Cómo comprende el mundo un niño menor de dos años

Inicio » Cómo aprenden los niños » Cómo comprende el mundo un niño menor de dos años

Cómo comprende el mundo un niño menor de dos años

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

¿Sabes por qué tu hijo lanza objetos al suelo y no se cansa de hacerlo? ¿Sabes cómo entienden el mundo los infantes y cómo ha evolucionado la investigación en relación a este tema?

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Escrito por: María José Lincovil

Febrero 28, 2017

8
Foto:
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ministerio de Educación, Región de la Araucanía

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La psicología del desarrollo ha intentado responder a esa pregunta desde tiempos inmemorables. John Locke describía la mente de un recién nacido como una tabula rasa en la que se iban grabando diferentes experiencias cognitivas. Eso significaba que los niños comprenderían el mundo a partir de lo que un adulto les fuera enseñando y que el lenguaje era un prerrequisito obvio para el desarrollo del pensamiento abstracto.

Por suerte la investigación avanzó y supimos que Locke estaba equivocado. En pleno siglo XX Jean Jacques Rousseau tuvo una visión disidente que sirvió de antecedente para las investigaciones que Jean Piaget desarrollaría con sus propias hijas. Piaget dijo que los niños eran aprendices activos que exploran, conjeturan, interpretan y construyen progresivamente su realidad.

En paralelo, Vygotsky comenzó a hablar de la zona de Desarrollo Próximo en donde se ayuda al niño a progresar en su comprensión del mundo un poco “más allá” de lo que podría hacer por sí mismo. Gracias a ese descubrimiento, hoy sabemos que lo que los niños pueden aprender gracias a la interacción con otro (niño, padres o educadores).

Lo que los niños aprenden

Gracias a Piaget y Vygotsky, sabemos que el infante antes de hablar es capaz de hacer conjeturas e hipótesis acerca de su realidad: a los 3 o 4 meses hacen predicciones sobre el comportamiento físico de los objetos.

Podemos decir entonces que un niño está haciendo ciencia cuando deja caer un objeto 20 veces. Lo bota tan seguido porque está experimentando con la gravedad. Deja caer el elemento y mira, lo lanza nuevamente y constata que puede predecir su trayectoria. El problema es que los adultos no siempre tienen la paciencia suficiente para permitirles a los niños continuar con esa experimentación física. Esa experimentación le permite entender también que los objetos estacionarios son desplazados al ponerse en contacto con objetos en movimiento (o su mano) y que para moverse necesariamente deben ser impulsados y tener un punto de contacto.

Lo mismo sucede con los niños más grandes (igualmente menores de dos años) que lanzan obstinadamente objetos al agua para constatar si se hunden o flotan. Y cuando son más grandes aún, entienden que un perro se puede mover solo pero que una estatua no.

La experimentación que desarrollan en su mundo y con los objetos que los rodea, nos permiten decir que los infantes tienen una actitud científica por naturaleza. Investigaciones como estas no sólo resuelven nuestra inquietud sino que también reflejan la importancia de la educación inicial y los educadores de párvulos. Ellos son un elemento fundamental a la hora de potenciar aún más los aprendizajes que están desarrollando niños y niñas.

¿Han notado este tipo de actitud científicas en tus hijos o estudiantes?
¡Comparte y comenta en la comunidad de Elige Educar!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Fuentes:
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“La ciencia en la infancia”, Andrade, J & Mpodosiz, J. Facultad de Ciencias. Universidad de Chile (2006).

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (116 votos, promedio: 4,51 de 5)
Cargando…
2017-03-08T15:05:05+00:00 Febrero, 2017|Cómo aprenden los niños|8 Comments

8 Comentarios

  1. Hilda Marzo 6, 2017 en Marzo, 2017

    La necesidad de desordenar y lanzar todo tiene una lógica porque están conociendo el mundo y alrededor de los 2 años muchos estudios dicen que las rabietas y los berrinches son un acto normal. Lo difícil para muchos padres es mantener la calma porque están enfrentando la desobediencia y muchas veces no hay una conversación con el niño para dejarle muy claro qué es lo que se espera de ellos.

  2. Carmen María Juárez Marzo 11, 2017 en Marzo, 2017

    Disfruto de los artículos que publican!

  3. Violeta Martinez Abril 14, 2017 en Abril, 2017

    Muy buenos comentarios, mucho por aprender.

  4. Susana Abril 14, 2017 en Abril, 2017

    Muy interesante este articulo quisiera saber mas de niños de 2 años mi pequeño est llegando a esa edad y hace muchas rabietas quiero saber de forma ayudarlo

  5. milagros Abril 15, 2017 en Abril, 2017

    exactamente mi hijita tiene año y nueve meses y le gusta meter los juguetes al agua o meterlos en una bolsa plástica,de vez en cuando se le antoja hacer una rabieta pero le hablamos y se calma 🙂

  6. Mariana Abril 15, 2017 en Abril, 2017

    Justo lo que vivo con mi todler de 1.8 ahora entiendo, ya me estaba preocupando!! ¡Gracias!

  7. Cristina Sánchez Abril 16, 2017 en Abril, 2017

    Muy buen artículo, soy mamá de un niño de 1 y medio; todos los días levanto juguetes por esta razón. Solo nos toca tener paciencia y mucha comprensión para ellos.

  8. Administrador Elige Educar
    Elige Educar Mayo 22, 2017 en Mayo, 2017

    ¡Hola Susana! Por el momento te recomendamos leer “Del conflicto al diálogo: la complejidad del jardín infantil” http://www.eligeeducar.cl/del-conflicto-al-dialogo-la-complejidad-del-jardin-infantil. Saludos

Deje su comentario