Del conflicto al diálogo: la complejidad del jardín infantil

Inicio » Noticias » Del conflicto al diálogo: la complejidad del jardín infantil

Del conflicto al diálogo: la complejidad del jardín infantil

Escrito por: Leslie Tapia

Abril 17, 2016

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Probablemente, las primeras nociones que tienen de conceptos como democracia, tolerancia o diálogo se remiten a tus experiencias en la enseñanza básica. ¿Que dirías si te contamos que aprendiste estos importantes conceptos mucho antes, en tus primeros años de vida? Y no fue sentado en un pupitre mirando una pizarra, sino justo en el momento es que peleabas con tu compañero por un juguete.

En el jardín infantil, tal como te contamos en el artículo  “Conflicto entre niños pequeños: Los 8 mandamientos del educador de párvulos”, las discusiones o peleas entre los niños son abordados por los profesionales de la educación de párvulos como  una oportunidad importante de aprendizaje, donde es posible trabajar importantes habilidades para la vida y para la formación ciudadana.

Según nos explica María José Lincovil, educadora de párvulos experta en niñez y políticas públicas, “importantes conceptos como la tolerancia, el diálogo e incluso nociones de lo que es la democracia son trabajados con los niños precisamente en la manera en que resolvemos una diferencia, y aquí lo clave para el educador es identificar el momento adecuado para intervenir”.

.
Un educador sabe cuándo intervenir

Según nos cuenta María José, los niños tienen la capacidad de resolver los conflictos por sí solos o con la ayuda de sus pares. “Un educador sólo interviene cuando esto no ocurre“, explica, “y esto tiene relación con las consecuencias que percibe cada niño de sus actos. Usualmente, ellos pueden identificar 3 tipos de consecuencia cuando cometen errores, donde no siempre el educador debe actuar en un rol mediador”.

¿Cuáles son esos 3 tipos de consecuencias percibidas?

Consecuencias naturales: Estas se producen de manera natural cuando un niño o niña comete un error. Ejemplo: El niño que corre y derrumba una torre construida por otro.

Consecuencias punitivas: Se refiere a consecuencias impuestas por un externo, generalmente un adulto. Ejemplo:  Un niño muerde a otro, a lo cual el adulto responde gritando ¡Irás al rincón!

Consecuencias lógicas: Son consecuencias acordadas por los afectados, en las que usualmente la acción es iniciada por el adulto. Esta consecuencia está directamente relacionada con la situación a resolver, buscando una solución sin castigar al niño y apostando a una acción consensuada. Ejemplo: Un niño pelea con otro por un juguete, el conflicto se agrava de tal manera que los niños no pueden controlarlo. Frente a esta situación la educadora invita a los dos niños a conversar sobre lo sucedido de tal manera de encontrar una solución que acomode a ambos.

.
María José Lincovil explica que “lo ideal es que los niños logren resolver los conflictos por sí mismos; de lo contrario, es deseable optar por una mediación consensuada, optar por la consecuencia lógica“. Un educador, explica “siempre trata de evitar premios o castigos, pues contamos con las herramientas necesarias para trabajar este tipo de situaciones”.  Acciones como premios o castigos, “muchas veces inhiben el autocontrol y puede afectar la autoestima de los niños”, enfatiza.
.
.
6 pasos entre el conflicto y el acuerdo

Entonces, ¿cómo un educador resuelve el conflicto y lo transforma en una experiencia de aprendizaje? María José detalla 6 importantes pasos:

1. Se acerca calmadamente a los niños.

2. Reconoce los sentimientos de todos los involucrados, no hace juicios.

3. Reúne la información necesaria para resolver el problema considerando la perspectiva de ambas partes.

4. Reformula el problema en cuestión.

5. Solicita a los niños ideas sobre cómo resolverlo, y los guía para tomar la mejor opción.

6. Entrega apoyo y orientación para llevar a cabo la solución.

.
Como ves, hoy los profesionales de la primera infancia tienen la oportunidad de formar ciudadanos empáticos, tolerantes y consientes de las consecuencias de sus actos; tres elementos esenciales de cultivar en un sistema cuyo norte es la democracia. Cada acción que realiza un educador, por ende, está sumamente planificada y refleja parte importante de la formación profesionales que tiene un educador.

¿Crees -al igual que nosotros- en la importancia de mostrar la complejidad de la educación parvularia? ¡Ayúdanos y comparte esta nota en tus redes sociales!

.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2016-09-24T19:50:09+00:00 Abril, 2016|Noticias|Comentarios desactivados en Del conflicto al diálogo: la complejidad del jardín infantil