Estudiantes

Inicio » Estudiantes
  • Guía práctica de una docente para aplicar “mindfulness” en la sala de clase

    Existen muchas definiciones para “mindufulness”, pero en palabras simples, significa estar presente con el momento y las experiencias tal y como son. En la sala de clase, este concepto sirve como herramienta para nutrir cualidades que garantizarán su éxito, tales como el foco, la resiliencia, la curiosidad y la reflexión. Según Linda Yaron (profesora de la University Senior High en Los Angeles y experta en mindfulness), esta herramienta es una forma simple y perfecta de crear espacios poderosos en los cuales puedan acceder al aprendizaje desde el empoderamiento y la conciencia.

    “Taylor, una de mis estudiantes, recientemente dijo que mindfulness realmente ‘me ha ayudado a crecer como persona y estudiante, al ayudarme a estar enfocada en estar presente en cuerpo y alma’”, dice la educadora al medio Ed Week.

    La investigación

    Algunas investigaciones aseguran que trabajar con mindfulness tiene incontables beneficios en la sala de clase, incluyendo el aumento de los niveles de atención, el autocontrol, las relaciones, la toma de decisiones, la reducción de ansiedad, depresión y rabia. Tiene, también, el poder de transformar salones y colegios en espacios de reflexión, mientras se forman estudiantes que pueden manejar los desafíos y las dificultades que les pone la vida.

    Para construir un aula mindfulness, Linda sugiere…

    1. Dar mensajes de reflexión y crecimiento

    Esto significa aplicar la “mentalidad de crecimiento”, es decir, aquella que motiva al estudiante a creer en sí mismo. Hacerlo sirve para animar a los estudiantes a que se enfoquen desde la práctica, mientras descubren cuál es la raíz de su distracción. En lugar de sentirse culpables o avergonzados, esto les permitirá ser más curiosos y conscientes sobre lo que hacen y por qué lo hacen.

    Saturday mornings 🙏🏼💛

    A post shared by Happirits (@happirits) on


    2. Ritual de pausas diarias

    Empezar y finalizar las clases con algunas actividades colectivas de respiración, dice la profesora, ayudará a construir comunidad, resetear tu mente y la de tus estudiantes para descansar. También te permitirá enfocar sus mentes hacia una intención específica.

    Inhala ..exhala #yogikids

    A post shared by Happirits (@happirits) on


    3. Trabajar las emociones difíciles

    Los estudiantes pueden aprender a explorar su relación con los desafíos y las grandes emociones y pueden darse cuenta de que aunque no puedan controlar la circunstancias externas, serán capaces de manejarlas para así acercarse a la vida con conciencia y curiosidad, y no con reactividad. Las técnicas guiadas que se pueden hacer para cumplir este objetivo son:

    Parar: parar, respirar, observar y procesar puede ayudarles a detenerse por un momento y reflexionar antes de tomar decisiones impulsivas.

    RAIN: en inglés, RAIN es la sigla para reconocer, aceptar e investigar emociones sin apego. El objetivo de hacer esto es permitir a los estudiantes que trabajen con sus emociones negativas sin dejarlas de lado, entendiendo que son parte de ellos y que éstas no definen quienes son.

    Escanear el cuerpo: para que los niños puedan explorar en qué partes del cuerpo sienten ciertas emociones y darles el espacio y el tiempo para encontrarse con ella, procesarlas y aceptarlas.


    4. Un currículo reflexivo

    Temas, textos y actividades centradas en el estudiante pueden ayudarles a examinar sus propias vidas e historias con conciencia. Abordar tópicos como la identidad, la toma de decisiones y la sanación es ideal para que ellos reflexionen con preguntas como: ¿qué cosas de mi pasado han formado mi perspectiva actual y mi forma de tomar decisiones?

    Al mismo tiempo, incorporar actividades como la escritura narrativa ayuda a los estudiantes a valorar sus propias historias como vehículos transformadores que los han llevado hacia donde están. Según cuenta esta educadora, gracias a este tipo de actividades reflexivas, sus estudiantes están más concentrados y presentes a la hora de aprender con el corazón abierto. Una de sus estudiantes escribió:

    “La meditación en la mañana, me ayuda a manejar la retroalimentación de una forma positiva para ser un mejor escritor”.

    Tips para escuelas

    • Conectar las escuelas con organizaciones locales de meditación o mindfulness
    • Ofrecer a los profesores desarrollo profesional de mindfulness
    • Diseñar clases de mindfulness para estudiantes, familias y toda la comunidad escolar
    • Diseñar salas de clases que sean perfectas para recargar energía, relajarse y sentirse presente
    • Incorporar mindfulness en los programas escolares

    “Aunque las situaciones de las escuelas, la cultura y las herramientas varían, una cosa es segura: los estudiantes necesitan ser educados para cultivar instrumentos que les permitan ser exitosos… Mindfulness es un vehículo poderoso para cultivar habilidades académicas mientras se construyen herramientas que les permitan enfrentar los desafíos que trae el ser adolescente. Esto hace que la inversión en construir prácticas de consciencia en la sala de clase valga la pena cada paso, o mejor, cada respiración”. Linda Yaron.

Guía práctica de una docente para aplicar “mindfulness” en la sala de clase

2017-06-16T17:59:49+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Linda Yaron habla de su experiencia en la sala de clase y nos comparte algunas de medidas "mindfulness" que deberíamos implementar.

  • Si alguien te dice que tú no puedes, se equivoca

    Tenían las manos atadas… y sin embargo sus dedos danzaban, volaban, dibujaban palabras (Eduardo Galeano)

    “¡Disculpe! ¿Por qué en los equipos de gente que diseña los coles no hay niños y niñas, si somos nosotros los que vamos a pasar aquí más tiempo?” —preguntaba un poco soliviantada Paola, alumna de 6º B, a una profesional que les visitaba.

    “¿Por qué no empezamos por cambios pequeños y rápidos para que, los que estamos en 6º, podamos ver hechas nuestras propuestas, antes de marcharnos al insti?” —manifestaba Lidia.

    En el ‘post’ anterior describimos una experiencia colectiva de aprendizaje de toda una localidad… protagonizada por más de 250 alumnos y alumnas de entre 5 a 11 años, del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria ‘Atalaya’ de Atarfe, en Granada. Nos ocupamos de un proyecto de colaboración de 9 docentes, con más de 500 madres, padres, abuelas o abuelos y con otros agentes socioeducativos de la localidad.

    Esta labor de aprendizaje y sensibilización consiguió dar sentido a las actuaciones de cuidado y de normalización de la diversidad funcional en el colegio y en la localidad. Una iniciativa pedagógica que, recordaremos, adoptó el nombre de CapaCiTados y con el que, el Colegio ‘Atalaya’ consiguió el premio ‘Acción Magistral, 2016’.

    Esther Diánez (profesora y tutora de 4º B) y José Alberto Martín (profesor especialista en el desarrollo de las competencias digitales en el alumnado) fueron los coordinadores. En la actualidad siguen liderando el impulso de nuevos proyectos pedagógicos en el Colegio ‘Atalaya’.

    En esta segunda entrega, nos ocupamos de mostrar las concepciones pedagógicas de base, las claves profesionales de la práctica docente de Esther y José Alberto. Se trata de sacar a la luz pública, de compartir y someter a escrutinio y diálogo, las razones que han otorgado sentido a su diaria tarea de enseñanza.

     

    “Al darle la voz a los alumnos y a las alumnas en la gestión de los proyectos conseguimos que nuestros retos ‘se vengan arriba’ y que nuestras pretensiones iniciales se disparen hacia metas más altas, en relación con la mejora social. Favorecemos que las tareas se hagan con mayor motivación, implicación y creatividad y, sin duda, alcanzando un mayor y mejor desarrollo competencial ¿No es eso, en definitiva, de lo que trata la escuela?” — afirman Esther y José Alberto.

    Ambos docentes consideran necesario que los estudiantes dispongan de referencias valiosas que motiven e inspiren su tarea de aprendizaje. Cuando no las encuentran cerca, las buscan en la aldea global.

    Un ejemplo lo encontramos en otro de los proyectos pedagógicos, desplegado a lo largo del curso 2014/15, `Un espejo en que mirarte´. Coordinado, en este caso, por Esther y que contó con la colaboración de José Manuel Escobero, por entonces profesor del Colegio ‘Atalaya’.

    68 científicas, incluida una Premio Nobel, redactaron una carta de motivación, poniéndole rostro al significado de una verdadera innovación: despertar en el alumnado las ganas de crear, investigar, soñar con metas grandes, gracias a la lectura de las cartas y al diálogo presencial con algunas de estas mujeres de referencia.

    Esther, se rebela frente a la tradicional adscripción de intereses y aspiraciones por razones de género y frente la distancia, demasiado habitual, de las niñas hacia las profesiones más científicas. Por eso, asumió que un proyecto de aprendizaje debía acercar, de manera personal, a cada estudiante con las reflexiones y vivencias de una profesional investigadora, para despertar la motivación e interés por el estudio de las ciencias, especialmente en el caso de las chicas, promoviendo el análisis crítico de una asunción pasiva de determinados roles asociados tradicionalmente a su género.

    El proyecto se nutrió de las aportaciones de científicas de un total de 12 países. Incorporó, además, una propuesta didáctica sustentada en la lectura de las cartas y ajustada a los posibles intereses de distintos niveles educativos.

    Proyecto ‘Cree en ti’. Plan de igualdad ‘Atalaya’. 2016. Esther Diánez

    Entre otros objetivos, había que suscitar la reflexión individual y colectiva, en profundidad, sobre las experiencias y aspiraciones que mostraban las cartas y las presentes en el entorno de cada grupo, en el lenguaje y en las relaciones cotidianas de los alumnos y las alumnas.

    La invitación:

    “Querida ___________:

    Te escribimos desde el Colegio ‘Atalaya ‘de Atarfe, en Granada. Somos un grupo de maestros y maestras que no nos resignamos a asomarnos a las cifras de fracaso escolar, de desmotivación, de abandono. Queremos torcer el brazo a ese conformismo que nos puede costar el futuro de este país y queremos hacerlo con más implicación, más compromiso, más trabajo y, —aquí necesitamos tu ayuda— más ciencia (…)
    Te proponemos participar en nuestro proyecto “Un espejo en que mirarte”, enviándoles un texto breve a nuestras alumnos y alumnas, invitándolas, retándolas a abrazar la ciencia, abriéndoles las puertas a lo mejor que han dado hombres y mujeres en miles de años de desarrollo, de investigación científica (…)

    Atentamente,
    Esther Diánez Muñoz. Coordinadora del Plan de Igualdad”
    (extracto de la carta invitación a participar en el proyecto)

    Proyecto ‘Cree en ti’. Plan de igualdad ‘Atalaya’. 2016. Esther Diánez

    Y, una de las 67 respuestas:

    “Qué pena que no te conozca porque me gustaría decirte esto mirándote a los ojos.
    Me llamo Luz. Si cuando tenía tu edad me hubieran dicho que acabaría siendo investigadora, me lo hubiera tomado como una broma de mal gusto. Me habría dolido porque hubiera pensado que estaban jugando con mis esperanzas y con cosas que parecen imposibles. Me habría enfadado, no se me daban bien los estudios y además lo último que me apetecía por las mañanas era enfrentarme al colegio otra vez.
    Quizás no me creas lo que voy a decir, y no hace falta que me creas, yo tampoco me lo habría creído, pero al menos recuérdalo.
    Si alguien te dice que tú no puedes, se equivoca. A mí también me lo dijeron. En serio. No está escrito quién puede y quién no puede. Por muy importante que parezca la persona que te lo dice, no lo sabe. Nadie sabe eso.
    Si alguien te da un consejo, piensa si esa persona es como tú quieres ser o no, antes de seguirlo. Piensa si ese consejo es válido para lo que tú quieres ser.
    Si te gusta algo, sigue con ello adelante. Nadie tiene la clave y nadie sabe lo que va a pasar (…). Tú sigue adelante. A un compañero mío del cole lo castigaban por cantar en clase y ahora está componiendo música de bandas sonoras, a otro también lo castigaban por mal comportamiento y ahora es guionista de cine. A mí me suspendían por faltas de ortografía y acabo de desarrollar un juego que hace que los niños y niñas mejoren su escritura (…). En serio. La ciencia no sólo trata de teorías grandes para dar explicación a las cosas grandes que pasan en el mundo. La ciencia también trata de ayudar a personas y puede impactar día a día. La manera de descubrir las cosas no está marcada por nadie, tú puedes descubrir lo que tú quieras (…). No hace falta que tengas claro tu sueño. Solo haz y trabaja por lo que te haga feliz, por lo que consideres justo y eso te llevará a tu pasión. Busca lo que realmente te gusta y piensa que, si quieres, puedes ser muy buena en ello. Porque puedes llegar a ser lo que quieras ser. Con determinación y esperanza,
    Luz Rello. Investigadora Predoctoral. Premio a la Mejor Investigadora Europea Joven 2013. Departamento de Tecnologías de la Información y Comunicación. Universitat Pompeu Fabra.”

    El resto de las respuestas y la propuesta didáctica se encuentran para consulta en el documento ‘on-line’ del proyecto.

    Proyecto ‘Cree en ti’. Plan de igualdad ‘Atalaya’. 2016. Esther Diánez

    Por lo que hemos podido comprobar, plantearse retos sociales en la clase de 4ºB es algo indispensable. Siempre están ideando propuestas, analizando realidades y dialogando en busca de soluciones. En este trimestre —comenta Esther— nos traen de cabeza los proyectos de centro “Cree en ti” y “Crea tu cole”. El alumnado está transformando el centro, partiendo de sus ideas y propuestas.

    “El reto principal del proyecto ‘Crea tu cole’, como en el resto de proyectos, es la inclusión. Los niños son los que van a realizar un diseño del centro con espacios para la creación, el aprendizaje, las relaciones sociales … “Los alumnos y las alumnas sueñan con poder pintar y aprender a pintar como grandes artistas, con crear espacios para cantar o diseñar ropa, con quitar las mesas y trabajar en un puf… son muy bonitos y hay que escucharlos porque la escuela es suya. Estamos volviéndonos locos para hacer realidad esos sueños”- afirma Esther Diánez, en una reciente entrevista.

    Hace una semana les visitaba una diseñadora de interiores y una especialista en neuroarquitectura. Era verdaderamente sorprendente observar a los estudiantes opinando sobre los espacios:

    “¡Disculpe! ¿Por qué en los equipos de gente que diseña los coles no hay niños y niñas…”

    “Una batería de inquietudes asalta a los estudiantes cada vez que alguien les visita y posibilita abrir las mentes a nuevas ideas y propuestas. Periodistas, científicos (y sobre todo científicas), diseñadoras de trenes, fisioterapeutas, arqueólogos, astrónomos, y una lista interminable de profesionales han pasado por la clase; han generado nuevas inquietudes y mejores expectativas. Así que, aquí seguiremos… soñando y creando juntos el colegio Atalaya con la creencia firme de que la escuela es el verdadero motor de transformación social” (Esther Diánez y José Alberto).

    En la Universidad de Granada. Esther Diánez y José Alberto Martín

    En diálogo con estos docentes y después de estudiar y analizar sus proyectos, hemos podido constatar que su preocupación no es la de preparar a las nuevas generaciones para el futuro, sino para el presente. Acometer problemas cotidianos es una magnífica oportunidad para aprender a aprender y sentirse con el poder de enfrentarse a otros muchos que se les irán presentando a lo largo de toda su vida. El secreto está en centrar el esfuerzo en lo que les interesa, lo que les rodea y unirlo a lo que, con su esfuerzo, pueden aportar, en ese momento, no en el futuro, a la sociedad. Éste es el sentido de su trabajo.

    “Es importante que nuestros peques aprendan a gestionar su propio aprendizaje y sean conscientes de sus componentes, en muchas ocasiones, invisibles para ellos: ¿Qué queremos aprender? ¿Cómo se elabora y se planifica un proyecto? ¿Cómo se evalúa? ¿Qué tipo de tareas hay que incluir? ¿Qué recursos vamos a necesitar? ¿Cuál será la distribución de los tiempos? ¿Qué competencias vamos a desarrollar? ¿Cómo vamos a difundirlo?… y un largo etcétera que parece custodiar el profe, a buen recaudo, en su programación, y que, en raras ocasiones, se pone sobre la mesa para que nuestro alumnado tome las riendas de lo que va a aprender y de cómo aprenderlo. En nuestra clase esa parte es vital para el trabajo.”

    Son siete, ya, los años que lleva trabajando por proyectos el alumnado del grupo de 4º B: “desde los 3 años”, como afirman ellos mismos. Tienen interiorizado el lenguaje propio de la gestión de proyectos de aprendizaje. Tanto es así que, en el curso 2016-17, les surgió la idea de elaborar su propio tutorial de ABP (aprendizaje basado en proyectos), para ayudar al profesorado que se inicia en esta concepción de la enseñanza y del aprendizaje. Lo consiguieron y con un formato fresco y divertido, sin más pretensiones que apropiarse de conocimiento y disfrutar haciendo algo, que se les da muy bien, comunicar lo que saben.

    En este tutorial participó también alumnado de 6º B, que siempre aporta un estilo desenfadado y cercano en todas sus exposiciones. Tener su propio canal de YouTube les ayuda mucho a comunicar con éxito.

    “Planificar y gestionar sus propias metas ayuda a desarrollar las funciones ejecutivas, a fijar una ruta propia, a corregirse cuando hierran, a disfrutar cuando han dado con la solución a la primera o a perseverar cuando el objetivo es ambicioso, a gestionar el carrusel de emociones que van aflorando hasta llegar a la meta. Una meta donde la satisfacción nos espera impaciente. Todos esos elementos son clave en el día a día de un aula o, al menos, lo son en las nuestras” (afirman Esther y José Alberto).

    Cuando el alumnado participa activamente en su aprendizaje se produce la magia. Una magia que, en contrapartida, nos lleva a poner sobre la mesa más recursos, más energía, más y mejor de nosotros mismos porque, ¿sabéis qué? ellos y ellas no se conforman con metas pequeñas, con objetivos que son fáciles de alcanzar. Mis pequeños monstruitos siempre están cargados de ideas y metas que superan cualquier expectativa que previamente pudiéramos tener. Y la verdad es que, pensándolo bien, es lo normal, porque a esas edades su creatividad es desbordante y su ingenio no tiene límites”.

    Esta visión del aprendizaje ha llevado a Esther y José Alberto a desarrollar proyectos que han sido toda una aventura y verdaderos retos que, como insisten, han superado siempre juntos. “Y ese ‘juntos’ engloba cada vez a más gente, a más agentes, que tienen mucho que aportar. Por eso no sorprende ver en el aula a familiares que vienen a contribuir, expertos que vienen a asesorar, profes de otros coles para compartir experiencia, etc.”

    José Alberto y Esther Diánez en la Final del Programa’ Watter Explorer’. Esther Diánez

    En octubre de 2016, el Colegio Atalaya consiguió el título de representantes nacionales del programa de Naciones Unidas ‘Water Explorer (Exploradores de agua)’. Una iniciativa educativa… “dirigida a niños y niñas de 8 a 14 años que, como estudiantes, emprenden diversas misiones para rescatar y preservar las reservas de agua de nuestro maravilloso mundo” (Acerca de Water Explorer. RED GAP).

    Este logro les permitió continuar avanzando en los objetivos que se habían planteado como centro, hace ya tres años, en su iniciativa ‘Proyectando Futuro’ y concretar la tarea de participar, con el alumnado, en proyectos internacionales.

    “Nuestro objetivo primordial de centro se asienta en la necesidad de enriquecer el entorno de nuestro alumnado, ya que, si la educación no lo remedia, éste se encuentra más cerca del abandono y el fracaso escolar y social, que del éxito y la excelencia” (Cecilio Martín, Director del Colegio ‘Atalaya’, en: Innovación STEM con conciencia y en comunidad: CEIP Atalaya).

    Desde la organización de ‘Water Explorer’ establecieron que, al encuentro internacional de Londres, sólo podían asistir dos alumnos y un profesor. “¿Dos alumnos y un profe? Esos pobres organizadores no podían imaginar que, después de horas de negociaciones y más de 40 emails, se presentaría en Londres una delegación de Atarfeños (más conocida como la tribu de Atarfe) formada por 56 personas entre alumnos, profes, padres y madres.” (Atarfeños por el mundo. Esther Diánez)

    Atarfeños por el mundo. Esther Diánez

    Las comunidades activas que trabajan juntas…¡¡¡son imparables!!! afirman Esther y José Alberto.

Si alguien te dice que tú no puedes, se equivoca

2017-06-15T16:04:00+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Mejora docente|

La siguiente nota de El País nos demuestra que el aprendizaje basado en proyectos puede cambiar la vida de los estudiantes y de toda su comunidad.

  • El Museo Interactivo Mirador: un complemento pedagógico científico perfecto

    El 4 de marzo de 2000 se inauguró en Santiago de Chile el Museo Interactivo Mirador (MIM), un espacio de 12 hectáreas ubicado en la comuna de La Granja que cuenta con 14 salas temáticas y más de 300 módulos interactivos donde los niños pueden descubrir distintos fenómenos y principios científicos. Desde entonces, el MIM se ha convertido en un referente de los museos para niños, niñas y jóvenes que buscan experiencias lúdicas interactivas y espacios de exploración autónoma.

    En una entrevista con Orieta Rojas, Directora Ejecutiva del museo y Milene Ramírez M. Directora de Museografía, realizada por la Revista Base, Diseño e Innovación de la Universidad del Desarrollo, se destacan los beneficios que otorga el museo como espacio facilitador de contenidos pedagógicos. Y ¿cuáles son estos?

    Una experiencia autónoma, lúdica e interactiva

    Milene Ramírez, Directora de museografía, define este espacio educativo como un entorno que promueve el aprendizaje de la ciencia a través de la experiencia. Por esa razón, en el MIM, según Ramírez, no existe el miedo… el miedo a preguntar o decir algo frente a toda una clase, sino todo lo contrario, pues el visitante tiene la libertad de equivocarse, explorar y decidir. De esta forma, se promueve el pensamiento, la comprensión y la reflexión al ritmo de cada uno de los participantes “porque todos somos diferentes”, dice Ramírez.

    El modelo educativo del MIM se basa entonces en tres elementos claves: la experiencia autónoma, la lúdica y la interactiva. Dichos elementos se evidencian en los módulos interactivos que están pensandos para que los visitantes transiten por todos estos desde 4 niveles de experiencia diferentes: la Percepción, sensorial emocional (1), la Exploración y manipulación (2), la Activación cognitiva y búsqueda de explicaciones (3) y finalmente la Ampliación y aplicación de conocimiento (4).

    MIM

    El complemento de lo formal

    Aunque la principal fortaleza del MIM, dice Orieta Rojas, es precisamente generar las condiciones para que niños y jóvenes exploren, en ningún momento sugieren que sea un lugar donde se resuelve el aprendizaje de la ciencia. Contrario a esto, creen que es un complemento que enriquece la experiencia académica de los espacios formales de educación. Justamente por eso, el MIM ha evolucionado a lo largo del tiempo basado en las necesidades educativas de los niños, en sus intereses y en el diseño de experiencias interactivas como bisagra entre el estudiante y el fenómeno que se busca explorar.

    “Hoy estamos trabajando fuertemente con base en marcos teóricos del aprendizaje que avalan nuestra propuesta educativa. Ello nos facilita la construcción de indicadores que nos permite medir si el diseño invita y habilita para una experiencia autónoma, lúdica e interactiva y cuánto permite a las personas realizar una reflexión, desde lo emocional -por qué me asombra o despierta curiosidad- a un quiebre cognitivo, que hace que dé un paso adicional”, dice Orieta Rojas en la entrevista de Revista Base Nº2.

    Oficina de inverno

    Las salas y los módulos

    Para la creación de salas que incluyen temáticas como: robótica, arte y ciencia, luz, energía, percepción, entre muchas otras, se llevan a cabo tres etapas en las cuales participa el Área de Educación del museo y un equipo científico experto en los temas que se quieren abordar en cada sala. En la primera etapa se desarrollan las ideas y las interacciones, después se desarrolla un guión de contenidos y cada guión es revisado constantemente por el equipo científico y el de Educación, para mantener así la coherencia entre la solución y el concepto científico de la experiencia.

    En la segunda etapa entran muchas personas de diferentes especialidades: el científico, el área de Educación y el área de Museografía (quienes piensan en la propuesta de diseño, pero a un nivel conceptual). La articulación de los contenidos y la selección de cada tema específico, forman parte de una trama que se convierte en el hilo conductor de la temática científica general.

    “En este museo, la mayor parte de los proyectos están destinados al aprendizaje de los niños, por lo que se debe contar con personas que conozcan las etapas y las evoluciones del pensamiento en la infancia, además de técnicos en construcción que tengan un especial cuidado con la seguridad de las estructuras”, Base Nº2.

    Una experiencia completa

    Según Orieta y Milene, el espacio del museo como tal es envolvente y sitúa a las personas en un ambiente que ofrece ciertos estímulos. En ese sentido, la experiencia pedagógica incluye todo el espacio de una forma global (desde la luz y la materialidad, hasta los contenidos). Un ejemplo de esto puede ser una nueva sala de astronomía que se inaugurará a finales de 2017 y tendrán un espacio oscuro que a través de focos, trasladará a los visitantes hacia la inmensidad del universo (representado en 50 módulos y 700 metros de exhibición).

El Museo Interactivo Mirador: un complemento pedagógico científico perfecto

2017-06-15T09:31:30+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Desde hace 17 años, el MIM se ha convertido en un complemento pedagógico científico perfecto para niños.

  • Biblioredes de Dibam abrirá 10.000 nuevos cupos para aprender a programar gratis

    Nuevamente, a través de la iniciativa “Jóvenes Programadores”, el Programa Biblioredes de Dibam ofrecerá cupos para aprender programación computacional. El curso será online y gratuito.

    Una nueva instancia para aprender a programar ofrecerá “Jóvenes Programadores”. La iniciativa del Programa Biblioredes de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), abrirá esta vez 10 mil cupos para que personas de todas las edades, puedan aprender programación. La instancia será gratuita y estará disponible para personas de todo el país, ya que la modalidad será online.

    A través de Scratch, App Inventor de Android, los lenguajes JavaScript, CSS y PHP, los participantes podrán pasar de ser usuarios a potenciales creadores web. Además, desde julio se incluirán dos nuevos módulos de Snap y Python que permitirá crear juegos y aplicaciones, entre otros.

    Un éxito que se repite

    Durante abril de 2017 se abrieron 20.000 cupos en nuestro país, los cuales se agotaron en la primera semana de apertura. Actualmente más de 6.200 personas se han certificado del programa. Cabe destacar que esta iniciativa cuenta con tutorías virtuales, en las que especialistas interactúan con los participantes a través de la misma plataforma Moodle. Todos los módulos cuentan con certificación en línea, diplomas que son emitidos por BiblioRedes y el Consorcio Interamericano de Educación a Distancia (CREAD).

    Esta es la cuarta versión del programa en la que han participado más de 40.000 personas de todo Chile. El 2015, Jóvenes Programadores obtuvo el primer lugar del Premio de Innovación en Educación Científica en la categoría TIC´s entregado por la Fundación Ciencia Joven y la UNESCO, lo que certifica y reafirma la calidad del proyecto.

    ¿Cómo participar?

    Para participar debes completar la ficha de inscripción este 13 de junio desde las 11 de la mañana en www.jovenesprogramadores.cl, y luego elegir el módulo por el cual comenzar.

Biblioredes de Dibam abrirá 10.000 nuevos cupos para aprender a programar gratis

2017-06-13T10:26:42+00:00 Junio, 2017|Actualidad|

Son 10 mil cupos para que personas de todas las edades aprendan programación. La instancia será gratuita y estará disponible para personas de todo el país.

  • Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

    Todos los niños faltan al colegio, es normal y sucede por diversas razones. El problema de esto es cuando se vuelve recurrente y pasa de ser una simple ausencia a un Ausentismo Crónico (AC), es decir, cuando un niño falta a clases un 10% o más veces al año con o sin justificación (20 días al año, 2 días al mes). La evidencia ha demostrado que este alto nivel de inasistencia escolar puede tener consecuencias en el aprendizaje de los niños (y en los resultados que buscan los colegios). ¿Cuáles son esas consecuencias? Basados en la investigación, Presente, un programa que busca generar alzas en la asistencia escolar (trabajando de la mano con comunidades escolares), enumera las principales consecuencias de un Ausentismo Crónico:

    Dificultades de aprendizaje

    Cuando un niño falta regularmente al colegio puede generar grandes dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura, además, en la adquisición de habilidades matemáticas básicas. Esto significa que su rendimiento académico también puede disminuir notablemente.

    Lazos

    El AC impide la creación de lazos confiables con los compañeros, lo que genera un impacto importante en la convivencia escolar y en la socialización del niño.

    Otros estudiantes

    El Ausentismo Crónico puede afectar incluso a los estudiantes que asisten de forma regular al colegio. Esto sucede porque los profesores deben retomar contenidos y avanzar a un ritmo mucho más lento.

    Deserción

    Cuando un estudiante se ausenta constantemente, las probabilidades de que deserte y no termine su educación escolar, se elevan (en diciembre de 2016, entre la población de 14 a 17 años, un 2,5% de los estudiantes había abandonado sus estudios y un 0,9% había desertado del sistema).

    Hábitos

    Quienes faltan un 10% o más al año, presentan dificultades a la hora de intentar desarrollar hábitos que son fundamentales para enfrentar con éxito la vida laboral. Es así como éstos, en la adultez, tienden a presentar mayores períodos de cesantía y sueldos más bajos que los de sus pares.

    Embarazo y drogadicción

    Según el programa Presente, Los alumnos con AC durante la etapa escolar, presentan mayores tasas de embarazo, drogadicción y delincuencia.

    Entonces ¿cómo se hace frente al AC?

    El Programa Presente sugiere que para hacerlo, es indispensables informar y comprometer a toda la comunidad escolar a través de estrategias y herramientas orientadas a mejorar la asistencia de una forma sostenible y significativa. Pero además de esto, habla de la importancia de ejecutar acciones en casa, como crear rutinas en la mañana y en la noche, conversar sobre la importancia de ir al colegio, mostrar interés en las actividades escolares de los niños, notar señales de ansiedad, entre otras cosas.

    Hacer esto garantizará que los niños se sientan mejor en el colegio, tengan un buen desempeño (el cual se verá reflejado en la educación superior y en el trabajo) y adquieran hábitos como la responsabilidad, el compromiso, y la superación de dificultades, indispensables para su desarrollo.

Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

2017-06-09T15:06:55+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

El ausentismo crónico afecta profundamente los procesos de formación, causando graves consecuencias en el aprendizaje y el futuro de los estudiantes.

  • 4 cosas sobre el desarrollo infantil que todo padre y educador de párvulos debería saber

    Diversos estudios han comprobado que el desarrollo cerebral durante la infancia tiene un rol central en el aprendizaje, la conducta y la salud tanto física como mental. Esto significa que las experiencias a las que se expone un recién nacido influyen directamente sobre su desarrollo cerebral, lo que se puede ver reflejado, posteriormente, en sus habilidades verbales y matemáticas, su conducta social, su estado emocional, entre otras características. Conocer entonces las distintas etapas de desarrollo y la forma como el cerebro funciona en este proceso, es fundamental para que padres y educadores sepan qué cambios deben esperar a medida que su hijo crece y qué acciones deben tomar para garantizar un desarrollo infantil saludable.

    Fraser Mustard (Presidente y Fundador del Instituto Canadiense para las Investigaciones Avanzadas, Miembro de la Orden del Canadá y PhD. de la Universidad de Cambridge), hace una presentación sobre el desarrollo temprano con el fin de mostrar (desde la investigación científica) cómo este periodo puede demarcar trayectorias en la salud, el aprendizaje, la conducta y las futuras etapas del desarrollo.

    El cerebro

    Lo primero que hay que entender es que el cerebro está compuesto por miles de millones de células que se llaman neuronas. Dichas neuronas se conectan por medio de redes neuronales durante la primeras etapas de vida. Esas redes se llama sinapsis y a través de éstas se transmiten impulsos eléctricos que envían los distintos órganos sensoriales (visión, oído, tacto… ). A este proceso se le llama “cableado cerebral”. Y ¿esto por qué es importante? Porque muchas investigaciones sugieren que la formación de sinapsis depende de la experiencia y se inicia muy temprano. Esto quiere decir que sin un desarrollo adecuado de estos circuitos, cosas como el lenguaje y la cognición pueden mostrar un desarrollo posterior pobre.

    Tres circuitos maleables

    Durante la infancia se desarrollan tres circuitos muy importantes: el Circuito Sensorial (visión, oído, etc) que tiene una función central en el desarrollo del lenguaje; el Sistema Nervioso Autónomo que controla aspectos como la tensión arterial y la respiración, y el eje Hipotálamo-Pituitaria-Corteza Adrenal, que además de tener efectos sobre la cognición y las emociones, regula la memoria, las afecciones cardiacas, la conducta y los problemas como la diabetes. Estos circuitos tienen su momento de mayor plasticidad y maleabilidad durante la temprana infancia.

    El estrés

    Otro circuito que está relacionado con los circuitos sensoriales de la temprana infancia y que afecta la salud, el aprendizaje y la conducta, es el circuito del estrés (y todos los aspectos relacionados a éste). Este circuito neuronal cerebral influye en el Sistema Nervioso Autónomo (la presión arterial, respiración, etc) y tienen un rol central en nuestra capacidad de afrontar y manejar los eventos del día a día. Esto es importante pues sabemos bien que el estrés puede afectar la forma como un niño aprende.

    https://www.instagram.com/p/BU_t4AMFhqB/

    Dime dónde vives y te diré cómo te desarrollas

    Las investigaciones, dice Mustard, han demostrado que el ambiente donde se vive y se trabaja afectan la salud tanto física como mental de la persona en cada una de las etapas del desarrollo. Esto significa que los eventos que influyen sobre el desarrollo cerebral en los primeros años de vida, afectarán también la capacidad de afrontar y resolver situaciones, lo que tiene implicaciones en la salud física y mental, específicamente en enfermedades como hipertensión, diabetes tipo II, problemas mentales y obesidad. El principal involucrado en estas consecuencias es el circuito del estrés (psiconeuro-endocrinólogo y psiconeuroinmunológico).

    Lo más importante de esto es entender que todos aquellas circuitos cerebrales que hacen parte de los procesos biológicos se pueden moldear en estas primeras etapas con educación de calidad, interacciones de alta calidad, apoyo a padres, programas de nutrición, entre otros… solo así se puede garantizar el desarrollo saludable tanto físico como mental de los niños. Ya bien decía Gabriela mistral que:

    “Muchas cosas pueden esperar, el niño no. Ahora mismo se forman, se crea su sangre, sus sentidos se desarrollan. A ellos no se les puede decir mañana. Su nombre es hoy”.

4 cosas sobre el desarrollo infantil que todo padre y educador de párvulos debería saber

2017-06-12T11:40:34+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Varias cosas suceden en el cerebro de un ser humano en plena etapa de desarrollo infantil. Es vital comprenderlas y atenderlas a tiempo.

  • MusiTour y “La vida mágica en tu escuela”: dos proyectos para entender la educación musical

    En 2016, miles de profesores hicieron parte del Global Teacher Prize Chile, un premio conocido como el “nobel de la educación” y que a nivel internacional busca premiar el trabajo de los mejores docentes del mundo. En la versión nacional, sólo cinco de ellos fueron finalistas, entre ellos, Carlos Weber, un profesor de música y religión que desde hace 23 años trabaja en la escuela Estado de Palestina de la comuna de Estación Central, en Santiago. En un principio, cuando Carlos llegó a la escuela, su objetivo era formar una agrupación musical con los estudiantes… aunque no fue nada sencillo. Los recursos eran escasos y él tuvo que ingeniárselas para conseguir los instrumentos que el establecimiento no tenía.

    Con el paso del tiempo Carlos logró crear 15 bandas escolares, además de La Banda Estación, un grupo conformado por estudiantes de la comuna de Estación Central, apadrinado por Los Jaivas, que ahora recorre el país haciendo giras. Actualmente, Weber sigue sorprendiendo con su trabajo. Esta vez, hablamos con él, para que nos contara su visión con respecto a la educación musical y compartiera detalle sobre dos proyectos en particular: MusiTour y La vida mágica en tu escuela, dos iniciativas que buscan visibilizar la importancia del aprendizaje musical, sensibilizar a toda la comunidad educativa, y consolidar diversas agrupaciones musicales.

    MusiTour

    Como su nombre lo indica, MusiTour es un “tour” o recorrido que hace Weber por las escuelas para visibilizar las estrategias musicales que están siendo aplicada en distintas escuelas:

    La vida mágica en la escuela

    Son conciertos educativos realizados por la Banda Estación con el fin de enseñar a los niños los ritmos latinoamericanos, los instrumentos, la importancia de pertenecer a una agrupación musical y visibilizar que con ensayo y dedicación las metas se pueden alcanzar.

    EE: ¿Cómo surgió la idea de crear el MusiTour y La vida mágica en tu escuela?

    CW: En Estación Central desde hace más de diez años se está trabajando para consolidar el programa de formación de agrupaciones musicales en los establecimientos educacionales. Para lograr este hermoso objetivo a través del Departamento de Educación Municipal, se realizaron las siguientes acciones: se creó la Coordinación de la Música y de las Artes, se contrataron profesores de música multi instrumentistas para todos los establecimientos, se han incluido en los PME y con recursos de la SEP (Subvención Escolar Preferencias) la compra de instrumentos y amplificación para cada establecimiento, se han creado espacios en las escuelas para que realicen ensayos y clases de música, entre otras cosas.

    Con el fin de dar a conocer este proyecto y sus acciones como una manera de sensibilizar, motivar, entusiasmar tanto a los profesores, alumnos y a toda la comunidad educativa de cada establecimiento nacieron estas dos iniciativas que también buscan la consolidación de todas las agrupaciones musicales.

    EE: ¿Qué está pasando en las escuelas de Chile a nivel musical?

    CW: Hemos constatado en nuestras giras y presentaciones en diferentes lugares y regiones de Chile, que no existen programas o proyectos que tiendan a desarrollar la actividad musical en los establecimientos educacionales, en la mayoría, la música no es considerada como una herramienta que aporte al desarrollo integral y tampoco se cree que pueda ser un elemento que permita mejorar los aprendizajes. En las escuelas no hay salas de música, no hay instrumentos, ni amplificación. Recuerdo que en el Liceo Likan Atai de San Pedro de Atacama, el profesor y sus alumnos estaban felices cuando la Banda Estación hizo su presentación en el lugar e invitó a la agrupación del Liceo para que interpretaran su repertorio, pues era la primera vez que se presentaban con sistema de audio…

    EE: ¿Qué falta en Chile en términos de educación musical?

    CW: Se deben ejecutar cambios sustanciales en los planes y programas de Educación Musical, es importante además que los profesores crean en las capacidades de los niños, invertir en salas de música equipadas con instrumentos Y equipo de sonido (mesa de sonido, micrófonos, atriles, etc). Capacitar a los profesores de música en producción, marketing, sonido, incluso iluminación escénica. Hay trabajos musicales muy buenos que se pierden o no se lucen por la falta de conocimientos técnicos o de producción. Es importante también que se titulen profesores de música con VOCACIÓN de profesor y evitar que los profesores de esta disciplina sean músicos que solo llegan a la pedagogía buscando estabilidad económica.

    EE: ¿Por qué vale la pena visibilizar el desarrollo de la música en estos espacios educativos?

    CW: Porque produce un “entusiasmo” colectivo, ganas de tocar bien, ganas de tocar como ellos…. Es sumamente importante la difusión que realizamos en nuestras redes porque queremos que en todo Chile se desarrollen estas y muchas más iniciativas, pues las evidencias indican que al participar de manera metódica y disciplinada en una agrupación musical de la índole que sea, los alumnos mejoran entre otras cosas, el rendimiento, las asistencia a clases, la identificación con el establecimiento, el trabajo en equipo, la responsabilidad, disciplina, autoestima, el uso del tiempo libre, la calidad de vida y las habilidades sociales. Queremos que al ver el MusiTour o al participar de la actividad educativa La Vida Mágica en tu Escuela, se “contagien” todas las comunas de Chile.

    EE: ¿Y por qué es importante evidenciar el aporte de la música en los proceso de aprendizaje de los niños que estudian en escuelas vulnerables?

    CW: Porque al evidenciar los aportes de la música, se podrían destinar recursos desde el gobierno central para desarrollar la actividad musical en todos los establecimientos. Quizás se instalaría nuevamente y para siempre, el espíritu de la Jornada Escolar Completa, en la cual los talleres artísticos y deportivos ocupaban un lugar importante; hoy los niños son sometidos a más de lo mismo durante la tarde y los resultados académicos no avalan estos procedimientos.

    También creemos que al evidenciar el aporte de la música en los procesos de aprendizaje, se instalarán políticas que incrementen las horas de música del plan de estudio. Esto también podría permitir un cambio en el desarrollo de la clase de Educación Musical que en la mayoría de los casos se reduce al aprendizaje de conceptos, biografías, carpetas, y se destina poco tiempo al aprendizaje de instrumentos, al canto, a la creatividad. La clase de música debe ser una clase donde se toque música, y donde los estudiantes se relacionen con los instrumentos de manera sistemática y permanente desde Pre Kinder y durante toda la enseñanza media. Un gran número de estudiantes que ha participado desde niños en las agrupaciones musicales a mi cargo, en la actualidad están siguiendo estudios superiores en pedagogía, arquitectura, medicina veterinaria, etc.

    EE: ¿Qué buenas sorpresas te has llevado al visitar estas escuelas haciendo el MusiTour y La vida mágica en la escuela ?

    CW: Una de las lindas sorpresas, recurrente en los establecimientos donde se ha desarrollado con más fuerza la actividad musical, es escuchar a los directores y profesores de música, dando un testimonio de felicidad. Es también hermoso ver el entusiasmo que están teniendo los niños, se les nota en sus caritas la alegría al cantar o al tocar sus instrumentos.

    Antes la Escuela Japón (actual Palestina), era el único establecimiento con himno en Estación Central, hoy “entusiastas” profesores están componiendo himnos que ayudan con el tema de la identidad y pertenencia, también interpretan con sus niños sus propias composiciones musicales de toda índole y estilo. Nos llena de alegría el constatar que ha cambiado la mirada de los directores, ellos participan activamente en todas las actividades musicales de sus agrupaciones, brindan espacios, horas, consiguen instrumentos, dan facilidades.

    EE: ¿Quiseras replicar estas ideas por todo el país?

    CW: Ese es el gran objetivo…ojalá nos apoye el Ministerio de Educación o las mismas municipalidades. La Fundación Los Jaivas nos está apoyando y también sueñan con que se haga en todo el País.

MusiTour y “La vida mágica en tu escuela”: dos proyectos para entender la educación musical

2017-06-07T08:59:43+00:00 Junio, 2017|Los profesores importan|

En una entrevista, el profesor Carlos Weber, fundador de la Banda Estación, nos contó su visión con respecto a la educación musical en Chile y habló de dos proyectos.

  • Enseñar a los estudiantes a pensar: ¡5 beneficios de hacerlo!

    Enseñar a contextualizar, a analizar, a argumentar y a convertir información en conocimiento: ese es el objetivo de algo llamado thinking-based learning o Aprendizaje Basado en el Pensamiento (TBL), un modelo de aprendizaje que por más de 30 años, el profesor estadounidense Robert J. Swartz, ha intentado promover por todo el mundo.

    Este modelo busca trabajar las habilidades del pensamiento más allá de la simple memorización, logrando así, un desarrollo de pensamiento eficaz. Como metodología, este tipo de aprendizaje se orienta hacia la construcción de habilidades (como la formulación de hipótesis) que permitan al estudiante, aprender a pensar de forma crítica, analítica y creativa. Pero no se trata simplemente de enseñar a “pensar con más ganas”, dice Swartz, significa enseñar de forma deliberada y explícita lo que son los procedimientos y comportamientos mentales y cómo aplicarlos.

    “Requiere esfuerzo y capacidad por parte tanto de los alumnos como de los profesores, porque aunque lo ideal es que pensar de forma eficiente sea una operación o un comportamiento automotivado, casi intuitivo, solo llega a serlo a base de aplicación, enseñanza y reflexión repetida, consciente, esforzada y continuada”, dice el pedagogo.

    Componentes del TBL:

    En su libro Cómo desarrollar en los alumnos las competencias del siglo XXI, Swartz señala las tres cosas que componen esta metodología de aprendizaje:

    Las destrezas del pensamiento: emplear procedimientos reflexivos específico y apropiados para un ejercicio de pensamiento determinado.

    Los hábitos de la mente: conducir esos procedimientos para dar lugar a conductas de reflexión amplias y productivas relacionadas con el hecho de pensar.

    La metacognición: realizar estas dos cosas basándonos en la valoración que hacemos de lo que se nos pide y de nuestro plan para llevarlo a cabo.

    Y ¿cómo surgió el modelo TBL? Swartz cuenta la siguiente historia:

    “En 1976 un amigo profesor de Historia de Secundaria en Boston me invitó a su clase. Dio a los estudiantes dos historias diferentes, las confrontaron y les dijo: ‘Cómo podemos averiguar cuál debemos creer’. Eso cambió mi vida por completo. Porque la forma en que aprendí Historia fue el profesor diciéndonos qué era. Pero estos niños estaban aprendiendo a cómo decidir si lo que estaban leyendo era algo que debían aceptar como veraz y fiable. Era genial porque se podía aplicar a todo. Pensé que todos los profesores del mundo debían ver esto. Y decidí dar conferencias”.

    Learning the characteristics of various animals. #focus #learning circle

    A post shared by Little House Montessori School (@littlehousemontessorischool) on

    Los 5 beneficios del Aprendizaje Basado en el Pensamiento

    1. Contexto real

    La primera es que a través de este modelo los estudiantes pueden aprender por medio de la exploración de contextos reales, esto significa mirar alrededor, interpretar el entorno y aprender haciendo, lo que garantiza una adquisición de conocimiento práctico y no puramente teórico.

    2. Buscar y contrastar

    La segunda ventaja es que el estudiante puede aprender a buscar y contrastar información, especialmente en un contexto digital que ofrece todo tipo de información (buena y mala). Desarrollar la forma de pensar de los estudiantes, significa entonces, formar estudiantes en la búsqueda eficaz de la información y enseñarles a contrastar la veracidad de ésta misma.

    3. Razonamiento, reflexión y toma de decisiones

    Los estudiantes pueden analizar un problema determinado, comparar y evaluar consecuencias para después tomar decisiones que les permitan alcanzar objetivos previamente definidos en la elaboración de un proyecto.

    4. Argumentación y comunicación

    El TBL se combina muy bien con el trabajo cooperativo y esto permite el fortalecimiento de habilidades como la escucha, el autoconocimiento, la verbalización y la definición de roles dentro de un equipo de trabajo.

    5. Conceptualización e innovación

    El thinking based learning potencia en el alumno la capacidad para detectar problemas, conceptualizar ideas y buscar soluciones creativas dentro y fuera de la sala de clase.

    ¿El resultado del TBL? Alumnos que aprenden destrezas de pensamiento para toda la vida y logran entender el contenido de las materias que estudian de manera más enriquecedora y profunda. Además de desarrollar habilidades que serán fundamentales en el curso de su vida.

Enseñar a los estudiantes a pensar: ¡5 beneficios de hacerlo!

2017-06-02T16:27:46+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Enseñar a pensar más allá de la memorización y fortalecer el pensamiento eficaz es uno de los principales objetivos de la metodología TBS.

  • El cerebro de los adolescentes está conectado para aprender y ellos TIENEN que saberlo

    La adolescencia es una etapa compleja pero interesante, una etapa donde los niños dejan de ser niños para convertirse en seres humanos más independientes y preparados para enfrentar muchos cambios físicos, emocionales y cognitivos. Esto significa, que en esta etapa el cerebro también cambia y permite al adolescente hacerse cargo de sus acciones cerebrales para dirigir su pensamiento en direcciones positivas y productivas (o todo lo contrario).

    Neuroplasticidad

    Durante estos años, una de las partes que más se somete a cambios es la corteza prefrontal o córtex, cuya función es controlar el centro de las funciones ejecutivas (como planear, alcanzar objetivos, tomar decisiones y resolver problemas… ). Laurence Steinberg, psicólogo y autor de un libro llamado Age of Opportunity: Lessons From the New Science of Adolescence (Edad de la oportunidad: lecciones de la nueva ciencia de los adolescentes), asegura que entre los 12 y los 25 años el cerebro está en un periodo de neuroplasticidad asombroso, es decir, en un periodo en el cual tiene una alta capacidad de cambio y adaptabilidad como resultado de las experiencias de aprendizaje.

    “La ciencia sugiere que es importante para los chicos ser desafiados y expuestos a la novedad, con el fin de facilitar el desarrollo saludable de los sistemas cerebrales que son importantes en cosas como la auto-regulación”, dice Steinberg.

    El potencial que surge de la neuroplasticidad, proporciona la base de dos mensajes claves que deben ser dirigidos a estudiantes de educación media:

    1. Funcionalmente más inteligentes

    Los adolescentes sí tienen la capacidad de ser funcionalmente más inteligentes. Muchos jóvenes, en su adolescencia temprana ya han formado una imagen de sí mismos como seres intelectualmente capaces o no. Es importante entonces hacer énfasis en que el camino recorrido en el colegio no predice necesariamente los resultados del futuro. Si los adolescentes están dispuestos a persistir y trabajar duro cuando se enfrentan a grandes desafíos, entonces el cerebro estará dispuesto a absorber y mejorar en el proceso.

    https://www.instagram.com/p/BU1pqteF4Lt/

    2. Las estrategias de aprendizaje

    Muchas veces el éxito escolar está determinado por las estrategias de aprendizaje que los estudiantes emplean y no por sus capacidades. Ante esto, existen herramientas pedagógicas que ellos pueden aprender para mejorar y empujar el éxito académico en una dirección positiva. Esto resulta fundamental, si tenemos en cuenta que en esta etapa esperamos que ellos asuman una creciente responsabilidad por su aprendizaje, con más trabajos, investigación independiente, lectura para entender y una aplicación más amplia de las lecciones en el aula. Y, ¿cuáles podrían ser esas estrategias? Donna Wilson y Marcus Conyers, autores del libro Teaching Students to Drive Their Brains: Metacognitive Strategies, Activities, and Lesson Ideas, sugieren algunas de éstas:

    Aprender, no solo leer: Cuando los estudiantes leen, no siempre aprenden pues no están siendo conscientes de la lectura. Para pensar en el mensaje de un texto más allá del texto, los estudiantes pueden crear cuadros, imágenes, símbolos, resumir en sus propias palabras, investigar, leer en voz alta, entre otras cosas.

    Crear un calendario: Planear hace parte fundamental de las funciones ejecutivas, indispensables en muchas situaciones de la vida cotidiana. Por esto sería importante guiar a los estudiantes para que se organicen, pongan metas y sigan un paso a paso en el desarrollo de ciertos proyectos.

    Terminar la lectura: Motiva a tus estudiantes a terminar las lecturas que empiezan. Esta estrategia ayudará a mejorar el entendimiento de ciertos temas y les recordará que la información presentada al final de un texto es fundamental para entender mejor el inicio.

    ¿Qué herramienta me sirve más? Los estudiantes pueden notar que algunas estrategias son más eficaces en ellos que en otros. Anímalos entonces a probar diferentes estrategias y a evaluar con cuáles obtienen mejores resultados. Algunos estudiantes pueden aprender mejor en grupos de estudio, otros mediante la creación de gráficos elaborados para explorar y conectar los conceptos que están estudiando, otros por medio de la lectura y la explicación del contenido en voz alta, entre otros ejemplos.

El cerebro de los adolescentes está conectado para aprender y ellos TIENEN que saberlo

2017-06-02T16:08:42+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Gracias a la plasticidad neuronal o neuroplasticidad, los adolescentes están preparados para mejorar su desempeño en la escuela y los profesores pueden ayudar en este proceso.

  • La formación socioemocional: ¿cómo potenciarla desde todos los Sectores de Aprendizaje?

    En un cuadernillo diseñado por el Ministerio de Educación de Chile y la UNESCO, profesionales y especialistas de diversos Sectores de Aprendizaje sugieren competencias propias de su especialidad que consideran vitales para el desarrollo de una persona. Estas competencias están prescritas en los objetivos del currículo chileno, pero sirven como herramienta para otros países que, basados en los mismos objetivos, buscan respuestas concretas y aplicables en sus diversos contextos.

    Cada una de estas competencias fue seleccionada pensando en los estudiantes del siglo XXI, en su contexto actual, en sus niveles de conciencia y su desarrollo socioemocional, esto con el fin de generar una nueva mirada que incluya a todos y cada uno de los estudiantes. ¿Cuáles fueron las competencias elegidas por los expertos?

    1. Resolución de problemas (Matemáticas)

    Aprender matemáticas constituye una herramienta básica para resolver problemas de la vida real. Las competencias cognitivas y los procedimientos para la resolución de problemas matemáticos creativos, otorgan seguridad en momentos de crisis. Saber o no usar las matemáticas en la vida real, implica diferencias dramáticas entre los niños, niñas y jóvenes. Pero para poder abordar el tema de una forma efectiva, es indispensable poner las matemáticas al servicio de resolver problemas de la vida real. De esta manera, el problema no es la resolución de un problema matemático, sino aplicar las matemáticas a un problema cotidiano. En otras palabras, la idea es desasociar la resolución de problemas, de las operaciones matemáticas como tal.

    Ejemplos de problemas para estudiantes

    Primer ciclo básico:

    La mamá de Tomás acaba de tener una guagua. Al nacer estaba muy flaquita, su peso era muy bajo, por lo que el médico le indicó que debía darle leche cada tres horas. Cuando llegó a la casa del hospital le dio leche a las 11 de la mañana. ¿A qué hora deberá darle nuevamente leche? Para resolver este problema, se puede ayudar dramatizando el problema, diagramándolo, dibujando, etc.

    Segundo ciclo básico:

    Se tiene una hoja de papel rectangular muy grande y se comienza a doblar por la mitad una y otra vez. Si se abre, se observará que se forman rectángulos iguales. Si se dobla el papel 3 veces por la mitad, ¿cuántos rectángulos se forman al abrir el papel? Utilice potencias para responder.

    UNESCO

    Enseñanza Media:

    El Departamento de Ingeniería de una empresa llevó a cabo un control del tiempo de elaboración de una pieza realizada por dos secciones A y B. La tabla siguiente muestra la distribución de los tiempos empleados por los operarios de ambas secciones: ¿Qué harías para determinar cuál de las dos secciones tiene mejor rendimiento? Explica.

    UNESCO


    2. El desarrollo de la comunicación (Lenguaje)

    Carmen Sotomayor E., asegura que el desarrollo de las competencias comunicativas es fundamental, porque los seres humanos necesitamos comunicarnos para sobrevivir como especie. El lenguaje escrito, al igual que el oral, es una habilidad muy importante en la época actual, porque permite a los estudiantes expresar ideas, sentimientos y opiniones sobre la realidad que viven. En situaciones de inseguridad, la producción escrita puede volverse un recurso sanador para los niños y puede aportar mucha información al profesor o profesora sobre lo que están sintiendo o viviendo.

    Además, la escritura implica procesos cognitivos complejos y puede convertirse en una interesante herramienta de expresión creativa o de construcción de conocimientos propios a partir de la lectura de otros textos. Para el aprendizaje de la escritura, el o la profesora, debe tener en cuenta todas las dimensiones de la escritura y retroalimentar a los niños para que ellos mismos puedan mejorarla, siempre aludiendo al desafío de comunicarse mejor.

    Ejemplos de comunicación para estudiantes

    Primer ciclo básico: Voces que imaginan

    1. Invita a los niños y niñas a hablar e imaginar.

    2. Presenta una ilustración y pídeles que describan a los personajes que observan.

    3. Pregúntales cómo creen que serán cada una de las voces de los personajes.

    4. Pedir y dar ejemplos del ejercicio anterior. Por ejemplo, si en la imagen hay un trapecista, este podría decir: ¡Estoy aprendiendo un nuevo salto!

    5. Desafíalos a trabajar en grupos. Cada uno deberá imaginar y crear un diálogo para los personajes.

    6. Cada grupo presenta sus diálogos.

    7. Finalmente, una vez que todos hayan presentado sus diálogos habla con ellos, específicamente sobre cómo les fue haciendo el ejercicio en grupo.

    Segundo ciclo básico: Para escribir cartas de amor

    1. Explica a los estudiantes que los sinónimos son palabras que significan lo mismo (también se le dice “sinominia” que viene del latín, y significa nombre semejante). Por ejemplo: hermoso, bello, lindo.

    2. Pídeles que en grupos de a dos, hagan una carta de amor, en la que usen al menos tres sinónimos de las siguientes palabras: Tristeza, Amor, Extrañar, Paz.

    3. Pide que lean en público los que deseen, y pide a alguien que vaya escribiendo en la pizarra todos los sinónimos que encuentren de esas cuatro palabras.

    Enseñanza Media: Dime a quién hablas y te diré cómo escribes

    1. Explícales que para expresar por escrito hay que planificar qué y cómo se escribe. Por ejemplo: para presentarse a un trabajo por carta o mail, conviene ser formal; para convocar a un festival, es mejor un afiche; al escribir un texto académico, hay que citar; para imprimir emocionalidad al afiche hay que elegir colores y formas que la expresen bien.

    2. En grupos de tres, invita a que cada uno desarrolle el proyecto de un texto escrito, o el texto mismo, según el caso que les toca. Antes de desarrollar el texto o proyecto, deben planificarlo guiándose por una pauta.

    3. Al finalizar, cada grupo expone su obra, explicando previamente el objetivo y destinatario. El resto del curso comenta respecto de tres aspectos: ¿Qué emociones le produjo el texto?, ¿sobre qué le gustaría tener más claridad? y ¿qué le dan ganas de hacer después de leer el texto?

    3. Una oportunidad para crear (Artes Visuales)

    Paula Copetta dice que todo estudiante tiene la habilidad de ser creativo. La creatividad, asegura, se puede usar en muchas actividades cotidianas, por ejemplo, elaborar un plato con muy pocos ingredientes, medir un espacio al “ojímetro”, combinar nuestra misma ropa de formas que la hace parecer siempre diferente, etc. Pero ¿qué es exactamente la creatividad? Creatividad, por definición, implica la habilidad de obtener nuevos resultados o soluciones originales a problemas comunes, utilizando los mismos recursos conocidos de los que disponemos. Es “ver” la vida y las situaciones desde una óptica ampliada.

    El profesor de arte debe entonces estar consciente de que todos pueden desarrollar esa capacidad creativa y por lo mismo debe apoyar a unos y a otros para que se atrevan a usar dicho potencial. Tendrá que hacerlo estimulando desde temprana edad el pensamiento para buscar a través de armonías y soluciones cotidianas, prácticas novedosas.

    Ejemplos de creación para estudiantes

    Primer ciclo básico: Máscaras

    1. Explícale que las máscaras se usaban desde hace muchos años en Grecia en el teatro, para expresar emociones y estados de ánimo. Recuérdales que las emociones se expresan en la cara y el cuerpo. Pídeles que pongan las caras del miedo, la alegría, la vergüenza, la rabia, la sorpresa, la tristeza, etc.

    2. Invita a trabajar en máscaras que expresen distintas emociones, con cartones, ramitas pegadas y témperas. Opciones para aquellos que se sienten inhábiles o desmotivados para trabajar en esta actividad: pregúntales qué les gustaría hacer con esos materiales y déjelos construir lo que deseen. Invítalos a trabajar entre dos que se encuentren en la misma situación. Se trata de que experimenten libremente, bromeen, disfruten sin importar si llegan a una obra.

    Segundo ciclo básico: Usos de desusos

    1. Muestra que hay creatividad al usar un material en un contexto totalmente distinto al esperado. Por ejemplo, el cartón usado siempre en cajas, utilizado para construir maquetas. Las cajas de huevo usualmente para contener los huevos, utilizadas como material de aislación en las paredes.

    2. Invita a construir alguna edificación con cartones usados tradicionalmente para otra cosa: rollos de papel higiénico o toallas de papel, cajas de distintos tipo, entre otros.

    3. Haz una exposición de las obras realizadas por los alumnos y alumnas, comenta sobre los trabajos desde el punto de vista de las diferencias, como expresión de la propia individualidad de cada persona.

    Enseñanza Media: Construyendo sombras

    1. Invítalos a construir un volúmenes simple de papel o cartulina.

    2. Observar las sombras proyectadas.

    3. Trasladar lo que observa a un dibujo con lápiz a mina o idealmente de carbón.

    Imagen ejemplo


    4. Historia, Memoria e Identidad (Ciencias Sociales)

    Cecilia Sotomayor dice que la historia es una ciencia social que permite que los y las estudiantes tomen conciencia de los acontecimientos importantes que los marcan como comunidad. El presente, asegura ella, no se comprende a cabalidad sin el conocimiento y comprensión del pasado.

    Algo esencial del aprendizaje de la historia es la relación que tiene con su aporte al desarrollo de la identidad colectiva. Conocer nuestro pasado, dice Cecilia, nos permite construir lazos de pertenencia e identificar los aspectos que nos unen con una comunidad, y los que nos hace diferentes de otros grupos. Esa asignatura entonces, permite forjar pertenencia y la compresión de la identidad para sentirnos seguros y actuar de forma organizada en momentos de crisis.

    Ejemplos de historia para estudiantes

    Primer ciclo básico: Desarrollar una línea de tiempo con la historia de mi curso.

    1. Invita a los niños y niñas a ponerse en círculo y comentar sobre el curso y su historia.

    2. Formula las siguientes preguntas a tus estudiantes: ¿Qué experiencias del curso han sido importantes para ti? ¿Por qué? ¿Qué recuerdan del año pasado? ¿Hay compañeros nuevos? ¿Hay algún compañero que se haya ido? ¿Quién ha hecho nuevos amigos este año? ¿Qué asignatura le gusta más a la mayoría? ¿Estaban en la misma sala el año pasado? ¿Cómo era? ¿Les gustaba? etc.

    3. Cuando varios niños hayan compartido sus recuerdos de la historia del curso, introduce la variable escuela, preguntando ¿y dentro de la escuela, qué cosas recuerdan como importantes, entretenidas, etc.? ¿por qué fueron importantes para ustedes? El profesor puede ayudar el recuerdo de sus alumno.

    4. Divide el curso en grupos de 4 y pídales que realicen en un pliego de papel kraft, una línea de tiempo titulada “La historia de mi curso”. Cada grupo debe seleccionar los hechos que consideren más relevantes. La actividad se completa pidiendo a cada grupo que realice un dibujo del curso. Pega todas las líneas de tiempo y dibujos en la sala. Pide a un representante de cada grupo que explique el trabajo realizado.

    Segundo ciclo básico: Línea del tiempo personal

    1. Pide a cada estudiante que haga una lista de los acontecimientos que considera importantes para su vida.

    2. Solicita a uno o varios niños y niñas que voluntariamente comenten los hechos que eligieron.

    3. Es posible que inicien su línea de tiempo con su nacimiento. Reflexione con su curso por qué ocurre esto… Cuéntales que la historia personal no comienza con sus nacimientos sino con la historia de su madre, de su padre, de sus abuelos e incluso de sus tatarabuelos.

    4. Invita a los estudiantes a conversar con sus padres, abuelos, tíos o personas cercanas acerca de sus propias historias.

    5. Pide a cada estudiante que ubique los acontecimientos de su vida en una línea de tiempo.

    6. Pide que cada estudiante haga un análisis de los acontecimientos graficados, señalando cuáles le parecen más significativos para comprender su historia personal y familiar.

    7. Después de jerarquizar los acontecimientos personales, pide a los estudiantes que elijan uno o dos “hitos” que por su significado, marquen un “antes” y un “después” en su historia.

    Enseñanza Media: Establecer una periodización de la historia reciente de la comunidad y del país.

    1. Propón un ejercicio de periodización sobre los acontecimientos importantes, incentivando que además de los hechos personales, familiares, del curso y de la escuela, incorporen hechos que hayan afectado a la ciudad, al país o al mundo.

    2. Pregunta a los estudiantes por el “año cero”. En nuestra periodización occidental situamos el “ año cero” en el nacimiento de Cristo.

    3. Propón la tarea de elegir en conjunto un “año cero” para la historia reciente del país. Lo interesante en este ejercicio no es que hecho elijan como año cero, sino la reflexión que pueda establecerse para llegar a él.

    4. Finalmente invítalos a clasificar los hechos de la historia reciente de Chile en las dimensiones “políticos”, “ económicos”, “culturales” o “sociales”. Esto permite que el estudiante comprenda que los hechos que nos determinan en el presente son complejos y multidimensionales, y por eso es necesario la reflexión histórica más que la mera memorización.

    Y tú, ¿qué actividad aplicarías en la sala de clases?

La formación socioemocional: ¿cómo potenciarla desde todos los Sectores de Aprendizaje?

2017-06-05T12:40:53+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Profesionales expertos en distintos Sectores de Aprendizaje hablan de las competencias esenciales para el desarrollo de una personas.

Cargar más posts