Diversidad

Inicio » Diversidad
  • 5 libros para abordar la inmigración en la sala de clase recomendados por una experta

    En el mundo entero, la inmigración es una realidad. El número de familias y niños migrantes que salen de sus países para llegar a otros rincones del mundo en la búsqueda de mejores oportunidades crece rápidamente y se refleja notoriamente en las salas de clase. Particularmente en Chile, los datos muestran que en el año 2016, el número de estudiantes migrantes superó a los 61.000, cifra que corresponde al 1,7% de la matrícula. Por otra parte, en comparación con el 2013, el total de alumnos que fueron eximidos de la prueba Simce por no hablar español (evaluación utilizada en Chile para medir el dominio que tienen los estudiantes sobre temas del currículo escolar), aumentó en un 766%. ¿Qué significa esto? Que integrar a aquellos estudiantes es una tarea urgente en las escuelas y para lograrlo es indispensable abordar en la sala de clase, temas como la aceptación y el respeto.

    Con respecto a esto, la venezolana Brenda Bellorín, investigadora, crítica de literatura infantil y doctora en Didáctica de la Lengua y la Literatura, asegura que la literatura es y debería ser en todas las aulas una herramienta de integración clave. Bellorín hizo parte de un proyecto llamado Visual Journeys Through Wordless Narratives (Travesías visuales con álbumes sin texto) el cual se articuló en torno a la idea de que la lectura de obras literarias “multimodales” (aquellas que son contadas a través de textos, imágenes, formato y diseño), son una excelente vía de integración de nuevos alumnos. Este proyecto de investigación evidencia además que el libro álbum (mezcla de textos breves con contenido ilustrado), es ideal para hacer trabajos en grupo constructivos que funcionan como puentes entre una cultura y otra, un lenguaje y otro.

    “… considerando que la literatura -con sus formas discursivas, reglas y multiplicidad de imágenes- es un buen marco para el aprendizaje de la lengua, que además facilita la adquisición de representaciones sociales y culturales, así como el proceso de simbolización”, afirma la experta.

    Para Bellorín la lectura de un niño extranjero debe ser la misma que se le entrega al niño del país que lo recibe, esto com premisa de respeto, aceptación y educación de calidad para todos. Para lograr esto, ella propone que los niños puedan sacar sus libros en la escuela y reflexionar, a partir de éstos, sobre sus orígenes, historias, entornos y familias. Además, dice la especialista, es necesario que los profesores conozcan diversas obras infantiles que aborden el tema desde varias perspectivas. Para eso, ella sugiere las siguientes:

    1. Eloísa y los bichos, de Rafael Yockteng y Jairo Buitrago

    Este relato protagonizado por Eloísa, invita a reflexionar sobre la condición del extranjero o inmigrante, quien al principio tiene dificultades para amoldarse a las nuevas costumbres, el lenguaje, las historias… Eloísa llega con su padre a un nuevo lugar buscando un futuro y con la ilusión de labrarse un nuevo camino. El proceso no resulta nada fácil. Las horas de espera en la puerta del colegio se hacen eternas, los nuevos compañeros son muy distintos y es difícil dejar atrás los recuerdos.

    El Jinete Azul


    2. Emigrantes, de Shaun Tan

    Shaun Tan plantea una historieta que narra el viaje de un hombre que deja a su familia para llegar a un mundo fantástico y onírico. El libro prescinde del lenguaje escrito durante toda la obra pues como dice el autor, “el protagonista no puede leer ni comprender nada en el nuevo país, así que el lector tampoco debería poder”. El emigrante de la historia, llega a un lugar donde todo es sutilmente diferente: desde los animales y los alimentos, hasta la forma. De esa manera, Tan introduce temas como la difícil adaptación a otra cultura, la importancia de la familia y las raíces de nuestra identidad.

    Barbara Fiore


    3. La isla, de Armin Greder

    Una mañana, los habitantes de una isla descubren a un hombre en la playa. Aunque los habitantes acogen al hombre, prevalecen en ellos profundos temores ante el desconocido, temores que, finalmente, los llevará a tomar una drástica decisión. Bellorín asegura que La isla es una obra extraordinaria para desmontar prejuicios.

    Lóguez


    4. Stefano, de María Teresa Andruetto

    Stefano huye de la pobreza de la posguerra italiana hacia Argentina. se despide de su madre y se va lleno de ilusiones y recuerdos como travesías en barco, su primer trabajo, su paso por el mundo del circo, la música, entre otros.

    Sudamericana Joven Novela


    5. ¡Vamos a ver a papá!, de Lawrence Schimell y Alba Marina Rivera

    La historia relata los sentimientos que vive la protagonista por la ausencia de su padre, quien trabaja en otro país. En un diario va recogiendo todo aquello que le gustaría contarle los domingos cuando él la llama por teléfono. La historia plantea los problemas de la inmigración desde la ausencia y la separación.

    Ekaré

5 libros para abordar la inmigración en la sala de clase recomendados por una experta

2017-08-22T15:59:31+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

Esta experta en literatura infantil sugiera obras infantiles para abordar la inmigración en clase.

  • Así se integra a los estudiantes inmigrantes en otras partes del mundo

    Aunque Finlandia tiene una cantidad de inmigrantes pequeña (6% de su población total), la población de extranjeros, al igual que en otras partes del mundo, sigue creciendo. Al aumentar la diversidad lingüística y cultural, el sistema educativo se ha visto en la necesidad de enfrentar nuevos desafíos relacionados con la inclusión. ¿Cómo lo han hecho? Gran parte de los inmigrantes que llegan no tienen conocimiento previo del idioma, hecho que se ha convertido en una de las prioridades del sistema.

    Según varios estudios, el dominio del lenguaje académico se desarrolla entre cinco y diez años. Es un periodo largo y por eso mismo es importante hacer frente a ese tema y apoyar la transición de quienes dejan su hogar para llegar a un rincón del mundo totalmente nuevo y desconocido. En Finlandia, han entendido esto muy bien y han enfrentado el tema con una metodología bastante eficaz.

    This is Finland

    “Enseñanza preparatoria”

    En Finlandia, responder a las necesidades lingüísticas es fundamental para apoyar el proceso del aprendizaje de los extranjeros. Por eso, desde el inicio, los estudiantes inmigrantes son asignados a un curso según la edad y durante un año, se dedican exclusivamente a reforzar el idioma. Dicho periodo se llama Enseñanza Preparatoria y tiene un currículo propio basado en el aprendizaje del idioma finés, la cultura escolar y el fortalecimiento del idioma materno de cada estudiante. Pero los únicos beneficiados en esta etapa no son los alumnos…los municipios también tiene traductores que asisten a reuniones escolares (y otras instancia) con el fin de apoyar a las familias en situaciones que de otra manera, serían complejas de entender.

    Como la integración es el pilar esencial del sistema, los estudiantes inmigrantes que asisten a la Enseñanza Preparatoria también participan en clases en las que no es tan necesario el dominio del idioma, como el arte, la música y la educación física. A medida que van perfeccionando el manejo del finés, se van integrando al resto de las asignaturas.

    South China Mornings

    En el aula

    Después del proceso anterior, los niños pasan a las aulas regulares donde siguen recibiendo apoyo constante en el aprendizaje del idioma y participan en clases de finés como segundo idioma. En este periodo, los temas que se abordan surgen de las necesidades lingüísticas de los estudiantes y en ese sentido, la enseñanza se vuelve más funcional. Esto es importante porque la meta no es solo lograr que los estudiantes manejen la lengua en un nivel cotidiano, sino también que lo entiendan en un contexto escolar. Sólo así, el proceso del aprendizaje general se vuelve realmente efectivo.

    “Es fácil presumir que un estudiante ya tiene el dominio del lenguaje cuando ha desarrollado el dominio conversacional, pero es necesario ser conscientes de los desafíos que impone el lenguaje académico, que también tienen que aprender los alumnos que estudian en su idioma materno. En este sentido, el uso de imágenes y material visual en la enseñanza, el análisis del texto y el discurso y la explicación de palabras específicas de una asignatura son estrategias que no solo benefician a los estudiantes de origen migrante, sino a todas las personas en el aula. La conciencia lingüística y cultural es importante en todos los aspectos de la educación, y el desafío actual de las escuelas es descubrir maneras de enfrentar y acoger la diversidad respondiendo a las necesidades diferentes de cada estudiante” (Guía pedagógica para una educación intercultural, anti-racista y con perspectiva de género, pg 58)

Así se integra a los estudiantes inmigrantes en otras partes del mundo

2017-08-04T15:47:23+00:00 Agosto, 2017|Cómo aprenden los niños|

Así se integran los estudiantes inmigrantes al sistema educativo de Finlandia.

  • Así es el impresionante colegio de una pequeña isla en la Polinesia

    En el año 1990 se realizó un Congreso de Desarrollo en la Isla de Pascua, Chile, donde se planteó la necesidad de crear una infraestructura diferente que diera protagonismo a la enseñanza del idioma y la cultura rapanui (comunidad que habita la Isla). Después de 10 años, el Ministerio de Educación y la Unesco, junto a la participación de los rapanui, elaboraron un plan maestro que fue la base de la construcción este establecimiento. Así nació lo que hoy se llama Proyecto Liceo Aldea Educativa el cual centra los procesos educativos en el desarrollo espiritual, científico, cultural, creativo y físico. El objetivo principal de dicha Aldea que se impone llamativa junto al océano pacífico, es preparar a las nuevas generaciones para enfrentar el mundo moderno globalizado, minimizando tensiones entre la tradición y la modernidad.

    El espacio

    Antes de su construcción, se estableció que el establecimiento debía responder desde la arquitectura a las necesidades de la comunidad rapanui. El espacio además debía considerar los cinco sectores de desarrollo ya mencionados y hacer énfasis en la interrelación del espacio interno y externo, favoreciendo la creación de pequeñas áreas orientadas hacia actividades culturales y deportivas. Era entonces indispensable que el diseño reflejara la cultura de la comunidad y tuviera lugares de encuentro e interacción.

    Así fue entonces… Este espacio educacional se construyó de forma ovoidal. Las salas de clases se inspiraron en las esculturas pétreas propias de la Isla de Pascua y los muros de piedra conformaron una gran elíptica. Para iniciar la apropiación del lugar, cada cursó armó un jardín frente a su sala con plantas propias de la isla, además se postuló a un proyecto de recuperación de flora nativa y del sistema de plantación manavai, estructuras agrícolas tradicionales de piedras que fueron construidas por los estudiantes. También se ordenaron las piedras, se hicieron caminos de acceso y se construyeron réplicas de los tradicionales gigantes de piedra de Isla de Pascua.

    Escuela de Arte

    Luego de una exitosa postulación ante el Ministerio de Educación, la Aldea Educativa fue reconocida como Escuela de Arte, esto significa que su estilo de enseñanza otorga un especial valor al fortalecimiento de habilidades creativas, reflexivas y productivas en torno a diversas manifestaciones artísticas. Cabe resaltar que en el contexto de Rapa Nui, la enseñanza artística se realiza en torno a dos ejes centrales, que son las artes visuales y la cultura tradicional. La Aldea, por ende, busca que sus estudiantes a través del arte, sean capaces de elaborar un concepto de identidad propia, reconociendo elementos de su cultura y entendiendo que ellos son los encargados de seguir manteniéndola viva y vigente.

    Teniendo este título, la Aldea construyó la Casa de Arte, un espacio ubicado en los muros de un antiguo leprosario y un galpón que funciona como taller de escultura. En la Casa del Arte se pintaron murales, en otros sectores se diseñaron áreas de recuperación de plantas alimenticias como plátanos, camotes (kumara), taros y otros tubérculos tradicionales, además de hierbas de uso medicinal. También se construyó un área de meditación y reflexión que se adaptó al entorno de bosques y matorrales. Poco a poco, los jóvenes fueron interviniendo artísticamente su colegio, lo que le dio una identidad muy propia que impactó positivamente a la comunidad y por ende a los logros académicos.

    Un espacio vivo

    Hoy el Liceo Aldea Educativa es un espacio vivo que se transforma en un acto de creación permanente y que responde a los intereses artísticos de quienes hacen parte de la comunidad educativa. Pero además de esto, es un espacio educativo dinámico intercultural que rescata la cultura, la lengua y la sabiduría. De hecho, su nombre original, HOŊA´A´O TE MANA significa “el lugar donde habita la sabiduría”. En la actualidad, el colegio entrega educación científico-humanista y artística a alumnos desde 7º a 4º medio y posee dos programas técnicos profesionales de especialización; uno en el área de agronomía y otro en el área del turismo. Ofrece además dentro del currículo, el ejercicio y el desarrollo de expresiones artísticas, folklóricas, deportivas y culturales que al igual que todo el diseño del espacio, tienen directa relación con la tradición ancestral del lugar.

    Colegios como el Liceo Aldea Educativa son fundamentales a la hora de preservar el patrimonio de una cultura ancestral y respetar la identidad étnica de los estudiantes y sus comunidades. Además, no sólo entregan oportunidades de aprendizaje, también lo hacen de una forma contextualizada y pertinente a las necesidades e intereses de los alumnos. 

Así es el impresionante colegio de una pequeña isla en la Polinesia

2017-07-24T16:06:12+00:00 Julio, 2017|Cómo aprenden los niños|

En la Isla de Pascua en Chile, un colegio resalta por su particular infraestructura y su especial enfoque pedagógico.

  • Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?

    Con el objetivo de reconocer, proteger y valorar el aporte de los pueblos originarios en nuestro país, cada 24 de junio se celebra el Día Nacional de los Pueblos Indígenas. Así, representantes de los pueblos Aymara, Mapuche y Rapa Nui celebran el solsticio de invierno entre el 20 y 24 de junio, un período de cambio y renovación para estas culturas.

    Efemérides como estas son una gran oportunidad para visibilizar la importancia de la educación intercultural. Pero, ¿qué esperan los pueblos indígenas del sistema educativo?, ¿cómo ha sido su experiencia en la sala de clases?, ¿cuál es la importancia del rol docente en este contexto? Para responder estas y otras preguntas, hablamos con Rosa Millavil (50), su hija Marisela (26) y su pequeña nieta Amanda, de tan solo 6 años.

    Primera generación: encubrimiento y ausencia de reconocimiento

    La experiencia educativa de Rosa Millavil comienza en una pequeña escuela rural al interior de la IX Región. Su experiencia no fue fácil, al igual que la de muchos mapuches que se educaron en los años 70. Su paso por la escuela estuvo marcado por el encubrimiento de su cultura, la invisibilización de sus tradiciones y el dolor de perder parte de su identidad. “Nosotros nos criamos más con la civilización española, nuestra cultura no era bien vista ni reconocida”, dice Rosa.

    Para ella, la escuela fue una institución de “doble filo”. Por un lado entregaba nuevas oportunidades pero al mismo tiempo negaba su cultura. “Dejamos de participar en guillatunes porque teníamos que estar en la escuela. No podíamos mezclar el mapudungun y el español porque nos decían que eso no nos servía a nosotros, y que era un error”, añade.

    Pese a que la mayoría de los niños que asistían a la escuela eran mapuches, según Rosa, tampoco existió una educación contextualizada. “Nunca hubo una sola palabra en mapudungun y nuestras oraciones las teníamos que hacer en español”, afirma.  Así, poco a poco, Rosa fue perdiendo parte de su identidad indígena y se quedó sin espacios para poder replicarla.

    Es más difícil mantener la identidad. ¡Imagínate! Nosotros tenemos una religión y creencias que se basan en la naturaleza y que son muy distintas a la de los españoles. Entonces, ¿cómo les enseñamos a nuestros hijos y nietos? A mí me gustaría, pero es difícil que entiendan”, señala Rosa.

    Segunda generación: hacia una cultura de respeto

    A diferencia de su madre, para Marisela su paso por el sistema educativo fue un poco más amigable. Pese a haber sido discriminada por sus compañeros por ser mapuche sus recuerdos son menos duros que los de su madre. Según ella, este cambio se debe a que las personas de su generación se dieron cuenta de la importancia de su cultura y de mantenerla vida. En ese cambio también sus profesores tuvieron un rol muy importante.

    “Los profesores siempre trataron de inculcarme que éramos importantes; siempre me decían que no podíamos sentirnos menos por ser mapuches”, dice Marisela. “Yo vivía mi cultura, hablaba con mis papás, iba a ceremonias y sentía esa armonía propia del mundo mapuche, pero es distinto que un profesor te lo diga y reconozca”, agrega.

    Marisela recuerda especialmente a una profesora que la marcó, ella “siempre nos decía que no éramos distintos, que éramos un cultura digna de seguir e imitar”, afirma. Pese a haber sentido el reconocimiento de sus profesores, para Marisela el sistema educativo nunca estuvo a la altura de lo que ella esperaba.

    La incorporación del pueblo mapuche no fue algo trascendental, siempre lo sentí más folclórico. Para lo único que éramos necesarios era para bailar, que poco y nada se relaciona con entender nuestra cultura y cosmovisión”, apunta Marisela.

    Tercera generación: reconocimiento, una necesidad del pueblo mapuche

    Tal como lo demuestran las experiencias de Rosa y Marisela, la educación que ha recibido parte del pueblo mapuche no ha sido lo suficientemente responsable ni respetuosa con su cultura. Lentamente comienzan a surgir pequeños avances pero aún queda mucho por mejorar.

    Amanda, hija de Marisela, sabe perfectamente que es mapuche y cree que en su curso hay más niños que lo son. “Me gustaría saber cómo hablan y aprender a tocar eso así”, dice Amanda, mientras hace un gesto con las manos en referencia al kultrun.

    Camino a una educación multicultural

    AraucaniaCuenta.cl

    Solo 438 colegios de Chile imparten la asignatura de Lengua Indígena (Mapudugun, Aimara,Rapanui, entre otras). Si se considera el total de horas realizadas en la asignatura Lengua Indígena por colegio, en promedio, solo el 40% de ellas son realizadas por docentes con estudios respectivos. Pero, ¿Es suficiente un ramo de lengua indígena? ¿qué cosas debiera considerar una educación intercultural? ¿cuál debiera ser la formación de quienes imparte estos ramos?

    Para Rosa Millavil, una verdadera educación intercultural para su nieta y para el resto de los niños mapuches debiera considerar elementos básicos de la cultura, dada la importancia que esto tiene en la identidad de una persona.

    “Sería lindo enseñarles nuestros cantos, oraciones y bailes. ¡Hay tantas cosas que se pueden incorporar! Hasta recitar un poema, por ejemplo. Esto permitiría a los niños sentirse identificados con su cultura desde chicos ya que es en el colegio donde pueden aprender mucho más rápido”, señala.

    En tanto, para Marisela es fundamental promover la enseñanza del idioma, pero sobretodo la cosmovisión mapuche. “Esto es crucial, porque cuando uno entiende la cosmovisión conoce todas las respuestas para entender nuestra cultura. Y obviamente faltan más clases y talleres en esa dirección”, finaliza.

    La incorporación de los pueblos indígenas al sistema educativo no es tarea fácil pero con la voluntad  y el trabajo de toda una comunidad educativa si es posible. La educación intercultural es un derecho de nuestros niños y jóvenes.

Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?

2017-06-27T22:43:00+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños|

En el Día Nacional de los Pueblos Indígenas, quisimos conocer las percepciones del pueblo mapuche sobre el sistema escolar. Hablamos con 3 generaciones de una familia para conocer sus vivencias y experiencias.

Comentarios desactivados en Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?
  • Conoce el colegio chileno que rompe paradigmas enseñando tradiciones indígenas

    “El sistema debe reconocer y valorar al individuo en su especificidad cultural y de origen, considerando su lengua, cosmovisión e historia”. Esta frase es uno de los principios de interculturalidad consagrados en la Ley General de Educación, donde se señala la importancia de promover el respeto por las diferencias, la no discriminación, el reconocimiento y la valoración de las diversas culturas que coexisten en el territorio chileno, entre ellas, el pueblo originario Mapuche, que habita principalmente la Región de la Araucanía en Chile. Por más de 30 años, un colegio ubicado en Chol Chol (Región de la Araucanía) se ha preocupado por no olvidar y fortalecer desde los proceso de educación, este principio fundamental.

    Se llama Liceo Intercultural Guacolda y desde varios punto de vista, llama la atención.

    Lo primero que hay que resaltar es su infraestructura; todos los salones de este establecimiento educativo son circulares y tiene amplios ventanales que apuntan hacia la salida del sol. Según la directora, este diseño potencia la enseñanza de un programa que están enfocado en las costumbre de este pueblo originario y promueve la diversidad cultural. Este hecho también se evidencia en elementos como el Rehué (altar de ceremonias Mapuche) que se encuentra afuera de las salas de clase y donde se hacen ceremonias que dentro de la escuela son consideradas instancias de aprendizaje. En el Liceo Intercultural Guacolda, también hay niños que han sentido el llamado para ser “Machi”, una autoridad protectora y religiosa que antes que nada, debe pasar por una iniciación larga y compleja; la escuela en estos casos se ha encargado de acompañar a esos niños en todo el procesos ceremonial que implica convertirse en esa figura de la comunidad.

    Kulmapu

    Kulmapu

    Interculturalidad

    El Liceo Guacolda no se rige por los planes y programas tal cual como el Ministerio de Educación los propone. Ellos tienen sus propios programas donde incorporan asignaturas como Lengua Mapuche (Mapundungun), Medicina Tradicional Mapuche, Cultura y Sociedad Mapuche, Música y Comida Mapuche. El objetivo es valorar las tradiciones, fortalecerlas y crear un ámbito educativo donde todos los estudiante se sienten incluidos y respetados en términos culturales, facilitando así su aprendizaje. En otras palabras, buscan ofrecer una educación sin prejuicios y tal como lo sugiere el nombre del establecimiento, una educación intercultural donde las ideas y acciones de distintos grupos culturales no están unas por encima de otras.

    Kulmapu

    Kulmapu

    ¿Qué opinas de esta experiencia educativa?

Conoce el colegio chileno que rompe paradigmas enseñando tradiciones indígenas

2017-06-22T17:44:23+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Desde hace 30 años, este colegio en el sur de Chile ha trabajado por valorar y fortalecer tradiciones del pueblo originario Mapuche.

  • ¿Por qué decenas de niños decidieron ir a la escuela en falda en Reino Unido?

    Unos 30 niños escolares decidieron asistir a clases en falda en protesta por el reglamento de la institución que no les permitía ir en pantalón corto.

    Los alumnos de la Academia ISCA en Exeter, en el suroeste de Inglaterra, habían pedido permiso para modificar el uniforme debido a las altas temperaturas que se han registrado recientemente en el país.

    “No nos permiten usar shorts pero yo no voy a estar en pantalón largo todo el día, hace bastante calor”, declaró uno de ellos.

    No es la primera vez que esto sucede en Reino Unido.

    En 2011, durante una ola de calor, un alumno de una escuela en Cambridge que prohibía el uso de shorts se dio cuenta de que no había nada en el reglamento que impidiera a los niños usar falda y decidió ponerse una para ir a clase.

    El conflicto no parece tener nada que ver con la insensibilidad de las autoridades escolares hacia los estudiantes, sino con el deseo de no violar los estatutos.

    La directora de la Academia ISCA, Aimee Mitchell, aclaró que los shorts “no forman parte” del uniforme escolar.

    Los estudiantes dijeron que la idea de la protesta vino de la misma directora, que originalmente hizo la sugerencia, aunque alguno de ellos dudó de que estuviera hablando en serio.

    La esperanza de los alumnos es que la escuela reconsidere su política sobre los shorts como resultado de la protesta. La directora no lo ha descartado.

    Camino a la escuela, los alumnos gritaban “¡Permitan a los niños usar shorts!”

    “Reconocemos que los últimos días han sido excepcionalmente calientes y estamos haciendo el máximo esfuerzo para que tanto estudiantes como el plantel se sientan tan cómodos como sea posible”, aseguró Mitchell.

    “En la actualidad, los shorts no forman parte de nuestro uniforme para niños y no quisiera hacer ningún cambio sin consultar tanto a los estudiantes como a sus familias”.

    “Sin embargo, como el tiempo cálido se está volviendo la norma, estaría dispuesta a considerar un cambio para el futuro”.

    Claire Reeves, cuyo hijo estudia en esa escuela, dijo que preguntó si él podría ir en pantalón corto pero que la idea fue “echada por tierra”.

    “Me siento muy orgullosa de que defiendan sus derechos. La gente siempre está hablando de igualdad de derechos para hombres y mujeres y el uniforme escolar no debería ser una excepción”, expresó.

    El código de uniforme de las escuela permite a los niños usar pantalón largo y a las niñas usar tanto pantalón como falda. Los estudiantes pueden quitarse la corbata y sacarse la camisa por fuera del pantalón o la falda mientras están en clase pero deben arreglarse cuando salen del aula.

¿Por qué decenas de niños decidieron ir a la escuela en falda en Reino Unido?

2017-06-22T11:18:10+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

Una historia para reflexionar sobre sobre la pertinencia del uniforme escolar y de las diversas normas que existen al interior de los establecimientos.

  • KiVa en Chile: las metas que busca el exitoso sistema contra el bullying

    Un niño indefenso se enfrenta a las burlas y hostigamiento de uno de sus compañeros. Alrededor, sus pares miran la escena. Esta situación ficticia puede ser una realidad en más de un colegio chileno, situación que la implementación del método finlandés KiVa pretende terminar, pero no enfocándose en víctima y victimario, sino que en “ellos”, en los demás.

    El programa KiVa comenzó a implementarse en marzo de 2017 en 26 colegios de la Región Metropolitana de forma oficial, teniendo como objetivo controlar los casos de hostigamientos escolares que se viven en el país. La metodología traída desde Finlandia y adaptada para el contexto local considera que -según un estudio de la Universidad Católica- el 4,5% de los estudiantes chilenos se sienten víctimas de bullying, mientras otro 12% está en el tramo que varía entre hostigador y hostigado. Sin embargo, lo que hace atractivo al sistema -y que se destaca como base de su éxito- es el enfoque: ya no es el matón y la víctima los importantes, sino que la reacción de los espectadores los que podrían determinar si un niño o no puede sufrir vulnerabilidad escolar.

    “Las escuelas no es tan sólo del logro académico. Las relaciones entre los pares de la mayor importancia; son fuentes de gozo, pro a veces pueden ser fuente de sufrimiento”, recalcó Christina Salmivalli, académica gestora del programa que hoy llega a Chile.

    Finlandia se podría considerar un país “pequeño”. Con una población de 5.5 millones de habitantes, tiene un total de 2.400 colegios educación básica, entre el primer y noveno grado (lo que en Chile sería I° medio). Pese a tener los primeros lugares de las pruebas PISA, el país tenía un índice negativo: cerca del 10% de la población escolar no lo pasaba bien en sus colegios. Es decir, era víctima de problemas en la convivencia escolar.

    Para entender este fenómeno, primero es necesario definir el hostigamiento, acoso o bullying, entendido como una conducta dañina repetitiva y sistemática en una persona que se ve más débil. La víctima tiene un estatus social más bajo y encuentra muy difícil defenderse a sí mismo. Este tipo de violencia se diferencia de peleas de dos niños iguales o que se consideran pares. Asimismo, el bullying puede tener consecuencias severas y a largo plazo en quien lo sufre: ser víctima de bullying, por ejemplo, es una factor de riesgo en la depresión adultos, mientras quienes cometen los hostigamientos tienen a validar las agresiones como forma de conducta siendo más propensos a cometer acciones criminales.

    “El bullying está en todas partes. Entre un 10 y 30% de la población estudiantil sufre bullying a nivel mundial“, destaca Salmivalli. Por ellos, el KiVa se basa en la investigación y en el rol de los testigos de bullying. “Todo antes se trataba del matón y la víctima. Sin embargo, comenzamos a hacer una investigación distinta. Al ver el rol de los espectadores -cómo responden y cuáles son las concecuencia de sus accione- nos dimos cuenta que la mayor parte tienen actitudes en contra del bullying, pero cuando están en grupo se mantienen la conducta del bullying y las estimulan. Pueden no hacer nada o reforzar a los matones, como por ejemplo riéndose“, expuso la creadora del sistema durante su lanzamiento en Chile.

    Y es que los testigos son importantes. “Los estudiantes que sufren el bullying y tienen un par que los apoya, se siente mucho mejor y se sienten menos deprimidos. Es crucial tener alguien, incluso una sola persona que diga ‘tu estás bien y lo que otros están haciendo está mal’”, contó Salmivalli, recalcando que “el recuerdo más traumático para quienes sufrieron hostigamiento no era las acciones del matón, sino que a todos parecía no importarles, todos se reían y no hicieron nada“.

    Si bien reconoce que la ansiedad social es un factor de riesgo, el contexto de la sala de clases es más importante que las personalidades de los involucrados en la relación víctima-victimario. “No necesitamos a cambiar a los estudiantes victimizados y hacerlos menos vulnerables. No deberíamos cambiar los factores de vulnerabilidad, podemos cambiar a la reacción de los testigos y con eso reducir la perpetuación del bullying”, destacó la investigadora.

    “Las víctimas tienen que sentir que son ayudadas y, con el conjunto con los estudiantes, crear conciencia de que somos todos parte de esto: el grupo puede ser parte del problema… y de la solución“, concluyó la docente.

    Con la implementación del programa en Chile -el primer país sudamericano en importar el método-, se esperan tener los primeros resultados en noviembre, intentando tener cifras similares a las de Finlandia: en el primer año de la implementación del programa la percepción del bullying en clases pasó de un 10 a un 4%. Asimismo, bajó ansiedad social de los estudiantes, teniendo una recepción más positivas de los pares, mientras que la motivación académica aumentó.

KiVa en Chile: las metas que busca el exitoso sistema contra el bullying

2017-06-01T10:40:07+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

Este programa busca reducir los casos de hostigamientos escolar y para ello trabajar principalmente con los estudiantes que son "espectadores" de esta situación.

  • Con ilustraciones y emojis estos profesionales están transformando la forma en que se enseña mapuzungun

    En abril del 2015 el Profesor de Educación General Básica Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo crearon el Fanpage Kimeltuwe , un proyecto educativo visual que busca contribuir a la enseñanza y el aprendizaje del mapuzungun (lengua del pueblo mapuche). Gracias a sus innovadoras metodologías y la creatividad de sus creadores, este proyecto se convertido en todo referente para quienes enseñan un idioma.

    Kimeltuwe:  un lugar de enseñanza

    A través de diversas plataformas digitales (Facebook, Twitter , Instagram ,YouTube y un Blog) Kimeltuwe busca nutrir el trabajo de docentes y personas naturales que buscan contribuir en la difusión y revitalización del mapuzugun en un contexto de las nuevas tecnologías y redes sociales.

    Al igual que en una la sala de clases nada de lo que ellos realizan está dejado al azar. El material que ellos preparan está cuidadosamente planificado y responde a un enfoque de desarrollo progresivo de habilidades comunicacionales y formación de vocabulario.

    via GIPHY

    La importancia del trabajo colaborativo

    En Kimeltuwe, cada persona uno tiene un rol fundamental, Víctor Carilaf como docente se encarga del idioma y la cultura Mapuche, preparando el texto y actividades didácticas. Y Fiestóforo es el encargado de crear los dibujos, videos y otros formatos. A pesar de estos roles marcados, algunas veces intercambian tareas en pos de un mejor trabajo.  

    “Esta orientación se da por el hecho de que Víctor es profesor y ve diariamente la necesidad de materiales de Mapuzugun en el aula”, comenta Fiestóforo.

    Víctor y Fiestoforo, estaban convencidos del aporte que podían realizar. Sin embargo, nunca imaginaron una recepción tan positiva como la que han tenido.  Para Víctor, el éxito del proyecto se debe al gran trabajo pedagógico que hay detrás de cada material y al atractivo visual de cada cosa que ellos realizan.

     “Nunca pensamos que causaríamos tanto impacto menos en un tiempo tan corto, quizás es por lo didáctico, contextualizado y sobre todo amigable de las ilustraciones y la precisión de las frases”, comenta Víctor.

    Víctor, conoce los desafíos que día a día enfrentan cientos de profesores y eso obviamente lo pone al servicio de otros docentes.

    “… veo a diario la necesidad que tenemos los docentes en la asignatura del Mapuzungun, y eso me sirve para ir creando materiales, que no solo me ayudan a mí, sino a muchos docentes, ya que es muy poco lo que hay de material para la enseñanza del idioma o si los hay no es conocido por los docentes y educadores tradicionales”, señala.

    via GIPHY

    Mapuzugun y escuela

    Los protagonistas de esta historia creen que “desde un tiempo a la fecha ha habido un despertar y una valorización de la identidad, cultura, sociedad y, sobretodo, el idioma mapuche. De alguna forma, y sin preverlo hemos ido satisfaciendo parte de este despertar mapuche”, dice Víctor

    Al igual que para muchos docentes, víctor considera fundamental incorporar la enseñanza del mapuzugun en el sistema escolar, sobre todo en aquellas escuelas con niños indígenas. Para él, la enseñanza del mapuzugun es mucho más que la enseñanza de un idioma, es una forma de transmitir su cultura.

    “El que yo sea de origen Mapuche influyó muchísimo, porque yo soy de profesión Profesor General Básica, y siempre había enseñado otras asignaturas, que ahora pueda enseñar algo tan propio, es sin duda una excelente instancia”, señala.

    via GIPHY

    Como podrás imaginar, más de algún docente les ha pedido incorporar en su trabajo otras lenguas indígenas. Por el momento, ellos prefieren no abarcar el tema pues creen que es fundamental poder hacerlo con el conocimiento y profesionalismo que ello requiere.

    Como ves, el trabajo colaborativo entre profesionales puede transformar la forma en que se enseña un idioma. Gracias a esto, hoy las clases de mapuzugun que imparten cientos de profesores son mucho más atractivas y significativa. 

    Y tú, ¿ocuparías este material?

Con ilustraciones y emojis estos profesionales están transformando la forma en que se enseña mapuzungun

2017-06-07T16:45:38+00:00 Mayo, 2017|Mejora docente, Voz de los profesores|

Viven a más de 311 kilómetros de distancia pero esto no ha sido impedimento para cambiar la forma de enseñar un nuevo idioma. Con ilustraciones, emojis y vídeos el profesor Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo están transformando la educación de niños y jóvenes.

  • “Ñochikechi”: Escucha el cover de “despacito” en mapudungún

    Como una manera de acercar el mapudungún a los alumnos, el profesor de educación básica, Víctor Carilaf, decidió implementar un novedoso método.

    Aprovechando el éxito de “Despacito”, el docente tradujo la letra del tema de Fonsi y Daddy Yankee a la lengua nativa y lo compartió en sus redes sociales.

    El cover se llama “Ñochikechi”, cuyo significado literal es “lento”. “No me gusta el reggetón, pero mis alumnos andan todo el día cantando ‘Despacito’, así que pensé que era una buena forma de acercarlos al idioma”, señaló el profesor a LUN.

    Víctor Carilaf es oriundo de la comunidad Pedro Lafquén en Padre Las Casas, y actualmente se desempeña como profesor de Lenguaje y Artes en el Colegio Rayén Mapu de Curicó.

“Ñochikechi”: Escucha el cover de “despacito” en mapudungún

2017-05-31T15:10:31+00:00 Mayo, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Voz de los profesores|

La traducción fue realizada por el profesor de educación básica Víctor Carilaf. ¿Su objetivo? Acercar el mapudungún a todos los estudiantes.

  • “No sé hablar castellano, solo guaraní”, dijo niño y emociona en redes

    “No entiendo nada y tengo mucha vergüenza”, escribió. Ocurrió en una escuela secundaria de Recoleta. Telefe Noticias habló con el profesor que difundió la misiva y con el rector.

    “Perdón profe por no completar, es que no entiendo nada y tengo mucha vergüenza para hablar”. Así empieza la carta que un alumno del colegio N° 2 Domingo Faustino Sarmiento le escribió a un profesor, pidiéndole disculpas por no poder expresarse en castellano durante una prueba.

    “Te pido una disculpa profe. Espero que me entienda, es muy difícil empezar de cero en otro país”. El fragmento, publicado en Twitter por Manuel Becerra, conmovió a la comunidad educativa y a muchas personas que se hicieron eco de la publicación. “Un pibe, de motu proprio, le escribió esto a un docente al no poder resolver una prueba. Vení a decirme que no está aprendiendo”, sostuvo Becerra, profesor de historia de esa institución.

    En diálogo con telefenoticias.com.ar Becerra contó que cuando le llegó la carta decidió publicarla en su Twitter para visibilizar el problema, pero nunca imaginó que podía tener tanta repercusión. En línea con ello dijo que el colegio intervino rápidamente para asistir al alumno y contenerlo en esa situación. “Suele suceder que algunos chicos son muy callados en clase y en todo el trabajo de la docencia a veces pasa de largo”, explicó.

    El mensaje tuvo más de 800 compartidos y recibió más de 2000 “me gusta”. El propio docente contó que el adolescente le pidió ayuda a un compañero. “Salió del cascarón impulsado a no tener vergüenza de no saber. Redactó una carta de disculpas. ¿Aprendió?”, se preguntó, mientras que recalcó la rápida actuación del profesor que buscó la intervención de otros docentes de la asignatura Lengua.

    “Te pido una disculpa profe. Espero que me entienda, es muy difícil empezar de cero en otro país”.

    El año pasado el colegio se encontró con que varios alumnos tenían problemas para comunicarse en español, por lo que empezaron a trabajar en un proyecto para revalorizar la lengua materna. Paul Dany, rector de la escuela, contó a telefenoticias.com.ar que en el área de comunicación hay un grupo de docentes que llevan adelante el programa de español como segunda lengua. “Casi el 85% de los chicos que vienen a esta escuela son de la Villa 31 y muchos de ellos hablan guaraní o quechua”, manifestó.

    Dany sostuvo que muchos alumnos llegan a la Argentina de países limítrofes y señalo que hay una matriz de “ocultamiento de la cultura original”. Por eso dijo que como escuela secundaria están trabajando en proyectos de contención que puedan revalorizar la lengua materna y asistir a los alumnos que tienen dificultades para adaptarse al idioma, una problemática que muchas veces queda soslayada por el silencio.

    “No estamos preparados para esto y no hay una política de Estado para integrar a las culturas diversas. Estamos remándola”

    El proyecto, según explicó Becerra, busca utilizar las herramientas de enseñanza del español para extranjero, aplicadas a chicos que fueron escolarizados para un idioma que no es el castellano. “Después de un trabajo burocrático logramos que nos den horas para esto”, explicó el docente. Y contó que alrededor de cuatro profesores trabajan en el proyecto, dedicando por lo menos dos horas extracurriculares.

    “Nos dimos cuenta que hay un patrón que tiene que ver con no hablar castellano. Calculamos que hay más o menos 30 chicos en el colegio. No estamos preparados para esto y no hay una política de Estado para integrar a las culturas diversas. Estamos remándola”, concluyó.

“No sé hablar castellano, solo guaraní”, dijo niño y emociona en redes

2017-05-30T12:02:22+00:00 Mayo, 2017|Actualidad|

“No entiendo nada y tengo mucha vergüenza”, esto es parte de lo que escribió un alumno al presentar dificultades para responder una prueba. Descubre la historia completa en la siguiente nota de Telefe Noticias.

Cargar más posts