Directores

Inicio » Directores
  • No selecciona, no paraliza y será gratuito: Así es el colegio que provocó esperas de hasta 16 horas por un cupo

    El Colegio Salesianos Alameda, donde esta madrugada llegaron cientos de apoderados intentando conseguir una vacante, tiene además buen desempeño en el Simce y la PSU.

    Una llamativa escena se vivió esta mañana en el centro de Santiago. Cientos de personas se aglomeraron desde la madrugada para intentar conseguir un cupo en el Centro Educativo Salesianos Alameda, un tradicional colegio particular subvencionado que se emplaza en Ricardo Cumming, junto a la Iglesia de la Gratitud Nacional. ¿Cómo es y qué tiene de especial este colegio que genera tanto interés de los apoderados? Fundado en 1891 por la Congregación Salesiana, y contando entre su lista de directores con el cardenal Raúl Silva Henríquez, el establecimiento tiene un proyecto educativo “católico, inclusivo y que apunta a la formación integral de los jóvenes”.

    Actualmente, alberga más de 1.700 alumnos de 7° básico a 4° medio y tiene dos modalidades de enseñanza: científico-humanista y técnico-profesional. Su buen desempeño tanto en el Simce como en la PSU –donde promedia cerca de 600 puntos– y el hecho de no paralizar durante el año, son aspectos altamente valorados por los apoderados. “La gente valora que, pese a estar en el centro de Santiago y a la contingencia, sea un colegio que funciona, que ha mantenido una línea de seguir ofreciendo el servicio educativo, y eso no significa desconectarse de la realidad o la preocupación por mejorar la educación, el colegio ha estado vinculado y está sensibilizado respecto de los problemas que hay, pero tenemos la responsabilidad de ofrecer el servicio educativo y el colegio no ha paralizado. No por una gran conquista, dejamos de hacer lo que nos corresponde”, afirma a Emol el rector del colegio, Walter Oyarce.

    Otra característica importante del establecimiento es que –al igual que todos los de la Congregación Salesiana en el país– decidió pasar a ser gratuito, tras aprobarse la Ley de Inclusión, lo que ocurrirá en los próximos años de manera gradual. Actualmente, la mensualidad es de $61.500. “La congregación optó, por su perfil, por su orientación y por su inspiración carismática estar con aquellos jóvenes más carenciados”, explica Oyarce.

    No selecciona: Recibe por orden de llegada

    Además, a partir del año pasado, el colegio ya no aplica ninguna forma de selección de los alumnos que ingresan, sino que el proceso de admisión consta de dos etapas: la primera –que fue la semana pasada–, donde se prioriza a los hermanos de alumnos que están en el colegio, los hijos de funcionarios y los alumnos prioritarios; y la segunda etapa –que se inició hoy–, donde se entregan los cupos únicamente por orden de llegada. Luego, con su cupo ya asegurado, los apoderados deben asistir a dos charlas donde les muestran el proyecto educativo y las exigencias del colegio, antes de que éstos matriculen a los niños. “Para el proceso de admisión no se considera ningún elemento que pueda ser considerado como discriminatorio para el ingreso de los alumnos, no se piden las notas previas y no hay ningún proceso de pruebas”, explica el rector. Indica que, sólo una vez que el alumno está matriculado, se le aplican distintos test para detectar en qué nivel llega y poder reforzarlo en las materias donde están más débiles. El colegio también recibe a niños que no sean católicos o de padres separados. “Lo que al colegio le interesa es que la gente esté disponible para asumir y crecer en un proyecto educativo como el nuestro. Y en esa perspectiva, cualquier persona, sea católica o no, que quiera formar parte del proyecto educativo, tiene las puertas abiertas”, afirma el rector.

    Explica que, al no tener proceso de selección, también reciben a alumnos con dificultades de aprendizaje, y además cuentan con un proyecto de integración escolar (PIE), donde atienden a algunos estudiantes con necesidades educativas especiales, para lo que cuentan con un equipo multidisciplinario para atenderlos.

No selecciona, no paraliza y será gratuito: Así es el colegio que provocó esperas de hasta 16 horas por un cupo

2017-06-07T10:10:29+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

En Chile, más de diez horas a la intemperie pasaron los padres de familia que esperaban conseguir un cupo para ingresar al Colegio Salesianos Alameda. ¿Qué características tiene este colegio? ¿Por qué genera tanto interés?

  • “Hay que enseñar a los niños a reconocer la información confiable”

    A sus 80 años, Robert Swartz es un académico e investigador sumamente activo. Su dedicación central lo lleva a realizar permanentes viajes a diversos países -entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, España, Israel, Singapur, Nueva Zelanda y Chile- donde difunde el Aprendizaje Basado en Pensamiento, una metodología que busca estimular la creación de “escuelas pensantes” en las que junto con la transmisión de contenidos cobre mayor relevancia el desarrollo de las habilidades del pensamiento.

    En ese marco, llegó a Chile invitado por la Fundación Educacional Arauco y se reunió el martes último con más de 200 profesores de la Provincia de Arauco, con quienes compartió las principales claves para incorporar esta fórmula a las escuelas de la zona. Previo a ese encuentro, profundizó con El Sur en el aporte que significa en la actualidad el incentivo de su fórmula de enseñanza.

    En la sala de clases

    -¿Cómo se expresa, en concreto, el cambio metodológico que usted propone en la relación entre profesores y alumnos en una misma sala de clases?

    -Cuando se lleva este método a la sala de clases, éstas pasan a estar centradas en los alumnos y ya no sólo en la presentación del profesor. Se hacen preguntas a los estudiantes y se les ayuda a responderlas, pero lo importante es ver cómo aprenden a tomar las mejores decisiones. Y esto es muy relevante, porque desde niños estamos todos el día enfrentados a la toma de decisiones para resolver problemas. Y el principal retorno a partir de esta fórmula se produce cuando se logra la conexión con los contenidos curriculares. He invertido mucho tiempo en trabajar en aquella fórmula.

    -Una queja habitual entre los profesores es que el volumen de “contenidos mínimos” del curriculum nacional obliga a esta lógica del traspaso de gran cantidad de información a los alumnos. ¿se requiere también un cambio en materia de políticas educacionales?

    -Claro, por cierto. Y no respecto del contenido, que es otra cosa, sino que en relación a incorporar las habilidades del pensamiento a las prioridades más altas en el currículum. Es decir, se debe agregar este otro elemento al currículum, pues los alumnos deben aprender estas habilidades. Recalco que estas habilidades son cosas que los alumnos van a desarrollar, aprender, pero tienen que pensar sobre el contenido regular del currículum. Van a aprender con más profundidad y rapidez, van a conectar mucho más las cosas, en lugar de ir aprendiéndolas en forma aislada.

    -Y desde el punto de los espacios físicos, ¿qué cambios promueve en las aulas?

    -El cambio clave es la posibilidad de que los alumnos puedan trabajar en grupos, a través del aprendizaje colaborativo. Y eso tiene dos funciones: la primera fomentar la capacidad de escuchar todos los puntos de vista y la segunda aprender a trabajar en grupos para adquirir el conocimiento, porque el aprendizaje no es algo individual, sino social; mientras que el pensamiento es individual. Trabajar en equipo en el ámbito académico es tremendamente importante. Eso significa contar con mesas que puedan moverse, sillas para que puedan trabajar en grupos. Los pupitres apernados no sirven. En la mayoría de las escuelas ya está esa posibilidad. Pero, obviamente, esto no es sólo un tema físico, pues lo más relevante es que los profesores deben estar dispuestos a cambiar. Por ejemplo, darle a los alumnos un tiempo para pensar algo, en vez de responder todo ellos mismos.

    -¿Y qué cambio se observa entre los profesores que enfrentan este cambio metodológico?

    -Hay dos cambios centrales. Los profesores que aprenden a enseñar las habilidades a los alumnos, normalmente también las desarrollan. Pero lo más importante es el cambio en la metodología que utilizan en la enseñanza. En lugar de solamente traspasar información a los alumnos, generando un aprendizaje pasivo, empiezan a motivar a sus alumnos para que piensen a través de distintas técnicas sustentadas en preguntas y respuestas. Eso hace que los alumnos puedan averiguar aquello que los profesores los están motivando a pensar. Ahora, ¿por qué lo hacen los profesores? Porque reconocen que cuando los niños salen de la escuela, hay muchas cosas que aprender, pero no habrá profesor cerca que les enseñe. Van a tener que averiguarlo solos. Entonces, es una motivación para que los docentes hagan este cambio. A ellos les cuesta a veces, porque quieren contarle cosas a los alumnos: el rey fue tal o cual, en lugar de preguntar -por ejemplo- ¿quién fue el rey?, y que ellos lo averigüen.

    Democracia

    – ¿Cuál es la contribución del método que usted propone a democracia amenazadas por la falta de un entendimiento mínimo o la activación de fenómenos populistas tanto en América y Europa?

    -Uno de los grandes objetivos de este aprendizaje es que los alumnos sean más abiertos, que cuando decidan, estén dispuestos a escuchar a personas con puntos de vista distintos y cambiar las opiniones si otra gente les aporta elementos que ellos no sabían. Cuando eso no pasa, cuando un profesor le enseña al alumno una verdad absoluta, los alumnos se quedan con esa impresión y luego si alguien está en desacuerdo con lo que ellos creen, no les interesa y no lo escuchan. Se empiezan a cerrar y eso tiene que ver mucho con la visión tradicional de la educación.

    ¿Cuál es el rol que, a su juicio, deberían cumplir los artículos tecnológicos en el proceso educativo?

    -A través de los avances en la tecnología hemos podido poner a disposición de los alumnos una cantidad inmensa de información. Eso es un tremendo beneficio, pero también un peligro. Porque cualquiera puede subir lo que quiera a internet, y va a sonar bien. La mayoría de las veces cuando los alumnos buscan algo en internet, lo copian y llevan a la sala directamente.

    -No se discrimina sobre la veracidad de esa información. 

    -Así es, por eso hay que enseñarles a los alumnos a reconocer si la información que reciben es o no confiable. Esa es una habilidad del pensamiento muy importante. Y no significa que haya que rechazar de inmediato lo que se dice, sino que de ser capaces de ratificar por qué la fuente es confiable. Por ejemplo, si el autor es un historiador distinguido, que se ha dedicado por décadas a la investigación a la disciplina o si sencillamente se trata de alguien que no tiene experiencia o que dice las cosas simplemente porque está vendiendo algo. De manera que los alumnos deben ir aprendiendo a distinguir la buena información. Si vamos a sobrevivir en este mundo, tenemos que ser capaces de dirimir este tipo de cosas.

“Hay que enseñar a los niños a reconocer la información confiable”

2017-06-05T11:38:41+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar, Mejora docente|

El académico e investigador Robert Swartz visitó nuestro país para difundir el Aprendizaje Basado en Pensamiento, una metodología que busca estimular la creación de “escuelas pensantes”.

  • Profesores de enseñanza media hombres y con menos de 25 alumnos tienen más riesgo de dejar su primer trabajo

    Las cifras indican que al segundo año de contrato, el 50% de los maestros ya no trabajan en la escuela donde comenzaron ejerciendo. Un sistema de acompañamiento temprano es fundamental para retenerlos.

    Durante sus primeros dos meses de trabajo, los domingos se transformaron en días complicados para la profesora Polett Reszczynski. “Me dolía la guata pensando en lo que venía al día siguiente. Los niños se portaban mal y era frustrante darme cuenta de que no iba a poder desarrollar lo que había planificado. Tenía que estar siempre controlando que no pelearan entre ellos y de a poco empecé a cuestionar si mi elección de carrera había sido la más correcta”, cuenta sobre su primera experiencia como profesional.

    Tras graduarse como alumna destacada y con varias ofertas laborales bajo la manga, Polett optó por enseñar en el colegio Arzobispo Manuel Vicuña de La Legua.

    “Las cosas que había estudiado eran útiles, pero solo cuando tenía cierto manejo del grupo. Y eso no es tan fácil de lograr, porque te enfrentas a muchas situaciones fortuitas. Sin acompañamiento, probablemente hubiera terminado desertando”, comenta la profesora, quien después de un año todavía continúa enseñando en el mismo colegio de San Joaquín.

    El acompañamiento al que se refiere y que le permitió aferrarse a la idea de educar es un modelo que implementa la Fundación Belén Educa en todos sus establecimientos. Supone contar con líderes pedagógicos que están constantemente aconsejando a sus colegas y que semanalmente los observan y retroalimentan: fue en estas instancias donde Polett aprendió que una buena idea para llamar la atención de un alumno que interrumpe es cruzar los brazos y mirarlo en silencio, por ejemplo. Otros trucos como este de a poco le permitieron ir adquiriendo más control sobre los niños de 4° y 5° básico a los que les hace clases.

    En el corto plazo

    El objetivo detrás del modelo de acompañamiento es ayudar a generar un ambiente más acogedor para los profesores y, al mismo tiempo, ayudar a disminuir el número de docentes que abandonan su primer trabajo en el corto plazo. Según un informe elaborado por el Centro de Medición MIDE UC, en Chile 3 de cada 10 profesores novatos no siguen trabajando en el mismo establecimiento educacional después del primer año. Al final del segundo, la mitad de ellos ya no trabaja en la misma escuela donde comenzó ejerciendo.

    Para llegar a estos datos, los psicólogos Diego Carrasco y Mauricio Rivera, junto con la estadista María Inés Godoy, indagaron en el caso de 7.458 docentes que ingresaron a la fuerza laboral (ya sea en establecimientos municipales, particulares subvencionados o particulares pagados) en 2007. Se les siguió hasta el año 2013.

    “Del total de profesores que seguimos, 24% se mantiene en su primer trabajo entre 2007 y 2013, 47% se han cambiado de establecimiento y 28% desaparece de los registros. Esta última proporción creemos que ha dejado la profesión, porque no aparece trabajando en otro colegio, privado, público o subvencionado, en esta ventana de tiempo”, dice Carrasco.

    El análisis también permitió ver que los profesores cuyo primer contrato es en un establecimiento con más de 80% de alumnos vulnerables, en promedio, dejan su primer empleo alrededor de los 2,2 años. La cifra es mucho antes que el resto de los evaluados: los de establecimientos con un índice de vulnerabilidad entre 71% y 80% se van a los 2,9 años, mientras que aquellos trabajando en colegios entre 50% y 70% se van luego de 3,2 años ejerciendo en el lugar.

    ¿Pocos contratos?

    Asimismo, se vio que los profesores hombres tienen mayor tendencia a irse de forma temprana en comparación con las mujeres, en que no se observan diferencias significativas entre escuelas rurales y urbanas, y que los profesores que se desempeñan en enseñanza media también son más propensos a partir antes. Mientras que quienes enseñan en este nivel educativo presentan una duración media de 1,9 años, los de educación inicial acumulan 3,4 años. Los de educación básica y educación especial suman 3,1 y 2,5 años, respectivamente.

    Llama la atención que en establecimientos con menos de 25 estudiantes por aula, los profesores tienden a rotar más rápido que en aquellos con más de 33 niños por sala. “Creemos que esta relación que encontramos es informativa con respecto a las escuelas con menor cantidad de alumnos en general, más que a la cantidad de alumnos por sala en sí mismo. Podría ser que en escuelas con menor matrícula se entreguen menos oportunidades de contratación en comparación con las de mayor cantidad”, sugiere Carrasco.

    La edad del docente también es un factor relacionado con la rotación: quienes ingresan a la profesión con menos de 30 años tienden a quedarse en su primer trabajo por 2,6 años. Los pares de más edad rotan a los 3,1 años.

Profesores de enseñanza media hombres y con menos de 25 alumnos tienen más riesgo de dejar su primer trabajo

2017-05-29T11:44:38+00:00 Mayo, 2017|Actualidad, Comunidad escolar, Mejora docente|

¿Cómo es la rotación de los profesores chilenos durante sus primeros años de su carrera? ¿Cuánto incide el acompañamiento en este proceso? Descúbrelo en la siguiente nota de El Mercurio.

  • El 20% de los escolares chilenos mayores de 15 años trabaja remuneradamente tras ir al colegio

    Así lo reveló un informe elaborado con los resultados de la prueba PISA. En los sectores de menores recursos, esta cifra llega al 24,1%.

    Según los resultados de una publicación elaborada sobre la base de los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA de acuerdo a su sigla en ingles), el 20% de los escolares chilenos de 15 años trabaja de manera remunerada luego de ir al colegio. Así informó el diario La Segunda, donde se agregó que la medición internacional —aplicada en 72 países para ver el rendimiento académico de los alumnos en Matemáticas, Ciencia y Lectura— también incluyó la toma de datos sobre el bienestar de los escolares, incluyendo la ansiedad académica, el apoyo parental y el sentido de pertenencia de los jóvenes.
    El caso chileno es similar a la reportada en otros países OCDE, donde el promedio es de un 21%, y menor al del resto de Latinoamérica, donde ese índice llega al 26%. El análisis detalló que mientras en el quintil de menos ingresos se reporta 24,12% de escolares que trabajan, en el de mayores ingresos se informa de 13,83% en igual situación. Respecto al género, en el país existe un mayor porcentaje de varones escolares que trabajan remuneradamente, llegando al 25%, mientras en el caso de las mujeres esta cifra es de 14%.

El 20% de los escolares chilenos mayores de 15 años trabaja remuneradamente tras ir al colegio

2017-04-21T14:28:05+00:00 Abril, 2017|Actualidad|

Según el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), el 20% de los escolares chilenos trabaja de manera remunerada luego de ir al colegio. La es similar a la reportada por otros países OCDE.

  • 3 de cada 10 profesores cree que la inteligencia de un estudiante es algo que no se puede cambiar durante la vida

    ¿Qué creen los profesores del país respecto a la capacidad de aprendizaje de sus estudiantes? La respuesta a estas y otras preguntas fueron abordadas hoy por Elige Educar y el Centro de Políticas Públicas UC en la entrega de los resultados de la Encuesta Voces Docentes, que en su segunda versión recogió la perspectiva de 1.000 profesores chilenos sobre sus creencias, expectativas y percepciones respecto al aprendizaje de sus estudiantes.

    Según la medición, a la hora de evaluar los factores que explican los resultados de sus alumnos, los profesores otorgan mayor relevancia a elementos externos a su desempeño y labor como docente: de esta forma, el 31% de los profesores declara que el resultado de sus estudiantes depende del contexto familiar del alumno, el 29% señala que este depende de las habilidades y del esfuerzo de los estudiantes y 15% lo atribuye al contexto social al que pertenece el alumno. Solo un 21% de los docentes considera que el desempeño de los estudiantes depende de su desempeño como profesor.

    Asimismo, más de ¼ de los docentes encuestados (29 %) está de acuerdo o totalmente de acuerdo con que en todo curso existe un grupo de alumnos que se quedará atrás, sin importar lo que los profesores hagan, y así también que hay alumnos que, por mucho esfuerzo que destinen, no lograrán el nivel esperado (25%). Además, el 31% considera que la inteligencia de un estudiante es algo que no se puede cambiar durante la vida.

    Por último, se destaca que los profesores en general se sienten capaces de lograr aprendizajes en sus estudiantes y de desarrollar procesos educativos exitosos en la sala de clases. El 78% de los profesores se siente seguro de lograr que los estudiantes que provienen de contextos vulnerables aprendan igual que el resto y el 84% se siente capaz de lograr que los estudiantes participen activa y espontáneamente en clases.

    “Creemos que es muy relevante analizar las creencias y percepción de los profesores sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje ya que influyen directamente en las prácticas pedagógicas al interior de la sala de clases, así como en las propias creencias y expectativas que los estudiantes desarrollan sobre sí mismos. Un profesor que tiene altas expectativas de sus estudiantes y que cree que todos pueden aprender y desarrollar al máximo sus potencialidades, reforzará esto con ellos tanto dentro como fuera de la sala de clases”, explica María Paz Medeiros, subdirectora de Elige Educar.

    Exigencias en el aula

     Otro dato relevante arrojado por la encuesta fue que el 21% de los docentes cree que cuando un estudiante no tiene habilidades para una asignatura, es mejor no exigirle tanto.

    “Si bien los resultados son positivos en términos de que los profesores creen que es posible tener logros educativos en términos generales, nos preocupa la existencia de ciertos nudos críticos en el rol de los docentes dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, relacionados principalmente a las bajas expectativas que tiene un grupo de profesores respecto a que todos los estudiantes de su sala de clases logren aprendizajes significativos”, enfatizó Paz Medeiros de Elige Educar.

     Expectativas respecto a la continuidad de estudios

     Ocho de cada diez docentes encuestados cree que sus alumnos obtendrán al menos un título de un Centro de Formación Técnica (CFT), Instituto profesional (IP) o universitario. No obstante, existe un 15% de los docentes que cree que sus alumnos solo terminarán 4to medio e incluso el 1% cree que no terminará el último nivel de educación escolar.

    “Esto presenta desafíos a las comunidades educativas y a sus directivos. Hoy existen muchos profesores que tienen altas expectativas de sus estudiantes y que confían en que en ellos está lograr que todos los niños aprendan. El desafío es aprovechar esta oportunidad, que es verdaderamente un capital para los los colegios. Instalar instancias de trabajo colaborativo y reflexión pedagógica que permita transmitir esta creencia, generando una cultura escolar que avanza bajo la premisa que todos los estudiantes pueden aprender”, resaltó Paz Medeiros de Elige Educar.

    La mirada de los expertos

    En el marco del panel realizado hoy en la presentación de los resultados de Voces Docentes, Susana Claro, investigadora experta en este tema y doctora en Economía de la Educación de la Universidad de Stanford, destacó que la mentalidad en crecimiento es una de las cuatro dimensiones que debemos abordar para potenciar los aprendizajes de los niños.

    “Además de la mentalidad en crecimiento, es necesario lograr que las escuelas y profesores tengan un propósito, que apliquen una estrategia adecuada y que trabajen en su escuela un sentido de pertenencia a un esfuerzo o meta común. La mezcla de estos cuatro elementos es fundamental”, explicó.

    Por su parte, Roberto Sepúlveda, profesor y director del área de formación de la Red de Colegios del Obispado de Melipilla, contó cómo ha sido la experiencia de los establecimiento que lidera en relación a las creencias y expectativas de sus profesores sobre del aprendizaje.

    “Promovemos una cultura de altas expectativas. Creemos en que todos nuestros estudiantes, independiente de su proveniencia sociocultural, pueden aprender. Asimismo, nuestros profesores son los responsables de movilizar esos aprendizajes en todos sus alumnos, y para eso, la observación de clases y retroalimentación entre pares ha sido fundamental”, describió.

    Finalmente Ernesto Treviño, investigador y director del CENTRE UC, señaló que

    “lo que importa es transformar esta realidad pedagógica en las escuelas, y para ello debemos cambiar los estereotipos asociados a la inteligencia (…). Esto requiere que las escuelas puedan implementar intervenciones eficaces en el aula, y para ello, las escuelas deben tener la oportunidad de equivocarse. Cambiar el tipo de mentalidad puede tomar tres o cuatro años, por ende, debe darse el tiempo necesario para implementar estos cambios y luego evaluar”, explicó el experto.

    Para conocer más información, revisa el estudio completo aquí

     

3 de cada 10 profesores cree que la inteligencia de un estudiante es algo que no se puede cambiar durante la vida

2017-04-12T23:07:42+00:00 Abril, 2017|Actualidad, Estudios, Mejora docente|

Esta mañana se presentaron los resultados de la Encuesta Voces Docentes, estudio realizado por Elige Educar y el Centro de Políticas Públicas UC, que indagó en las creencias y expectativas de los profesores respecto al aprendizaje de sus estudiantes, ¿qué descubrieron?

  • ¿Cómo seleccionar al líder indicado? Esto dicen las investigaciones

    Para lograr cambios

    Para poner en práctica cambios sustanciales, rápidos y eficientes en las escuelas, es esencial contar con un buen liderazgo escolar. De hecho, según la investigación Cómo hicieron los sistemas educativos con mejor desempeño del mundo para alcanzar sus objetivos, es importante que los sistemas educativos reconozcan este hecho y entiendan muy bien lo que significa tener un liderazgo escolar que convierta a sus directores en impulsores de cambios y mejoras en la enseñanza.

    Tres elementos fundamentales

    Conseguir a los profesores indicados para que sean directores:

    Para tener buenos líderes, es indispensable encontrarlos. Los profesores adecuados para ser directores deberían ser seleccionados y para esto es importante ofrecer algunos incentivos. Esta es la fórmula que los mejores sistemas educativos del mundo han utilizado. Así, excelentes docentes se postulan para el cargo y luego se implementan efectivos procesos de selección. Algunos procesos son centralizados (distrito escolar o ministerios) y otros descentralizados (en las escuelas).

    Desarrollar habilidades

    No sólo es importante escoger a los profesores indicados, también es esencial darle a estos futuros directores las habilidades necesarias o prácticas básicas para que se puedan convertir en los líderes que las escuelas necesitan.

    “Los mejores sistemas educativos implementan un modelo de desarrollo coherente y alineado (basado frecuentemente en un modelo de aprendizaje) que ayuda a los líderes educativos presentes y futuros a desarrollar estas prácticas”.

    Funciones, expectativas e incentivos

    Se identificaron los líderes, se seleccionaron en procesos rigurosos y se desarrollaron sus habilidades. El tercer paso implica estructurar sus funciones y expectativas, además de incentivarlos para garantizar que dichos directores se concentren en el liderazgo de sus equipos y no en la administración de la escuela como tal. Esto es justo lo que pasa en los sistemas educativos eficientes; en éstos, los directores dedican su tiempo a entrenar a sus docentes y hacen parte de los cambios, reformas y mejoras que se buscan.

    “Ser docente es ayudar a los niños a aprender. Ser director es ayudar a los adultos a aprender. Por eso es difícil. (…). Yo recorro los pasillos, recorro los pasillos y recorro los pasillos. (…). Solo reviso mi correo cuando todos los demás ya se fueron”, dice un director de éxito para la investigación Seven Strong Claims about Successful School Leadership.

    Recorrer y recorrer pasillos… es justo lo que los directores deberían hacer para evitar las tareas que no se relacionan directamente con las mejoras de las escuelas. Para llegar a eso, se necesitan aquellos profesores que además de ser directores, son líderes.

¿Cómo seleccionar al líder indicado? Esto dicen las investigaciones

2017-04-08T16:51:28+00:00 Abril, 2017|Comunidad escolar|

Una investigación sobre liderazgo educativo comprobó que si un sistema educativo no tiene un líder eficientes, las escuelas tienen pocas probabilidades de mejorar de forma constante y tener altas expectativas.

  • 6 seminarios gratuitos sobre educación que no te puedes perder

    Un seminario sobre tecnología y comunicación para generar cambios educativos; un conversatorio para analizar los desafíos de la educación en el siglo XXI; un congreso sobre educación diferencial y una conferencia online sobre el desarrollo docente. Si eres profesor, director o te interesa el tema de la educación, estas son algunas de las actividades gratuitas a las cuales podrás asistir para analizar temas actuales y pertinentes dentro de un ámbito educativo que busca mejorar permanentemente. Revisa los detalles y no te quedes sin asistir al que más te interesa.

    1. Seminario “Aprende en tiempo de la tecnología”

    Un seminario para hablar del uso de tecnologías de la información, la comunicación y la modificación de prácticas pedagógicas para promover cambios educativos reales e incentivar a los alumnos a desarrollar un pensamiento crítico y analítico.

    Fecha: jueves 30 de marzo 2017
    Dónde: Santiago, Edificio Fundación Telefónica (Av. Providencia 111, Providencia. Metro Baquedano)
    Hora: 08:30am – 13:00 hrs.

    Más información aquí

    2. Conversatorio “¿Estamos educando para los desafíos del siglo XXI?”

    Presentación del libro Enseñanza y aprendizaje en el siglo XXI. Metas, políticas educativas y currículo en seis países, editado por Fernando M. Reimers y Connie K. Chung (U. de Harvard). Harán parte del conservatorio: Liliana Morawietz y Cristián Bellei (CIAE U. de Chile), quienes hablarán del capítulo “Contenido fuerte, herramientas débiles. Las competencias del siglo XXI en la reforma educativa chilena”; Alejandra Arratia (Unidad de Currículum Ministerio de Educación) y Giorgio Jackson (Diputado de la República) quienes comentarán el libro y sus implicancias para Chile.

    Fecha: jueves 30 de marzo de 2017,
    Dónde: Santiago, Casa Central de la Universidad de Chile, sala Eloísa Díaz Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1058, Santiago.
    Hora: 12:00 hrs.

    *Conversatorio gratuito, previa inscripción, cupos limitados.

    Consultas: [email protected]

    3. Seminario “Selección de Directores en Colegios Municipales por ADP”

    En este seminario expondrán Carlos Williamson, investigador de Clapes UC; Mariana Aylwin, directora de la Corporación Educacional Aprender; Angélica Fuenzalida, jefa del Área de Educación de la Dirección Nacional del Servicio Civil; y José Weinstein, profesor de la Universidad Diego Portales.

    Fecha: jueves 30 de marzo
    Dónde: Santiago, Aula Magna, Edificio MBA de la Universidad Católica (Av. Lib. Bernardo O’Higgins 440)
    Hora: 08:45 a 11:30 hrs.

    Más información: [email protected] o al teléfono 22354 2224

    4. Coloquio de medición y evaluación educacional

    El Coloquio girará en torno esta pregunta: ¿Qué porcentaje de escuelas realizaría cambios curriculares y pedagógicos como consecuencia de prácticas alineadas con el liderazgo transformacional e instruccional? Se discutirán dos conclusiones opuestas: una que recomienda implementar este tipo de liderazgos como política pública, y otra que recomienda no implementarlo.

    Fecha: martes 28 de marzo
    Dónde: Auditorio Centro de Medición MIDE UC, Campus San Joaquín, Pontificia Universidad Católica de Chile. Avda. Vicuña Mackenna 4860, Macul, Santiago.
    Hora: 17:00 a 18:30 horas

    Previa inscripción. Cupos limitados.

    Inscripción aquí.

    5. Primer Congreso de Educación Diferencial: Experiencias e Investigaciones para la Inclusión Escolar

    La Carrera de Pedagogía en Educación Diferencial de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado invita a profesores, estudiantes, académicos e investigadores al Primer Congreso de Educación Diferencial: Experiencias e Investigaciones para la Inclusión Escolar. Durante el congreso se tratarán temas como:

    -Políticas Educativas e inclusión escolar.
    -Organización y gestión escolar para la inclusión.
    -Procesos de enseñanza-aprendizaje y diversidad.
    -Formación docente para dar respuesta a la diversidad en el aula.

    Fecha: Jueves 6 de abril
    Dónde: Aula Magna Cienfuegos 41, Metro Los Héroes.
    Hora: 8:30 – 13:30 hrs. / 15:00 – 17:00 hrs.
    Segunda fecha: Viernes 7 de abril
    Hora: 8:30 – 14:00 hrs.

    Inscripción gratuita aquí.

    6. Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender?

    Si quieres conocer las creencias de nuestros profesores, te invitamos a participar en el Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender? Actividad organizada por el Centro de Políticas Públicas UC en conjunto a Elige Educar. En el evento se presentarán los resultados de la Encuesta Voces Docentes, análisis que recoge la mirada de los profesores de Chile sobre diferentes aristas de su profesión con el fin de conocer sus creencias y expectativas con respecto al aprendizaje de sus estudiantes, su autoeficacia, sus percepciones sobre la cultura escolar, las condiciones laborales de sus establecimientos y los cambios con la Política Nacional Docente.

    Fecha: miércoles 12 de abril
    Dónde: en la Pontificia Universidad Católica de Chile (Alameda 340, piso 2).
    Hora: 09:00 – 11:00 hrs

    Más información e inscripción aquí.

    *Cupos limitados

    ¡No te los puedes perder!

6 seminarios gratuitos sobre educación que no te puedes perder

2017-04-06T18:43:48+00:00 Marzo, 2017|Mejora docente|

Tecnología, desarrollo docente y desafíos en la educación son algunos de los temas que se abordarán en seis seminarios gratuitos sobre educación.

  • Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender?

    La Encuesta Voces Docentes, recoge la mirada de los profesores de Chile sobre diferentes aristas de su profesión con el fin de conocer sus creencias y expectativas  respecto al aprendizaje de sus estudiantes, su autoeficacia y sus percepciones sobre la cultura escolar y condiciones laborales de sus establecimientos y respecto a los cambios con la Política Nacional Docente.

    Los resultados del 2016 constituyen una muestra representativa a nivel nacional de 1000 profesores de aula de educación inicial, básica y media, provenientes de establecimientos municipales, particulares subvencionados y particulares pagados; de zonas urbanas y rurales y con distintas trayectorias laborales.

    ¿Por qué es relevante estudiar las creencias y expectativas de nuestros docentes?

    Existen numerosas investigaciones que han demostrado que las creencias de los individuos afectan en forma determinante la conducta de otras personas. Lo anterior se ha visto reflejado en las aulas de nuestras escuelas, donde el sistema de creencias de los docentes afecta fuertemente no sólo en sus prácticas pedagógicas (acciones y decisiones implementadas en cada momento del proceso de enseñanza-aprendizaje), sino que además  tiene un impacto significativo sobre las propias creencias de los estudiantes respecto de sí mismos y los demás.

    ¿Cuáles son las creencias y expectativas de los profesores?

    Si quieres conocer las creencias de nuestros profesores, te invitamos a participar en el Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender? La actividad se desarrollará el miércoles 12 de abril, entre las 09:00 y 11:00 hrs, en la Pontificia Universidad Católica de Chile (Alameda 340, piso 2).

    La actividad es organizada por el Centro de Políticas Públicas UC en conjunto a Elige Educar. Presentará los resultados del estudio Bernardita Crisóstomo, directora del área de Contenidos de Elige Educar. Comentan Susana Claro,  doctorada en Economía de la Educación de la Universidad de Stanford; Ernesto Treviño, director del CENTRE UC y Roberto Sepúlveda, director del área de formación de la Red de Colegios del Obispado de Melipilla.

    ¡No te quedes fuera! Cupos limitados.

    Inscríbete aquí

Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender?

2017-04-06T18:42:31+00:00 Marzo, 2017|Actualidad, Estudios|

Resuelve esta y otras inquietudes en Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender? La actividad se desarrollará este miércoles 12 de abril a las 09:00 horas en la Pontificia Universidad Católica de Chile ¡No faltes!

Comentarios desactivados en Seminario Voces Docentes II: ¿Talento o esfuerzo a la hora de aprender?
  • Directores: ¿cómo motivar a los profesores de inicio a fin para que logren llegar a la meta?

    Un liderazgo colaborativo

    Como líder de la comunidad escolar, es indispensable que el director ejerza un liderazgo justo, colaborativo e inclusivo que involucre a todos quienes hacen parte de la comunidad escolar. Además es importante que él/ella valore a cada una de esas personas y les de a entender que son piezas fundamentales para lograr las metas propuestas. En pocas palabras se trata de trabajar en equipo en función de un mismo objetivo.

    “Dentro del liderazgo colaborativo (o distribuido) y motivador del director, está la creación de un clima laboral favorable, donde se destaque la confianza, el respeto, la tolerancia y la empatía. Un director debe ser capaz de transmitir dicho clima a sus docentes con el fin de que se sientan seguros, tranquilos y con la confianza necesaria para poder conversar ante un posible problema”, dice Carolina.

    Metas claras

    Para avanzar hacia los objetivos de cada año, es importante que el director tenga las metas clara para comunicarlas al equipo docente. Es fundamental hablar de éstas, analizarlas y replantearlas en equipo cuando sea necesario.

    Un líder

    Un director es mucho más que un jefe, un director es un líder que motiva a sus docentes y les ayuda a recordar la razón por la cual están ahí. Dicho líder es el encargado de que cada uno de los profesores se sienta valorado y entienda la importancia de su misión.

    La importancia de motivar al inicio del año

    Iniciar el año es el punto de partida para hacer bien las cosas. Eso no significa que la idea de motivar a los profesores se deba abandonar a mitad del año, al contrario, el proceso debe continuar. La motivación y el liderazgo debe ser una parte constante en todas las etapas del año, pues justamente así se cumplen las metas. Según Carolina, muchos estudios evidencian la importancia de un buen clima laboral constante para la búsqueda de objetivos y ¿cuáles son esos objetivos?, l aprendizaje de los niños… Y para lograrlo, los docentes nunca deben quedar de lado.

    “Es como una competencia de running, el corredor tiene su motivación al inicio, está descansado, está preparado. A la mitad de la carrera se va cansando, la respiración se hace cada vez más difícil, deja de sentir sus piernas ya que sus músculos pueden menos, y es justo ahí donde recuerda para qué está compitiendo; es justo ahí donde recuerda toda su preparación para lograr alcanzar la meta. Se olvida de todo su dolor, cansancio y continúa con más fuerza. Exactamente eso pasa con los docentes a mitad de año”, afirma la educadora.

    Los beneficios

    Si un docente recibe la motivación necesaria por parte de su director, los principales beneficiados son los niños. La felicidad y tranquilidad de un profesor se transmite en las salas de clase y por ende a los estudiantes. “Todo aprendizaje es favorable dentro de un clima positivo, por lo tanto el mayor beneficio es tener niños felices aprendiendo a diario; niños curiosos y con hambre de nuevos conocimientos y experiencias de aprendizaje”.

    Directores: este año empiecen el año pensando en sus profesores, en todas esas personas que hacen parte de su equipo y que trabajan junto a ustedes para cumplir un mismo objetivo.

Directores: ¿cómo motivar a los profesores de inicio a fin para que logren llegar a la meta?

2017-03-13T13:38:37+00:00 Marzo, 2017|Comunidad escolar, Los profesores importan|

Un liderazgo colaborativo Como líder de la comunidad escolar, es indispensable que el director ejerza un liderazgo justo, colaborativo e inc [...]

  • La emotiva carta de una directora a nuestras educadoras

    Hace pocos días Marcela Valdivia Carretero, Educadora de Párvulos y Directora del Jardín Infantil Andalué, escribió una emotiva carta dirigida a todas las educadoras que esté 2017 se enfrentan a un nuevo año lleno a aprendizajes y desafíos. Su objetivo: recordarles la importancia de su labor y el impacto que esta puede tener en nuestra vida y la de todos los niños. Marcela ha trabajado por años como directora y formadora de futuras educadoras, por ello conoce la importancia de mantener la pasión.

    La carta

    “Llegó marzo y no sólo debemos dejar el relajo del verano atrás y pagar infinitas cuentas sino que además, para quienes compartimos el camino de buscar entregar educación de calidad, es el inicio de una nueva ruta, a veces medio desconocida, siempre con sorpresas y nunca como la habíamos planeado. No sabemos si nuestro camino tendrá asfalto o será de tierra, si es de subida o con curvas, si se interna en una selva o el desierto… es un NUEVO camino.

    Quienes hemos decidido dedicar nuestra vida a la educación nos enfrentamos cada año a un nuevo desafío: mantener la pasión y entrega en nuestro trabajo dando lo mejor de nosotros a nuestros alumnos, dejando en ellos y en sus familias una huella inolvidable desde el lugar en que estemos. Porque nuestro trabajo, cuando está bien hecho, no se evapora, no se olvida, no se vence, por el contrario, es una semilla que crece y se multiplica siendo capaz de influir en familias y sociedades completas.

    Cada día que madrugamos y esperamos a nuestros alumnos puntualmente en el aula, que planificamos y evaluamos nuestras interacciones pedagógicas y atendemos a la diversidad de alumnos considerándolos como personas únicas e irrepetibles; cada vez que fomentamos y fortalecemos el trabajo en equipo, nos perfeccionamos y en resumen, cada vez que hacemos bien NUESTRO TRABAJO, estamos no sólo respetando a nuestros alumnos y sus familias, sino respetando nuestra profesión y por ello a nosotros mismos.

    Este 2017, en este mundo que avanza rápidamente y que en ocasiones pareciera perder el norte, somos los educadores los llamados a ser agentes de cambio para poder despertar en nuestros niños la pasión por el aprendizaje, por compartir, mejorar, crecer… la PASIÓN DE EDUCAR(SE).

    A cada uno de mis compañeros de ruta, les deseo un año lleno de experiencias maravillosas, de desafíos, de metas por alcanzar y de sueños por cumplir: un año de trabajo lleno de satisfacción por realizar el mejor trabajo del mundo”.

    Marcela Valdivia Carretero
    Directora del Jardín Infantil Andalué
    Educadora de Párvulos PUC
    Magíster en Educación con mención en Relaciones Humanas y Familia

    No es primera vez que Marcela manifiesta públicamente su compromiso y afecto hacia las educadoras. El año 2016, junto a otras las educadoras del Jardín Infantil Andalué nominaron a la Educadora de Párvulos Daniela Pujado para participar en Global Teacher Prize Chile, una iniciativa que busca reconocer a aquellos docentes que día a día transforman la educación chilena. Si quieres saber cómo fue esta nominación, revisa el siguiente vídeo.

    Porque como dijo Marcela Valdivia, “nuestro trabajo, cuando está bien hecho no se evapora, no se olvida, no se vence”.

La emotiva carta de una directora a nuestras educadoras

2017-03-09T14:58:08+00:00 Marzo, 2017|Los profesores importan|

Hace pocos días Marcela Valdivia Carretero, Educadora de Párvulos y Directora del Jardín Infantil Andalué, escribió una emotiva carta dirigi [...]

Cargar más posts