Estudiantes

Inicio » Estudiantes
  • “Trabajar con personas alrededor del mundo me ha ayudado a fortalecer mis capacidades como profesora”

    Aunque Isabel Valenzuela estudió Pedagogía Básica en la Universidad Andrés Bello en Chile, ha pasado muchos años de su vida desarrollándose profesionalmente fuera del país donde creció. Su aventura empezó en el 2010, año en el cual viajó junto a su esposo a Nueva York, ciudad donde tuvo la oportunidad de trabajar como profesora reemplazante en distintos colegios de Manhattan y Brooklyn. A finales de 2010, otra profesora con quien Isabel trabajó en Santiago de Chile, le recomendó postular como profesora a un colegio de las Naciones Unidas. Esa idea, sería el inicio de una experiencia que le ha dado una perspectiva única de la educación.

    Su paso por el UNIS (United Nations International School) y Singapur.

    El UNIS es un colegio internacional, con familias de distintas partes del mundo y un currículum que en su momento, llamó mucho su atención. “Como era la mitad del año escolar, postulé para hacer un reemplazo post natal y quedé. Reemplacé a una profesora de 1º Básico durante 4 meses y luego tuve la oportunidad de postular para ser profesora el siguiente año escolar. Así lo hice, me dieron el trabajo y estuve en el UNIS durante 5 años”, cuenta Isabel. Durante los cinco años que vivió en Nueva York, Isabel hizo parte de este colegio privado, el cual, según cuenta, incorpora objetivos de desarrollo sostenible dentro de su misión educativa y cuenta con alumnos becados de países de bajos recursos, hijos de empleados de las Naciones Unidas e hijos de diplomáticos.

    Actualmente, Isabel vive en Singapur y trabaja en otro colegio internacional que se llama United World College of Southeast Asia (UWCSEA), un establecimiento educativo que tiene sede en 17 países como Estados Unidos, Italia, Noruega, India, Costa Rica, entre otros. Al igual que el UNIS, el foco del UWCSEA se centra en una visión educativa global, basada también en el servicio y el bienestar personal socio-emocional. Su propuesta, muy coherente con las necesidades de los niños del siglo XXI, han convertido a este colegio en uno de los mejores colegios internacionales del mundo.

    “Me he dado cuenta de la importancia de que los niños sean ciudadanos del mundo”.

    Vivir fuera de Chile y desarrollarse como profesora en medio de sistemas educativos tan diversos, le ha permitido a Isabel, tener una visión de la educación mucho más global. Por lo mismo, los aprendizajes han sido enormes. Lo primero que ella rescata, es la importancia de convertir a los niños, desde las salas de clase, en ciudadanos globales, en ciudadanos del mundo comprometidos, creativos, resilientes, analíticos y conscientes de la realidad. Esto implica enseñarles lo que significa la empatía, la colaboración, el servicio, el diálogo; enseñarles a fomentar la paz y resolver conflictos; enseñarles la importancia del cuidado del medio ambiente, de la aceptación y el respeto por la diversidad cultural y humana. Todo esto, con el fin de formar niños que sean hoy y mañana, agentes de cambio activos.

    De Estados Unidos y Singapur, a Chile

    Durante muchos años, Isabel ha estado expuesta a diversas filosofías académicas, muchos tipos de currículo e incontables personas de diversas partes del mundo que han nutrido su enriquecimientos personal y profesional. “Estas cosas me ayudaron a fortalecer mis capacidades como profesora de primaria: planificar, investigar, evaluar, reflexionar, colaborar”. Además, se ha perfeccionado como docente tomando diversos cursos (en el Teachers College de la Universidad de Columbia y en la Universidad de Nueva York) y asumiendo otras responsabilidades como la coordinación de profesores de 1º Básico y áreas de la escuela primaria. Todo esto dice ella, le ha dado la experiencia para liderar y conocer otras caras de los colegios en los que ha participado.

    Pero esos aprendizajes no se quedan ahí. Isabel sueña con volver a Chile, sueña con implementar sus aprendizajes en los currículos escolares de su país, sueña con fomentar el trabajo en formación de valores que permitan a los niños chilenos desarrollar sus talentos y fortalecer su confianza. “Quiero volver a Chile para hacer algo distinto, contribuir a la educación y marcar una diferencia”, afirma la profesora.

    Ser profesora lejos de su país le ha abierto muchas puertas, mundos y posibilidades enriquecedoras. Por eso, espera que muchos otros docentes busquen la oportunidad de vivir experiencias en el extranjero como medio para perfeccionarse y crecer en lo personal y lo profesional. Al final, dice ella, el objetivo es ganar una perspectiva más global para poder situar a Chile en un contexto mucho más internacional. De la mano con esto, surge la posibilidad de conocer a otras personas que nutren el conocimiento y sirven como fuente de inspiración para poder seguir adelante en un camino que es sin duda desafiante. Esto, dice Isabel, “no solo ayuda a abrir la mente, sino que también ayuda a abrir el corazón”.

“Trabajar con personas alrededor del mundo me ha ayudado a fortalecer mis capacidades como profesora”

2017-12-07T10:07:28+00:00 Diciembre, 2017|Mejora docente|

Esta profesora trabajó en un colegio de las Naciones Unidas en Nueva York y actualmente hace parte de uno de los colegios internacionales más importantes del mundo.

  • ¿Premiar o no a los estudiantes? 3 profesores nos cuentas sus impresiones

    El fin del año escolar viene acompañado de varias ceremonias, instancias donde además de los discursos y el encuentro con toda la comunidad educativa, se entregan públicamente numerosos galardones a los estudiantes. Podría pensarse que no hay nada de malo en ello, sin embargo, algunos padres, docentes y expertos han hablado de un lado no tan positivo de las premiaciones. El argumento se centra principalmente en la falta de coherencia, es decir, en el hecho de que sólo al final del año se haga una premiación que poco se relaciona con el proceso que vivió determinado estudiante durante el año o incluso algunos plantean que este tipo de reconocimientos puede promover la competencia entre los alumnos. Contrario a esto, también hay quienes creen que estas instancias de premiación son absolutamente válidas y una gran oportunidad para reconocer el talento y las capacidades de cada estudiante. Para ellos todo tiene que ver con la forma como se hagan dichos reconocimientos.

    Con el fin de profundizar en el tema y entender realmente lo que se piensa de aquellas instancias que se llevan a cabo en esta última etapa escolar, hablamos con tres profesores quienes compartieron su postura con respecto a esto. Ellos son: Karin González, profesora de Biología del Trewhela’s School; Fredy Segura, profesor de Química del Instituto Andrés Bello de Talca y Constanza Bernal, Educadora de Párvulos del Colegio Calasanz.

    Premios de manera sistemática

    Fredy Segura afirma que la entrega de premios es válido, sin embargo, considera que estos deberían ser entregados de forma sistemática y no sólo al final del año. “Sería interesante y más apropiado que la entrega de premios sea de manera sistemática o en el tiempo, a lo largo del proceso. Es más estimulante que al finalizar el proceso u ocupar otro tipo de distinción cambiando lo tradicional y que sea más significativo para los alumnos”. En otras palabras, Fredy no cree que la instancia sea negativa, pero argumenta que es importante que aquello que suceda al final, tenga un vínculo directo con lo que sucedió a lo largo del año y sobre todo, que este momento no sea el único diseñado para valorar y reconocer el trabajo y el esfuerzo de los estudiantes.

    “Todos son premiados”

    El caso de Karin González es diferente. En el colegio donde ella trabaja, ocurre algo que no es tan frecuente: todos son premiados. Esto convierte esta instancia de premiación final, en un encuentro muy positivo para toda la comunidad. “En Trewhela’s ocurre algo muy lindo. Hay 10 valores uno mensual y al final de año cada valor permite premiar a un estudiante elegido por ellos mismos, de forma democrática. Además se entrega un premio por el estudiante más esforzado, y a la mujer y hombre mejores compañeros. Más los 3 premios por rendimiento. Ahí ya tienes 16 premios. Además se premia a los mejores deportistas (2), y a los 3 mejores en inglés. Entonces cada curso tiene 21 premiados. Por ejemplo, mi curso tiene 21 alumnos. Además las curriculares también entregan premio. Al final son todos premiados, incluso los profesores”, afirma la profesora. En ese sentido, la premiación de fin de año es justa y equitativa para todos y cada uno de los estudiantes quienes por diversas razones, se sienten valorados.

    Todo depende del enfoque

    Por su parte, Constanza Bernal cree que el éxito de las premiaciones a final de año, está muy ligado al enfoque que le otorga el colegio. Muchas veces, dice ella, los reconocimientos se entregan por medio de un diploma y no se hacen explicaciones claras a los niños acerca de qué es aquello que están recibiendo y por qué lo están recibiendo. Esto, afirma Constanza, convierte el reconocimiento en algo poco significativo. Además, la educadora complementa diciendo que no es defensora de los premios que reconocen sólo el buen rendimiento, ya que no son coherentes con los proyectos educativos de los colegios que generalmente apuntan a una formación integral del alumno. En otras palabras, siente que reconocer únicamente un logro académico, no apunta a fortalecer otras cosas que son importantes en los procesos de formación de todos y cada uno de los estudiantes. En su colegio en particular, se entrega un premio a quien representa el espíritu del colegio según los valores que éste quiere entregar. No tiene que ver necesariamente con las notas y esto, dice ella, es rescatable pues engloba todo. “Mis favoritos son los premios por superación o esfuerzo, porque reconocen el proceso y no sólo el resultado, y reflejan mejor las áreas no-académicas”.

    Posiblemente existan muchas otras visiones con respecto a las premiaciones realizadas al final del año, pero la idea de recoger estas tres diversas visiones era simplemente generar una reflexión en torno a una práctica que está instalada en distintos colegios del mundo, una reflexión donde los profesores pueden plantearse preguntas sobre la pertinencia de estas instancias, el impacto en sus estudiantes y la forma de reconocer sus talentos y logros.

¿Premiar o no a los estudiantes? 3 profesores nos cuentas sus impresiones

2017-12-06T16:14:43+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

En la recta final del año escolar, muchos colegios realizan instancias de clausura y celebración donde se premia a distintos estudiantes. ¿Qué opinan los profesores de estos reconocimientos?

  • La música permite atraer de vuelta al colegio a quienes desertaron de la sala de clases

    Mientras miraba a su hijo arriba del escenario, Elsa Pérez no pensó en todas esas veces que debió ir a buscar a Sebastián al colegio porque su comportamiento molestaba a profesores y compañeros. Tampoco recordó ese período en que el niño dejó de estar motivado por ir a clases y empezó a faltar de forma recurrente, ni en eso que terminó por gatillar la crisis: la muerte de su marido a meses del diagnóstico de una cardiopatía.

    “En lo único en que pensaba era en lo mucho que se ha superado. De cómo ha cambiado su carácter, porque era una persona agresiva; podía llegar a romper una puerta a golpes. Y cambió del cielo a la tierra. Mientras lo miraba, lloré… aunque claro, desde que toca instrumentos lloro cada vez que se presenta”, confiesa.

    Después de pasar por varios establecimientos educacionales, Sebastián Torres (17) está terminando su 8° básico en el colegio Padre Álvaro Lavín de Maipú. Hasta ahí llegó después de que una profesora le hablara a la familia sobre la Fundación Súmate, del Hogar de Cristo. La institución trabaja con cuatro colegios en Santiago y uno en Lota bajo el objetivo de apoyar a quienes están en riesgo de abandonar, o vuelven a clases después de haber desertado del sistema educativo. Para ello cuentan con programas de nivelación y talleres, además de profesores capacitados para enseñar a jóvenes que han sido catalogados como niños con problemas de aprendizaje.

    Entre los talleres, hay uno de música en el que a los alumnos se les fomenta armar una banda. Tres de ellas -Los Revoltosos, Maldita Avenida y Los Contracorrientes- se presentaron el martes ante una audiencia de más de 800 personas en el Teatro Cariola de Santiago.

    “Fue una bonita experiencia, ensayamos harto y creo que nos terminó saliendo bien. Yo rapeo siempre; estoy todo el rato practicando para que no se me olviden las letras. Si hasta hago aseo con la música puesta como una técnica para recordar”, dice Leandro Mesías, vocalista y rapero de Los Contracorrientes, la banda que en el festival representó al Colegio Betania de La Granja.

    Aunque al principio la baja autoestima de Leandro (18 años y alumno cursando 1° y 2° medio de forma conjunta) le impedía creer en la idea de que podía destacar presentándose en vivo, con el tiempo y el trabajo en el colegio su confianza fue aumentando. “La música ha sido una forma de motivarme. Al final me ayuda a desahogarme”, explica.

    Durante su presentación en vivo, mientras Leandro y su banda tocaban, el público empezó a aplaudir y a sacar fotos con celulares e incluso a saltar. “La banda Sinergia -que participó en el Festival de Viña del Mar y fue galardonada con el Copihue de Oro- estaba ahí y se subieron a tocar con nosotros. Eso es algo que voy a recordar siempre, porque el Rorro (vocalista) me dijo que soy bueno en esto que hago. Y eso del talento yo antes no me lo creía tanto”.

    Atrás quedó la época en que debió dejar el colegio por problemas económicos que lo llevaron a trabajar desde niño. A Súmate llegó para completar 5° y 6° básico.

    Según la encuesta Casen 2015, en Chile hay 77 mil jóvenes de entre 6 y 17 años que están fuera del sistema escolar. “Nuestra experiencia nos muestra que el 100% de los chicos no quiso salir de la escuela. Lo que pasa es que en algún momento no tuvieron más alternativa por situaciones familiares, económicas o de conflicto”, indica Liliana Cortés, directora ejecutiva de Súmate.

    “En muchos casos, hay problemas de aprendizaje mal diagnosticados. O pasa que la escuela tiene muchas normas y poca flexibilidad, así que el joven que tiene dificultades empieza a sentir que las puertas se cierran porque se le pide que resuelva sus problemas familiares, económicos, de contexto… se les dice ‘¿hay balaceras en su población? Bueno, no es problema nuestro, al colegio tiene que venir todos los días’. Se les hace responsables de cosas que muchas veces no pueden manejar”. El fenómeno de la deserción -agrega- se concentra “en los sectores de pobreza tanto económica como multidimensional”.

    La música -y en este caso particular, el festival de bandas- es una de las formas bajo las que se espera crear un mayor vínculo entre el colegio y los alumnos: se fomenta el entusiasmo y, por ende, el compromiso hacia la institución. Asimismo, universidades como la de Harvard y Cambridge han avalado que participar en un coro o tocar en una banda escolar ayuda a potenciar la autoestima de los escolares.

    “Soy una raya en el mar, fantasma en la ciudad, mi vida va prohibida, dice la autoridad. Solo voy con mi pena, sola va mi condena”, cantaron arriba del escenario del Teatro Cariola Leandro y su compañera Melanie, quien lo acompañó en la voz, hace unos días. Y a pesar de que la letra de su canción habló de tristeza, al recibir el aplauso y las felicitaciones del público, ambos se bajaron de la tarima sonriendo.

    14 a 18 años es el tramo de edad en el que la deserción escolar es más alta en el país. “Lo que muestra que esta es una problemática adolescente”, indica Liliana Cortés, directora ejecutiva de Fundación Súmate.

    Experiencias frágiles

    Son pocas las organizaciones que entregan alternativas de escuelas de reingreso en el país. “Muchas personas tienen que esperar a ser adultos para recién volver a estudiar, porque ahí se pueden matricular en algún centro de educación de adultos. Pero el ideal es actuar antes, recuperarlos lo antes posible”, dice Liliana Cortés.

    “Hoy día el país no tiene una oferta pública y clara para resolver el tema de la exclusión educativa, más bien tiene programas financiados por el Ministerio de Educación. Pero estas son experiencias frágiles, con fondos concursables que no logran toda la cobertura necesaria. No es política pública”, agrega. “Los fondos concursables han disminuido de manera considerable en los últimos tres años, de 3.600 millones a mil millones de pesos”.

La música permite atraer de vuelta al colegio a quienes desertaron de la sala de clases

2017-12-05T11:00:34+00:00 Diciembre, 2017|Actualidad|

En Chile hay 77 mil jóvenes de entre 6 y 17 años que están fuera del sistema escolar. En muchos casos, hacerlos confiar en su talento pasa por poner un micrófono o una guitarra en sus manos.

  • “Sin talento para las matemáticas también se puede disfrutar de los números”

    A sus 88 años, este científico británico viaja por el mundo para hablar de su gran pasión, las matemáticas. A lo largo de más de medio siglo, ha contribuido a su desarrollo gracias a varias teorías que le han valido la Medalla Fields en 1966 y el Premio Abel, conocido como el Nobel de esta disciplina, en 2004. Pasó por Madrid para ofrecer una conferencia de la mano de la Fundación Ramón Areces, institución privada orientada al mecenazgo científico, y la Real Sociedad Matemática Española (RSME). En esta visita, Atiyah, que ha llevado a cabo sus investigaciones entre las universidades de Cambridge, Princeton, Oxford y Edimburgo, ha tenido tiempo para reflexionar sobre educación, un ámbito al que ha estado muy ligado durante toda su carrera.

    Pregunta. ¿Existe el talento matemático?

    Respuesta. Sí. Como para la música, para las matemáticas hace falta algo de talento. Pero incluso quien no lo tiene puede aprender a disfrutar de ellas. No todos somos Mozart, pero podemos apreciar la música. La labor del profesor para alentar al alumno es primordial.

    P. Pero con lo hueso que son, ¿cree que alguien puede gozar de ellas?

    R. Claro, solo necesitas los estímulos adecuados y algo de práctica. En general, a la gente le gustan. En los periódicos hay páginas dedicadas a problemas, a sudokus… Disfrutamos porque suponen un reto para la mente.

    P. ¿Pero se pueden disfrutar de la misma forma que el arte, por ejemplo?

    R. Sí, solo necesitas algo de experiencia, algo de ánimo y que estén presentadas de manera atractiva para que capten tu atención. Se pueden disfrutar de la misma manera que una obra de teatro. Si es mala, no te entusiasmará, pero si es buena…

    P. ¿Cómo alentaría a los estudiantes que suspenden esta asignatura?

    R. Diciéndoles que hagan un esfuerzo por comprenderlas. A nadie le gustan las matemáticas si no las entiende. Si no tienen claro a qué se quieren dedicar en su vida, les diría que estudien matemáticas hasta donde puedan porque serán muy útiles en muchos aspectos de su vida y en muchas profesiones. Las matemáticas nos brindan una de las múltiples maneras que tenemos de pensar. Nuestra mente es muy complicada y utiliza otras inteligencias como la artística o la emocional para manejar situaciones. Ninguna de ellas explica la vida por sí misma.
    Los matemáticos, además, pueden trabajar en coalición con expertos en muchísimas disciplinas. Especialmente en el desarrollo del conocimiento del cerebro, el gran reto del nuevo siglo.

    P. ¿Cómo animaría a los padres que ven fracasar en matemáticas a sus hijos?

    R. Les diría que tengan paciencia y los alienten y, sobre todo, que no olviden estimularlos en otros aspectos: que los lleven a exposiciones, que les enseñen a leer el periódico y que, por qué no, les dejen ver la televisión.

    P. ¿Ha oído hablar de los youtubers que imparten clases de matemáticas online?

    R. Claro que sí. Tenemos que usar todos los medios de comunicación disponibles con fines educativos. En el pasado tenías tu voz, tus manos y la pizarra; ahora puedes llegar a todo el mundo desde tu ordenador. Eso sí, es peligroso para el espectador porque hay personajes populares de calidad incierta. Es un riesgo que hay que correr.

    P. Muchos jóvenes graduados abandonan España porque no encuentran becas para desarrollar sus investigaciones. ¿Qué opina de esta situación?

    R. Los Gobiernos gastan mucho dinero en muchas cosas y no pueden cubrirlo todo. Algunos países hacen más que otros, por supuesto. Me doy cuenta de que las entidades privadas conceden cada vez más ayudas. Bill Gates o Mark Zuckerberg invierten dinero en educación por el mundo y fundaciones como la Ramón Areces lo hacen en España. Este país debe pensar en sus intereses y ser competitivo; si no, sus estudiantes se marcharán a otras economías.

    P. ¿Es beneficiosa la competitividad entre científicos?

    R. Sí, pero yo destacaría por encima la cooperación. El mundo depende de ella. He colaborado durante toda mi vida. Me gusta el intercambio de ideas. Te ayuda a clarificar tus teorías. Si tengo que explicárselas a alguien, las comprendo mejor, y recibo comentarios con los que complemento mi trabajo. Yo que he vivido tanto he aprendido muchísimo, el problema ahora es no olvidarlo (risas).

    P. ¿Qué relación hay entre la filosofía y las matemáticas?

    R. Tienen una relación muy estrecha. Los grandes filósofos del pasado, como Platón, también reflexionaban sobre matemáticas. Contemporáneos como el británico Bertrand Russell, por ejemplo, combinaban ambas disciplinas. Hay muchos ejemplos de filósofos presentes en el establecimiento de los pilares de las matemáticas.

    P. ¿Qué le parece que esté desapareciendo la filosofía de los planes de estudio?

    R. Es importante que se introduzca la filosofía en los programas educativos, principalmente en la adolescencia. Los planes de estudio siempre traen polémicas. La educación cambia muy despacio, está demasiado ­ligada a la tradición. Los Gobiernos cometen el error de deshacer lo que ha hecho el anterior en materia educativa. Todo es un desastre y nada pasa. La sociedad cambia muy rápido y la educación muy despacio. La educación es como un barco gigante. Es difícil que mantenga el ritmo de la sociedad.

    P.¿Cuáles son las mejores universidades para aprender matemáticas?

    R. Yo pondría el foco en Alemania, Francia y Rusia. También Estados Unidos: Harvard, MIT (Massachu­setts Institute of Technology), Princeton, y, por supuesto, Reino Unido, con Oxford y Cambridge.

    P. ¿Cuáles son los mejores lugares para investigar?

    R. Algunas universidades ofrecen becas muy generosas pero que implican dar clases, lo que retrasa tu investigación hasta seis o siete años. No es el caso de Inglaterra, donde son más cortas, de tres o cuatro años, y no te obligan a dar muchas clases. Hay instituciones de gran prestigio en casi todos los países hoy día: Japón, China, India; en Sudamérica, especialmente en Brasil. Tiene muy buenas instituciones, lo comprobé cuando estuve de visita en Río.

“Sin talento para las matemáticas también se puede disfrutar de los números”

2017-12-05T08:55:29+00:00 Diciembre, 2017|Actualidad|

El académico británico Michael Atiyah reflexiona el diario español El País sobre los retos de la educación en su especialidad y anima a los estudiantes a decantarse por esta ciencia exacta.

  • Escolares de Futrono iluminan sus casas con agua, creatividad y empeño

    Cuando los profesores del Liceo San Conrado de Futrono asignan tareas para el fin de semana, muchos de los alumnos que viven en la isla Huapi se complican. Y es que en esa isla -la mayor de las trece que hay en el lago Ranco y en la que viven poco más de 600 personas- hay varias zonas que no tienen electricidad.

    “A algunos compañeros les cuesta porque se les descarga el computador y no tienen opciones para cargarlo; la barcaza para viajar a Futrono casi no pasa los fines de semana”, explica Gastón Rothen, alumno de 15 años que decidió buscar una solución al problema. Junto con Thomas Fernández -ambos de 2° medio- crearon un dispositivo que genera energía eléctrica a partir de flujos de agua. El aparato se llama Hydronology y consiste en una turbina con aspas que se activan y rotan al contacto con la corriente del agua. Las aspas están a su vez conectadas a un alternador, que transforma la energía mecánica en eléctrica.

    “Al sur de Chile, y específicamente en la Región de Los Ríos, tenemos un recurso muy lindo que es el hídrico. Pero no está siendo aprovechado como debería: aunque hay hidroeléctricas, nosotros pensamos que son muy invasivas. Por eso el dispositivo que creamos es de tamaño reducido y modular”, dice Gastón para explicar la iniciativa en la que han trabajado por poco más de seis meses.

    El esfuerzo de quedarse trabajando después de clases varios días a la semana fue reconocido hace unos días, cuando se anunció que Hydronology había ganado el primer lugar del concurso Aprendo Emprendo. Enfocado en emprendimiento escolar, lo organizan anualmente la Universidad Mayor, PuntajeNacional.cl y Corfo. Su objetivo es fomentar las ideas juveniles que contribuyen al desarrollo del país.

    Este año participaron 1.360 proyectos de todo Chile.

    Cambiar vidas

    Como premio por haber obtenido el primer lugar del concurso, en febrero de 2018, Gastón, Thomas y su profesora guía, Elvira Monsalve, viajarán hasta California (Estados Unidos) para visitar las oficinas de empresas como Google, Facebook y Tesla. “Me imagino que es un lugar súper avanzando en cuanto a tecnología, así que espero sacar el máximo provecho de la experiencia, para así ir mejorando y abriendo nuestras mentes”, cuenta Thomas, quien planea estudiar Medicina.

    La ejecución de Hydronology -explica- es solo el primer paso para lograr su mayor cometido: “Cambiarles la vida a las personas”.

    Por eso, una vez lograda la generación de energía eléctrica, decidieron ir un paso más allá. Actualmente, su proyecto también apunta a potabilizar el agua que usa su sistema. “Todo funciona a través de una turbina que se inserta en un flujo de agua. Bueno, a esta turbina también se le acopla un potabilizador de agua”, cuenta Thomas.

    Gracias a un sistema de placas, el líquido se filtra y purifica, agrega Gastón, quien aspira a convertirse en geólogo.

    “Varios de los vecinos sacan agua del lago. Y con todo el afluente de lanchas, se ha ido contaminando. Así que el proyecto lo que quiere es ser una ayuda directa para la comunidad”, comenta Elvira Monsalve, profesora de educación tecnológica de ambos niños.

    Sin luz artificial

    Poco más de 600 personas viven en la isla Huapi, lugar donde algunas zonas no tienen electricidad y donde Hydronology espera generar un cambio.

Escolares de Futrono iluminan sus casas con agua, creatividad y empeño

2017-12-04T09:59:10+00:00 Diciembre, 2017|Actualidad|

Aunque los recursos hídricos en la zona son abundantes, muchos alumnos del liceo San Conrado de Futrono sufren la falta de electricidad. Para solucionar el problema, nació Hydronology, dispositivo que coronó a dos estudiantes como grandes innovadores.

  • “No hay límites”: lo dice el profesor que espera viajar junto a sus estudiantes a Hong Kong y Bruselas

    En junio de 2017, Felipe Islas y Luciano Imas, estudiantes del Instituto Andrés Bello de Talca, fueron noticia al ganar una medalla de plata en la Genious Olympiad en Nueva York. El premio se lo llevaron gracias a una investigación científica que realizaron y la cual derivó en el descubrimiento de un antibiótico creado con hojas de olivo. Detrás de este impresionante trabajo estuvo Fredy Segura, profesor de química de este establecimiento, quien se ha caracterizado por llevar muy lejos las capacidades de sus estudiantes.

    Gracias al esfuerzo de este profesor y la gestión de varios miembros de la comunidad educativa, este colegio en Talca ahora es pionero en la implementación de diversos talleres extra escolares. Entre esos, está la academia de ciencias Albert Einstein, un proyecto liderado por Fredy a través del cual él y sus estudiantes han podido participar en importantes ferias nacionales de ciencia como la Feria Nacional Juvenil en Concepción, la Expociencias Nacional en la Universidad Central, la Feria Nacional de Linares, y la Feria Nacional de Valdivia, perteneciente a la red del Club Ciencias Chile, AMLAT.

    El logro más reciente de Fredy y sus estudiantes sucedió en la Helveciencia, una instancia organizada por la Universidad Austral de Chile y el Club Ciencias Chile, AMLAT, en la ciudad de Valdivia.

    Entre 35 proyectos nacionales de ciencias a nivel de enseñanza básica y media, ellos lograron el primer lugar en la categoría básica con una evaluación de 100% frente a jurados evaluadores internacionales y destacados investigadores en el área de las ciencias básicas y aplicadas de la Universidad Austral. En enseñanza media lograron también el primer lugar. Como premio, ahora podrán participar en las dos ferias de ciencia internacionales más importantes a nivel escolar, una en Hong Kong y otra en Bruselas. Un logro impresionante para un grupo de estudiantes que jamás imaginó que esto podría ser posible.

    “Ellos ni siquiera dimensionan lo que les está pasando, ni siquiera conocían Valdivia y esto sucedió en un circuito de ferias en las cuales era muy complicado ganar algo por el nivel de competitividad. Los jurados eran exigentes y le dieron a estos estudiantes de 8º básico un puntaje del 100%. El proyecto estaba perfecto, pero ellos aún no lo dimensionan porque no está en su realidad poder viajar a otro país. La realidad de estos niños es distinta, entonces evidentemente hay un entusiasmo que surge de la responsabilidad que tienen ahora. Están nerviosos pero intento entregarles una serenidad que les permita creerse el cuento y prepararse bien”, afirma Fredy.

    Hong Kong Student Project Competition 2018

    Esta competencia se llevará a cabo entre el 8 y 12 de marzo de 2018 y contará con 3.500 proyectos de distintas partes del mundo. Ángela Alarcón y Javiera Fajardo son las alumnas de 1º medio que representarán a Chile junto a su profesor presentando su proyecto: Antibiosis de Streptomyces sp: El poder de los antibióticos a tus pies, el cual consiste en encontrar antibióticos en bacterias del suelo que servirían para combatir enfermedades de origen bacteriano y micóticas.

    Instituto Andrés Bello

    Belgian Expo Science 2018

    Esta competencia mundial de ciencias, organizada por la Young Belgian Scientists expondrá más de 1.000 proyectos escolares de muchas partes del mundo. Esta feria se realizará entre el 26 y 30 de abril de 2018. Alejandro Letelier y Daniel Vergara, junto al profesor, representarán a Chile con su proyecto Efecto comparativo de Inhibición de extracto de Buddleja globosa v/s Antibióticos de tipo tradicionales, a través del cual se exponen las propiedades antibacterianas de la hoja del matico y se construye un antibiótico de origen natural.

    Instituto Andrés Bello

    El impacto de este logro

    “Para mi no hay límites para hacer ciencia”, asegura Fredy, el profesor que luego de estudiar pedagogía asumió un compromiso vocacional y social con los alumnos del colegio del cual se graduó. Como bien lo resalta, para él no existen las barreras, sólo insiste en la importancia de encontrar los tiempos en un sistema educativo que es extenuante. Es difícil, asegura, pero alcanzable. De hecho, la posibilidad de viajar a Hong Kong y Bruselas junto a sus cuatro estudiantes, es el resultado de un esfuerzo y un compromiso que hoy parece un sueño. Pero lo más importante de este logro va más allá de los viajes en sí mismos. Con su pasión por la ciencia, Fredy ha generado cambios en la forma de pensar de sus estudiantes, ha logrado que ellos vean y entiendan el mundo de otra manera y para él, esa es la mejor recompensa. Él lo ha logrado a través de la ciencia, se ha convertido en un vehículo transformador y de esta forma ha marcado la vida de sus estudiantes, tanto como ellos han marcado la suya. “Entonces no hay límites, simplemente son las ganas que, como profesor, le pongas a la pedagogía. Eso, los estudiantes lo perciben”, dice el docente quien también está convencido de que través de estos logros, otros alumnos y profesores se contagian.

    Ahora, este comprometido profesor de química y sus alumnos están muy cerca de poder exponer sus logros en otros rincones del mundo donde recibirán la retroalimentación para seguir soñando con otros proyectos científicos. Las dos ferias a las que fueron invitados sólo cubren el monto de la estadía de los equipos que necesitan, por eso ahora, el objetivo es lograr encontrar los recursos necesarios para que estos viajes se conviertan en realidad. Fredy, sus alumnos y toda la comunidad educativa están trabajando en pos de este objetivo, un objetivo que definitivamente convierte al estudiante en protagonista y le da el valor necesario para seguir explotando sus capacidades.

    “Yo también, como profesor, he sido marcado por estos niños porque al ver su desarrollo me doy cuenta de que en este país hay que motivar, motivar y motivar y no disminuir las ganas de los chicos por descubrir sus propios talentos”.

“No hay límites”: lo dice el profesor que espera viajar junto a sus estudiantes a Hong Kong y Bruselas

2017-12-01T12:01:59+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños, Los profesores importan|

El profesor Fredy Segura y sus estudiantes, podrán representar a Chile en dos importantes ferias científicas internacionales.

  • 3 actividades para cerrar el año junto a tus estudiantes de la mejor manera

    Preguntas, alegrías, agradecimientos, amigos, nostalgia, ideas, sueños, logros… muchas cosas pasan cuando el año escolar está a punto de finalizar. Los estudiantes están ansioso por concluir una etapa llena de aprendizajes y desafíos, y los profesores, están buscando la manera de llegar a la meta con éxito, cerrando proyectos y evaluando los logros de una etapa que si bien es dura, está llena de grandes satisfacciones. No cabe duda que estar en la recta final significa para ambas partes enfrentar grandes emociones y plantear reflexiones que permitan recoger todo lo que salió bien y mejorar aquello que no salió tan bien. Por esto mismo, es importante crear instancias de cierres donde los estudiantes sigan siendo protagonistas. Estos espacios son importantes para entender qué aprendieron los alumnos, cómo se sintieron a lo largo del año y cómo se sienten ahora que están terminando un nuevo periodo escolar. ¿Qué tipo de actividades de fin de año se pueden hacer? El profesor Dr. Richard Curwin sugiere en Edutopia, algunas ideas que pueden ser aplicadas en el aula:

    1. Juego de rol

    Crea grupos pequeños y pídele a tus estudiantes que en una escena actuada, reconstruyan una de tus clases. Tendrá que interpretar tu papel de profesor. Alguno de ellos puede actuar como si estuvieran dando una explicación, otros pueden recrear el papel dando la instrucción de una actividad específica. Es importante que esta iniciativa se entienda como una instancia divertida y sobre todo, precisa. El objetivo es jugar con el humor de una forma saludable y no hiriente o sarcástica. Después, pueden cambiar las reglas del juego y tu puedes interpretar o representar el comportamiento de tus alumnos en clase. Si la actividad se planea bien, es una oportunidad extraordinaria para ponerse en los zapatos del otro, reírse un rato y recibir retroalimentación de una forma agradable y divertida.

    2. Dibujos

    Una vez más, divide la clase en pequeños grupos. Cada grupo tendrá que tener una caja con elementos para dibujar y una hoja de papel grande. El objetivo es que hagan un dibujo abstracto de la clase y para eso deben incluir todos los elementos que consideren importantes (una pizarra, un lápiz, el profesor, un computador, las sillas, colores, sonrisas, reglas… ). En el proceso, no podrán hablar entre ellos. Como profesor, también puedes hacer tu propio dibujo. Cuando terminen, tendrán que colgar los dibujos en la pared, como en una galería y explicar (cada grupo) qué elementos dibujaron y por qué.

    En este proceso creativo, podrás entender qué es lo más importante para tus alumnos y por qué para ellos significa algo. Es una buena forma de recoger ideas y reconocer lo más significativo de la sala de clase (lo tangible y lo simbólico).

    3. Regalos simbólicos

    Haz una lista de tus estudiantes (si la lista es muy larga –cientos de estudiantes–, tendrás que evaluar si realmente puedes o no puedes hacer la actividad). Piensa en un regalo que quieras hacerle a cada uno de tus alumnos. La idea es que sean regalo simbólicos así que no hay límites. El único criterio para elegir el regalo es utilizar el humor o la sensibilidad. Cuando estés listo, pide a tus estudiantes que piensen también en un regalo que ellos quieran darle a uno de sus compañeros. Dales la oportunidad de compartir esos regalos. Es importante que todos sean POSITIVOS. Algunos ejemplos podrían ser: “Me gustaría darte un pasaje directo al lugar que más quieres conocer en todo el mundo”, “me gustaría regalarte la fábrica de tus chocolates favoritos”, “me gustaría darte un nuevo lápiz para reemplazar el que perdiste”, “me gustaría darte la oportunidad de ingresar a la universidad que quieres”, etc.

    ¿Qué ideas propones tú para finalizar el año?

3 actividades para cerrar el año junto a tus estudiantes de la mejor manera

2017-12-01T09:12:25+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

¿Cómo cerrar el fin del año escolar de la mejor forma? Estas ideas podrían ser muy útiles.

  • Creativos proyectos escolares resuelven problemas cotidianos a través de la ciencia

    Un reportaje que denunciaba que 40% de la ropa importada en Iquique termina en basurales clandestinos de Alto Hospicio fue el punto de partida para el proyecto de Sofía Godoy y Matías Riquelme, estudiantes de 8° básico del Liceo Los Cóndores, de Alto Hospicio. Junto a su profesor de Ciencia, Rodrigo Cáceres, decidieron averiguar si la tela de poleras nuevas importadas por la Zofri, compradas en tiendas de ropa usada y textiles artesanales aimaras, teñidos con plantas andinas contenían metales pesados, como cobre, fierro y zinc.

    “Vimos que la cantidad de cobre en poleras importadas es casi tres veces más alto que el máximo que indica la ecoetiqueta de prendas en Europa. Eso no solo puede afectar la salud de las personas, al desecharlas puede contaminar el suelo al botar un lixiviado que contiene hidróxido cúprico”, dice Sofía.

    Mirando alrededor

    “Lo que esconde tu ropa” es uno de los 54 proyectos de ciencia escolar de estudiantes de 5° básico a 3° medio de todo el país, seleccionados para participar en el XVIII Congreso Nacional Escolar de Ciencia y Tecnología de Explora Conicyt, que culmina mañana en Arica.

    En Quillota, los alumnos del Colegio Gobernador Concha y Salvatierra aburridos de ver tantas colillas de cigarrillo tiradas en la calle, decidieron investigar si podrían darles una mejor vida. Descubrieron que el nitrato del tabaco actúa como fertilizante acelerando el crecimiento de tomates.

    Jugando de local, alumnos del Liceo Politécnico B-4 Antonio Varas de la Barra crearon una planta solar móvil que mejora la iluminación del frontis del liceo y que puede transportarse dentro del establecimiento cuando hay cortes de suministro eléctrico.

    “Este año intencionamos la selección hacia proyectos que solucionaran problemáticas que afectan directamente a la escuela, barrio o región de los estudiantes. La idea es que miren a su alrededor y usen el raciocinio científico para solucionar problemas cotidianos”, explica Natalia Mackenzie, directora del Programa Explora.

    La voracidad que tuvieron los incendios forestales de este verano en el Biobío llevó a los estudiantes Sofía García, de 3° medio, y Diego Herrera, de 1° medio, del Colegio Concepción de San Carlos, en San Carlos, a buscar un retardante de fuego.

    Crearon una pasta de concha de almejas que retarda en 48 minutos la acción del fuego. Su plan es patentarla, porque le ven como potencial para recubrir los trajes de bomberos o como barrera de protección en árboles o cortafuegos de casas.

    Puertas abiertas

    Fran Aguirre y Danae Varela, de 12 años, trabajaron en el laboratorio del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Algas, de la U. Católica del Norte, en Coquimbo. Asesoradas por su directora, Fadia Tala, descubrieron que el contenido de sodio de algas parda, roja y verde es mucho menor al de la sal común. Su próximo paso será elaborar sal de algas para hipertensos. Pero el proyecto les dejó mucho más. “Las niñas adoran a su científica asesora, porque les abrió la puertas, las llevó a terreno y siempre estuvo dispuesta a resolver sus dudas”, cuenta su profesora Noris Villarroel.

Creativos proyectos escolares resuelven problemas cotidianos a través de la ciencia

2017-11-30T09:19:20+00:00 Noviembre, 2017|Actualidad|

Una planta solar móvil, una pasta retardante de fuego y sal de algas baja en sodio son algunos proyectos de estudiantes de 5° básico a 3° medio de todo el país.

  • Más de 450 jóvenes en situación de discapacidad rendirán la PSU

    Auditiva, intelectual, física o visual… Un total de 452 jóvenes en situación de dispacacidad están inscritos para rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) el próximo lunes y martes.

    El Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional de la Universidad de Chile (Demre) explicó este jueves que, para ellos, se dispuso una serie de medidas tendientes a garantizar que puedan responder el test en las condiciones que corrresponden, considerando sus circunstancias específicas.

     “Hay distintas adecuaciones”, dijo la directora del Demre, María Leonor Varas: “Un ajuste, por ejemplo, en el caso de las personas sordas, es que hay un intérprete de lengua de señas”.

    Lo anterior “pasa por reconocer que el lenguaje de señas es la lengua materna, natural, para estas personas y que se necesita, por lo tanto, un intérprete para cuando hay dificultades en ciertas precisiones de las preguntas que hacemos”, explicó Varas.

    La directora señaló que hay también “computadores con sintetizador de voz para que personas ciegas puedan leer la prueba, donde se puede detener y avanzar, apoyarse con una regleta braille para fijar información, etcétera…”.

    La jefa de la División de Educación Superior del Mineduc, Alejandra Contreras,comentó que “hemos financiado más de 17 proyectos de fondos de desarrollo institucional, justamente destinados a avance e implementación en materia de inclusión, que las instituciones han destinado a ajustes de infraestructura, de equipamiento, precisamente pensando en el apoyo a los jóvenes”.

    “También hay fondos destinados por el Senadis para poder apoyar a los jóvenes cuando están estudiando para efectos de tener acceso a los computadores especiales, a traductores de lenguaje de señas y eso también está disponible para las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, que tienen que concurrir al Senadis y postular a estos recursos para que puedan hacer uso de ellos”, dijo.

    A la ministra le dan gusto los estudiantes extranjeros

    Según se informaba en la víspera, 4.300 inscritos para la PSU son extranjeros, una cifra que se cuadruplicó en comparación con la versión 2016: un tercio son peruanos, 14 por ciento son colombianos y 12 por ciento de haitianos, cuya incorporación fue valorada por la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

    Nos da mucho gusto que puedan dar la PSU y acceder a las distintas garantías que brinda el Estado alumnos que han hecho su educación media en el país; algunos que llevan muchísimos años“, dijo.

    “Este año la mayor cantidad de alumnos extranjeros provienen de Perú, son hijos de familias peruanas; también de Colombia, y crecientemente, como es lógico, los haitianos se van sumando, aunque no siendo la mayoría”, reflexionó.

Más de 450 jóvenes en situación de discapacidad rendirán la PSU

2017-11-24T09:00:03+00:00 Noviembre, 2017|Actualidad|

El Demre dispuso "adecuaciones especiales" para cada clase de situación: desde intérpretes de señas hasta computadores.

  • 8 formas de apoyar el aprendizaje de TODOS tus estudiantes

    En Estados Unidos, del 5% al 20% de los estadounidenses tienen dificultades de aprendizaje. Esto significa que a la hora de aprender, se enfrentan a problemas como la dislexia o dificultades con el desarrollo de habilidades ligadas a las funciones ejecutivas. Aunque los datos se enmarcan dentro de ese contexto específico, muchas escuelas allá y en el mundo entero, deben enfrentar esta realidad. No apoyar a los estudiantes con dichas dificultades, puede representar un enorme desafío para ellos a la hora de aprender.

    Con el fin de mostrar herramientas que permitan manejar esta situación en las salas de clase, el director Jeffrey Mitchell de una escuela especializada para niños con dificultades en el aprendizaje (Currey Ingram Academy en Nashville), compartió en una conferencia en Austin, los 8 principios que en su escuela consideran que son “realistas para cualquier escuela y en cualquier contexto”. Mitchell asegura que quizás algunas de estas ideas ya se aplican y tal vez otras no funcionan según determinado contexto escolar, pero él está seguro de que aplicar más de una de estas, dará resultados positivos.

    No olvidar la misión

    Mitchell dice que es fundamental que la misión del colegio y la misión personal guíen el trabajo de cada profesor. Por esta razón, la misión debe ser “entendible, memorable, poderosa y simple”. Lo que hacen en su escuela por ejemplo es reconocer la misión, creer en ella y vivirla de determinada forma para planear todo lo que realizan. ¿Cuál es su misión? “Empoderar a los estudiantes con dificultades en el aprendizaje para que alcancen su máximo potencial”. Los profesores, dice el director, también pueden inspirarse en su propia misión. Por ejemplo, cuando él era profesor de ciencias, su misión era que sus estudiantes plantearan preguntas como científicos.

    La evidencia es importante

    Independientemente de la temática, siempre habrá mucha información e investigación con respecto a diversos temas. Por ejemplo, dice Mitchell, recientes avances en neuroimagen están cambiando los métodos de intervención para estudiantes con dislexia. Si algo no está resultando, dice Mitchell, consulta la evidencia pues esto apoyará tu trabajo.

    Rompe la estructura tradicional

    Hay formas en las que los profesores pueden trabajar entorno a la estructura tradicional. Lo primero es enfocarse en la palabra “variedad”. Mitchell recuerda que en cada clase habrá una gran variedad de estudiantes y por esta razón es fundamental ofrecerles diversas opciones. Además, añade que la variedad es importante para evaluar el nivel de comprensión de cada alumno. Por ejemplo, una forma de evaluación no necesariamente revela el conocimiento y las habilidades de cada estudiante.

    Instrucciones claras

    En su escuela, los profesores explican claramente qué son las funciones ejecutivas. ¿Por qué? Según el Centro de Desarrollo Infantil de Harvard, las funciones ejecutivas y las habilidades de autorregulación son “procesos mentales que nos permiten planear, enfocarnos, recordar instrucciones y realizar múltiples actividades de manera exitosa”. Mitchell da un ejemplo concreto de una estrategia que utiliza una de sus profesoras de tercer grado: antes de un examen, ella invierte 10 minutos en revisar con estudiantes estrategias para realizar exámenes; todo esto sucede con la hoja de examen frente a ellos. Así, ella recuerda cosas sencillas como la cantidad de respuestas que tienen que contestar por pregunta según el diseño del exámen. Después realizan otro ejercicio: revisan de nuevo el exámen (no las respuestas) y se plantean preguntas como: “¿respondiste todas las preguntas?”.

    Ser conscientes de las limitaciones de la memoria

    La memoria, dice el director, es un sistema cerebral que temporalmente guarda información mientras que se procesa. Allí, los humano archivamos datos e instrucciones paso a paso hasta que no los necesitemos más. Teniendo eso presente, él dice que a veces, los profesores malinterpretan un problema de memoria con una mala conducta intencional. Por ejemplo, lo que un adulto podría llamar “dificultad para prestar atención” puede ser simplemente un exceso de cosas que el niño no puede retener en su memoria.
    El trabajo de memoria también afecta la capacidad de los alumnos para acceder a la información, recordar instrucciones, iniciar una tarea y copiar información de la pizarra. De hecho para algunos estudiantes tres instrucciones puede ser demasiado. Si es posible, dice Mitchell, divide esas instrucciones en dos o tres.

    Prevención

    Mitchell cree que el 90% del manejo del aula se trata de la prevención. Esto incluye tener reglas, rutinas, instrucción y una estructura atractiva. Pero con respecto aclara que las reglas deben ser simples, generadas por consenso y revisadas regularmente. Las rutinas deben incluir descansos regulares para el cerebro y la instrucción debe ser muy variada para involucrar a los estudiantes. “Para el otro 10%”, dijo Mitchell, “necesita planes de conducta y apoyo formales y sistemáticos”.

    La comunicación como ventaja

    Las escuelas “enseñan a las familias, no solo a los estudiantes”, dice el director. Por eso, él recomienda que los profesores realicen encuestas regularmente para escuchar comentarios sobre cómo van las cosas en el aula y en la escuela. Mitchell ha descubierto que a menudo los involucrados responden a las encuestas con un “gracias por escucharme”, y eso es fundamental. “Si llegas a los estudiantes y a sus padres antes de que ellos lleguen a ti, entonces habrás construido un inmenso capital”.

    Celebra y empodera a tus estudiantes

    “Sistemáticamente, identifica y celebra al menos una fortaleza en cada estudiante”, dice Mitchell. Luego, “dale a cada estudiante oportunidades para mostrar esta fortaleza”.

    Él espera que estas ideas implementadas en su escuela puedan ayudar a las escuelas que no están específicamente diseñadas para niños con dificultades de aprendizaje. El objetivo es satisfacer las necesidades de todos los estudiantes.

8 formas de apoyar el aprendizaje de TODOS tus estudiantes

2017-11-23T17:42:58+00:00 Noviembre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Jeffrey Mitchell comparte algunas formas de apoyar a todos los estudiantes.

Cargar más posts