Padres y apoderados

Inicio » Padres y apoderados
  • El futuro de la escuela: ¿Más tecnología y menos docentes?

    Informes internacionales pronostican un importante cambio de rumbo en la educación para los próximos 25 años; qué dicen los especialistas argentinos.

    Acceso pleno a la educación , menos docentes, más tecnología, redes sociales más sofisticadas, clases personalizadas, realidad virtual, materias flexibles, formación continua que no culminará con la graduación en el nivel superior, alumnos obligados a ser mínimamente bilingües, aulas con otro formato donde las hileras de bancos desaparecerán…. Estos son algunos de los cambio que varias investigaciones internacionales conciben como parte vital de la escuela dentro de 25 años.

    Según lo señala un informe de la Organización Getting Smart, dedicada a estudiar temas relacionados con la educación,en 2035 el acceso a la misma será más sencillo gracias a las tecnologías móviles y al crecimiento masivo de los puntos de conectividad que cubrirán todos los núcleos poblacionales, aún los más alejados. La investigación muestra que las habilidades básicas de la educación como sumar, restar y leer ya comenzaron a evolucionar y dentro de dos décadas, al menos en los países más desarrollados, pasarán a ser la gestión de proyectos, la colaboración y el dominio de, al menos, dos o tres idiomas.

    Otra guía para imaginar la escuela del futuro se puede encontrar en el Observatorio de Tendencias Coolhunting Community, que presentó a principios de este año un informe titulado “10 Tendencias en Educación”. La primera de las tendencias habla de “empoderar a los alumnos”, con el objetivo de estimular su talento y su vocación. Otra, el desarrollo de la actividad física. Y aparece en el futuro la meditación como una novedad escolar. También la tecnología se hace presente varias veces en estas tendencias al señalar que la escuela del futuro creará plataformas virtuales donde alumnos, docentes y padres estarán conectados de modo permanente. Dentro de estas tendencias aparece la llamada “gamificación educativa”, que llegará para quedarse con mucha fuerza y consistirá en implementar juegos en el aula con premios y recompensas con el fin de dinamizar el aprendizaje y afianzar los conocimientos.

    ¿Qué pasará en la Argentina?

    “Estamos seguros de que, dentro de 25 años, las escuelas argentinas van desarrollar estructuras mucho más flexibles”, dice a LA NACIONSoledad Acuña, ministra de educación de la Ciudad de Buenos Aires, y agrega: “Más flexibles respecto a la sociedad, es decir que tendrán mayor capacidad para adaptarse a los cambios y ofrecerán respuestas a las necesidades tanto del mercado del trabajo como del mercado laboral, acompañando los valores que la sociedad le va imprimiendo. Pero también escuelas más flexibles respecto a los estudiantes, porque van a tener perspectivas mucho más personalizadas en relación al potencial y a los intereses de cada uno”.

    “No creo que sea tan distinta a la actual. Tiene que ser una escuela que contenga a los chicos, que les dé un marco sano y democrático de crecimiento y les enseñe saberes básicos”, dice Gustavo Iaies, especialista educación, y añade: “Me imagino una escuela ordenada, con maestros y directores más respetados por chicos y padres y más ajustados en sus intervenciones. Es una escuela que tiene que garantizar que esos aprendizajes básicos los adquieran todos, para poder indagar e innovar en el mundo en el que deberán vivir y desarrollarse después”.

    “Dependerá mucho de la capacidad del Estado de impulsar políticas educativas con financiamiento, creatividad y retroalimentación con el sistema”, señala por su parte Axel Rivas, co-director -del Programa de Educación del Cippec.”Para que las brechas entre lo público y lo privado no se expandan, es clave el rol del Estado en la creación de ecosistemas de innovación dentro del sector público y el desarrollo de una plataforma estatal de contenidos digitales llenos de posibilidades, creatividad y belleza. Hay que aprovechar las posibilidades de llegar a todos desde lo público”, remarca.

    “Uno de los desafíos de la escuela en los próximos años es que los chicos puedan seguir aprendiendo a lo largo de toda su vida y puedan ir adaptándose a los cambios enormes que la velocidad de la tecnología nos va imprimiendo. Nos imaginamos una escuela provocadora de talentos”, reafirma Acuña.

    ¿Las nuevas tecnologías cambiarán la escuela argentina?

    Según estos informes, la tecnología cambiará todo. Hoy ya existen muchas aplicaciones y dispositivos educativos que permiten crear nuevas experiencias educativas. Se cree que en el futuro existirán recursos en el aula, como por ejemplo la realidad virtual. Así el alumno podría caminar virtualmente por un museo, cruzar un puente, recrear un hecho histórico o ver presentaciones en 3D. Los videos, sonidos y textos interactivos formarían parte de las herramientas de aprendizaje.

    Vera Rexach, Especialista en TIC y Educación de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), no cree que la tecnología cambie demasiado en la educación argentina en 25 años. “Tampoco lo hará en otros países. No es solo cuestión de tecnologías digitales: las escuelas, como todas las instituciones arraigadas, cambian a ritmos más lentos, lo que no es indicador de inmovilidad, sino de dinámicas diferentes”, expresa.

    Rexach recuerda otros informes internacionales que analizaron el impacto de tecnologías emergentes en educación. “En ellos se viene hablando hace un buen tiempo de cuestiones como gamificación y videojuegos en el aula, realidad virtual, robótica, impresión 3D, flipped classroom. Se preveía que para 2014-2015 estas tendencias estarían más o menos integradas en las currículas escolares, y si bien algunos de esos conceptos nos parecen conocidos, no podemos decir que son lo usual en la mayoría de las escuelas”, argumenta la especialista.

    “La tecnología obviamente va a estar mucho más presente, pero no como un fin sino que tendrá que ser un mediador del proceso de aprendizaje, una herramienta para aprender. El lenguaje de la programación va a ser el segundo idioma natural y los campus virtuales y las plataformas interactivas serán las organizadoras del proceso de aprendizaje”, sostiene la ministra Acuña.

    ¿La tecnología reemplazará a los docentes?

    “No. Las escuelas tendrán la misma cantidad o más docentes pero con otro rol, con un perfil de guía o de facilitadores de los procesos de aprendizaje. Estarán enfocadas más en las capacidades que en los contenidos curriculares, no tantas asignaturas en compartimentos estancos sino más bien en áreas de conocimientos relacionadas y donde los docentes tendrán un rol de tutores o facilitadores de los procesos de aprendizaje”, concluye la ministra porteña.

    “No debería reemplazarlos”, señala, en tanto, el ex ministro de educación Andrés Delich.”Desde hace siglos que los chicos aprenden conocimientos transmitidos por adultos preparados. Luego comenzó a reunirse un grupo básico de esos conocimientos y a agruparlos en lo que conocemos como currícula. La fórmula docentes-currícula se mantuvo y resistió a todos los cambios a los largo del tiempo. ¿Por qué deberían ser reemplazados ahora? Sí se va a modificar y a adaptar su rol a la nueva era”, asevera.

    El futuro llegó hace rato

    Según las investigaciones citadas, la relación entre los maestros y las familias será más intensa en el futuro con la utilización de aplicaciones y redes sociales más sofisticadas.

    Este modelo de comunicación moderna ya cuenta con algunas experiencias en algunas escuelas privadas de nuestro país y está pronto a llegar a las escuelas públicas. “En dos meses lanzaremos una APP Para Familias”, cuenta a LA NACION Diego Meirino, subsecretario de planeamiento e innovación educativa porteño, y detalla: “Los padres podrán bajar esa APP que les permitirá desde su celular seguir y conocer desde el presentismo hasta las notas que obtienen sus hijos y sus tareas. Y contarán también con un sistema de alertas y un muro para interactuar con los docentes”.

    Para Meirino no se trata de renunciar al contacto personal entre los padres y los docentes, que define como “ideal”, pero cree que hay que generar otras vías de contacto. “En muchos casos y por distintas razones, a los docentes les cuesta mucho reunir a todos los padres”, asegura.

    Las nuevas tendencias disparan los primeros desafíos para la escuela

    “Algunas tendencias empiezan a combinar el uso de las plataformas adaptativas con inteligencia artificial y la gamificación, como incentivos para el aprendizaje con gratificación inmediata. Algo parecido a los videojuegos. Esta tendencia será tentadora, pero peligrosa. Puede llevarnos a extender el aprendizaje a toda hora del día pero difícilmente desemboque en capacidades críticas de reflexión histórica, social y científica sobre el mundo. Puede generar sujetos más especializados, pero me cuesta pensar en este modelo formando ciudadanos críticos y comprometidos”, advierte Axel Rivas.

    Vera Rexach señala que uno de los primeros desafíos “será entender que los cambios serán de abajo hacia arriba”. En ese sentido describe algunos retos a tener en cuenta, como “la portabilidad, las tecnologías móviles en los bolsillos y mochilas de los estudiantes, las tendencias hacia una cultura más colaborativa, la necesidad de rediseñar los espacios para nuevas infancias y nuevas juventudes, la posibilidad de utilizar inteligentemente las analíticas de datos, el convencimiento de que un aprendizaje profundo será más beneficioso y conveniente que uno puntual y basado en la aprobación de exámenes”.

    “No será la tecnología la que transforme la escuela. Será la sociedad, seremos todos”, finaliza la especialista.

El futuro de la escuela: ¿Más tecnología y menos docentes?

2017-08-04T11:11:09+00:00 Agosto, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

¿Cómo será la educación en la Argentina y el mundo dentro de 25 años? Te invitamos reflexionar de este interesante tema a través de la siguiente nota realizada por La Nación.

  • 9 formas de ayudar a los niños a enfrentar momentos difíciles

    A lo largo del año escolar, puede haber muchos cambios inesperados en la rutina de los estudiantes. Como perder a un amigo que se va a otra escuela, despedirse de un gran profesor e incluso adaptarse a un nuevo docente. Este tipo de transiciones no son sencillas para todos, especialmente porque están acostumbrados a una consistencia en la rutina. Por eso, según Elena Aguilar, quien es madre y ha sido docente por más de 20 años, es indispensable aplicar estrategias que los ayuden a enfrentar este tipo de situaciones de la mejor forma.

    Por supuesto, no todos los estudiantes responden igual ante estas circunstancias; algunos sacan sus emociones a flote y otros, por el contrario, se cierran, dificultando mucho más la lectura de su estado de ánimo. Lo primero que hay que hacer entonces, dice Aguilar, es dedicar un tiempo a explorar cómo cada uno de los estudiantes enfrenta los cambios para así poder aplicar, según las necesidades, aplicar diferentes estrategias.

    “Al final, el cambio es todo con lo que podemos contar, por lo que siempre será útil ayudar a los niños a perfeccionar sus habilidades de resiliencia”.

    Y, ¿cuáles son las estrategias que Aguilar propone?

    1. Hablar de sus sentimientos

    Es importante, desde el punto de vista de la educadora, oír lo que tienen para decir con respecto a cómo se sienten (tristeza, confusión, desilusión… ), validar sus sentimientos y permitirles saber que lo que están sintiendo no es malo.


    2. Elementos de estabilidad

    Frente a estas situaciones, ayúdales a ver otros elementos de estabilidad en sus vidas y en la escuela. Nombra a todas las personas que seguirán a su lado, como profesores y amigos. Resalta que a pesar de todo, muchas cosas positivas quedan.


    3. No es personal

    Los estudiantes tienen que saber que lo que está sucediendo no es culpa de ellos. Tu papel entonces es lograr que ellos no sientan esos cambios como algo personal. Por ejemplo, si un profesor se va, encárgate de explicarles que la decisión no tuvo nada que ver con ellos.

    Today we made self portraits using natural materials we collected on our walk ✨

    A post shared by Cayley (@miss_boylan) on


    4. Direccionar la atención

    Los cambios inesperados pueden generar un sentimiento de “no tener el control”. Frente a esto, debes intentar mostrarles justamente aquello que sí pueden controlar. Puedes hacer preguntas como ¿qué es aquellos que puedes elegir justo en este momento?… Así, recordarán el poder que tienen.


    5. Un futuro positivo

    Ayúdales a imaginar un futuro positivo lleno de nuevos amigos y experiencias positivas. Guíalos en ese camino que les permitirá tener un nuevo proceso escolar satisfactorio desde varios puntos de vista.

    https://www.instagram.com/p/BWBdoIDFKWM/


    6. Un tiempo para preocuparse

    Suena paradójico, pero Aguilar sugiere darle a los niños un momento específico para que hablen de sus preocupaciones. Pueden ser 10 o 15 minutos. Esto, especialmente si tienes en tu sala de clase niños que se preocupan todo el tiempo. Hacerlo evitará que se preocupen en otros momentos… y cuando lo hagan, recuérdales con cariño y paciencia, que no están en el momento destinado para la preocupación.


    7. Pregunta

    Pregúntales qué es lo que realmente importa. Ayúdales a tener perspectiva y a proporcionar las emociones según corresponda.


    8. Resiliencia y energía

    Ellos han tenido que enfrentar cambios y desafíos en otros momentos, así que son capaces de hacerlo ahora. Ayúdales a conectarse con su resiliencia y energía para una vez más, lograr salir adelante.

    #dabstagram #dabbing #teacherslife

    A post shared by alexaa (@msgtzc) on


    9. Herramientas para generar cambios

    Muéstrales los recursos que ellos tienen para hacer los cambios que desean. Ayúdales a pensar cómo ser proactivo al ahora de crear un ámbito académico ideal, incluso cuando hay que enfrentar cambios.

    ¿Qué harías tú para ayudarlos a enfrentar estos cambios?

9 formas de ayudar a los niños a enfrentar momentos difíciles

2017-07-03T17:25:54+00:00 Julio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Algunas cosas que puedes hacer para a los niños enfrentar momentos difíciles.

  • Currículum de educación parvularia: ¿enseñar a hacer el sonido de las letras o formar lectores plenos?

    El Consejo Nacional de Educación, reprobó las Bases curriculares de Educación Parvularia y en las observaciones que realiza respecto de los aprendizajes ausentes recomienda: “Incorporar en el área de Lenguaje verbal objetivos de aprendizaje vinculados con el desarrollo de habilidades metalingüísticas y profundizar en aquellos referidos a la conciencia fonológica”. En relación a esta última recomendación es que quisiera manifestar mi preocupación.

    La conciencia fonológica es definida como la capacidad de identificar los componentes fonéticos del lenguaje oral. Pensar que para leer es necesario aislar los fonemas que componen la palabras es desvalorizar el lenguaje y circunscribir la lectura a la reproducción de sonidos. ¿Queremos niños que hagan ruido con la boca frente a signos que ven? O por el contrario, ¿queremos sujetos que piensan y actúan como lectores y escritores, participantes activos del mundo en que vivimos?. Las mamás suelen decir sobre sus niños: “se sabe todas las letras y sonidos…sólo le falta unirlas”. Pero, poder aislar los sonidos que componen la palabra no garantiza que los sujetos accedan a la lengua escrita.

    ¿Puede un niño leer y escribir si no aprende el sonido de las letras?. Saber las letras es necesario, pero no suficiente. No alcanza con saberlas o con reconocerlas, porque lo que el niño tiene que descubrir son las relaciones entre las partes y el todo. Cuando los establecimientos de educación parvularia piden a los niños reproducir letras y emitir sonidos de las letras, estamos, como dice la pedagoga Emilia Ferreiro, “Reduciéndolos a aprendices de una técnica, menospreciamos su intelecto. Impidiéndoles tomar contacto con los objetos en los que la escritura se realiza, despreciamos (mal-preciamos o hacemos inútiles) sus esfuerzos cognitivos”.

    Siendo así, la preocupación radica en que las bases curriculares tendrían que profundizar en esta línea, basada en una didáctica que tiene a gran parte de los niños y niñas decodificando la palabra escrita y alejándolos de la comprensión. Más aún, me preocupa que se recomiende este tipo de aprendizaje, el cual es propio de prácticas de enseñanza de lectura y escritura para un nivel educativo que no tiene por objetivo la enseñanza de estas habilidades o destrezas, es cuestión de revisar el Articulo 28 de la Ley General de Educación. Sin duda es necesario repensar los aprendizajes de lectura y escritura para niños y niñas menores de 6 años y para ello ofrezco humildemente a la Subsecretaria de Educación Parvularia una propuesta en este ámbito.

    Los invito a reconocer al niño como sujeto de aprendizaje, pues tal como señala Ferreiro:

    “No podemos reducir el niño a un par de ojos que ven, un par de oídos que escuchan, un aparato fonatorio que emite sonidos y una mano que aprieta con torpeza un lápiz sobre una hoja de papel. Detrás (o más allá) de los ojos, los oídos, el aparato fonatorio y la mano hay un sujeto que piensa y trata de incorporar a sus propios saberes este maravilloso medio de representar y recrear la lengua que es la escritura, todas las escrituras”.

Currículum de educación parvularia: ¿enseñar a hacer el sonido de las letras o formar lectores plenos?

2017-06-29T15:48:45+00:00 Junio, 2017|Padres y apoderados|

"¿Puede un niño leer y escribir si no aprende el sonido de las letras?. Saber las letras es necesario, pero no suficiente. No alcanza con saberlas o con reconocerlas, porque lo que el niño tiene que descubrir son las relaciones entre las partes y el todo".

  • ¿Por qué es tan importante la educación preescolar?

    Los chicos que asisten al jardín de infantes tienen mejores resultados académicos, lo demuestra un estudio realizado por la OCDE que compara la educación en distintos países.

    La educación en los primeros años de la infancia mejora los resultados escolares posteriores, en especial para los chicos de las clases más desfavorecidas, según la OCDE, que aboga por una universalización del jardín de infantes.

    En un informe publicado hace pocos días, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) destacó que en prácticamente todos sus países, los alumnos que habían pasado por la Educación y Atención de la Primera Infancia (EAPI) tuvieron mejores resultados a los 15 años en las pruebas PISA (consideradas de suma importancia a la hora de medir el rendimiento escolar de los chicos de distintos países).

    A los 3 años de edad, un 70 % de los chicos estaban registrados en la educación preescolar en los países miembros, con notables diferencias.

    Bélgica, España, Francia, Islandia y Noruega figuraban en cabeza, con porcentajes superiores al 95 %, mientras que en Australia, Grecia, Suiza y Turquía el porcentaje era del 20 % o incluso inferior.

    A los cuatro años, el porcentaje en la OCDE subía al 90 % (97 % en España), lo que llevó a los autores del estudio a felicitarse de que el acceso universal o casi sea una realidad en la mayoría de los Estados de la OCDE porque significa “un avance significativo hacia las metas en materia de educación incluidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

    También hicieron notar que un inicio de la educación precoz, si es abordable en términos económicos y de alta calidad -con un número de horas semanales “adecuado”- contribuye a incrementar la integración de las mujeres en el mercado de trabajo.

    Para demostrarlo, señaló que países donde la tasa de empleo entre las mujeres de 15 a 64 años es superior al 70 %, como Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Eslovenia y Suiza, son también donde se constatan las mayores proporciones de niños con menos años en dispositivos formales de educación.

    Los responsables del estudio lanzaron una serie de recomendaciones, como brindar mejores salarios y condiciones laborales para retener a los profesores que se ocupan de la enseñanza en este nivel, ya que constataron un elevado porcentaje de jóvenes no se quedan en la profesión.

    Estos profesores ganan menos que sus colegas de educación secundaria y superior y sólo el 74 % del salario promedio de un trabajador que está a jornada completa y tiene estudios universitarios. Y nueve de cada diez son mujeres.

    Para los más desfavorecidos, las estructuras educativas desde la más tierna infancia les da “una base para una formación continua exitosa”, además de promover “el desarrollo de habilidades socio-emocionales”.

    La OCDE puso el acento en el carácter “fundamental” que tiene la implicación de los padres.

    “Su ayuda para el aprendizaje de los niños en el hogar y el establecimiento de un mayor contacto entre el personal docente y los padres de familia se relaciona estrechamente con el éxito académico superior y el desarrollo socio-emocional de los niños”.

¿Por qué es tan importante la educación preescolar?

2017-06-28T13:06:50+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Padres y apoderados|

Según un estudio realizado por la OCDE, los niños que asisten al jardín de infantes tienen mejores resultados escolares posteriores, en especial aquellos que viven con contextos de vulnerabilidad.

  • ¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

    En 1996 nació BiblioMetro, un programa cultural ejecutado por la Dirección de Bibliotecas, el Archivos y Museos (DIBAM) y el Metro de Santiago de Chile. El objetivo era crear una alternativa para quienes en ese entonces, tenían un limitado acceso a la lectura. Así, BiblioMetro ofrecía a las personas, puntos de préstamo de libros en algunas de las congestionadas estaciones de metro de la ciudad. Con el fin de fomentar los hábitos de lectura, BiblioMetro, de la mano con otras iniciativas como las Bibliolanchas (en Chiloé), se centró en ofrecer colecciones con un foco recreativo (novela, poesía, cómic, arte… ) y con especial énfasis en autores chileno e iberoamericanos. En principio, cada BiblioMetro contaba con 532 título y 1.506 volúmenes; hoy, el programa se ha expandido notablemente, cuenta con servicios en 21 estaciones de metro a lo largo y ancho de la ciudad, y cada punto está dotado de mínimo 3.000 ejemplares con títulos y géneros diversos que satisfacen las necesidades de los lectores que buscan nuevas alternativas de pasar el tiempo bajo tierra.

    Bibliometro Quinta Normal. #aquíselee #bibliometro

    A post shared by Plan Nacional de la Lectura (@planlectura) on

    Un acierto que hay que aprovechar

    En 2012, BiblioMetro se consolidó como la primera biblioteca pública más grande del país y hasta el día de hoy sigue siendo una medida inteligente para fomentar la lectura de grandes y chicos. Tal ha sido el éxito, que países como España y Colombia, adoptaron el modelo en algunas de sus ciudades. Este programa es, desde todos los puntos de vista, un acierto, especialmente ahora que hemos reemplazado los libros por las pantallas y preferimos invertir el tiempo lejos de las historias impresas en papel. Para quienes van o vienen del trabajo, para padres, para niños, para docentes… BiblioMetro está a disposición de todos y le corresponde a padres y escuelas fomentar su uso como estrategia de fomento de lectura. Este programa que durante 21 años ha entretenido a los usuarios del transporte masivo de Santiago, puede convertirse en el complemento perfecto de docentes que todos los días con pequeñas y grandes acciones, buscan abrir la mente de sus estudiantes promoviendo en ellos el amor por la lectura.

    En Madrid

    #BiblioMetro!

    A post shared by Mónica (@paradoxcities) on

    En Medellín

    Bibliometro de Medellin #bibliometro #medellin

    A post shared by Regina Reine (@regina.reine) on

    Además de recordarle a tus estudiantes que BiblioMetro existe como biblioteca alternativa por toda la ciudad, puedes fomentar su uso desde la sala de clase, explicando el sistema, comunicando las ventajas, haciendo actividades que impliquen la participación de los estudiantes en estos puntos de lectura bajo tierra y por qué no, ingeniando en clase sus propios programas de fomento de lectura.

    “¡Qué idea tan linda la de estas bibliotecas de paso! Uno va en medio de una muchedumbre apurada y de mal humor, de ida o vuelta del trabajo, y en vez de tomar un café, uno toma un libro prestado y por unas horas, de la mano del autor, entra en otro universo”, escribió Isabel Allende en un mensaje para la inauguración del módulo de la estación de metro Franklin.

    ¿Qué viene?

    Gracias a una alianza con la Corporación para Ciegos, BiblioMetro puso a disposición mil audiolibros para los usuarios con discapacidad visual y además, está gestionando, en conjunto con la Biblioteca Pública Digital, el inicio de préstamos de dispositivos móviles de lectura (tablets). En 2017 se espera que se inaugure un nuevo punto en las estaciones de la nueva línea 6 del metro.

    #BiblioMetro #Santiago

    A post shared by Lycette (@scott_lycette) on

    ¿Cómo funciona?

    La inscripción al programa es totalmente gratuita. Para el préstamo de libros, la persona debe presentar su documento de identidad (cédula, carnet escolar, y los menores de edad, el certificado de nacimiento). Todas las personas pueden retirar máximo 5 libros en toda la red de Bibliometros y la duración del préstamo se extiende por 14 días. Esos libros se pueden renovar en cualquier punto Bibliometro. La inscripción se renueva anualmente sin costos asociados, siempre y cuando la persona no tenga ninguna deuda. La devolución del libro también se puede efectuar en cualquier estación de Bibliometro o en los buzones disponibles durante el horario en que Bibliometro se encuentra cerrado.

¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

2017-06-27T18:02:28+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Estas bibliotecas bajo tierra son la forma perfecta de fomentar la lectura a lo largo y ancho de la ciudad.

  • “Escuela Abierta”: el programa de Recoleta que pretende ser impulsado en todo Chile

    En la comuna del norte de la capital los colegios permanecen abiertos de lunes a domingo hasta las 22 horas. Mineduc elaboró un documento sobre esta experiencia.

    Suena la campana de la tres de la tarde en el Liceo Valentín Letelier de Recoleta. En muchos colegios este sonido significa el fin del día escolar, la salida de los niños y el cierre de los establecimientos. Sin embargo, desde 2013 esto ha cambiado en las 19 escuelas municipales de la comuna norte de la capital. El campanazo de salida se confunde con el de entrada. Niños y adultos, chilenos e inmigrantes, esta vez sin uniformes, inician una nueva jornada hasta las 10 de la noche.

    A través de más de 150 talleres municipales y una cantidad similar de actividades autogestionadas por organizaciones sociales, todos ellos de carácter educativo, cultural y deportivo, los colegios se han convertido en el “corazón de la comunidad” y segundo hogar para miles de personas, sin importar el día de la semana.

    Las actividades se desarrollan de lunes a viernes de 15 a 22 horas y los sábados de 9 a 21 , mientras los domingos los espacios quedan disponibles para quienes deseen usarlos, “llave en mano”.

    Desde la Municipalidad de Recoleta, Natalia Salazar, asistente de Coordinación Territorial del programa, reconoce que en un comienzo costaba que los directores confiaran el acceso, pero con el paso de los meses todo cambió. “El adn de las escuelas pasó a ser el centro del desarrollo social comunitario”, asevera la estudiante de Trabajo Social.

    Astrid Quiroga es vecina de la comuna. Junto a su hijo Renato participan dos veces a la semana del curso de Lengua a Señas que se imparte en el Centro Educacional “Juanita Fernández”. “Pese a no tener ningún familiar o cercano con sordera, llevaba años buscando aprender pero no había donde. Apenas me enteré de esta iniciativa me acerqué, es muy importante para nosotros como comunidad tener estas posibilidades”, confesó Astrid durante una breve pausa que dedicó toda la clase para conversar con Publimetro.

    Terminada esta charla, durante el recorrido por las escuelas “República de Paraguay” y “Vicente Letelier” advertimos la alta cantidad de inmigrantes que hacen uso de los espacios escolares. Ya de noche, en una de las salas del histórico liceo donde estudiase el ex presidente Patricio Aylwin, un grupo de padres peruanos enseñan a sus hijos a bailar la tradicional “marinera”. Pese a la alta participación de personas en los talleres, la mayoría de los asistentes son parte de organizaciones sociales que solicitan un espacio para realizar sus actividades. En 2016, 419 organismos, sin importar la comuna de procedencia, que no tenían un lugar para sus actividades, fueron recibidos en los colegios de Recoleta.

    “Antes ensayábamos en las calles y los parques”, relata Jorge Montenegro, inmigrante peruano con 15 años en Chile. “Nuestros niños nacieron acá, así que nosotros utilizamos estos espacios para enseñarles nuestras tradiciones”, señaló.

    La sinergia que existe se refleja en la masiva participación que tienen las actividades, las cuales han superado las expectativas en varias oportunidades. Pese a que los cálculos para el primer año (2013) eran de 5 mil personas, la cifra se cuadruplicó y alcanzó a 19.580. Desde esa primera “prueba” hasta 2016, el número de participantes no ha parado de crecer y, en este último año, llegó a 39.198 personas.

    Sin embargo, no es sólo este factor el que demuestra la efectividad de “Escuela Abierta”. Según datos municipales, una vez se abrieron los colegios también disminuyeron los robos en su interior. De los 24 hurtos promedio que padecían los 19 establecimientos en 2012, en 2016 esta cifra se redujo a sólo dos.

    Su génesis

    Luego que Daniel Jadue asumiera a la cabeza de la Municipalidad de Recoleta a fines de 2012, se iniciaron los trabajos por cumplir una de las promesas que el tres veces candidato había realizado, aumentar los espacios para la comunidad y en especial para los jóvenes. “A pesar que todos decían querer que niños y adolescentes salieran de las calles, de la delincuencia y los males que tiene nuestra sociedad, no encontraban lugares donde realizar sus actividades”, aseguró a Publimetro.

    Sin embargo, una vez en el municipio, Jadue reconoce haber encontrado la respuesta tras advertir que los colegios municipales “nos ofrecían 300 salas, 19 patios, 30 gimnasios y 3 teatros totalmente inutilizados después de las 3 de la tarde”.

    Transcurridos cuatro años, el alcalde destaca el “círculo virtuoso” que se genera en torno a la iniciativa. “La comunidad se siente mejor representada, se entiende así misma como el Estado y que la infraestructura es de ellos”, sostuvo.

    Doble reconocimiento

    Desde el Gobierno han observado con atención la experiencia de Recoleta y luego de cuatro años la valoración proviene desde dos frentes: educación y seguridad. “Escuela Abierta ha sido reconocida como una de las mejores prácticas para combatir y prevenir la delincuencia a nivel nacional por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública”, informa Daniel Jadue.

    “Buenas prácticas en prevención del delito y la violencia”, indica el galardón entregado el 30 de mayo pasado.

    En tanto, desde el Mineduc han destacado la labor de esta comuna (junto a San Vicente y San Javier, comunas con programas similares) y elaboraron un manual de orientación para la implementación de “Escuela Abierta” en otras zonas del país.

    “La posibilidad de que otros actores sociales formen parte de la vida escolar puede constituir un punto de partida para que la gestión institucional resulte más democrática”, destaca el documento.

“Escuela Abierta”: el programa de Recoleta que pretende ser impulsado en todo Chile

2017-06-13T11:04:41+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

Permanecen abiertas durante todo el día y son un ejemplo de como las escuelas pueden contribuir al aprendizaje de toda la comunidad.

  • Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

    Todos los niños faltan al colegio, es normal y sucede por diversas razones. El problema de esto es cuando se vuelve recurrente y pasa de ser una simple ausencia a un Ausentismo Crónico (AC), es decir, cuando un niño falta a clases un 10% o más veces al año con o sin justificación (20 días al año, 2 días al mes). La evidencia ha demostrado que este alto nivel de inasistencia escolar puede tener consecuencias en el aprendizaje de los niños (y en los resultados que buscan los colegios). ¿Cuáles son esas consecuencias? Basados en la investigación, Presente, un programa que busca generar alzas en la asistencia escolar (trabajando de la mano con comunidades escolares), enumera las principales consecuencias de un Ausentismo Crónico:

    Dificultades de aprendizaje

    Cuando un niño falta regularmente al colegio puede generar grandes dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura, además, en la adquisición de habilidades matemáticas básicas. Esto significa que su rendimiento académico también puede disminuir notablemente.

    Lazos

    El AC impide la creación de lazos confiables con los compañeros, lo que genera un impacto importante en la convivencia escolar y en la socialización del niño.

    Otros estudiantes

    El Ausentismo Crónico puede afectar incluso a los estudiantes que asisten de forma regular al colegio. Esto sucede porque los profesores deben retomar contenidos y avanzar a un ritmo mucho más lento.

    Deserción

    Cuando un estudiante se ausenta constantemente, las probabilidades de que deserte y no termine su educación escolar, se elevan (en diciembre de 2016, entre la población de 14 a 17 años, un 2,5% de los estudiantes había abandonado sus estudios y un 0,9% había desertado del sistema).

    Hábitos

    Quienes faltan un 10% o más al año, presentan dificultades a la hora de intentar desarrollar hábitos que son fundamentales para enfrentar con éxito la vida laboral. Es así como éstos, en la adultez, tienden a presentar mayores períodos de cesantía y sueldos más bajos que los de sus pares.

    Embarazo y drogadicción

    Según el programa Presente, Los alumnos con AC durante la etapa escolar, presentan mayores tasas de embarazo, drogadicción y delincuencia.

    Entonces ¿cómo se hace frente al AC?

    El Programa Presente sugiere que para hacerlo, es indispensables informar y comprometer a toda la comunidad escolar a través de estrategias y herramientas orientadas a mejorar la asistencia de una forma sostenible y significativa. Pero además de esto, habla de la importancia de ejecutar acciones en casa, como crear rutinas en la mañana y en la noche, conversar sobre la importancia de ir al colegio, mostrar interés en las actividades escolares de los niños, notar señales de ansiedad, entre otras cosas.

    Hacer esto garantizará que los niños se sientan mejor en el colegio, tengan un buen desempeño (el cual se verá reflejado en la educación superior y en el trabajo) y adquieran hábitos como la responsabilidad, el compromiso, y la superación de dificultades, indispensables para su desarrollo.

Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

2017-06-09T15:06:55+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

El ausentismo crónico afecta profundamente los procesos de formación, causando graves consecuencias en el aprendizaje y el futuro de los estudiantes.

  • 4 cosas sobre el desarrollo infantil que todo padre y educador de párvulos debería saber

    Diversos estudios han comprobado que el desarrollo cerebral durante la infancia tiene un rol central en el aprendizaje, la conducta y la salud tanto física como mental. Esto significa que las experiencias a las que se expone un recién nacido influyen directamente sobre su desarrollo cerebral, lo que se puede ver reflejado, posteriormente, en sus habilidades verbales y matemáticas, su conducta social, su estado emocional, entre otras características. Conocer entonces las distintas etapas de desarrollo y la forma como el cerebro funciona en este proceso, es fundamental para que padres y educadores sepan qué cambios deben esperar a medida que su hijo crece y qué acciones deben tomar para garantizar un desarrollo infantil saludable.

    Fraser Mustard (Presidente y Fundador del Instituto Canadiense para las Investigaciones Avanzadas, Miembro de la Orden del Canadá y PhD. de la Universidad de Cambridge), hace una presentación sobre el desarrollo temprano con el fin de mostrar (desde la investigación científica) cómo este periodo puede demarcar trayectorias en la salud, el aprendizaje, la conducta y las futuras etapas del desarrollo.

    El cerebro

    Lo primero que hay que entender es que el cerebro está compuesto por miles de millones de células que se llaman neuronas. Dichas neuronas se conectan por medio de redes neuronales durante la primeras etapas de vida. Esas redes se llama sinapsis y a través de éstas se transmiten impulsos eléctricos que envían los distintos órganos sensoriales (visión, oído, tacto… ). A este proceso se le llama “cableado cerebral”. Y ¿esto por qué es importante? Porque muchas investigaciones sugieren que la formación de sinapsis depende de la experiencia y se inicia muy temprano. Esto quiere decir que sin un desarrollo adecuado de estos circuitos, cosas como el lenguaje y la cognición pueden mostrar un desarrollo posterior pobre.

    Tres circuitos maleables

    Durante la infancia se desarrollan tres circuitos muy importantes: el Circuito Sensorial (visión, oído, etc) que tiene una función central en el desarrollo del lenguaje; el Sistema Nervioso Autónomo que controla aspectos como la tensión arterial y la respiración, y el eje Hipotálamo-Pituitaria-Corteza Adrenal, que además de tener efectos sobre la cognición y las emociones, regula la memoria, las afecciones cardiacas, la conducta y los problemas como la diabetes. Estos circuitos tienen su momento de mayor plasticidad y maleabilidad durante la temprana infancia.

    El estrés

    Otro circuito que está relacionado con los circuitos sensoriales de la temprana infancia y que afecta la salud, el aprendizaje y la conducta, es el circuito del estrés (y todos los aspectos relacionados a éste). Este circuito neuronal cerebral influye en el Sistema Nervioso Autónomo (la presión arterial, respiración, etc) y tienen un rol central en nuestra capacidad de afrontar y manejar los eventos del día a día. Esto es importante pues sabemos bien que el estrés puede afectar la forma como un niño aprende.

    https://www.instagram.com/p/BU_t4AMFhqB/

    Dime dónde vives y te diré cómo te desarrollas

    Las investigaciones, dice Mustard, han demostrado que el ambiente donde se vive y se trabaja afectan la salud tanto física como mental de la persona en cada una de las etapas del desarrollo. Esto significa que los eventos que influyen sobre el desarrollo cerebral en los primeros años de vida, afectarán también la capacidad de afrontar y resolver situaciones, lo que tiene implicaciones en la salud física y mental, específicamente en enfermedades como hipertensión, diabetes tipo II, problemas mentales y obesidad. El principal involucrado en estas consecuencias es el circuito del estrés (psiconeuro-endocrinólogo y psiconeuroinmunológico).

    Lo más importante de esto es entender que todos aquellas circuitos cerebrales que hacen parte de los procesos biológicos se pueden moldear en estas primeras etapas con educación de calidad, interacciones de alta calidad, apoyo a padres, programas de nutrición, entre otros… solo así se puede garantizar el desarrollo saludable tanto físico como mental de los niños. Ya bien decía Gabriela mistral que:

    “Muchas cosas pueden esperar, el niño no. Ahora mismo se forman, se crea su sangre, sus sentidos se desarrollan. A ellos no se les puede decir mañana. Su nombre es hoy”.

4 cosas sobre el desarrollo infantil que todo padre y educador de párvulos debería saber

2017-06-12T11:40:34+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Varias cosas suceden en el cerebro de un ser humano en plena etapa de desarrollo infantil. Es vital comprenderlas y atenderlas a tiempo.

  • 8 formas de ayudar a tu hijo a tener una asistencia escolar estable

    En Chile, el 32% de los alumnos de colegios particulares subvencionados falta a clases 20 días o más al año. En los sectores municipales, esta realidad es aún más alarmante y afecta al 40% de los estudiantes. Esto es lo que llamamos ausentismo crónico y es un hecho que está perjudicando el aprendizaje de estudiantes, quienes al no asistir el número de horas de clases que corresponden, no logran alcanzar los aprendizajes esperados, ni desarrollar algunos hábitos de vida indispensables para su futuro. De hecho, según las investigaciones, los estudiantes con mayor puntaje SIMCE son aquellos con menor porcentaje de Ausentismo Crónico.

    Con el objetivo de hacer frente a este problema nace Presente, un programa que busca mejorar la asistencia escolar de manera sostenible y significativa a través de diversas acciones como capacitaciones, formación de profesores jefes, estudiantes y padres.

    Basados en el trabajo realizado con miembros de diversas comunidades educativas, en el programa Presente crearon un listado de consejos para motivar y apoyar a los niños en el proceso de asistir a la escuela de forma constante.

    1. Horario y rutina

    Establece una hora fija para que tus hijos se acuesten y una rutina que se cumpla todos los días (despertar, desayunar, alistarse para salir en un horario establecido fijo). Preparar la ropa y la mochila la noche anterior puede ayudar en esta cruzada. Por último, evita a toda costa, citas médicas durante el tiempo escolar.

    2. ¡Sólo si está realmente enfermo!

    Permite que tu hijo falte al colegio… pero solo si está realmente enfermo. Esto significa, sólo cuando en realidad necesite reposo, una alimentación sana y ciertos cuidados necesarios para su recuperación.

    3. Señales de ansiedad

    Ten en cuenta que las quejas por dolor de estómago o cabeza pueden ser un síntoma de ansiedad y no necesariamente una razón para quedarse en casa. Analiza bien la situación y podrás descifrar lo que realmente está sintiendo tu hijo.

    4. Su comportamiento

    Pon atención a cómo se está comportando tu hijo. Si se ve nervioso(a) por ir al colegio o tiene algún inconveniente con sus compañeros, es importante que hables con los profesores para que te aconsejen cómo hacerlo sentir cómodo y de esta forma motivarlo a asistir.

    5. Un plan B

    Prepara opciones para que tu hijo vaya al colegio aunque algo inesperado suceda. Contacta con anterioridad a un familiar o amigo que pueda ayudar en estas situaciones extremas. Si ibas a llevar al colegio pero algo en el trabajo surgió, podrá llamar a ese Plan B que siempre te puedo apoyar.

    6. Despertar

    A todos nos cuesta madrugar, pero, intenta levantarte antes que tus hijos para que te vean activo(a) y con energía cuando ellos se despierten.

    7. Interés

    Demuestra interés por lo que pasa en la vida escolar de tus hijos. Pregunta por las actividades del día, sus nuevos aprendizajes y sus amigos. Hazle notar las cosas que realmente disfrutó para que se de cuenta que ir al colegio sí puede ser entretenido.

    8. Conversar

    Es importante que hables con ellos sobre la importancia de asistir al colegio. Explícale que si bien es tentador quedarse en casa, esto hará que la carga académica después sea mayor, lo que generará dificultades a lo largo del proceso de aprendizaje.

    ¿Qué otra estrategia utilizarías para demostrar a tu hijo la importancia de la asistencia escolar?

8 formas de ayudar a tu hijo a tener una asistencia escolar estable

2017-05-30T15:25:54+00:00 Mayo, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

El ausentismo escolar en Chile es un hecho, por eso es necesario ayudar a los niños para que tengan una asistencia escolar estable.

  • ¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

    La Biblioteca de Santiago no tiene la solemnidad de otras bibliotecas. En su interior, una sutil luz azul envuelve el edificio de cuatro pisos, que se divide en seis macro secciones, cada una adornada a su manera. La sección juvenil es muy distinta a la sección de literatura. Colección general no se parece a prensa. La que nos interesa a nosotros en esta ocasión, la sala infantil, es la única que tiene camino propio: en la entrada del edificio unas patas de tigre pegadas en el suelo nos marcan la ruta hacia el espacio más colorido de todas las secciones.

    Guaguateca a la chilena

    Si hay alguien que sabe de guaguatecas es la educadora de párvulos Lorena Moya, encargada de la sección infantil de la Biblioteca de Santiago y fundadora de la primera guaguateca en Chile el año 2014.

    -Antes la guaguateca estaba en esta misma sala infantil, pero llegó un momento que no dimos abasto, la gente repletó el lugar y tuvimos que trasladarla a su propio espacio- Cuenta Lorena. Efectivamente, para llegar hay que pasar por la sección Novedades en el primer piso, caminar hasta el fondo y doblar a la izquierda. En el camino, vemos a una señora con audífonos trabajando en su computador y a una adolescente concentrada en su libro. Al lado de todo eso está la guaguateca, que pareciera una extensión de otro lugar: una mamá acostada en el suelo mostrándole un libro a su hijo, otra con guitarra en mano le canta a su bebé, otra con un gorro de mago en la cabeza le hace muecas al suyo.

    -La guaguateca es un espacio vital para la biblioteca de Santiago. Entendemos a la gente que nos visita con los mismos derechos, independiente de su edad-, asegura Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    La sala está destinada para que niños de 0 a 4 años se acerquen de manera lúdica a la lectura. Por eso, el lugar tiene la lógica de un bosque, con tres grandes árboles: el de la música, el del arte y el de la dramatización. Hay libros a pesar de que los niños y niñas no sepan “leer”, de diferentes tamaños y estilos. Libros plagados de imágenes, colores e incluso texturas (hay uno que tiene pelos artificiales de diferentes animales). Las esquinas de los muebles son redondas, el lugar está lleno de colchonetas y las paredes cuidadosamente diseñadas para promover la lectura. En la Biblioteca de Santiago saben que aprender a leer va mucho más allá de la decodificación. Los profesionales que aquí trabajan saben como un niño aprender a leer y que cosas son importantes en este proceso.

    Todo el día la sala está supervisada por un o una especialista que guía a los padres y madres en su experiencia. Les recomienda libros según la edad de los niños y les explica detalladamente el lugar. Como no es una guardería, cada padre debe experimentar el lugar junto a su hijo.

    “Creemos que la lectura es mucho más compleja que un simple texto. Tiene que ver con cómo entendemos el mundo, por ende se vincula con la sensorialidad y la inteligencia múltiple. Todas las personas asimilamos el mundo de diferentes formas. Algunos lo hacen más con la música, otros con el tacto o la pintura. En los bebés esto es mucho más notorio. La guaguateca pretende crear los cimientos para que esos niños se conviertan en futuros lectores. Esta es una forma muy potente de disminuir las brechas sociales”, asegura Lorena Moya, encargada de la sección infantil.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Lorena Moya, una educadora apasionada por la literatura

    Toda su vida Lorena (43 años) quiso que su trabajo aportara a un cambio social. Al egresar, no sabía bien a qué dedicarse. Una oferta de trabajo, que llegó por casualidad, le cambiaría la vida.

    Estudió Educación de Párvulos en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). En su época de estudiante, los ramos de literatura infantil siempre le llamaron la atención. “Yo sabía que el mundo de los bebés era lo que me gustaba, pero no conocía mucho del trabajo en una biblioteca”, asegura.

    En pleno proceso de titulación, su profesora de Currículum de Sala Cuna le dijo que debían hablar. “Me contó que en Puente Alto necesitaban una persona para hacerse cargo del área infantil de la biblioteca municipal y que ella veía en mí capacidades para ese puesto”, cuenta. Nunca se imaginó trabajando en algo similar, pero como necesitaba trabajo y le sonaba atractivo, postuló. A los días la llamaron para ofrecerle el puesto. 18 años después, las bibliotecas son su vida.

    -Yo estoy acá para disminuir la desigualdad. La lectura a los niños les abres un mundo. Pueden conocer lugares, otros puntos de vista, otras experiencias. Le das herramientas para vincularse de mejor forma con otras personas y eso es fundamental para que un niño de menos recursos tenga las mismas oportunidades que uno de más recursos-, dice Lorena, que para perfeccionarse realizó un diplomado en bibliotecas públicas y otro en educación inclusiva. Según un artículo de The New York Times, los niños de familias de bajos ingresos han escuchado 30 millones de palabras menos que uno de familias con recursos, lo que es determinante en el desarrollo educativo de una persona.

    El 2005 postuló al cargo de jefa de sala infantil de la biblioteca de Santiago, que estaba a meses de su inauguración. Tras ser elegida, rápidamente se tuvo que subir a un barco que ya estaba andando. “La guaguateca venía contemplada en el proyecto inicial y con el tiempo fue creciendo”, recuerda Marcela Valdés, directora de la biblioteca.

    En un comienzo funcionó en un espacio pequeño dentro de sala infantil, pero desde el 2013 los mismos usuarios comenzaron a pedir que el lugar se expandiera. Tuvieron que pensar en un proyecto más grande. Al principio buscaron un especialista, pero se dieron cuenta que no habían expertos en bibliotecas para bebés.“Como equipo nos lanzamos a investigar experiencias de otros países, sobre todo cómo hacer animación lectora en la primera infancia. Investigamos incluso cuál era el mobiliario más adecuado para estos niños”, cuenta Lorena.

    El equipo multidisciplinario- desde actores hasta historiadores del arte- formuló una propuesta que convenció a la dirección. Se asociaron con alumnos de diseño de la universidad Diego Portales y a fines de 2014 inauguraron la guaguateca. “El mérito de Lorena es haber dirigido un equipo que se ha impregnado con los proyectos. Es un equipo que se ha preocupado por ser líderes en el fomento de la lectura”, asegura Marcela Valdés.

    Desde entonces, las visitas sólo han ido en aumento. Según estadísticas de la misma biblioteca, este espacio tiene un promedio de 300 visitas diarias y 7.200 al mes, que participan de las actividades que organiza la guaguateca de martes a domingo.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    El valor de esta experiencia

    “En el colegio me recomendaron venir a esta biblioteca. Ahí conocí este espacio. Mi hija de 4 años me pide que la traiga todos los días. Los fines de semana le tengo que decir que no porque hay que compartir con la familia, pero de lunes a viernes vengo con ella”, cuenta Geraldine Valencia, que vino por primera vez hace seis meses.

    Lorena cuenta que en todos estos años han formado vínculos con los padres y sus hijos, a los han visto crecer. Incluso hay adolescentes en situación de calle que visitaron el lugar desde niños y que hoy se acercan a saludarla.

    “Hemos visto cómo niños que llegaron chiquititos aprenden a leer, pero no se olvidan de nosotros”, asegura.

    Fuente: Biblioteca de Santiago

    Tras dejar sus mochilas en los casilleros instalados a la entrada de la biblioteca, los adolescentes que antes visitaban la sala infantil ubicada en el primer piso, ahora entran por la misma puerta, siguen las mismas huellas de tigres, saludan a Lorena y al resto de las mismas personas que los guiaban en sus dudas, pero ya no se quedan: suben las escaleras que los lleva a la sala juvenil, con personas de su edad. Ya quieren leer nuevas historias.

     

¿Biblioteca para guaguas? Esta es la historia de la primera guaguateca creada en Chile

2017-05-31T09:20:04+00:00 Mayo, 2017|Los profesores importan, Padres y apoderados, Voz de los profesores|

7.200 personas al mes visitan este espacio instalado en la biblioteca de Santiago, que se creó en 2014 y que sigue creciendo liderada por una educadora de párvulos: Lorena Moya. Entre libros con texturas y árboles temáticos, nos recibe para conocer esta potente iniciativa.

Cargar más posts