprobar que la práctica de escoger equipo en público durante las clases de gimnasia de la escuela se queda grabada en la memoria de muchos como una suerte de tortura pública.

    “A mi me escogían siempre de penúltima”, dice una de nuestras compañeras que prefiere no dar su nombre porque todavía tiene “un trauma”.

    “Aunque te escogieran al final igual tú ya sabías que eras mala”, comenta Dalia, que reconoce que siempre se quedaba atrás, en parte forzada y en parte a propósito.

    Alejandro admite que tenían un apodo para los que no jugaban bien y Beatriz recuerda la experiencia como una auténtica “agonía”.

    Estas y otras emociones similares se siguen replicando en clases de educación física de todo el mundo y por eso el especialista en formación de profesores David Barney, de la universidad estadounidense Brigham Young University, quiere acabar con tan extendida tradición.

    Según Barney, la práctica puede hacer que los niños asocien el ejercicio con algo negativo.

    Una práctica “incómoda”

    El especialista en educación sugiere como alternativa escoger los equipos en privados. Imagen: Thinkstock

    Barney cree que ser elegido de último para un equipo puede ser humillante en el momento pero además podría tener consecuencias emocionales a largo plazo.

    En un artículo que publicó recientemente en la revista The Physical Educator analizaba los resultados de este ejercicio con niños de los primeros años de secundaria.

    Para él esta práctica “incómoda” no influye necesariamente los resultados del partido pero puede tener un impacto emocional profundo a nivel individual para los estudiantes.

    Muchos de los estudiantes que entrevistó le dijeron que no les gustaba el ejercicio, pero participaban en el mismo porque lo hacía el profesor.

    “Si escoges equipos para jugar al baloncesto en dos días los niños ya no recuerdan quién ganó”, comenta Barney.

    “Pero sí recuerdan cómo se sintieron, recuerdan que los escogieron de últimos”, añade.

    La práctica no ayuda a dar confianza a los estudiantes y puede convertirse en un círculo vicioso que desmotiva a los niños que no se sienten muy talentosos para el deporte.

    Mejor en privado

    El especialista en educación sugiere como alternativa escoger los equipos en privado, para evitar humillar públicamente a los estudiantes.

    Según Barney, cuando los propios profesores eligen los estudiantes pueden expandir su círculo de amistades, no se sienten avergonzados ni excluidos y los equipos puede estar más balanceados.

    Por otro lado, los estudiantes pueden valorar su desempeño de acuerdo a su progreso personal y no de acuerdo al momento en que fueron escogidos para un equipo.

    Además, apunta, “se ahorra mucho tiempo cuando se hace en privado”.

    Objetivo: crear asociaciones positivas

    Otro estudio de la misma universidad halló que los niños que eran objeto de burlas durante la clase de gimnasia hacían menos deporte al año siguiente. Imagen: Thinkstock

    Barney cree que tener una buena experiencia en las clases de educación física en la escuela puede tener una correlación con el estado de bienestar de la persona a lago plazo.

    En efecto, otro estudio de 2014 realizado por psicólogos de la misma universidad encontró que los niños que eran objeto de burlas durante la clase de gimnasia hacían menos deporte al año siguiente.

    Barney trata de enfocar las conclusiones de sus estudios hacia medidas concretas que los profesores pueden tomar para mejorar esas experiencias.

    Otra de las sugerencias que hizo el especialista en otro artículo es poner música durante la clase.

    Según su estudio los estudiantes de 9 y 10 años tenían casi 6 veces más probabilidades de disfrutar de la clase de gimnasia si sonaba la música, que tenía un efecto motivador.

¿Te elegían o quedabas de último? Cómo escoger equipo en las clases de educación física puede causar traumas

2017-05-19T15:16:41+00:00 Mayo, 2017|Cómo aprenden los niños, Noticias|

¿Te has preguntado alguna vez cuánto incide en el autoestima de un niño el no ser escogido en una clase de educación física? ¿Debiéramos seguir haciendo la selección de equipos de manera pública? Te invitamos a reflexionar sobre este interesante tema a través de la siguiente nota realizada por la BBC.

  • ¿Has pensado estudiar pedagogía? ¡Inscríbete en nuestro programa de acompañamiento vocacional!

    Informar, acompañar y motivar a estudiantes con vocación y talento interesados en estudiar pedagogía. Ese es el objetivo de Un Nuevo Futuro, programa de acompañamiento vocacional gratuito desarrollado por Elige Educar para apoyar durante todo el año a los estudiantes interesados.

    Desde su lanzamiento el año 2010, Elige Educar ha acompañado a través de este programa a más de 67 mil jóvenes de todo el país. Todos los inscritos reciben, a través de llamados telefónicos, correos electrónicos y WhatsApp, información y orientación relevante para tomar esta decisión: detalles sobre la nueva Política Nacional Docente, las distintas disciplinas existentes en el área, sus mallas curriculares básicas, fechas clave del proceso, becas, testimonios y noticias relacionadas. Además, el programa desarrolla encuentros masivos a lo largo de todo Chile con el objetivo de responder en terreno las inquietudes de estos estudiantes.

    “Queremos orientar a quienes sienten desde ya vocación por la enseñanza y a quienes sienten un interés pero no están tan seguros. Nuestro objetivo no es convencer a estos jóvenes de estudiar pedagogía, sino orientarlos e informarlos para que ellos elijan realmente en base a su vocación”,  explica Jaime Carvajal, profesor y coordinador del programa. “El año 2016 fue histórico en términos de los postulantes a estas carreras y queremos que este año siga aumentando el interés por la profesión docente, así que invitamos a todos los estudiantes a inscribirse”.

    Apoyo personalizado

    El programa Un Nuevo Futuro no sólo destaca por la información actualizada que entrega a los estudiantes sobre los cambios implementados para apoyar y potenciar la profesión docente –como la Beca Vocación de Profesor y la nueva Carrera Docente-, sino también por el apoyo personalizado que brinda a los jóvenes inscritos, a través de tutorías telefónicas realizadas periódicamente por estudiantes de pedagogía y profesores en ejercicio. “La idea no es sólo contarles aspectos formales del mundo de la educación, sino que en estas llamadas puedan encontrar el apoyo y opinión de otro joven que, al igual que él, pasó por el mismo proceso de decisión vocacional, y que eligió también jugársela por la educación optando por ser profesor”, explica Carvajal.

    “Yo desde la educación media que quería ser profesor y estudiar Pedagogía en Matemática, pero por distintas razones entré finalmente a Ingeniería Civil. Además, tampoco encontré el apoyo suficiente para poder cumplir mi vocación”, comenta Boris González, estudiante de Pedagogía Media en Matemática UC que fue parte del programa el año 2016. “Afortunadamente supe de este programa, me inscribí y no solo recibí apoyo, sino también una motivación importante para seguir mi sueño de ser profesor. Gracias a ese impulso conversé con mi familia sobre cambiar de carrera y poder entrar a Pedagogía”.

    Ana Araya, actualmente estudia Pedagogía General Básica, y también fue parte del programa durante el año pasado: “Fue una alternativa muy buena para mí porque me ayudó a complementar con información mi vocación de ser profesora. Me orientaron en todo momento y cualquier duda que yo tuviera siempre estaban para responderla rápidamente. Además, la orientación fue siempre efectiva y de manera personalizada según mis intereses”, comenta.

    ¿Cómo inscribirse?

    Están invitados a inscribirse todos los estudiantes de 4° medio y recién egresados de enseñanza media de todo el país, que estén interesados en carreras de educación y deseen participar en este programa de acompañamiento vocacional. Podrán inscribirse gratuitamente en este link hasta el 30 de mayo.

¿Has pensado estudiar pedagogía? ¡Inscríbete en nuestro programa de acompañamiento vocacional!

2017-03-29T21:13:03+00:00 Marzo, 2017|Actualidad, Futuro Profesor|

Informar, acompañar y motivar a estudiantes con vocación y talento interesados en estudiar pedagogía. Ese es el objetivo de Un Nuevo Futuro, [...]

  • Obtuvo la calificación máxima en la prueba de admisión universitaria: ahora será profesora

    “Jugábamos al colegio y yo siempre hacía el rol de profesora. Les explicaba a mis hermanos algunas cosas. Así empezó el gusto (por enseñar)”, dijo Amelia Wahl, novata, puntaje nacional en la PSU de matemática (850) y actual alumna de la carrera de Pedagogía Básica de la Facultad de Educación UC. La vocación de Amelia por la pedagogía surgió a temprana edad y continuó desarrollándose a lo largo de su vida, primero en el colegio donde tenía los mejores resultados y apoyaba a sus compañeros y más adelante como voluntaria, apoyando a niños de diversas comunas en sus procesos educativos. Entonces lo supo. Cuando obtuvo los resultados de la PSU, Amelia no dudó en estudiar pedagogía.

    Antes que nada… los sueños

    Que la pedagogía fuera su primera opción, no sorprendió a su familia. Como ella, sus padres también decidieron ser profesores y no dudaron en apoyarla. Aunque hubo críticas, de otros miembros de la familia que decían que que la carrera era de “bajo estatus”. Eso no importó, ella sabe que no es así, porque los sueños son más grandes que las palabras y Amelia tiene algo muy claro: quiere trabajar en escuelas municipales para entregarle a los niños, los conocimientos que ella pudo tener al estudiar en un buen colegio… “Es justicia para mí es importante”.

    Los padres

    No se puede dejar de lado el hecho de que sus padres fueran un apoyo incondicional pues eso sumado a su fuerte convicción y vocación era justo lo que necesitaba para tomar la decisión con los ojos cerrados. Los padres de Amelia hicieron que todo fuera más fácil y la dejaron soñar, soñar con cambiar la vida de muchos niños a través de una de las profesiones más importantes del mundo. Además del apoyo incondicional de su familia, Amalia recibió el apoyo de todos los chilenos a través de la Beca Vocación de Profesor, un beneficio del Ministerio de Educación que busca reconocer a aquellos jóvenes que con gran talento y vocación optaron por estudiar pedagogía.

    “Me apoyaron desde siempre, porque además, ellos valoran mucho la labor docente y eso me facilitó las cosas. Ellos siempre me dijeron que no escogiera una carrera por la cantidad de plata que iba a ganar, sino más bien por la vocación”, dijo Amelia.

    ¡A estudiar!

    Ahora, Amelia sólo tiene ganas de aprender, crecer y comprender la información que le permitirá ejercer la profesión que lleva desde niña en su sangre. Llegó la hora de enfrentar el gran desafío y ella está lista para transformar su propio aprendizaje en el aprendizaje de muchos otros. Lo que más le interesa ahora que está apenas comenzando, es preparase para enfrentar distintas realidades, algunas de las cuales conoció antes de escoger su carrera.

    “En terreno, en las misiones, me pasó que me topé con niños vulnerables que vivían un ambiente muy hostil al interior de sus hogares y yo no supe cómo ayudarlos. Por eso espero que me puedan dar esas herramientas que no tuve en ese momento”.

    Amelia está lista… para cumplir sus sueños a través de sus aptitudes y cambiar la vida de muchos desde una profesión que apareció en su camino desde muy niña. Amelia será profesora y siempre lo supo.

Obtuvo la calificación máxima en la prueba de admisión universitaria: ahora será profesora

2017-03-28T17:59:30+00:00 Marzo, 2017|Futuro Profesor, Los profesores importan|

Amelia Wahl, novata y puntaje nacional en la prueba de admisión universitaria, no lo dudó ni un segundo. Cuando tuvo que escoger su profesión, escogió la carrera más importante: pedagogía. Amelia, lo llevaba en la sangre.

  • Maestros de América Latina, una serie que tienes que ver

    La serie “Maestros de América Latina” narra la vida y obra de ocho pedagogos trascendentales para la historia de la educación latinoamericana. El repertorio está compuesto por Simón Rodríguez, Domingo F. Sarmiento, José Martí, José Vasconcelos, José Carlos Mariátegui, Gabriela Mistral, Jesualdo Sosa y Paulo Freire.

    El programa intenta acercar a los docentes, pero también al público en general, las propuestas de estos pedagogos latinoamericanos de una manera amena y atractiva. El ciclo busca renovar el debate sobre las pedagogías latinoamericanas desde un abordaje profundamente humano, y sin renunciar a la complejidad y contradicciones propias de personalidades que, desde diferentes perspectivas, se comprometieron activamente con la educación de niños y niñas.

    La serie, publicada el año 2016, fue producida por el Laboratorio de Medios Audiovisuales de la Universidad Pedagógica, para la Organización de Estados Iberoamericanos para la Cultura y la Educación (OEI), la UNIPE y Canal Encuentro.

    ¿Quieres ver esta serie? Aquí te dejamos los 8 capítulos.
     

    Gabriela Mistral

     

    Paulo Freire

     

    José Carlos Mariátegui

     

    Domingo Faustino Sarmiento

     

    Jesualdo Sosa

     

    Simón Rodríguez

     

    José Vasconcelos

     

    José Martí

     

Maestros de América Latina, una serie que tienes que ver

2017-05-22T17:19:05+00:00 Marzo, 2017|Los profesores importan|

La serie “Maestros de América Latina” narra la vida y obra de ocho pedagogos trascendentales para la historia de la educación latinoamerican [...]

  • Si te gusta transmitir tu vocación por enseñar, ¡sé parte del equipo de tutores de Elige Educar!

    Tomar la decisión sobre qué carrera estudiar no es tarea fácil, y mucho menos cuando la opción profesional es una desafiante como ser docente. Muchos son los elementos que un estudiante de 4° medio debe considerar y la lista de interrogantes puede llegar a ser algo  abrumadora. ¿Cómo acompañar a los jóvenes en este importante proceso? ¿Quienes son las personas más adecuadas para resolver sus inquietudes?

    ¡Fácil! Para acompañar a los jóvenes en este importante proceso se necesitan personas que hayan vivido el mismo proceso. Necesitamos estudiantes de pedagogía que puedan acompañar y asesorar a jóvenes en esta trascendente decisión. Por esto, Elige Educar -organización sin fines de lucro que trabaja por la valoración social de la profesión docente-  abrió su convocatoria para que estudiantes de pedagogía y profesores en ejercicio puedan conformar el equipo de tutores del Programa de Acompañamiento Vocacional de Elige Educar “Un Nuevo Futuro”.

    La tarea de un tutor

    A través de un llamado telefónico, con su testimonio y ayuda personalizada, nuestros tutores acompañan y orientan sobre diversos temas a los jóvenes que están pensando estudiar una Pedagogía. De lunes a viernes, en la oficina de Elige Educar ubicada en Santiago, nuestros tutores se reúnen para transmitir su vocación.

    Aquí no se trata de convencer, sino que de apoyar e informar a los jóvenes para que tomen la mejor decisión. Por eso necesitamos a estudiantes de Pedagogía y profesores que no tengan miedo de contar su experiencia, ya que de sus palabras dependerá en gran medida el éxito de este proyecto.

    “La importancia de nuestro trabajo radica en la posibilidad de que un estudiante que tiene muchas dudas, pueda encontrarse con otro o un profesor que tiene solamente unos años más, y que pasó por el mismo proceso y ahora está viviendo el fruto de esa decisión de estudiar pedagogía. Que tus padres o un profesor te oriente y te acompañe es muy necesario, pero que un joven con tus mismas características e inquietudes lo haga, le agrega un valor especial, donde se da la posibilidad de un contacto directo”, dice Jaime Carvajal, Profesor de Educación Básica y Coordinador del Programa de Acompañamiento.

    Postulaciones

    Si quieres formar parte de esta importante tarea y cumples con los siguiente requisitos, te invitamos a ser parte del equipo de tutores. Para postular solo debes completar el siguiente formulario antes del 31 de marzo. Si tienes cualquier duda o consulta, escríbenos a intervenciones@eligeeducar.cl

    Requisitos:

    1. Ser estudiante o egresado de una carrera de educación acreditada.
    2. Tener un desempeño académico destacable.
    3. Tener disponibilidad de horario (entre 4 a 6 horas semanales, entre las 18:00 – 21:00 hrs).
    4. Ser responsable y comprometido.
    5. Tener muchas ganas de formar parte de este gran equipo.

    Si aceptas este desafío, serás capacitado para asesorar telefónicamente a los jóvenes sobre las becas, acreditación, carreras y perspectivas laborales de la pedagogía. Además serás parte de un increíble equipo de trabajo y recibirás una bonificación mensual por tu esfuerzo y compromiso.

    ¡Te esperamos!

    .

Si te gusta transmitir tu vocación por enseñar, ¡sé parte del equipo de tutores de Elige Educar!

2017-03-09T19:27:22+00:00 Marzo, 2017|Actualidad|

Tomar la decisión sobre qué carrera estudiar no es tarea fácil, y mucho menos cuando la opción profesional es una desafiante como ser docent [...]

Cargar más posts