Noticias

Inicio » Noticias
  • 7 sencillas estrategias para convertir el aula en un espacio inclusivo

    “Un modelo que habla de modificar el contexto en lugar de modificar al individuo, que percibe la diversidad como una parte más de la realidad humana y que valora y aprende con las diferencias”, estas son las características que Coral Elizondo Carmona (profesora licenciada en psicología y Directora del Centro Aragonés de Recursos de Educación Inclusiva en España), le otorga a un tipo de educación que es inclusiva. Hoy, la necesidad de pensar en un modelo como el que describe la docente es una tarea urgente en todas las escuelas y salas de clase que buscan el bienestar de todos y cada uno de sus estudiantes, estudiantes que interactúan entre ellos y que sin duda, al formarse en espacios con aquellas características, pueden convertirse en actores de la transformación sociales.

    De la mano con esta idea, el psicólogo experto en autismo y responsable de un proyecto llamado Plena Inclusión Javier Tamarit, asegura que para que un espacio educativo sea inclusivo es necesario que todos entiendan que el ser humano por naturaleza debe interactuar y relacionarse con su entorno. Así, una escuela inclusiva tiene que construirse bajo esa mirada, una mirada que integra, que fomenta la interacción entre pares y que atiende las necesidades de cada alumno por igual, sin etiquetar, resaltando las fortalezas de todos y entendiendo el progreso de cada niño como una posibilidad real. ¿Cómo llegar a eso? Estas son algunas estrategias sencillas para dar el primer paso:

    1. Conocer a tus alumnos

    Este es el paso número uno para entender las necesidades de cada estudiante. Conocer a los estudiantes es una forma de entender su mirada, su contexto, sus dificultades y sus fortalezas y por ende, es una estrategia clave para crear espacios que apuntan hacia la inclusión. Todos tus estudiantes son diferentes y entenderlo es fundamental para cumplir este objetivo.

    2. Transmitir y creer

    Entender las diferencias y aceptarlas como parte del enriquecimiento del aula es clave. Pero más importante aún es creer realmente en esto y saber transmitir los aspectos positivos de dichas diferencias para que los mismo estudiantes saquen provecho de esto y entiendan que no hay nada de malo en ello.

    3. Metodologías activas

    Estas metodologías promueven la participación de todos los estudiantes y fomentan el trabajo colaborativo y el pensamiento crítico, lo que convierte a los estudiantes en los protagonistas de su propio aprendizaje.

    4. Los actores principales

    De la mano con el punto anterior, para crear salas inclusivas es importante convertir a los estudiantes en los actores principales del aprendizaje. Una buena forma de hacerlo es permitiéndoles opinar con respecto al tipo de actividades que les gustaría realizar en clase.

    5. La comunicación

    No sólo es necesario conocer a todos los estudiantes, también es importante mantener una comunicación constante y efectiva con todos. Para eso, debes buscar espacios de diálogo que te permitan entender aún más sus necesidades, impresiones, preocupaciones y opiniones. Ellos son los que más te pueden ayudar a la hora de medir las dinámicas del trabajo inclusivo.

    6. Metas alcanzables

    El aprendizaje debe ser un desafío, pero uno realizable. Pensando en las capacidades de cada uno de los estudiantes, se deben pensar en objetivos que todos ellos, sin excepción alguna, puedan efectivamente comprender y realizar.

    7. Las familias

    Conocer a los estudiantes también significa conocer a sus familias. Ellos son una pieza clave del aprendizaje y un recurso muy valioso al pensar en un aula inclusiva. No te olvides de forjar relaciones de confianza con ellos pues son una parte esencial en la vida de tus alumnos.

    ¿Cuáles son tus estrategias?

7 sencillas estrategias para convertir el aula en un espacio inclusivo

2017-09-21T15:20:53+00:00 Septiembre, 2017|Noticias|

Conocer a los estudiantes y sus necesidades, además de transmitir las diferencias como algo enriquecedor, son parte de estas estrategias.

  • Pehr Henrik Ling y su aporte a las clases de Educación Física

    El escritor, médico y pedagogo Pehr Henrik Ling empezó escribiendo poemas épicos. Su trabajo literario se relacionaba poco o nada con el mundo de la actividad física. Sin embargo, leyendo a Rousseau y siguiendo los pasos de un movimiento pedagógico llamado “filantropismo”, Ling descubrió un interés particular por la educación corporal. Una parálisis en su brazo lo llevó también a explorar la esgrima como terapia de rehabilitación y después de tres años, gracias a esto, recuperó totalmente su capacidad de movimiento, hecho que reafirmó todo lo que rescataba de los efectos del ejercicio.

    Su método

    Después de un viaje a China, Ling regresó a Suecia importando con él diversas técnicas de masajes que lo llevarían posteriormente a desarrollar una técnica de masaje sueco, cuya finalidad es eliminar tensiones, reafirmar músculos y articulaciones además de restaurar el equilibrio natural del cuerpo, un tema que más adelante se vería reflejado en la metodología de Ling. Años después, trabajó como profesor de esgrima al sur de Suecia y en esta época en particular intentó promover sus métodos de ejercicios, los cuales clasificaba en tres bloques: la Introducción (ejercicios de orden), los Ejercicios Fundamentales A (de piernas, brazos y tronco) y los Ejercicios Fundamentales B (saltos, trepas y destrezas). En este proceso, trabajó para convencer a las autoridades de que adoptaran la gimnasia como una asignatura obligatoria en la educación de jóvenes. Adicional a esto creó un sistema completo de ejercicios ejercicios estáticos y terapéuticos limitados a ciertos lugares del cuerpo. Esto fue lo que más adelante se constituyó como el método sueco.

    La primera escuela para profesores de educación física

    En el año 1813, Ling crea El Real Instituto Central de Gimnasia de Estocolmo, la primera institución superior de formación de profesores de gimnasia. Como director de este instituto, aterriza su método e introduce en la enseñanza un nuevo repertorio de ejercicios sistematizados, diseñados para modificar hábitos no saludables de los alumnos como malas posturas. En ese sentido, este hombre también fue un precursor de la Kinesioterapia (ciencia del tratamiento de enfermedades y lesiones mediante el movimiento).

    En su momento, Ling dividió la Gimnasia en cuatro ramas: la Pedagógica, que responde al concepto actual de Gimnasia Educativa; la Militar, referida al ejercicio con armas (principalmente esgrima); la Médica, que comprende el movimiento empleado como terapia; y la Estética, basada en la práctica del ballet y los bailes populares suecos.

    Su influencia hoy

    La visión de Ling y su método sueco influyó desde todos los ámbitos a la educación física actual pues fue una de las primeras manifestaciones de tipo educativo que se dio después de la Edad Media. La influencia de este educador permitió que el cuerpo fuera entendido como una herramienta pedagógica y terapéutica de mejora de la salud a través de un sistema de entrenamiento constante.

    Sus ejercicios además, pueden compararse hoy con prácticas como Pilates y otros sistemas de entrenamiento que se preocupan por la postura, la respiración y un movimiento corporal equilibrado y saludable. Este hecho es rescatable especialmente ahora que muchos profesores están implementando prácticas de actividad física que más allá del fútbol, el baloncesto o el volleyball, buscan entender el cuerpo como una herramienta para que los estudiantes encuentren armonía entre lo físico y lo mental.

Pehr Henrik Ling y su aporte a las clases de Educación Física

2017-09-08T10:30:28+00:00 Septiembre, 2017|Noticias|

Conoces la historia de uno de los pioneros en el desarrollo de la educación física como asignatura.

8 ideas para transformar Instagram en un recurso de aprendizaje

2017-08-28T11:07:14+00:00 Agosto, 2017|Noticias|

Esta red social diseñada para compartir instantes puede ser un recurso de aprendizaje perfecto para la sala de clase.

  • Paloma Valdivia: “La ilustración es algo que hay que tener en cuenta en la educación”

    Paloma Valdivia (39), ilustradora chilena con más de diez años de trayectoria y autora de varios libros infantiles — entre los que destaca “Es así”, que reflexiona sobre la vida y la muerte — recuerda con claridad dos docentes que marcaron su vida: Carmen Videla y Valentina Cruz. “El trabajo del profesor es de los oficios más importantes. Creo que nos falta agradecerles más y darles el lugar que les corresponde, tienen el trabajo más importante del universo. Mi profesora de primero a cuarto básico (Videla), me marcó hasta el alma, la sigo visitando y es una visita maravillosa. Ella me enseñó el amor por aprender. Y en mi época universitaria, Valentina Cruz me inspiró”, cuenta Paloma.

    Por ese respeto hacia la docencia la ilustradora que estudió diseño en la Pontificia Universidad Católica y que ha sido galardonada con premios como el Little Bird Award por sus publicaciones, realizará este 24 de agosto en el V Encuentro de Cómic e Ilustración una charla llamada “Grandes libros para chicos”, enfocada en los profesores. La cita es a las 12:00 horas en la Casona Nemesio Antunez en La Reina (ver mapa) y para inscribirse hay que escribir a [email protected]. La actividad es gratuita.

    “Esto lo hago porque para mi es un agrado estar con ellos (con los docentes). En la charla voy a hablar de mi trabajo, enfocándome principalmente en los niños, porque mi público es siempre de niños y posteriormente voy a hablar de algunos libros que para mi son esenciales, con temáticas algunas veces adultas pero pensada en un público infantil”,explica.

    ¿Cuáles son los libros que recomiendas para niños?

    No soy especialista, hay millones de libros maravillosos que se pueden utilizar. Hay libros que hablan de la muerte, como “El pato y la muerte”, de Wolf Erlbruch. En temas de humor, en la charla voy a mostrar uno que se llama “Mi profesora es un monstruo”, que es de Peter Brown, es un libro precioso que habla sobre el increíble trabajo de los profesores. Se trata de una profesora que en el colegio era muy pesada, y un día un niño se la encuentra en un parque y se da cuenta que es una persona maravillosa, igual que él. Cuando estas dos personas se empiezan a conocer en otro contexto esta profesora se empieza a transformar en una persona muy bonita y se terminan admirando. Muy lindo.

    Otra temática importante es el de la integración, porque mes a mes crece el número de niños extranjeros en los colegios chilenos. ¿Qué libro recomendarías?

    —  Sabes que sí hay, pero creo que hay que poner más énfasis en que los profesores hablen de fábulas y leyendas de los países de esos niños. Porque el tema no es qué comen, cómo hablan, sino estos cuentos. Para ellos deben ser súper importantes porque van pasando de generación en generación y los van ayudando a crecer. Este es un intercambio cultural importante y es alucinantemente entretenido. Imagina cómo nosotros podríamos estar contando los mitos de Chiloé sin estar diciendo: “En Chile comemos esto, bailamos aquello”. Nosotros contamos esto y son narraciones que han sido traspasadas oralmente a muchas generaciones. Cuando otro niño llega yo creo que también se hace integración con lo que se escucha. Las leyendas y los mitos de los países son muy enriquecedores, y creo que así se deja de poner el foco en el “dónde” del niño, se mira al niño desde otro lugar. Con respecto a ese tema, en la charla voy a mostrar mi libro “Los de arriba y los de abajo”, que se trata justamente de eso, que el mundo es entero nuestro a pesar de que hay una línea que nos divide y que más que diferencias, tenemos similitudes.

    —  Según tu experiencia, ¿qué tanto consideras que aporta la ilustración en la docencia?

    —  Yo creo que muchísimo, porque hoy día los niños son muy visuales, porque antes se leía mucho más. Creo que en este mundo veloz, la imagen está más presente porque en redes sociales, por ejemplo en Twitter, el texto es súper corto, los libros para adultos tienen más imágenes y hay imágenes de nuestra infancia que nos marcan para toda la vida. En eso quiero poner énfasis, en la importancia que tienen estas imágenes, porque las que uno le muestra a los niños desde chiquititos son las primeras ventanas a este mundo y a estos museos que no conocen, y eso es lo que que forma parte sus valores estéticos. Probablemente lo que ellos vean, puedan transformar su gusto.

    —  ¿Y cuál crees que es el gran aporte de la ilustración en la literatura?

    —  Bueno, creo que la importancia de la imagen en todos los ámbitos. La ilustración es algo que hay que tener en cuenta en la educación, el aprendizaje. Creo que va en la misma línea de lo que hablábamos en la pregunta anterior. Se complementan.

     

Paloma Valdivia: “La ilustración es algo que hay que tener en cuenta en la educación”

2017-08-23T16:57:14+00:00 Agosto, 2017|Noticias|

La ilustradora chilena impartirá una charla este 24 de agosto dedicada especialmente a profesores y educadores.

  • Serie foco en educación: el trabajo colaborativo, experiencias, visiones y creencias de los docentes

    La colaboración docente es clave como factor de aprendizaje y mejoramiento. Por eso, un estudio encuestó a más de mil docentes y realizó estudios de caso para analizar las oportunidades de aprendizaje colaborativo y las visiones de los profesores en este tema.

     

    El aprendizaje profesional docente ocurre en la formación inicial, pero también durante el ejercicio profesional, a través de interacciones formales e informales entre profesores, comunidades de aprendizaje, redes o a través de la reflexión personal o común sobre las experiencias en clases. De hecho, el aprendizaje a través de la colaboración docente ha sido reconocido como efectivo en investigaciones internacionales, como por ejemplo el estudio TALIS, y está relacionado con altos niveles de autoeficacia y con mayores grados de satisfacción de los docentes por su trabajo.

    En Chile, la colaboración docente como factor de aprendizaje y mejoramiento en contextos escolares tiene décadas de implementación. En la recién estrenada Nueva Carrera Docente, que mejora las condiciones de trabajo docente y establece nuevas oportunidades y derechos de desarrollo profesional inicial y continuo, se reconoce a los equipos de trabajo y a la colaboración como un estándar para la evaluación docente.

    En este contexto, un estudio elaborado por el CIAE de la Universidad de Chile, en colaboración con académicos de las universidades Católica de Chile (Sede Villarrica), la U. del Biobio y la U. del Desarrollo y financiado por Fondecyt, analizó los puntos de vista, creencias y experiencias de más de mil profesores sobre el aprendizaje colaborativo, así como las oportunidades de aprendizaje docente informal que ofrecen las escuelas.

    El estudio consistió en una encuesta aplicada a más de mil docentes de enseñanza básica y enseñanza media de establecimientos municipales, subvencionados y particulares de tres regiones (Metropolitana, Octava y Novena) y luego  análisis de casos en ocho escuelas de distintos contextos. Indagó en temas como qué elementos facilitan u obstaculizan el aprendizaje informal docente,  cómo describen los docentes las oportunidades de intercambio profesional y qué efecto tienen sobre sus conocimientos prácticos.

    Conclusiones

    Sobre la base de considerar que las creencias de los docentes mejoran su visión y práctica respecto de la colaboración como medio de aprendizaje profesional, se les preguntó sobre sus creencias acerca de sus colegas y acerca del capital social de sus establecimientos.  Respecto a sus colegas, las respuestas fueron en general positivas: la mayoría creía que sus compañeros de trabajo “pueden manejar hasta a los alumnos más difíciles” y no concordaron en que ellos “no tienen las habilidades para manejar a estudiantes con problemas de aprendizaje”.

    Respecto al capital social de sus escuelas, manifestaron creencias positivas sobre la contribución de los alumnos en términos de realizar el trabajo asignado, preocuparse unos de otros  y en ser, en general, confiables.  Respecto a los padres, las creencias fueron menos positivas, especialmente en lo que respecta a “estimular buenos hábitos de estudio en sus hijos”.

    En general, los profesores estudiados muestran creencias positivas sobre el aprendizaje profesional informal, pero valoran tipos de colaboración que establecen vínculos más débiles como “compartir ideas” y “hablar sobre problemas docentes” y se muestran más reticentes a dar igual importancia a actividades más demandantes de colaboración, como son la “observación mutua de clases” o la construcción de “equipos de enseñanza”. Según los investigadores, esto puede ser explicado por la falta de tiempo de los docentes.

    También se encontraron diferencias entre profesores de Básica y Media: los primeros tienden a dar más importancia a observar las clases de otros, usar material de otros colegas o compartir preparación de clases y participan más activamente en las instancias de colaboración en las escuelas. También tienen una visión más positiva acerca de la participación de apoderados y alumnos en los establecimientos.

    Respecto a las diferencias entre regiones y la capital, el estudio encontró que los profesores de Biobio y La Araucanía tienen una visión más positiva de sus colegas y más oportunidades de participar en la toma de decisiones y de observarse a otros colegas en clases.

    Al indagar en diferencias urbano – rurales encontradas, los investigadores encontraron que los docentes rurales valoran más a sus colegas y alumnos, la participación de los padres en la comunidad escolar, la observación de clases y la participación en talleres de reflexión, entre otros.

    Sin embargo, no hubo diferencias en cuanto a la visión de los docentes ni en sus actividades de colaboración según dependencia de los establecimientos.

    Según los investigadores, los hallazgos proveen a los administradores de las escuelas y a los tomadores de decisiones, evidencia para apoyar la colaboración entre docentes dentro de la formación continua docente y como una forma de mejorar el aprendizaje de los niños.

    El trabajo colaborativo en las escuelas

    El estudio de casos consistió en conocer la experiencia de profesores de ocho establecimientos de las regiones Araucanía, Biobío y Metropolitana. Para ello, se entrevistó a los directivos, se  observó el entorno y dependencias y se entrevistó a profesores. Finalmente, se observaron algunas reuniones de trabajo conjunto.

    Se indagó en las condiciones del trabajo docente; en las oportunidades para el aprendizaje basado en un trabajo colaborativo formal e informal; en el apoyo y colaboración entre los docentes; y la generación de redes internas y externas, entre otros.

    Se concluyó que el trabajo colaborativo no siempre es una prioridad para los establecimientos y que los profesores principalmente lo guían basándose en las instancias formales. Asimismo, se constató que una buena convivencia interna y relaciones cercanas y de confianza entre docentes son elementos fundamentales para el aprendizaje colaborativo.

    También se observaron iniciativas muy innovadoras (como reuniones de profesores en la playa, en caso de una escuela rural) o la mantención de propuestas antiguas de desarrollo profesional docente tales como los Grupos Profesionales de Trabajo (GPT), que tienen gran éxito.

     

     

     

    Nombre del estudio: Teacher Informal Collaboration for Professional Improvement: Beliefs, Contexts and Experiences (artículo en revisión, Education Research International).

    Autores: Beatrice Ávalos (CIAE U. de Chile) y Martín Bascopé (Pontificia Universidad Católica de Chile, sede Villarrica).

Serie foco en educación: el trabajo colaborativo, experiencias, visiones y creencias de los docentes

2017-08-23T09:17:52+00:00 Agosto, 2017|Noticias|

Un estudio del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) encuestó a más de mil docentes y analizó las oportunidades de aprendizaje colaborativo y las visiones de los profesores en este tem

  • “El Profesor del Siglo XXI”: un curso para entender la profesión docente en estos tiempos

    Para conocer conceptos fundamentales, competencias, oportunidades y distintas dimensiones de la profesión docente en estos tiempos, la Universidad Católica de Valparaíso ofrece la posibilidad de tomar el curso El Profesor del Siglo XXI. El curso está dirigido a todos quienes desean profundizar en el tema, incluídos estudiantes de Educación Media interesados en ingresar a carreras de formación pedagógica, profesionales que ejercen docencia pero que no poseen especialización pedagógica, docentes del Sistema Escolar interesados en actualizar sus conocimientos, entre otros.

    En éste se abordará un panorama amplio que incluye reflexión sobre la profesión docente y su rol fundamental en la formación de las nuevas generaciones, el conocimientos de diversos contextos en los cuales están inmersos los profesores y los desafíos en torno a un quehacer profesional que se ha ido adaptando a las nuevas comunicaciones, las tecnologías y los cambios constantes de una sociedad que de forma acelerada exige el replanteamiento de nuevos proceso de enseñanza y aprendizaje.

    Los módulos

    En el curso, que será dictado por David Contreras y Valentina Haas, académicos de la Escuela de Pedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, quienes trabajan en el área de Formación Inicial Docente y Formación Continua para profesionales, se abordarán tres módulos basados en el contexto, las necesidades, los desafíos y las oportunidades de los profesores de hoy. Así se dividen:

    Módulo I: El contexto del profesor del Siglo XXI

    • De la sala de clase a la aldea global
    • Del estudiante a los sistemas escolares
    • ¿Qué significa aprender y enseñar en el siglo XXI?
    • Estudiante, familia y sociedad del XXI

    Módulo II: Qué debe conocer un profesor del Siglo XXI

    • Educación, conocimiento, aprendizaje y diversidad
    • Diagnóstico, planificación, implementación y evaluación
    • Vocación docente y profesional de la educación
    • Del profesor de aula al trabajo profesional en redes

    Módulo III: Desafíos y oportunidades para un profesor del Siglo XXI

    • ¿Se aprende en la escuela? resultados y evidencias
    • Los desafíos de la sociedad de la información en la profesión docente
    • El profesional de la educación y la transformación de la sociedad

    ¿Cuándo y cómo?

    Fecha de inicio: 28 de Agosto 2017
    Duración: 6 semanas
    Dedicación: 3 a 5 horas semanales
    Inscripciones: Desde el 25 de Julio 2017

    Para inscribirte, haz clic aquí y sigue las instrucciones en este tutorial online.

    Nota: Para la evaluación, el curso presentará seis cuestionarios (2 por cada módulo), en donde se deberá contestar preguntas de selección múltiple, verdadero o falso, unir conceptos, etc.

“El Profesor del Siglo XXI”: un curso para entender la profesión docente en estos tiempos

2017-08-18T16:59:18+00:00 Agosto, 2017|Noticias|

Una oportunidad excelente para conocer el contexto y los desafíos que enfrentan los profesores de hoy.

  • Programa entrega herramientas que fortalecen el rol formativo de los profesores de Música

    El programa Música Educa busca, a través de distintas estrategias de capacitación, empoderar a los docentes del área para que formen a niños de prekínder y básica en una disciplina que se sabe es fundamental en la formación de habilidades sociocognitivas como la autoconfianza.

    Mientras Sofía toma las claves -un pequeño instrumento compuesto por dos bastones cilíndricos de madera-, Danae no deja de cantar a su lado. Edgar la ayuda a marcar el ritmo con sus palmas, mientras que el profesor Miguel Robles mueve su cabeza de arriba a abajo para dar cuenta de un trabajo bien hecho: frente a otros 20 compañeros, Sofía logró el objetivo de identificar y marcar el pulso con las varillas en sus manos.

    La experiencia es parte de la clase de Música que hace unos días vivieron los alumnos de kínder del Colegio CREE de Cerro Navia, una sesión de cerca de 30 minutos en la que los niños también cantaron y marcharon coordinados siguiendo un mismo paso.

    “Son métodos que ayudan a captar la atención de un niño de 4 años, a quienes les gusta mucho participar e involucrarse en lo que se les enseña. El problema es que no es algo que todos los profesores del área sepan, porque en general se nos forma para educar en niveles superiores”, dice Robles. “Si se piensa, uno puede dictar la definición de pulso y está cumpliendo con el programa del Ministerio de Educación, que es bien amplio. ¿Pero quién efectivamente revisa que los alumnos entendieron el contenido, que efectivamente fueron capaces de sentir lo que es el pulso?”.

    Nicho vacío

    Preocupados ante esta falta de formación pedagógica musical para los primeros años de colegio, desde 2015 la Fundación Ibáñez-Atkinson trabaja con Música Educa –www.musicaeduca.cl– , un modelo educativo que busca valorar la asignatura musical generando instancias de capacitación para profesores del área. El programa cuenta con cursos presenciales, apoyo en línea y un proceso de acompañamiento en terreno.

    “En el último tiempo se ha hablado mucho de integrar la educación musical y las artes a las salas de clases porque se sabe que estas son un aporte en el desarrollo de las habilidades sociocognitivas. Pero sucede que nadie se hace cargo de que eso realmente se lleve a cabo, de fomentar que la clase sea una efectiva”, comenta Paula Sousa, coordinadora de Educación del programa, que ya ha llegado, a través de los profesores, a un total de 1.800 alumnos en el país.

    “Como fundación nos dimos cuenta de que había un nicho importante muy vacío: muy pocas instituciones están ofreciendo capacitaciones para profesores de Música una vez fuera de la universidad”, agrega Mariana Karachov, coordinadora de contenidos de Música Educa y parte del equipo de especialistas que en el último tiempo han viajado a Estados Unidos para conocer a fondo el programa Education through Music, organización fundada en Nueva York hace 20 años y centrada en el desarrollo de intervenciones para el mejoramiento de la educación musical escolar. Es la base desde la cual Música Educa adapta su contenido.

    “El objetivo final es generar profesores líderes, que se sientan capacitados y con la confianza de ser propositivos dentro de su comunidad. Queremos sacarlos del anonimato al que se asocian los profesores de las áreas artísticas, que recuerden que su rol es el de educadores. Buscamos que se empoderen en su papel de formadores”, indica Karachov, quien explica que la música ofrece un contexto propicio para el desarrollo de habilidades como la motivación o la autoconfianza.

    Miguel Robles asiente. Como parte de los profesores capacitados por Música Educa este año, con otros docentes han “empezado a generar redes de apoyo para compartir experiencias y levantar nuestro trabajo, lo que ha mostrado tener mucho efecto en los niños. Ha sido una oportunidad para sentirnos valorados”.

Programa entrega herramientas que fortalecen el rol formativo de los profesores de Música

2017-07-10T11:58:43+00:00 Julio, 2017|Cómo aprenden los niños, Noticias|

Preocupados por la falta de formación pedagógica musical para los primeros años escolares, la Fundación Ibáñez-Atkinson está empoderando a los docentes con diversas estrategias para así fortalecer esta importante disciplina.

  • 8 consejos de una profesora mapuche para rescatar la identidad indígena de los alumnos

    Cada año, cientos de las escuelas chilenas reciben entre sus filas estudiantes de diversas etnias. De hecho, de los 3.226.514 estudiantes que conforman el sistema educativo chileno, un 6.31% pertenecen a algún pueblo originario.

    ¿Cómo enfrentar esta realidad en la sala de clases? ¿qué pueden hacer los profesores para que sus estudiantes se sientan integrados y respetados? Para resolver esta y otras inquietudes conversamos con Constanza, una profesora mapuche  que día a día convive con estudiantes de su misma etnia.

    ¿Qué nos aconseja esta profesora? Aquí te lo contamos:

    1. Reconoce la existencia de pueblos originarios

    Los profesores debemos ser conscientes que entre nuestros alumnos puede haber estudiantes que pertenezcan a un pueblo indígena.


    2. Conoce su cultura, cosmovisión e historia

    Los profesores debemos informarnos para poder educar y respetar a un otro. Nuestro rol como profesores es destacar los aspectos positivos de esta cultura para que los estudiantes que están en desconocimiento, sean o no mapuches, puedan reconocer lo positivo de este y otros pueblos.


    3. Incorpora esta temática cotidianamente en tus prácticas pedagógicas

    ¡Hay muchas formas de hacerlo! Por dar un ejemplo, en el área de lenguaje los profesores pueden utilizar escritores y poetas mapuches para abordar temas propios de la literatura.


    4. Promueve la incorporación de esta temática en los planes y programas

    ¡Un ejemplo! En 4° medio, los planes y programas del Electivo de Literatura e Identidad solicitan abordar esta problemática pero no entrega recomendaciones sobre cómo abordarla o qué estrategias utilizar.


    5.Promueve la incorporación de esta temática en las mallas curriculares de las carreras de pedagogía

    Si formamos profesores conscientes de la importancia de la educación intercultural, será más fácil en el futuro resolver problemáticas y abordarlas de una mejor forma.


    6. Modificar la percepción de lo que significa o no ser mapuche

    Hay que entender que dentro de una misma etnia hay muchas realidades. No es lo mismo ser mapuche urbano que ser mapuche rural. Cada persona vive si identidad de una manera distinta.


    7. Manten la motivación

    Avanzar hacia una educación intercultural es un gran desafío. Los profesores deben tener la motivación de seguir avanzando cuando el camino se torne difícil.


    8. Comprende que tu rol importa

    Lo que haga o deje de hacer un  docente puede marcar una diferencia significativa en la construcción de la identidad de niños y jóvenes indígenas. La identidad de niños y jóvenes se define en la comunidad “quien soy, con quién estoy y cómo me relaciono con la comunidad”.

    Como ves, los educadores pueden y deben aportar en la construcción de un sistema que valore y respete la identidad cultural de cada estudiante.

     

8 consejos de una profesora mapuche para rescatar la identidad indígena de los alumnos

2017-06-23T00:59:06+00:00 Junio, 2017|Noticias|

En el marco del Día Nacional de los Pueblos Indígenas, conversamos con una profesora mapuche que nos entregó algunos consejos para rescatar la identidad indígena de nuestros alumnos.

Comentarios desactivados en 8 consejos de una profesora mapuche para rescatar la identidad indígena de los alumnos
  • Prueba PISA revela que el 38% de los escolares es “analfabeto financiero”

    Autoridades afirman que esto repercute en la vida cotidiana, y expertos postulan que la educación financiera debe estar de manera transversal en el currículum.

    En el país, prácticamente no hay ningún mayor de 15 años que no cuente con un producto financiero. Pero la última prueba PISA sobre educación financiera -que realiza la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, OCDE- revela que el 18% de los quinceañeros casi no habla del tema con sus padres. Y la mitad tampoco lo hace con sus amigos.

    Debutante absoluto en este test internacional, Chile obtuvo 432 puntos. Solo superó a Perú y Brasil, y quedó muy por debajo de China, que tuvo el mejor rendimiento (566 puntos).

    Pero lo “preocupante”, según el Presidente del Banco Central, Mario Marcel, es que un 38% de los escolares chilenos es “analfabeto financiero”.

    Según Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, estos escolares pueden, “en el mejor de los casos, reconocer la diferencia entre necesidades y deseos” al momento de decidir sobre una compra. O tienen dificultades para diferenciar entre una boleta y una factura.

    En tanto, solo un 3% de los alumnos logró el desempeño más alto, pues demostró, por ejemplo, saber qué son los impuestos (ver infografía).

    Mejores garantes

    Para el Mineduc, estos resultados son un punto de partida y los cambios curriculares en marcha deberían arrojar mejoras en la próxima medición.

    El subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, recalcó que este tema es importante, pues “el mejor garante de que las instituciones y el mercado funcionen bien, de que no haya una estafa, es el conocimiento de los ciudadanos” sobre educación financiera. Y precisó que, “estudiantes mejor educados sirven para tener una mucho mejor fiscalización de nuestros mercados”.

    La poca formación de los jóvenes en esta materia también tendría consecuencias en el endeudamiento. Según el superintendente de Bancos, Eric Parrado, si bien los menores de 30 años “presentan menores niveles de deuda y carga financiera que el resto de la población, tienen las tasas de morosidad, es decir, de impagos, más altas”. Esto implica que “desconocen o carecen de las herramientas para endeudarse responsablemente”. Por lo mismo, aseguró que están promoviendo la educación financiera “para que los jóvenes comprendan la importancia de realizar un presupuesto, del ahorro y del endeudamiento responsable”.

    Fuente: Agencia de Calidad / El Mercurio

    Currículum

    Desde este año, la educación financiera se aborda en 1° medio, en la asignatura de Historia. Alejandra Arratia, encargada de Currículum y Evaluación del Mineduc, agrega que están trabajando para que en 3° y 4° medio se aborde en Educación Ciudadana y Matemática.

    En esa línea, el economista y ex ministro de Educación Sergio Bitar plantea que la educación financiera se relaciona “con la formación matemática. Hay una correlación entre saber sumar, restar y determinar la tasa de interés y cuánto rinde”.

    Advirtió, no obstante, que añadir nuevos programas “siempre es muy difícil”, por lo que propone incorporar el tema a las disciplinas ya existentes.

    Para el rector de la U. San Sebastián y ex ministro de Economía Hugo Lavados, a algunos contenidos curriculares se debieran añadir conceptos financieros básicos, “para que se entiendan simultáneamente”.

    El ex superintendente de Valores y Seguros Fernando Coloma postula que, junto con incluir temáticas en los colegios, las autoridades han hecho esfuerzos “para imponerles a los distintos operadores regulados del sector, como corredores de bolsa o administradores de fondos, responsabilidades en cuanto a la información que deben entregar a sus clientes”.

    Productos

    El 98% de los mayores de 15 años tiene un producto financiero, según la SBIF.

Prueba PISA revela que el 38% de los escolares es “analfabeto financiero”

2017-05-25T16:15:38+00:00 Mayo, 2017|Noticias|

Estudiantes chilenos de 15 años tienen dificultades para determinar si desean o necesitan un producto, esto y mucho más quedó al descubierto con los resultados de la prueba PISA.

Cargar más posts