Voz de los profesores

Inicio » Voz de los profesores
  • ¿Cómo puedo descubrir si la pedagogía es lo mío? 5 consejos de una futura educadora

    Todos quienes nos encontramos en el camino de la pedagogía nos hemos hecho esta pregunta alguna vez. Todos hemos tenido dudas e inseguridades respecto a dedicar o no nuestra vida a la docencia.

    Al igual que muchos jóvenes, a mí también me pasó. Mi elección vocacional fue un proceso lleno de dudas e incertidumbres, pero finalmente encontré la respuesta: pedagogía es lo mío. Si hoy estás finalizando tu etapa escolar y tienes entre tus opciones profesionales alguna carrera de pedagogía quiero contarte mi experiencia, porque sé que inevitablemente te surgirán algunas interrogantes durante este proceso.

    Mi nombre Natalia Hernández, soy estudiante de tercer año de Educación de Párvulos y actualmente me desempeño como tutora de Elige Educar. A través de llamados telefónicos oriento a jóvenes de enseñanza media para que den el gran paso: estudiar pedagogía. Para todos ellos, hoy he resumido mi experiencia a través de 5 grandes consejos. Recomendaciones que de seguro te ayudarán a dilucidar con mayor certeza tu vocación, al igual como pasó conmigo.

    1. Descifra tus habilidades

    Cuando yo estaba en cuarto medio, vino la típica pregunta de ¿para qué soy buena? Muchas veces creemos que esto tiene directa relación con las asignaturas en las que nos va bien, lo que no es totalmente cierto. Si bien, hay muchas maneras en que podemos saber si somos buenos para algo, no siempre las notas son un indicador de aquello, de hecho, hay muchos ámbitos en los que podemos ser buenos que no son evaluados por ninguna asignatura.

    Por ejemplo, yo me percaté que era buena enseñando cuando estudiaba con mis compañeros y ellos aprendían, quizás era la misma materia que ambos estábamos leyendo del libro de clases, pero yo podía leerla y aplicarla de tal modo que para ellos fuera más accesible y fácil de entender. Si me hubiera guiado solo por las notas, quizás hubiera pensado que debía estudiar una carrera que estuviera netamente ligada el lenguaje, y ciertamente la pedagogía lo está, pero principalmente está ligada a otras habilidades que no son evaluadas en la escuela, como lo son planificar, enseñar, sintetizar y muchas otras. Así que una buena pregunta para hoy sería ¿Qué habilidades tengo de un futuro profesor?

    2. Dilucida tus anhelos

    Es importante comprender que la pregunta ¿Qué habilidades poseo? no es para nada limitante, sino todo lo contrario, ya que se trata de descubrir lo que tengo y lo que me falta por desarrollar. Sin duda la pedagogía es una carrera que te desafía a diario y que requiere desarrollar aprendizajes constantemente. Es por eso, que cuando me hallaba en el periodo de decisión, pensé en aquellas cosas que me gustaría desarrollar a través de mi formación profesional.

    Cada camino profesional tiene sus propias características, y una característica muy propia de la pedagogía es la posibilidad de aprender constantemente. Considerando lo anterior, no es necesario que entres a la carrera con todas las habilidades, pero sí con la voluntad de aceptar el desafío de adquirirlas. Así que otra buena pregunta para hoy sería ¿Qué habilidades deseo desarrollar en mi futuro profesional?

    3. Establece tu propósito

    Muchas veces la elección de tu carrera profesional tiene mucha relación con nuestro deseo de escoger una carrera en que podamos ser un gran aporte. Si bien, todas las áreas profesionales significan un aporte a distintos ámbitos de la sociedad, la pedagogía consolida directamente el cambio, un cambio humano que depende principalmente del profesional que se encuentra en frente de un aula.

    Cuando vi mis futuras opciones, supe que debía inclinarme por aquella que coincidiera más con el tipo de aporte que yo quería hacer, con el propósito que tendrían mis acciones en mi ejercicio laboral. Entonces me di cuenta que estaba segura de que quería que mi granito de arena aportara al cambio de la sociedad por medio de la enseñanza. Entonces una buena pregunta para hoy sería ¿Qué espero aportar desde mi futura profesión?

    4. Identifica tus sentimientos

    Ciertamente uno de los factores más nombrados al hablar de pedagogía es la vocación. Si bien, todas las profesiones requieren cierto grado de vocación, la docencia es un área en la que es primordial sentir satisfacción en el contexto diario.

    Existen muchos motivos para escoger ser un profesor, pero sin duda, no debe faltar el interés genuino por esta tarea. Para identificar esta vocación, basta con examinar aquellos sentimientos de satisfacción que son percibidos al ser parte de procesos de aprendizaje. Por ejemplo; cuando yo enseñaba a otros me sentía totalmente plena, feliz de ayudarlos a entender y aprender de ellos a la vez. Dicho esto, una pregunta primordial podría ser ¿qué sentimientos me genera enseñar?

    5.Revisa tus experiencias

    Una vez escuché que la pedagogía era la única carrera a la que entras teniendo muchos años de experiencia. Independiente si tu paso por el colegio fue una experiencia positiva o negativa, esto podría ser una razón para escoger la docencia.

    En el caso de que la experiencia haya sido positiva, existe la oportunidad de repetir e imitar esa huella positiva. Por el contrario, si la experiencia fue negativa, con mayor razón podría existir el deseo de cambiar el legado de ese docente, revertiendo el impacto negativo personal, por uno colectivamente esperanzador y entusiasta acerca del aprendizaje. Por esto, una última pregunta sería ¿qué influencia tiene mi experiencia en mi elección profesional?

    Puede que luego de todas estas preguntas y reflexiones exista aún la incertidumbre de si la pedagogía es lo tuyo, pero no te preocupes, estás a punto de tomar una gran decisión y debes tomar el tiempo necesario para hacerlo. Descubrir tu futuro profesional no es tarea fácil pero tiene un resultado satisfactorio cuando se sobrelleva de la manera correcta.

    Tomar la decisión de estudiar pedagogía es solo el comienzo de un desafiante camino en el que constantemente surgirán las preguntas e inquietudes. Lo importante es tener la disposición para superarlas.

¿Cómo puedo descubrir si la pedagogía es lo mío? 5 consejos de una futura educadora

2017-06-06T19:17:34+00:00 Junio, 2017|Futuro Profesor, Voz de los profesores|

Su elección vocacional no fue fácil, pero finalmente encontró una profesión que la apasiona y desafía día a día: pedagogía. Esta es la historia de Natalia Hernández y sus consejos para quienes hoy están pensando estudiar pedagogía.

  • Con ilustraciones y emojis estos profesionales están transformando la forma en que se enseña mapuzungun

    En abril del 2015 el Profesor de Educación General Básica Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo crearon el Fanpage Kimeltuwe , un proyecto educativo visual que busca contribuir a la enseñanza y el aprendizaje del mapuzungun (lengua del pueblo mapuche). Gracias a sus innovadoras metodologías y la creatividad de sus creadores, este proyecto se convertido en todo referente para quienes enseñan un idioma.

    Kimeltuwe:  un lugar de enseñanza

    A través de diversas plataformas digitales (Facebook, Twitter , Instagram ,YouTube y un Blog) Kimeltuwe busca nutrir el trabajo de docentes y personas naturales que buscan contribuir en la difusión y revitalización del mapuzugun en un contexto de las nuevas tecnologías y redes sociales.

    Al igual que en una la sala de clases nada de lo que ellos realizan está dejado al azar. El material que ellos preparan está cuidadosamente planificado y responde a un enfoque de desarrollo progresivo de habilidades comunicacionales y formación de vocabulario.

    via GIPHY

    La importancia del trabajo colaborativo

    En Kimeltuwe, cada persona uno tiene un rol fundamental, Víctor Carilaf como docente se encarga del idioma y la cultura Mapuche, preparando el texto y actividades didácticas. Y Fiestóforo es el encargado de crear los dibujos, videos y otros formatos. A pesar de estos roles marcados, algunas veces intercambian tareas en pos de un mejor trabajo.  

    “Esta orientación se da por el hecho de que Víctor es profesor y ve diariamente la necesidad de materiales de Mapuzugun en el aula”, comenta Fiestóforo.

    Víctor y Fiestoforo, estaban convencidos del aporte que podían realizar. Sin embargo, nunca imaginaron una recepción tan positiva como la que han tenido.  Para Víctor, el éxito del proyecto se debe al gran trabajo pedagógico que hay detrás de cada material y al atractivo visual de cada cosa que ellos realizan.

     “Nunca pensamos que causaríamos tanto impacto menos en un tiempo tan corto, quizás es por lo didáctico, contextualizado y sobre todo amigable de las ilustraciones y la precisión de las frases”, comenta Víctor.

    Víctor, conoce los desafíos que día a día enfrentan cientos de profesores y eso obviamente lo pone al servicio de otros docentes.

    “… veo a diario la necesidad que tenemos los docentes en la asignatura del Mapuzungun, y eso me sirve para ir creando materiales, que no solo me ayudan a mí, sino a muchos docentes, ya que es muy poco lo que hay de material para la enseñanza del idioma o si los hay no es conocido por los docentes y educadores tradicionales”, señala.

    via GIPHY

    Mapuzugun y escuela

    Los protagonistas de esta historia creen que “desde un tiempo a la fecha ha habido un despertar y una valorización de la identidad, cultura, sociedad y, sobretodo, el idioma mapuche. De alguna forma, y sin preverlo hemos ido satisfaciendo parte de este despertar mapuche”, dice Víctor

    Al igual que para muchos docentes, víctor considera fundamental incorporar la enseñanza del mapuzugun en el sistema escolar, sobre todo en aquellas escuelas con niños indígenas. Para él, la enseñanza del mapuzugun es mucho más que la enseñanza de un idioma, es una forma de transmitir su cultura.

    “El que yo sea de origen Mapuche influyó muchísimo, porque yo soy de profesión Profesor General Básica, y siempre había enseñado otras asignaturas, que ahora pueda enseñar algo tan propio, es sin duda una excelente instancia”, señala.

    via GIPHY

    Como podrás imaginar, más de algún docente les ha pedido incorporar en su trabajo otras lenguas indígenas. Por el momento, ellos prefieren no abarcar el tema pues creen que es fundamental poder hacerlo con el conocimiento y profesionalismo que ello requiere.

    Como ves, el trabajo colaborativo entre profesionales puede transformar la forma en que se enseña un idioma. Gracias a esto, hoy las clases de mapuzugun que imparten cientos de profesores son mucho más atractivas y significativa. 

    Y tú, ¿ocuparías este material?

Con ilustraciones y emojis estos profesionales están transformando la forma en que se enseña mapuzungun

2017-06-07T16:45:38+00:00 Mayo, 2017|Mejora docente, Voz de los profesores|

Viven a más de 311 kilómetros de distancia pero esto no ha sido impedimento para cambiar la forma de enseñar un nuevo idioma. Con ilustraciones, emojis y vídeos el profesor Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo están transformando la educación de niños y jóvenes.

  • “Ñochikechi”: Escucha el cover de “despacito” en mapudungún

    Como una manera de acercar el mapudungún a los alumnos, el profesor de educación básica, Víctor Carilaf, decidió implementar un novedoso método.

    Aprovechando el éxito de “Despacito”, el docente tradujo la letra del tema de Fonsi y Daddy Yankee a la lengua nativa y lo compartió en sus redes sociales.

    El cover se llama “Ñochikechi”, cuyo significado literal es “lento”. “No me gusta el reggetón, pero mis alumnos andan todo el día cantando ‘Despacito’, así que pensé que era una buena forma de acercarlos al idioma”, señaló el profesor a LUN.

    Víctor Carilaf es oriundo de la comunidad Pedro Lafquén en Padre Las Casas, y actualmente se desempeña como profesor de Lenguaje y Artes en el Colegio Rayén Mapu de Curicó.

“Ñochikechi”: Escucha el cover de “despacito” en mapudungún

2017-05-31T15:10:31+00:00 Mayo, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Voz de los profesores|

La traducción fue realizada por el profesor de educación básica Víctor Carilaf. ¿Su objetivo? Acercar el mapudungún a todos los estudiantes.

  • ¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

    La Biblioteca de Santiago no tiene la solemnidad de otras bibliotecas. En su interior, una sutil luz azul envuelve el edificio de cuatro pisos, que se divide en seis macro secciones, cada una adornada a su manera. La sección juvenil es muy distinta a la sección de literatura. Colección general no se parece a prensa. La que nos interesa a nosotros en esta ocasión, la sala infantil, es la única que tiene camino propio: en la entrada del edificio unas patas de tigre pegadas en el suelo nos marcan la ruta hacia el espacio más colorido de todas las secciones.

    Guaguateca a la chilena

    Si hay alguien que sabe de guaguatecas es la educadora de párvulos Lorena Moya, encargada de la sección infantil de la Biblioteca de Santiago y fundadora de la primera guaguateca en Chile el año 2014.

    -Antes la guaguateca estaba en esta misma sala infantil, pero llegó un momento que no dimos abasto, la gente repletó el lugar y tuvimos que trasladarla a su propio espacio- Cuenta Lorena. Efectivamente, para llegar hay que pasar por la sección Novedades en el primer piso, caminar hasta el fondo y doblar a la izquierda. En el camino, vemos a una señora con audífonos trabajando en su computador y a una adolescente concentrada en su libro. Al lado de todo eso está la guaguateca, que pareciera una extensión de otro lugar: una mamá acostada en el suelo mostrándole un libro a su hijo, otra con guitarra en mano le canta a su bebé, otra con un gorro de mago en la cabeza le hace muecas al suyo.

    -La guaguateca es un espacio vital para la biblioteca de Santiago. Entendemos a la gente que nos visita con los mismos derechos, independiente de su edad-, asegura Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    La sala está destinada para que niños de 0 a 4 años se acerquen de manera lúdica a la lectura. Por eso, el lugar tiene la lógica de un bosque, con tres grandes árboles: el de la música, el del arte y el de la dramatización. Hay libros a pesar de que los niños y niñas no sepan “leer”, de diferentes tamaños y estilos. Libros plagados de imágenes, colores e incluso texturas (hay uno que tiene pelos artificiales de diferentes animales). Las esquinas de los muebles son redondas, el lugar está lleno de colchonetas y las paredes cuidadosamente diseñadas para promover la lectura. En la Biblioteca de Santiago saben que aprender a leer va mucho más allá de la decodificación. Los profesionales que aquí trabajan saben como un niño aprender a leer y que cosas son importantes en este proceso.

    Todo el día la sala está supervisada por un o una especialista que guía a los padres y madres en su experiencia. Les recomienda libros según la edad de los niños y les explica detalladamente el lugar. Como no es una guardería, cada padre debe experimentar el lugar junto a su hijo.

    “Creemos que la lectura es mucho más compleja que un simple texto. Tiene que ver con cómo entendemos el mundo, por ende se vincula con la sensorialidad y la inteligencia múltiple. Todas las personas asimilamos el mundo de diferentes formas. Algunos lo hacen más con la música, otros con el tacto o la pintura. En los bebés esto es mucho más notorio. La guaguateca pretende crear los cimientos para que esos niños se conviertan en futuros lectores. Esta es una forma muy potente de disminuir las brechas sociales”, asegura Lorena Moya, encargada de la sección infantil.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Lorena Moya, una educadora apasionada por la literatura

    Toda su vida Lorena (43 años) quiso que su trabajo aportara a un cambio social. Al egresar, no sabía bien a qué dedicarse. Una oferta de trabajo, que llegó por casualidad, le cambiaría la vida.

    Estudió Educación de Párvulos en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). En su época de estudiante, los ramos de literatura infantil siempre le llamaron la atención. “Yo sabía que el mundo de los bebés era lo que me gustaba, pero no conocía mucho del trabajo en una biblioteca”, asegura.

    En pleno proceso de titulación, su profesora de Currículum de Sala Cuna le dijo que debían hablar. “Me contó que en Puente Alto necesitaban una persona para hacerse cargo del área infantil de la biblioteca municipal y que ella veía en mí capacidades para ese puesto”, cuenta. Nunca se imaginó trabajando en algo similar, pero como necesitaba trabajo y le sonaba atractivo, postuló. A los días la llamaron para ofrecerle el puesto. 18 años después, las bibliotecas son su vida.

    -Yo estoy acá para disminuir la desigualdad. La lectura a los niños les abres un mundo. Pueden conocer lugares, otros puntos de vista, otras experiencias. Le das herramientas para vincularse de mejor forma con otras personas y eso es fundamental para que un niño de menos recursos tenga las mismas oportunidades que uno de más recursos-, dice Lorena, que para perfeccionarse realizó un diplomado en bibliotecas públicas y otro en educación inclusiva. Según un artículo de The New York Times, los niños de familias de bajos ingresos han escuchado 30 millones de palabras menos que uno de familias con recursos, lo que es determinante en el desarrollo educativo de una persona.

    El 2005 postuló al cargo de jefa de sala infantil de la biblioteca de Santiago, que estaba a meses de su inauguración. Tras ser elegida, rápidamente se tuvo que subir a un barco que ya estaba andando. “La guaguateca venía contemplada en el proyecto inicial y con el tiempo fue creciendo”, recuerda Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    En un comienzo funcionó en un espacio pequeño dentro de sala infantil, pero desde el 2013 los mismos usuarios comenzaron a pedir que el lugar se expandiera. Tuvieron que pensar en un proyecto más grande. Al principio buscaron un especialista, pero se dieron cuenta que no habían expertos en bibliotecas para bebés.“Como equipo nos lanzamos a investigar experiencias de otros países, sobre todo cómo hacer animación lectora en la primera infancia. Investigamos incluso cuál era el mobiliario más adecuado para estos niños”, cuenta Lorena.

    El equipo multidisciplinario- desde actores hasta historiadores del arte- formuló una propuesta que convenció a la dirección. Se asociaron con alumnos de diseño de la universidad Diego Portales y a fines de 2014 inauguraron la guaguateca. “El mérito de Lorena es haber dirigido un equipo que se ha impregnado con los proyectos. Es un equipo que se ha preocupado por ser líderes en el fomento de la lectura”, asegura Marcela Valdés.

    Desde entonces, las visitas sólo han ido en aumento. Según estadísticas de la misma biblioteca, este espacio tiene un promedio de 300 visitas diarias y 7.200 al mes, que participan de las actividades que organiza la guaguateca de martes a domingo.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    El valor de esta experiencia

    “En el colegio me recomendaron venir a esta biblioteca. Ahí conocí este espacio. Mi hija de 4 años me pide que la traiga todos los días. Los fines de semana le tengo que decir que no porque hay que compartir con la familia, pero de lunes a viernes vengo con ella”, cuenta Geraldine Valencia, que vino por primera vez hace seis meses.

    Lorena cuenta que en todos estos años han formado vínculos con los padres y sus hijos, a los han visto crecer. Incluso hay adolescentes en situación de calle que visitaron el lugar desde niños y que hoy se acercan a saludarla.

    “Hemos visto cómo niños que llegaron chiquititos aprenden a leer, pero no se olvidan de nosotros”, asegura.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Tras dejar sus mochilas en los casilleros instalados a la entrada de la biblioteca, los adolescentes que antes visitaban la sala infantil ubicada en el primer piso, ahora entran por la misma puerta, siguen las mismas huellas de tigres, saludan a Lorena y al resto de las mismas personas que los guiaban en sus dudas, pero ya no se quedan: suben las escaleras que los lleva a la sala juvenil, con personas de su edad. Ya quieren leer nuevas historias.

     

¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

2017-05-31T09:20:04+00:00 Mayo, 2017|Los profesores importan, Padres y apoderados, Voz de los profesores|

7.200 personas al mes visitan este espacio instalado en la biblioteca de Santiago, que se creó en 2014 y que sigue creciendo liderada por una educadora de párvulos: Lorena Moya. Entre libros con texturas y árboles temáticos, nos recibe para conocer esta potente iniciativa.

  • Esta escuela hizo un reconocimiento sorpresa a una de sus profesoras. Estas fueron la razones

    Después del recreo, todo el Colegio Betania (de la Fundación Súmate) fue convocado a una reunión fuera de las salas de clase. Estaban los estudiantes, estaban los profesores, estaban todos. Entre ellos se encontraba Doris Avello, una profesora de Taller de Peluquería que durante varios años se ha dedicado a cambiar la vida de sus estudiantes. Aunque Doris estaba allí sentada junto a toda la comunidad escolar, no sospechaba nada de lo que sucedería a continuación.

    Después de unas emotivas palabras por parte del director…

    Sin entender muy bien lo que pasaba, Doris fue llamada frente a todos para recibir un gran reconocimiento que nunca esperó. Esa mañana, la comunidad entera se había reunido para agradecer su compromiso con la profesión y resaltar el impacto que ella ha tenido en la vida de cientos de jóvenes que vienen de contextos vulnerables, con grandes heridas y que se han reinsertado en el sistema escolar luego de no haber tenido acceso a la educación. Hoy, fue ella la elegida para recibir aplausos, abrazos de estudiantes y palabras de agradecimiento que la hicieron derramar unas cuantas lágrimas de emoción.

    Colegio Betania

    ¿Por qué reconocer su labor?

    No sólo porque es una docente con experiencia que ha hecho parte de las aulas durante muchos años, generando un vínculo horizontal con todos su estudiantes, sino porque reconocer el trabajo de docentes como Doris, según todos los que estuvieron presentes en este evento sorpresa, significaba también reconocer el trabajo de toda la comunidad. Profesoras, directivos y psicopedagogos del Colegio Betania coinciden en sentir esta instancia como una oportunidad para volver a confiar, entender que su trabajo diario sí vale la pena y dar un paso más largo en el desafiante camino de la educación.

    Construcción de comunidad

    Una escuela no se hace sólo de directivos, sólo de profesores o sólo de estudiantes. Una escuela es un todo que se construye a través de la labor diaria de sus miembros y a través de hitos como estos que fortalezcan el vínculo y el crecimiento personal de todos los profesionales que día a día se enfrentan a un desafío complejo pero enriquecedor: el de educar.

    Ese día, los aplausos y abrazos se los llevó Doris, pero todos sus compañeros sintieron este reconocimiento como un ancla para sentirse motivados, valorados y entender que a pesar de las dificultades están haciendo bien las cosas. Esta comunidad escolar abrió el espacio para recordar la importancia de la labor de una de sus docentes y con ello, reconoció el trabajo de los demás, visibilizando la excelencia de profesores que todos los días deberían tener una mención especial.

Esta escuela hizo un reconocimiento sorpresa a una de sus profesoras. Estas fueron la razones

2017-05-05T21:04:05+00:00 Mayo, 2017|Los profesores importan, Voz de los profesores|

Esta escuela se reunió para reconocer la labor de una de sus profesoras. Todos los miembros de la comunidad que hicieron parte de esta sorpresa, hablaron de la importancia de abrir este tipo de espacios.

  • 9 ideas de los mejores profesores de América Latina para mejorar las expectativas de los alumnos

    20.000 profesores de 148 países del mundo fueron nominados al Global Teacher Prize, un importante premio conocido como el “Nobel de la educación” que reconoce la labor de los profesores que están haciendo grandes contribuciones a la profesión docente desde sus comunidades. De los 20.000 profesores, 50 profesores clasificaron como semi-finalistas del galardón, entre esos, varios representantes de América Latina que a pesar de no haber ganado el premio, hoy se han convertido en agentes de cambio global.

    Entre ellos estaban Juan Raúl Cadillo de Perú, nominado por su metodología educativa basada en la innovación; Félix López de Paraguay, cuyo objetivo ha sido convertir la escuela en un modelo de educación ambiental que promueva las buenas prácticas agrícolas; Elisa Guerra de México, nominada por supervisar programas de educación y diseñar material educativo al que todos los profesores pueden acceder de forma gratuita; Mario Santibañez de Chile, nominado por el uso innovador de juegos en su clase de biología. Y finalmente, Màrcio Andrade de Brasil, quien diseñó una metodología que busca aplicar conceptos científicos y técnicos en la vida cotidiana de los estudiantes.

    Hablamos con los cuatro para preguntarles algunas cosas, entre esas, algunas ideas o estrategias que desde sus experiencias sirven para mejorar las expectativas de los estudiantes en la sala de clase. Esto fue lo que nos dijeron:

    Para mejorar las expectativas de los estudiantes en la sala de clase es necesario…

    1. La comunicación (Elisa Guerra, México)

    Establecer una comunicación abierta con los alumnos, fomentar una relación cálida y cercana, además de ser claro y justo en las expectativas propias.


    2. Ambiente lúdico (Juan Raúl Cadillo León, Perú)

    Crear un ambiente lúdico que permita la exploración y el desarrollo de soluciones que no necesariamente sean prefabricadas por el docente.


    3. Actividades extracurriculares (Félix López Giménez, de Paraguay)

    La realización de actividades extracurriculares como viajes, salidas al campo, a centros de investigación, museos, entre otros es importante para mantenerlos motivados.


    4. Ser honesto (Mario Santibañez, Chile)

    Ser honesto significa pedirles cosas a los estudiantes que el docente también puede realizar. En el caso de Mario, si él plantea la posibilidad de rescatar y mejorar un área verde a sus estudiantes, él debe estar ahí, presente, mostrándoles que eso que pide, en realidad se puede hacer.


    5. Posibilitar la elección (Elisa Guerra, México)

    Es importante que el aprendizaje no se sienta como una imposición por eso, es indispensable permitir que los alumnos tengan la capacidad de elegir los temas que desean aprender. Si el currículo es fijo y estructurado, por lo menos se debe permitir elegir cómo quieren aprender esos contenidos, qué productos van a crear, si van a trabajar de manera individual o en grupo, y quiénes serán sus compañeros de equipo.


    6. Diseño de soluciones (Juan Raúl Cadillo León, Perú)

    Promover oportunidades de aprendizaje a través del trabajo en torno a problemas concretos y el diseño de soluciones (con tecnología).


    7. Valorar (Márcio Andrade de Brasil)

    Según Màrcio, es fundamental hacer que los estudiantes se sientan importantes y valorados. Esto, desde su punto de vista se puede lograr cuando se les pide pequeños proyectos y se le hace seguimiento a cada uno de éstos.


    8. Exponer logros (Félix López Giménez, de Paraguay)

    Exponer y valorar los logros de los estudiantes para que todos puedan visualizarlo en la institución y así, ellos puedan sentirse orgullosos de sus trabajos.


    9. El vínculo (Mario Santibañez, Chile)

    Desde el punto de vista de Mario, es necesario establecer una relación en el aula para poder desarrollar el trabajo que se quiere. Esto se hace con acciones tan sencillas como aprenderse el nombre de los estudiantes o saludarlo al entrar a la sala. Un profesor que espera a sus estudiantes afuera de la sala de clase, los mira a los ojos y les dice buenos días, genera un ambiente increíble para motivar y desarrollar cualquier tipo de aprendizaje.

    ¿Qué harías tú para motivar a tus estudiantes y mejorar sus expectativas?

9 ideas de los mejores profesores de América Latina para mejorar las expectativas de los alumnos

2017-05-17T13:09:56+00:00 Mayo, 2017|Mejora docente, Voz de los profesores|

5 profesores semifinalistas latinoamericanos del Global Teacher Prize nos cuentan sus ideas para mejorar y fortalecer las expectativas de sus estudiantes en clase.

  • Carta abierta de una profesora chilena a los candidatos presidenciales

    A pocos meses de una nueva elección presidencial, la profesora de Historia y Geografía, Marcela Momberg utilizó su blog “Educación 2.0 y Redes Sociales” para publicar un sentida carta a los candidatos presidenciales. Se trata de un llamado a la acción donde invita a los presidenciales a recordar su etapa escolar, repensar el sistema educativo y escuchar a los profesores.

    Como señala Marcela, “le escribo porque gane o no la Presidencia de la República, Ud. ocupa un lugar privilegiado en el debate público y por ende será escuchado por muchos y como profesora me interesa su pensamiento o propuesta con respecto a la educación.”

    Y tú, ¿concuerdas con ella?

     

    CARTA ABIERTA          
    Santiago 2 de Mayo de 2017

    Estimado candidato al sillón Presidencial de Chile

    Le escribo desde el aula, ¿la recuerda? Años de soñar, crear, compartir con amigos y profesores que lo acompañaron desde sus primeras letras hasta ese día que partió por otros intereses.

    Le escribo porque gane o no la Presidencia de la República, Ud. ocupa un lugar privilegiado en el debate público y por ende será escuchado por muchos y como profesora me interesa su pensamiento o propuesta con respecto a la educación.

    Le quiero contar que la sala de clases cambió radicalmente, ya no es la que Ud alguna vez habitó, el siglo XXI desdibujó los límites y los amplió con tecnología, conectividad y las nuevas vías y formas de comunicación.

    Los niños y jóvenes ya no son los mismos, desean participar y validar las decisiones que los afectan, existen en la web y viven en redes no necesariamente tecnológicas.

    Trabajan, colaboran y comparten como la mejor de las colmenas, de ahí que el modelo educativo caduco, estandarizado, impuesto, les incomoda y no sólo lo rechazan, sino que también lo combaten intelectualmente.

    Nuestros jóvenes exigen cambios radicales que miles de profesores ya iniciaron, creando, innovando completamente solos, a un costo personal enorme. Uds. creerían que algunos de ellos han sido despedidos por ser innovadores…

    No crea cuando burócratas de turno le diga que todo está  perfecto, que los bajos resultados Simce Castellano son bajos por qué los jóvenes viven conectados a Internet, gratuita forma de desviar el problema, ellos leen y mucho, tampoco Internet es un juego disruptivo, lo que sucede es que el método educacional en uso quedó en la historia de nuestros abuelos y de ninguna forma  obedece a las necesidades de esta generación, generación que privilegia la colaboratividad, la comunicación, la participación lateral, motivación y uso de metodologías que incentive el fortalecimiento de capacidades cognitivas, desarrollo de habilidades, que luego se traduzcan en decisiones estratégicas.

    Ud. está postulando a un cargo que por esencia debe liderar a Chile en el tiempo, administrar  nuestros recursos para ser mejores, vivir en comunidad y prepararnos para el futuro. Pensar y proponer  oportunidades de crecimiento, pensar y proponer como manejaremos las adversidades que nos espera por motivos climáticos o evoluciones naturales, pero si seguimos con los actuales modelos educativos arcaicos, será muy difícil que lo anterior se pueda lograr.

    Estimado, no somos Finlandia, si lo fuéramos ninguna decisión Educativa hubiese sido tomada sin la participación de docentes aula.

    • No viaje miles de kilómetros buscando lo que puede encontrar en nuestro propio país.
    • Si llega a la Moneda no parta de 0, ni elimine lo que gobiernos anteriores aportaron.
    • No es un problema tecnológico, ni de patines, es un problema de Modelo Educacional, usamos el mismo modelo de retórica que usaron sus respectivos bis-abuelos.

    Si cada 4 años volvemos a comenzar ¿cuando crearemos el cambio educativo que nuestros niños merecen?

    En la era de la web, crear comunidad está a un solo clic, inténtelo puede pasar a la Historia.

    ¿Qué le parece qué las mallas curriculares de las Universidades se adecuen al alumno del siglo XXI?

    ¿Qué le parece potenciar la colaboratividad en el modelo educativo con el objeto de integrar las nuevas formas de comunicación del alumno de hoy, utilización de tecnología, la investigación como herramienta, bases de datos, de tal manera que se desarrollen ciudadanos creativos,  respetuosos, con deberes y derechos que les permitan convivir en armonía y ocupados del desarrollo propio y de nuestra comunidad? Una sociedad más fraterna

    Necesitamos profesores empoderados, mallas curriculares visionarias y métodos de evaluación inteligentes, la estandarización del Simse y/o PSU al-menos tiene gusanos, en este siglo es retrógrado pensar que una prueba estandarizada puede medir la diversidad existente en el aula.

    Lamento que los profesores no tengamos ni el medio de comunicación ni la experiencia de Pedro Carcuro como comunicador social para invitarlos a un sillón frente a La Moneda, pero esta carta abierta es una invitación a Ud. que es candidato a la Presidencia para que se dirija a los profesores y que nos explique con peras y manzanas, con sus mejores habilidades cognitivas, su pensamiento y promesas de campaña que nos atañe en lo particular.

    Les agradezco de antemano

    Marcela Momberg
    Profesora Aula

     

Carta abierta de una profesora chilena a los candidatos presidenciales

2017-05-04T14:17:55+00:00 Mayo, 2017|Voz de los profesores|

A pocos meses de una nueva elección presidencial en Chile, esta profesora de Historia y Geografía publicó un sentida carta a los candidatos presidenciales. ¿Quieres saber de que se trata? Revisa la siguiente nota.

  • La historia de un profesor venezolano que usa la música como herramienta de integración social

    Ron Davis Alvarez nació en Venezuela y creció en el centro de Caracas, específicamente en una zona de bajos recursos y alta delincuencia. La primera vez que Ron conoció la música clásica fue ayudando a su abuela en un pequeño kiosco que estaba ubicado frente a una escuela que hacía parte del Sistema Nacional de Coros y Orquestas de Venezuela (conocido como El Sistema), un programa que fue fundado hace 42 años por el maestro José Antonio Abreu, economista, educador y activista, conocido por creer en la música y utilizarla como herramienta de integración social.

    Desde muy joven (14 años), inspirado por la filosofía de su maestro Abreu y por un libro que le cambió la vida (cartas a un jóven poeta), Ron se convirtió en profesor y director de orquesta de aquel sistema.

    Sin dejar de lado su interés por aquel instrumento que constituía el eje de su pasión, el violín, Ron dio clases por todo Venezuela y se dedicó a ser un gran promotor de la misión de Abrau dentro y fuera del país, (donde había mucha gente interesada en saber cómo funcionaba).

    La pasión de enseñar

    Después de recorrer muchos países, Ron llegó al lugar donde descubrió que su pasión era la docencia, el primero de muchos destinos: Groenlandia, donde estuvo durante tres años formando una orquesta con jóvenes Inuit en el orfanato de Uummannaq. Allí no solo aprendió de una cultura a totalmente ajena a la suya, sino que entendió que su forma de enseñar a través de la música podía no sólo llegar a los rincones más remotos, sino que podía multiplicarse. La música, su música y su método valían la pena.

    Entonces, Ron decidió seguir viajando… iba y venía, y estuvo en 17 países antes de llegar a su actual destino: Suecia.

    Cuando llegó, se encontró con un realidad impactante: jóvenes refugiados que llegaban sin familia y con la carga de una experiencia compleja, dolorosa y amarga. Decidido a cambiar la vida de estos jóvenes a través de la música, creó entonces la Dream Orchestra, integrada por jóvenes de Afganistán, Albania, Somalia, Siria y Eritrea, que desde muy chicos se han tenido que enfrentar a una guerra cruel y sin sentido. Eso, además de las diferencias culturales que existen entre él y sus estudiantes, ha sido un gran desafío para Ron, pero también el motivo para levantarse todos los días a enseñar y aprender no sólo de sus estudiantes, sino también de un sistema educativo y una cultura muy diferente a la latinoamericana.

    La música silencia la guerra

    Con su música y su pasión por la docencia, Ron ha logrado lo imposible: enseñar silenciar el sonido de las explosiones con violines y chelos. Y esa es su mayor alegría, poder ver los rostros transformados de jóvenes que ahora en lugar de guerra, escuchan composiciones y aplausos. Como docente, este venezolano encontró la forma de traspasar fronteras y desdibujar límites, creando lazos de enseñanza que transforman, no sólo desde un punto de vista académico, sino desde un punto de vista humano. El poder de la música, dice Ron, le dio la oportunidad de aprender, crecer, soñar y ahora le ha dado la oportunidad de ofrecer ese mismo privilegio a todos sus estudiantes.

La historia de un profesor venezolano que usa la música como herramienta de integración social

2017-05-03T20:54:39+00:00 Mayo, 2017|Los profesores importan, Voz de los profesores|

Desde Suecia, el profesor Ron Davis Alvarez está transformado la vida de muchos jóvenes refugiados a través de la música. Hoy nos cuenta su historia.

  • En la región están dos de los cuatro técnicos en educación parvularia hombre del país

    Juan Lozano y Rodrigo Sepúlveda relatan sobre lo especial y lo difícil de su labor bajo los prejuicios de género que los rodea.

    Con seguridad se puede afirmar que es poco común encontrar hombres en el rubro de la educación parvularia. Sin ir más lejos: en el país sólo existen cuatro. De ese número, la mitad está en La Araucanía.

    Juan Lozano y Rodrigo Sepúlveda trabajan en jardines infantiles de administración directa de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) en La Araucanía.

    Lozano tiene 25 años. En 2009 se licenció del Liceo Carlos Condell de la Haza. Su práctica profesional la realizó en 2010 en el jardín infantil “La Gotita” de la población Chivilcán de Temuco. Su directora lo evaluó positivamente y desde entonces que es parte del plantel.

    Su afinidad con los niños es innata. En una de sus actividades con los pequeños del jardín “La Gotita”, Lozano agarra la guitarra y canta una canción, no sólo en español, sino también en mapudungún. Con mucha atención, los niños no despegan su mirada del creador de las melodías. “El aporte principal que hago creo que puede ser el que se ve como una imagen paterna en niños que no tienen padres presentes (…) Obviamente después ya viene adicional a todo eso el que canto, toco la guitarra”, se describe Lozano.

    El joven técnico estudió junto a otros hombres en el liceo de donde provino, pero dice que ellos desistieron del camino de la educación. Carlos Lozano explica esa situación por “el prejuicio de que puedan vernos y no van a querer inscribir a los niños en el jardín, tal vez quienes no conocen el trabajo que nosotros realizamos, pero creo que va a pasar más adelante, igual como pasó con enfermería donde sólo eran mujeres, y ahora también hay hombres y no se ve mal ni raro”.

    “Creo que va a pasar igual como pasó con enfermería donde solo eran mujeres , y ahora también hay hombres y no se ve mal ni raro” Juan Lozano, técnico parvulario del jardín “La Gotita” de Temuco.


    Fuente: Soy Austral

    “La gente todavía no está acostumbrada a ver un hombre haciendo un trabajo históricamente ejecutado por mujeres” Rodrigo Sepulveda, técnico parvulario del jardín “Mágicas Mutillas” de Carahue.

    Remar a contracorriente

    Rodrigo Sepúlveda plantea la importancia de sentir vocación la labor que a cualquiera le toca realizar. “Invitaría a que más hombres se decidieran a estudiar esta carrera. si uno tiene mucho vocación, lo hace, pese a todas las barreras que uno supera”. Cuenta que, incluso, dudó de su propio oficio en su etapa de estudios. “Mi profesora jefa fue un pilar fundamental para no desertar de la carrera. Me cuestionaba bastante mi profesión”, reconoce.

    Dificultades

    2010 fue el año que Juan Lozano inició su práctica en el jardín “La Gotita” de Temuco. Desde entonces es parte fijo del plantel.

    Pero quien tuvo una búsqueda laboral más complicada fue Rodrigo Sepúlveda, del jardín infantil “Mágicas Mutillas” de la localidad de Trovolhue, en Carahue.

    Con 35 años, su abuelo fue su mayor inspiración para tomar este camino. Comenzó a trabajar en ese recinto en octubre de 2016. Sólo recién, después de encontrarse siete años buscando un lugar.

    7 años demoro el técnico parvulario Rodrigo Sepúlveda en encontrar un trabajo debido a los prejuicios en su contra.

    “Toqué muchas puertas (…) La gente todavía no está acostumbrada a ver a un hombre haciendo un trabajo históricamente ejecutado por mujeres”, reconoce y agrega que son las mujeres las que más lo criticaban de antemano. “Me decían ‘no, porque puede haber problemas con los papás’ pero no se daban el tiempo de conocerlo a uno como persona”.

    Pero pese a esto y como lo reconocen sus pares, Rodrigo Sepúlveda es feliz y brilla en el aula. Ante los niños presenta una historia con ayuda de dibujos. Es aquí donde derrocha su gran capacidad creativa que lo destaca. “El cuento lo hice ayer”, desclasifica.

En la región están dos de los cuatro técnicos en educación parvularia hombre del país

2017-05-02T14:37:13+00:00 Mayo, 2017|Actualidad, Los profesores importan, Voz de los profesores|

En Chile existen 4 técnicos parvularios que se desempeñan en la educación inicial y dos de ellos viven en la Región de La Araucanía. ¿Cómo viven la educación estos técnicos en párvulos? ¿Qué dificultades han debido enfrentar?

  • Esta educadora y bloguera está transformando la forma en que los docentes se conectan

    Desde el año 2008, la chilena María Jesús Viviani ha sido educadora de párvulos y ha ejercido su labor dentro y fuera del aula, en proyectos de investigación enfocados en la educación parvularia y en otras instancias como formadora de educadoras. Gracias a una beca, tuvo la oportunidad de estudiar un doctorado en educación en la Universidad de Bristol, Inglaterra y mientras tanto, desarrolló una tesis sobre el rol de las educadoras en Chile. Estuvo 4 años investigando, entrevistando profesores y entendiendo según estas visiones, lo que significa ser un buen educador y lo que se necesita para lograrlo. ¿La conclusión? Que los profesores tenían mucho por decir y que era importante discutir el tema y crear diálogos a nivel nacional con distintos actores del sistema para mejorar las oportunidades de formación profesional de educadoras de niños. A lo largo de este proceso, María Jesús también descubrió que hacían falta espacios digitales en español dedicados a hablar de la educación infantil. Fue así como tuvo la idea de crear una plataforma web en la que pudiera compartir la información que estaba leyendo para el desarrollo de sus tesis. Así nació el blog “Soy Educadora”.

    Soy Educadora

    El impacto del blog fue tan positivo por parte de los educadores, que la profesora decidió ampliar el espectro abriendo también una página en Facebook directamente relacionada con el blog, creando así una comunidad digital de educadoras de diferentes rincones de Latinoamérica que comparten sus experiencias y reflexionan sobre su labor pedagógica. Hoy el blog no es sólo un blog, es un espacio virtual potente con recursos gratuitos y elementos útiles como cursos online para profesores que buscan alimentar su profesión o simplemente dialogar con respecto a su labor en diversos contextos. En este espacio María Jesús también propone desde opciones para la formación de docentes y consejos para crear relaciones respetuosas, hasta notas sobre la importancia de mejorar las condiciones laborales como método para mejorar la calidad, entre muchas otras cosas.

    Compartir experiencias

    Para María Jesús el mundo digital es un espacio ideal para compartir y enfrentar los desafíos educativos que surgen de experiencias personales diferentes. Conocer otras experiencias, dice la bloguera, significa entender distintas realidades y considerar nuestros propios problemas en perspectiva. Es una forma de reflexionar y tomar conciencia sobre el día a día en nuestro contexto personal. Y todo esto cobra mayor valor si se tiene en cuenta que no son tantos los espacios que brindan la posibilidad de comunicación, discusión y análisis entre docentes.

    “En general, las oportunidades de comunicación entre colegas son reducidas, especialmente fuera de Santiago. En este contexto, la comunicación virtual se convierte en una herramienta muy útil y democratizadora de las realidades de formación profesional centralizadas en Chile. También es conveniente si pensamos en el tiempo disponible que tenemos las educadoras para colaborar, en general es muy poco. La comunicación virtual podemos establecerla camino al trabajo, de vuelta a la casa, sin necesidad de destinar un tiempo exclusivo a esta tarea”.

    Entornos Virtuales de Aprendizaje

    Para María Jesús, el mundo digital es una ventana de posibilidades para los educadores. Es un medio dinámico con diversas posibilidades de formato que permite crear conexiones entre docentes que todos los días trabajan por mejorar y crecer en términos profesionales. Por esto, ella se ha especializado en la formación a través de los “Entornos Virtuales de Aprendizaje”, es decir, espacios formales e informales en línea para aprender. En dichos entornos, la educadora busca crear instancias para compartir conocimientos y estrategias. Ella cree en los Entornos Virtuales de Aprendizaje porque dicho de una forma simple, pueden llegar a todos y en formatos diversos según las necesidades.

    “Por ejemplo, observar un video de una educadora realizando una actividad puede ser mucho más enriquecedor para nuestro crecimiento profesional. En un curso online por ejemplo, una herramienta como Google Docs puede servir para que un grupo de personas de distintos países puedan redactar juntos un documento y hacer un trabajo colaborativo para entregar al docente virtual. No sólo nos permite recibir información de otros sino crear nuestro propio conocimiento de manera colaborativa para compartirlo con los demás”.

    Mejora educativa

    Aunque la creadora de “Soy Educadora” es consciente que los entornos virtuales representan un desafío para aquellas personas que por diversas razones aún no se enfrentan al mundo digital, está convencida de que trabajar desde la comunicación digital en pro de la educación es una decisión política que vale la pena tomar. Por eso, invita a todos los docentes a que pierdan el miedo a hacerlo y progresivamente compartan sus experiencias y su labor, pues solo así se puede trabajar para crear nuevas perspectivas y decisiones que aporten a la mejora de la educación.

    “Es la experiencia de los mismos docentes la más importante a la hora de tomar decisiones educativas. Si los mismos docentes damos a conocer nuestra labor y sistematizamos nuestras experiencias, estaremos ayudando a que existan nuevas perspectivas sobre nuestra realidad y que aparezcan nuevas voces que contribuyan con conocimiento válido en la toma de decisiones a nivel nacional”.

    Un día María Jesús decidió ser educadora pues estaba convencida del potencial transformador de la profesión. Hoy a través de su labor y su pasión por el mundo digital, la creadora de “Soy Educadora”, no solo está aprovechando dicho potencial, también está aportando herramientas prácticas para que la educación se fortalezca desde su principal actor: los educadores.

Esta educadora y bloguera está transformando la forma en que los docentes se conectan

2017-04-20T14:49:22+00:00 Abril, 2017|Mejora docente, Voz de los profesores|

María Jesús Viviani es educadora de párvulos, amante del mundo digital y creadora de un blog llamado de “Soy educadora”, plataforma que busca ser un apoyo para el docente en su desarrollo profesional.

Cargar más posts