Noticias

Inicio » Noticias
  • ¿Cómo abordar temas de ciudadanía y educación cívica en clases? EducarChile tiene una propuesta

    En el marco de las elecciones parlamentarias y presidenciales que se llevarán a cabo el próximo 19 de noviembre en Chile, el portal educativo Educarchile diseñó una gran cantidad de recursos pedagógicos para abordar temas como la ciudadanía y la participación al interior del aula. Guías metodológicas, planificaciones, videos, imágenes e infografías, hacen parte de las herramientas que se ofrece. Entre los temas a abordar se destacan: formación ciudadana, partidos políticos, participación electoral y ciudadana, candidatos y precandidatos presidencial, elecciones, entre otros.

    La educación cívica: una tarea pendiente

    El material es especialmente pertinente ahora, pues, según los resultados del Estudio Internacional de Educación Cívica y Formación Ciudadana (ICCS), publicados recientemente por la Agencia de Calidad de la Educación, los estudiantes chilenos tienen un conocimiento cívico muy por debajo del promedio internacional, bajos niveles de confianza en las instituciones políticas del país y un escaso involucramiento en la discusión de temas políticos y sociales fuera de la escuela. Específicamente, en conocimiento cívico, el puntaje obtenido por Chile fue de 482 puntos (el promedio internacional es de 517 puntos).

    Por otra parte, los resultados del estudio evidencian que la escuela tiene una alta incidencia sobre el conocimiento cívico y las actitudes frente a los derechos de las minorías, pero también tiene una incidencia menor sobre la participación de los estudiantes en actividades y las expectativas de participación electoral futura. Con respecto a esto, El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, afirma que dado este contexto es importante que las escuelas “fomenten espacios para que los temas cívicos puedan ser trabajados en las diferentes asignaturas, favoreciendo un clima abierto a la discusión, que estimule a los estudiantes a formar y expresar sus opiniones”.

    Abordar los vacíos que hoy se enfrentan con respecto a la participación ciudadana es indispensable. Los niños y los adolescentes, tienen derecho a debatir ideas, plantear inquietudes y prepararse para ser personas con conocimientos que les permitan abordar desafíos sociales importantes, y las escuelas son espacios ideales para no dejar de lado esa formación que incluye desarrollar habilidades y actitudes asociados al ejercicio de la responsabilidad ciudadana.

    “Contar con distintas actividades de aula que desarrollen estos objetivos de aprendizaje desde su dimensión política son relevantes de trabajar en clases pues se trata de construir conocimientos con ciudadanos en formación quienes tendrán la edad suficiente para aplicar esos conceptos y habilidades aprendidas durante la etapa escolar”, afirma Macarena Laso, jefa de contenidos de Educarchile.

    En ese sentido, la recopilación de material que ofrece Educarchile en su espacio “Participación ciudadana 2017, recursos educativos para abordar la ciudadanía y participación en el aula”, es un buen insumo para los docentes que buscan socializar estas temáticas, especialmente en el escenario político actual.

¿Cómo abordar temas de ciudadanía y educación cívica en clases? EducarChile tiene una propuesta

2017-11-09T16:27:44+00:00 Noviembre, 2017|Noticias|

Educarchile ofrece una serie de herramientas para trabajar la ciudadanía y la educación cívica en la sala de clase.

  • 4to encuentro de Ideas Docentes reúne a directivos de todo Chile

    Con gran éxito, el pasado viernes 3 de noviembre, se reunieron 120 integrantes de equipos directivos de todo Chile para conocer Ideas Docentes, una metodología que promueve espacios de reflexión pedagógica y colaboración al interior de las escuelas.

    En la actividad participaron directores y jefes de la Unidad Técnico Pedagógica de diversas comunas de nuestro país, tales como: Arica, Coquimbo, Curacaví, La Calera, San Antonio, Valparaíso, Curicó, Concepción, Rancagua, Lautaro, Monte Patria y Osorno. Ellos, asistieron en representación de 66 establecimientos municipales y particulares subvencionados. Lo que se traduce en en más 2.844  profesionales de la educación beneficiados.

    En el encuentro el Director Académico de los Diplomados de Liderazgo Educacional UC, Paulo Volante invitó a los directivos a ser agentes activos en los procesos de mejora en sus establecimiento, identificando los problemas y oportunidades de mejora.

    Al finalizar esta instancia, los directivos de cada establecimiento recibieron gratuitamente un set de trabajo para implementar esta metodología. “De esta manera, se busca potenciar espacios de colaboración al interior de las comunidades educativas y empoderar a los docentes de sus propios procesos de mejora. Es una herramienta factible de ser implementada en espacios de los establecimientos, lo cual les permita desarrollar al máximo las capacidades de sus propias comunidades” señala Pilar Palacios, coordinadora del proyecto, Elige Educar.

    Voz de los directivos

    Directivos de todo Chile agradecen la iniciativa y destacan la factibilidad de ser implementada.

    Ximena Milla, Coordinadora de Lenguaje del Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez de Arica asegura que este metodología contribuirá a potenciar instancias de colaboración entre docentes y directivos de su establecimiento. Además de potenciar la gestión pedagógica y con ello el aprendizaje de los estudiantes. Agregó:

    “Mi experiencia fue positiva y enriquecedora cumpliendo todas mis expectativas. La metodología de
    trabajo fue adecuada, atractiva, novedosa y de fácil implementación, permitiendo la participación y
    reflexión pedagógica de todos los involucrados, surgiendo así necesidades y soluciones desde nuestra
    propia experiencia”.

    Luis Belmar, Director Escuela de Administración y Comercio HC de Curicó, coincide con esta apreciación y agregar:

     “Estoy muy contento con la actividad, ya que nos permite generar instancias para que los profesores puedan colaborar, participar y generar ideas que hoy son tan escasas en Educación”

    Por su parte, Claudia Uribe, directora Escuela Especial Centro de Capacitación  Laboral de Santiago, señaló:

    “Me parece una excelente metodología, y lo importante es que pudimos vivirla en concreto  y saber de qué se trataba. Me gustó mucho participar”

    Revisa las imágenes de esta jornada:

     ¿Tu comunidad aún no participa?

    Si eres integrante de un equipo directivo y tu comunidad aún no tiene la oportunidad de participar de Ideas Docentes, ¡inscríbete en las próximas jornadas!

    Región del Maule
    Jueves 16 de noviembre, entre las 14:30 pm a 17:00 pm, en la Escuela Carlos Salinas Lagos (calle Tres Sur 856, Talca, VII Región). Inscripciones AQUÍ

    Región del Biobío
    Jueves 30 de noviembre, entre 15:00 pm a 18:00 pm, en el Auditorio Facultad de Educación de la Universidad de Concepción (Edmundo Larenas 335, Concepción). Inscripciones AQUÍ

4to encuentro de Ideas Docentes reúne a directivos de todo Chile

2017-11-08T09:35:25+00:00 Noviembre, 2017|Noticias|

Con gran éxito, el pasado viernes 3 de noviembre, se reunieron 120 integrantes de equipos directivos de todo Chile para conocer Ideas Docent [...]

  • Lóbulo Temporal, un proyecto artístico que muestra cómo viven la educación las personas sordas

    Viviana Corvalán es una realizadora audiovisual chilena y oyente que pasa la mayoría de sus días inmersa en el mundo de las personas Sordas. Lo hace, desde el 2012junto a su esposo Francisco Espinoza fecha en que empezó a darle forma al Laboratorio de Arte Lóbulo Temporal,nombre que hace honor al lóbulo temporal del cerebro, una parte trabaja el lenguaje y los recuerdos,  que tiene entre sus objetivos la inclusión, los derechos humanos y el desarrollo de las personas Sordas a través de la realización de actividades principalmente educacionales y artísticas. “Trabajamos varias temáticas de la comunidad Sorda, como la educación bilingüe e intercultural, la necesidad de una cultura Sorda con su identidad y lengua de señas, en buscar referentes Sordos para jóvenes Sordos y el derecho a la educación en su idioma, por eso últimamente nos hemos enfocado en la que se vive en la educación”, cuenta Corvalán.

    En 2011 llegó a la comunidad Sorda mediante un proyecto de arte que fue realizado en conjunto con dos artistas, Roberto Toro y Noela Salas, y financiado por el Fondo de arte en la Educación del CNCA.  Gracias a ello, empezó a realizar clases de arte en la escuela para Sordos Santiago Apóstol, ubicada en Quinta Normal. Ahí me enamoré de la lengua de señas y de los niños. Me di cuenta que no sabía la lengua de señas chilena (LSCh) y a pesar de eso me podía comunicar fácilmente con los niños a través de lo visual. Ahora, al entrar al mundo más interno de los niños sí había una barrera comunicacional, pero podíamos hacer un juego visual y me pasó que me gustó trabajar más con Sordos que con oyentes. Ahí, nos interesó hacer un proyecto artístico para toda la escuela y comenzamos a realizar un documental de este proceso de intervención artística en el colegio”, cuenta.

    Así fue como en 2012 se ganaron un Fondo de Artes para la Educación del Consejo de la Cultura y comenzaron a realizar un documental del proceso que vivieron los niños a través del arte. Durante el camino se dieron cuenta  de que el trabajo había quedado interesante visualmente, pero que no iba a ser comprendido por los Sordos ni por los oyentes. “Cuando nos dimos cuenta de eso, empezamos a investigar mucho sobre la palabra y el silencio, y nos dimos cuenta que había algo mucho más profundo, mucho más bonito y ahí surge la idea de crear un laboratorio para trabajar estas temáticas pero siempre desde el tópico de las artes”, recuerda Corvalán.

    Aprendiendo en mi lengua

    Uno de los trabajos más reciente de este proyecto, es “Aprendiendo en mi lengua” , un trabajo audiovisual de no más de 22 minutos que muestra la jornada de trabajo de Javiera Villavicencio, una profesora Sorda que enseña a sus estudiantes en lengua de señas chilena (LSCh) en la escuela Santiago Apóstol.  Matemática, lenguaje y  ciencias son solo algunas de las disciplinas que ella enseña.  

    “Este trabajo es de carácter técnico pedagógico y se desarrolla a través del seguimiento en terreno de este grupo. Con este material audiovisual se destaca la importancia del concepto bilingüismo intercultural’, que consiste en el respeto a su lengua (Lsch), identidad y cultura Sorda; además de cómo, en conjunto con la incorporación de adultos Sordos a la escuela, se logra que los niños adquieran conocimientos y visiones de mundo”, ha explicado varias veces Corvalán al presentar el trabajo que se estrenó en Centro Cultural Palacio de La Moneda.

    Una de las claves para sumergirse en el mundo de los Sordos, es siempre contar con equipos de trabajo que reconozcan la labor de las personas sordas. en el equipo. Por ejemplo,  en varios proyectos han trabajado codo a codo con Alejandro Hidalgo, productor y cineasta Sordo.

    De izquierda a derecha: Francisco Espinoza, Alejandro Hidalgo y Viviana Corvalán.

    Por la labor que ha realizado Lóbulo Temporal, el equipo ha viajado por Chile para mostrar distintas metodologías para enseñar educación artística. Lo han hecho de la mano del proyecto Acciona, del Consejo de la Cultura, que desde 2015 se presenta como una plataforma de apoyo en la enseñanza de el arte. “Nuestra labor fue sensibilizar a los docentes de la educación especial y principalmente de integración, cómo trabajamos con los estudiantes Sordos y cuál era nuestra mirada”, cuenta Corvalán.

    Otro logro del laboratorio, fue la “Mención honrosa” que recibieron en octubre por parte de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) Chile. Octubre/2017, por el trabajo que realizan por la defensa de la educación de Sordos para Sordos.

    Futuros proyectos por la equidad de oportunidades

    Según datos del Ministerio de Educación en Chile sólo existen 10 escuelas para Sordos y 833 con el Programa de Integración Escolar (PIE), y las escuelas para Sordos sólo ofrecen clases hasta 8vo básico. Al conocer esos datos Viviana Corvalán, empezó a trabajar el 2012 en un documental llamado “Último año”, que ya está editado, enviado para concursar en festivales internacionales y a la espera de los subtítulos en varios idiomas. Su estreno se espera para el año 2018.

    El trabajo es un seguimiento a un grupo de estudiantes de una escuela pública y especial para Sordos, que deben enfrentar el cambio a una escuela de oyentes. “A los niños los vi desde 4to básico y todo el tiempo estuvimos trabajando con cámara, entonces el documental se muestra muy natural, desde la sala de clases”, dice Corvalán.

    “Nuestro trabajo tiene mucho que ver con la educación transversal, la educación nos conmueve. Y creemos que tiene que ser transversal porque es súper importante entenderla desde la persona Sorda. La educación también es dinámica, debe ser dinámica, por eso nosotros trabajamos como en un laboratorio, porque todo está vivo y eso es súper rico porque no nos quedamos estancados nunca”, considera Corvalán.

    Tanta es su lucha, que en casa le enseña su hija el idioma de los Sordos, quien aún no cumple un año de edad y ya pide leche y agua con señas. “A mi me hace feliz que el mundo de de ella va ser uno donde los Sordos no van a ser algo ajeno, es una reivindicación, creo que es un granito y creo que es lo que se puede hacer”.

Lóbulo Temporal, un proyecto artístico que muestra cómo viven la educación las personas sordas

2017-11-08T12:12:05+00:00 Noviembre, 2017|Comunidad escolar, Noticias|

Liderado por Viviana Corvalán y Francisco Espinoza, una pareja de oyentes que trabaja por equiparar las oportunidades de la comunidad Sorda chilena, el 2012 nace lóbulo temporal

  • En una mini campaña presidencial sin precedentes, los niños de este jardín ejercieron su derecho al voto

    Montserrat tiene solo cuatro años y ya ganó una elección presidencial. Este hecho sucedió en el jardín infantil Santo Tomás en La Pintana –Santiago–, establecimiento donde se realizó una tierna y educativa campaña presidencial que incluyó carteles, discursos con promesas y una gran propuesta de trabajo. Antes de ganar, Montserrat “compitió” con su compañero Benjamín a quien le ganó por tan solo un voto de diferencia. Pero antes de llegar a las urnas, ambos tuvieron que pasar por un largo proceso que incluyó incluso un debate en el patio del jardín.

    El día de las elecciones, cientos de niños asistieron para votar para escoger a su representante.

    Policías y ambulancias – niños disfrazados–, también estuvieron presentes. Tal como se haría en una votación real, los alumnos tuvieron que presentar una cédula de identidad que fue diseñada especialmente para este importante evento. Finalmente se eligió al ganador en un conteo de votos muy reñido. Pero más allá de eso, lo más importante fue que los niños se familiarizaron con un deber cívico que podrán ejercer más adelante. Según las educadoras, la actividad también fue relevante porque ellos se sintieron parte y algunos incluso querían ser protagonistas de unas próximas elecciones.

    Además, la experiencia fue significativa porque los niños del jardín, de una forma didáctica y muy entretenida, tuvieron la posibilidad de informarse, ser partícipes de un debate, ejercer la ciudadanía y entender la importancia de un evento como este.

    La nueva presidenta del jardín, tuvo la oportunidad de visitar a la alcaldesa de la Municipalidad de La Pintana. Junto a su madre y algunas educadoras, ella recorrió las instalaciones de la municipalidad, saludó a los trabajadores y compartió con el Departamento de Infancia las solicitudes de su candidatura: más bancas y juegos en el patio, tardes de cine y palomitas para todos y todas. Además, Montserrat pudo despachar documentos con la secretaria y ayudar a la jefa comunal en las labores de su cargo.

    Participación ciudadana, democracia, sistemas electorales y responsabilidad cívica…

    Parecen cosas complejas de enseñar, pero con actividades como estas, los niños pueden desde muy temprano familiarizarse con estos conceptos. Por esto, con el objetivo de formar ciudadanos responsables, otros jardines de la comuna replicarán la idea que en el jardín Santo Tomás se ejecutó con gran creatividad.

En una mini campaña presidencial sin precedentes, los niños de este jardín ejercieron su derecho al voto

2017-11-03T17:49:12+00:00 Noviembre, 2017|Noticias|

En el jardín infantil Santo Tomás, realizaron una campaña presidencial sin precedentes.

  • La campaña de un profesor de Antofagasta que hace clases a cambio de alimentos no perecibles

    Su nombre es Cristián Leaño, es profesor en Antofagasta y ha conmovido a varios con una solidaria campaña para ayudar a niños esta Navidad.

    “Cambio clases particulares de Matemáticas o Historia en educación básica por alimentos no perecibles para esta navidad”, señaló el docente en una publicación en Facebook.

    “Yo te ayudo a salvar el año y tú me ayudas a ayudar”, agregó, recibiendo varios comentarios positivos e incluso de personas que comprometieron su ayuda económica sin requerir de las clases.

    Según Leaño explicó a Cooperativa, la iniciativa nació en el marco de la campaña “Más Amor en Navidad” impulsada por la Acción Solidaria Adventista (ASA), donde él participa con su familia: “ellos nos pidieron la colaboración de estas cajas navideñas, y como familia nos comprometimos a cumplir con tres de ellas“.

    Sin embargo, junto a su novia Karina Villegas, que también es profesora, tuvieron la idea de “poner al servicio de esta campaña nuestra profesión”.

    Ahora, dice sentir orgullo por el respaldo que le ha dado la comunidad: “Muchos quieren ayudar y otros también quieren la opción de conocerme para felicitarme y recibir las clases”.

La campaña de un profesor de Antofagasta que hace clases a cambio de alimentos no perecibles

2017-10-31T09:13:00+00:00 Octubre, 2017|Noticias|

Su objetivo es reunir cajas navideñas para entregar a niños de familias vulnerables

Ganador del Global Teacher Prize: “Buscamos generar una conciencia social en los niños y aumentar su confianza en sí mismos”

2017-10-24T11:23:53+00:00 Octubre, 2017|Noticias|

El profesor Eduardo Cortés, del Colegio Diego Echeverría de Quillota, se convirtió este lunes en el ganador de la versión chilena del premio conocido como el "Nobel de la enseñanza"

  • Aprender al aire libre

    Enseñar ciencias pescando en un río, matemáticas midiendo los árboles de un bosque nativo o aprender inglés recorriendo las calles de un pueblo. ¿Cuánto puede aprender un niño fuera de la sala de clases, y de qué manera los conocimientos que adquiere al aire libre son más significativos para su formación personal e intelectual? La respuesta a esta pregunta tiene más de tres mil años y así está documentado desde los tiempos de Platón, en donde el conocimiento adquirido en el exterior era una práctica pedagógica histórica, pero que se fue consumiendo en el tiempo.

    “‘Aprender haciendo’ es un término viejo, pero efectivamente ‘aprender haciendo’ es la mejor forma de aprender”, dice Jaime Veas, director del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Mineduc, cuando aborda la inquietud de un grupo de profesores de localidades aisladas del país, que, con otros métodos de enseñanza y eminentemente al aire libre, han buscado intuitivamente otros recursos para cautivar a sus alumnos. “Hoy estamos empujando desde la política pública que estas prácticas comiencen efectivamente a divulgarse entre otros, porque están teniendo resultados de aprendizaje espectaculares. La idea es que sea una labor de todos nuestros equipos, para que el aprendizaje en otros ambientes que son altamente significativos para los estudiantes se facilite”, dice Veas.

    Los profesores chilenos de estas zonas aisladas están en sintonía con la tendencia mundial. Los autores y profesores del Centro de Educación Ambiental y al Aire Libre de la Universidad de Edimburgo, Peter Higgins y Simon Beams, autores del libro Learning Outside the lassroom: Theory and Guidelines for Practice (2012), afirman que la rigidez del aula tradicional tiene una serie de consecuencias negativas para la salud de los jóvenes, así como también para la relación con sus comunidades y el planeta. “Profesionales de todo el mundo están trabajando para cambiar esta meta de producir gente experta en rendir exámenes, pero que no tiene desarrollado el pensamiento crítico, en especial a la hora de interactuar con el mundo real”, asegura desde Escocia Simon Beams. “La idea de que sólo se puede aprender en la sala de clases la tenemos interiorizada por defecto, pero ¿por qué? Por supuesto hay áreas que no se pueden aprender en el exterior, como electrónica, pero sí inglés o ciencias. El punto es que el mejor aprendizaje tiene que suceder en el mejor lugar donde se pueda aprender. Y eso no siempre es al interior de una sala”, agrega Peter Higgins.

    Este académico que hace seis años asesora al gobierno escocés en el desarrollo de políticas públicas en esta materia adelanta la siguiente conclusión: “Hay evidencia empírica de que aprender al aire libre tiene buenos resultados. Uno de mis alumnos de magíster hizo un estudio de los niveles de concentración de los niños con experiencias en sus entornos. Los resultados son decidores: no sólo se eleva la concentración si están afuera, sino que si salen, a la hora de volver a entrar a la clase están más concentrados. Lo mismo ocurre cuando les dicen que la próxima actividad será al exterior”, agrega.

    Por esto, asegura Beams, hoy se deben integrar cuatro conceptos fundamentales a la hora de enseñar: “Que la educación se desarrolle en ambientes reales y con incertidumbre; es decir, que los niños sientan que al día siguiente el profesor los puede sorprender, que aprender es una aventura, y no que cada día es exactamente igual. En tercer lugar, que ellos se vuelvan agentes de su aprendizaje, con algo de poder y control sobre lo que aprenden y, finalmente, que sea un aprendizaje profundo”. Estas son las historias de cinco profesores que en la carretera austral, en el altiplano, en un puerto sureño y en medio de los bosques viven una experiencia profunda de aprendizaje junto a sus alumnos.

    Ollagüe: la enseñanza de los antepasados

    “Qué lindo es este lugar y qué bueno estar acá”, pensó Pamela Barrios (32) cuando llegó a la Escuela San Antonio de Padua de Ollagüe, en 2015. “Poder ver las estrellas, el volcán, los cerros del lado de Bolivia. Eso no tiene precio”, cuenta ahora, mientras riega las matas de tomates cherry del gran invernadero que está al centro del colegio y del pueblo, ubicado a 3.800 metros sobre el nivel del mar, en la región de Antofagasta. Se está preparando para la clase del día siguiente, en la Quebrada del Inca. Allí también hablarán de cultivos, pero de una manera distinta: los niños de 3º y 4º básico la guiarán por los ancestrales campos escalonados que utilizan sus familias para pastar sus rebaños y cultivar alfalfa, y le contarán distintas cosas: que los animales en esta temporada andan lejos, que sus abuelos les enseñaron cómo y cuándo plantar, que hay que tener cuidado con pisar los brotes, y que las terrazas en las laderas sirven para sacar el agua que está dentro de los cerros. Ella, por su parte, les explicará, desde la historia y la geografía que este método de cultivo asombroso fue el factor determinante para que hace cientos de años florecieran culturas tan avanzadas como los incas, en lugares tan inhóspitos como éste, uno de los más desolados del planeta. También les contará cómo cultivaban otras culturas precolombinas que están estudiando: los mayas y los aztecas. “Nosotros somos más ingeniosos”, dirá uno de los chicos, mientras termina la última parte de la actividad: dibujar y colorear las terrazas.

    “Por la cultura que traen, estos niños tienen una relación especial con la naturaleza, y en la medida en que ven y tocan aprenden más rápido. Lo que más me gusta de trabajar en este tipo de salidas es la expresión oral combinada con la historia. Por ejemplo, la capacidad de argumentación que demostraron para explicarme la importancia de las terrazas es algo que yo no había visto hasta ahora”, cuenta Pamela.

    El método funciona, incluso mirando los resultados de las pruebas estandarizadas: los chicos de Ollagüe ostentan hace años los primeros lugares de la región en el Simce de lenguaje. A la profesora, en todo caso, no es lo primero que le preocupa: “para mí lo más importante es que no pierdan sus raíces, que sepan de dónde vienen y sobre todo que se diviertan. Porque si tienes a un niño pequeño de nueve de la mañana a cuatro de la tarde encerrado en una sala, ¿en qué momento juegan? ¿En qué momento son niños?”.

    Futaleufú: El río como laboratorio 

    Para llegar desde Santiago a Futaleufú, una de las comunas más alejadas de la Región de Los Lagos, hay que tomar un vuelo a Puerto Montt, después aventurarse en una barcaza por trece horas y luego otro par más en un bus. Otra opción es volar hasta Chaitén en una avioneta que despega o no según las condiciones del tiempo, que en pleno invierno garantiza viento, lluvias torrenciales y nieve.

    Hasta aquí llegó en 2008 –justo antes de la erupción del volcán Chaitén– Jonathan Rojas (36), profesor de química oriundo de La Serena. El explosivo aumento en las visitas de cultores de la pesca con mosca –que pagan un promedio de 500 dólares por noche para alojarse en exclusivos lodges– es sólo un síntoma más de las bondades de un paisaje sobrecogedor, coronado por el río del mismo nombre, donde abundan los salmones y fauna silvestre, y que entrada la primavera se torna simplemente paradisíaco. Ese es el escenario que aprovecha Jonathan para sacar lo mejor de los 200 alumnos que tiene en el Colegio Futaleufú, el único establecimiento municipal de esta localidad de 2.300 habitantes. “Nosotros tenemos nuestro mejor laboratorio en la tierra y en el río. Yo los llevo allí para que aprendan a investigar. Lo primero fueron unas microalgas que llegaron en 2009 y se convirtieron en plaga. Medimos la incidencia de la temperatura y el pH en su crecimiento, y con ese proyecto ganamos un premio y viajamos a una feria en México”, recuerda el profesor.

    En las medianías del colegio, Jonathan muestra orgulloso dos de sus actividades favoritas: la medición de salmones que realiza con los chicos en el río –los pescan para analizarlos y luego los devuelven al agua– y el cultivo de plantas medicinales en un invernadero bajo tierra. “Acá los jóvenes traen una sabiduría ancestral. Ellos saben para qué sirven ciertas hierbas, entonces las investigamos. Yo les enseño la parte dura de la ciencia, pero ellos también me enseñan a mí lo que traen de su parte. La mitad viene del campo y muchos se identifican con la cultura mapuche”, cuenta. Lo que más le entusiasma es mostrarles el mundo. En realidad, más de un mundo. Además de inspirarlos para estudiar el que tienen a mano, ya los ha llevado a encuentros y congresos en varias ciudades de Chile, Argentina y Ecuador.

    “Me gusta desarmar el aula”, dice Jonathan, que ahora está desarrollando un proyecto pensado en preparar a los alumnos para explotar la pesca con mosca de manera sustentable, aprovechando el conocimiento que ya tienen del río y los peces. “Estoy seguro de que pueden transformarse en guías de pesca, y en cuanto a lo que les falta aprender, he comprobado que tras potenciar los lazos con su entorno, los estudiantes tienen mejor disposición para entender las áreas más duras”.

    Jahuelito: Matemátia en el bosque

    La Escuela Julio Tejedor, en la comuna de Santa María, Región de Valparaíso, colinda con los terrenos de las Termas de Jahuel y su directora, Pamela Silva (48), tiene permiso para entrar con los alumnos al bosque cuando quiera. Se trata del mismo lugar en el cual ella jugaba desde niña, cuando era una escolar más. “De ese tiempo tengo los más lindos recuerdos y me gustaría que mis chicos vivenciaran lo mismo. Porque en este entorno privilegiado, uno como niño, si está bien guiado, puede ser el constructor de su propio aprendizaje”.

    A pesar de ser la más alejada de la comuna, la escuela aumenta su matrícula año a año, porque en la comunidad se ha corrido la voz de que allí los niños aprenden, se divierten y tienen mejores resultados en el Simce que en otros establecimientos cercanos. Allí, Pamela divide su tiempo entre las labores administrativas que implica su cargo y su trabajo como profesora generalista, de esas que enseñan desde las tablas de multiplicar hasta el vocabulario de un texto, pasando por los pasos de bailes típicos para las fiestas tradicionales. Y gran parte de eso Pamela lo hace en el bosque. “Quiero lograr que ellos experimenten lo entretenida que puede ser una clase en el entorno. Que pueden aprender sin utilizar el cuaderno, entendiendo la importancia del contacto con la naturaleza y de conocer la historia y cultura de sus antepasados”, dice la profesora, que da como ejemplo clases de arte dedicadas al olivo, uno de los cultivos más abundantes y tradicionales de la zona desde tiempos de la Colonia.

    “A través de estas actividades, de nuestro trabajo en los huertos y acá en el bosque, vamos integrando los contenidos transversalmente: lenguaje, ciencias, matemáticas. También logramos que sean más tranquilos, que tengan una actitud más contemplativa, todo lo contrario a la ciudad. Allá, tú ves a los niños jugando con sus tablets. Acá, prefieren subir al huerto a sacar las malezas”, cuenta Pamela, mientras los niños corren y juegan abrazando los árboles del bosque junto al perro regalón de la escuela, tras haber pasado una hora pedagógica practicando el sistema métrico decimal desplegando entre todos enormes huinchas en los troncos caídos.

    Corral: inglés en las calles

    Hace veinte años, cuando Mónica Sanhueza (46) vivía aún en el continente, tenía que tomar todos los días uno de los ferries que zarpan cada hora desde y hacia Corral. Hija de dos profesores normalistas –un valdiviano y una corraleña– es una de las docentes destacadas de la Escuela Corral, que funciona hace 172 años en esa comuna de la Región de Los Ríos. Además de su cariño por la profesión y por su tierra, Mónica tuvo una experiencia que marcó su estrategia pedagógica: su hermano menor creció con necesidades educativas especiales. “Yo sé lo que es tratar de enseñarle a alguien que, aunque quiera aprender, le cuesta, porque no aprende de la forma tradicional. Eso me hizo pensar en nuevas formas para hacer accesible el conocimiento a todo tipo de personas”, cuenta.

    En el caso de sus alumnos, que van de 1° a 5° básico, la principal brecha que le preocupa es el aislamiento. “Es muy importante que los chicos conozcan y valoren el lugar al que pertenecen, porque todo viene envasado desde Santiago. En los libros de inglés se habla de distintas ciudades a nivel nacional y mundial. Yo tengo que extrapolar eso para que los niños puedan hablar de su propia comuna y se puedan comunicar, por ejemplo con un turista. Porque a lo mejor ahí tendrán oportunidades de trabajo y yo los quiero dejar preparados”.

    Este año, Mónica y sus alumnos fabricaron unas coloridas maquetas de cartón que representan el centro histórico de su localidad. Ahí, en miniatura, se pueden ver el Fuerte de Corral –el primero del sistema de fuertes que los españoles construyeron en la zona desde mediados del siglo XVII, que hoy es Monumento Histórico–, la Gobernación Marítima, la municipalidad y otros hitos, sobre los cuales los pequeños elaboraron una narración en inglés que luego practican en terreno.

    “De hecho, a mí me carga el pizarrón”, dice Mónica. “Creo que soy una de las pocas profes que no puede escribir derecho en la pizarra. Por eso, aunque acá es muy lluvioso, salimos cada vez que podemos, para que los niños conozcan y quieran su comuna. Con mi quinto año estamos confeccionando trípticos que cuentan leyendas de la zona, para que se las puedan contar a las personas que vienen, no sólo a quienes hablan inglés. Por supuesto que yo quiero que aprendan el idioma, pero lo que realmente me importa es formar personas que se empoderen de sus conocimientos. Mis alumnos tienen mucho talento, para mí no tienen límites. Yo nunca les he puesto techo, me gusta que sueñen. Si quieren ser astronautas, que lo sean”.

    Chépica: química de exportación

    En el verano de este año, a Natalia Navarro (31) le dolía el alma viendo cómo una vorágine imparable de incendios forestales asolaba su tierra natal. La misma pena aquejaba a los que pronto se convertirían en sus aliados más entusiastas para intentar paliar en algo los estragos del desastre: sus alumnos de enseñanza media en el Liceo Fermín del Real de Chépica, donde llegó a trabajar en marzo como profesora de Ciencias.

    “Me puse a leer papers y di con la existencia de un hongo, el Tricoderma, que puede ayudar a la regeneración de los bosques”, dice Natalia. Entonces, les contó la idea a sus nuevos alumnos y juntos decidieron obtener el hongo para clonarlo en el laboratorio, injertarlo en el terreno quemado y así acelerar el proceso de crecimiento de las plantas. “La regeneración normal ocurre en 50 años. Con esto podría bajar a quince”, cuenta la profesora, a quien no le costó nada convencer a su grupo de la Academia Científica de perderse parte de las celebraciones de Fiestas Patrias en el liceo con tal de subir una vez más el cerro –a estas alturas un poco más verde– para tomar muestras.

    “Aprender haciendo es demasiado entretenido para ellos. De hecho, ahora me pasa que les digo: ‘ya, tenemos que ver un par de contenidos’ y me preguntan: ‘¿pero cómo, profe, no vamos a salir?’”, afirma.

    La efectividad del hongo está por verse, pero lo que ya está dando resultados soñados para los alumnos fue una idea que pensaron y desarrollaron en conjunto con la profesora: una crema hidratante de cebolla orgánica –la bautizaron ‘Onion, natural como tu piel’– con la que ganaron el concurso de Emprendimiento e Innovación de la fundación Soñadores, y que los tiene hoy mismo subiéndose a un avión rumbo a Silicon Valley, donde serán recibidos junto a Natalia en las instalaciones de Google, en la Universidad de Stanford y en el Museo de la Academia de Ciencias en San Francisco.

    “Los demás grupos que compitieron eran de súper buenos alumnos, y el mío no. Pero yo los invité a imaginar, a crear, a mirar a su alrededor. Y llegaron a la cebolla, porque Chépica es uno de los mayores productores a nivel nacional, y de hecho es el papá de una de las niñas el que nos proveyó de ellas. Lo del viaje es realmente fantástico, yo creo que recién se están dando cuenta de lo que han logrado. Y claro que yo estoy feliz de acompañarlos, pero para mí lo más importante es que se crean el cuento de que la ciencia no es solamente lo que nosotros teóricamente les entregamos. Que entiendan que el conocimiento está enfocado a su entorno, a buscar nuevas experiencias y a influir positivamente en su comunidad”

     

Aprender al aire libre

2017-10-23T09:58:51+00:00 Octubre, 2017|Actualidad, Noticias|

Motivados por la necesidad de que sus alumnos se sientan más comprometidos y conscientes de sus procesos de aprendizaje, los profesores de todo el mundo están sacando a los niños de la sala de clases para aprovechar su entorno.

  • Échele una miradita al trabajo de los futuros científicos chilenos

    Biopegamento a base de lechuga de mar

    “Hicimos este pegamento a partir del alga Ulva lactuca, lechuga de mar, más conocida como luche”, contó Millaray Sepúlveda, de 15 años y expositora de un grupo compuesto por nueve estudiantes de primero a tercero medio de la Escuela Técnica Santa Rosa de La Cisterna. Ellos viajaron hasta Quintero (V Región) a recolectar sus propias algas para la elaboración del adhesivo natural. “Después de siete formulaciones obtuvimos un biopegamento con actividad de secado y adherencia adecuada. Lo llamamos Fórmula 7 y tiene como ingredientes extracto de alga Ulva lactuca, esencia de pino y un regulador de acidez, entre otros”. Y no tiene nada que envidarle al Stix fix: pega cartón, goma eva e incluso madera.

    Desodorante antimicrobiano

    Ivania Vargas (12) y Nicolás Figueroa (13) estudiantes de séptimo básico del colegio Arzobispo Crescente Errázuriz, de Puente Alto, fabricaron un desodorante natural antimicrobiano a base de esencia de eucalipto. “Los desodorantes y antitranspirantes de uso común contienen triclosán, aluminio y parabenos, que son químicos que dañan los tejidos mamarios y podrían fomentar el desarrollo de cáncer de mama”, comentó Ivania, sobre su motivación. Su partner, Nicolás, agregó que para obtener la base extrajeron esencia de eucalipto que luego mezclaron con aceite de coco y bicarbonato de sodio.

    Filtrador marino para la basura

    “Vimos un reportaje sobre la Isla de la Basura o Parche de basura del Pacífico Norte, un remolino de plásticos de aproximadamente seis toneladas que flota entre California y Japón. Quedamos tan impactados que nos motivamos a elaborar un extractor de basura de los océanos”, contó Javier Aguilar, 12 años, vocero de un grupo de cuatro estudiantes de sexto básico del colegio Bernadette College, de La Florida. Ellos construyeron un prototipo que consiste en un sistema de filtración de agua de mar, para extraer los residuos sólidos de manera ecológica. Para eso utilizaron cajas de plástico, tubos de PVC y jeringas. “Es un sistema hidráulico que por la acción de la gravedad provoca que caiga el agua por un tubo, luego se filtra en una malla y una pala mueve la basura hacia otro contenedor”, explicó Javier.

    Pilas recargables con suelo orgánico (compost)

    La tecnología de pilas de combustible microbianas convierte energía química almacenada en azúcares y nutrientes (como los que hay en el suelo o en los alimentos) en electricidad. Ese método utilizaron Tiare Morales (17) y Sarai Sandoval (16), estudiantes de tercero medio del colegio Familia de Nazareth, de La Florida, para cargar dos pilas AAA. “En doce recipientes de vidrio pusimos compost de frutas, verduras y cáscaras de huevo. Con ellos confeccionamos un circuito en serie de pilas microbianas para almacenar la energía suficiente para cargar las de tipo AAA”, explicó Sarai. “Se sabía que existía este tipo de energía pero no que se podía almacenar”, agregó la estudiante.

Échele una miradita al trabajo de los futuros científicos chilenos

2017-10-20T09:36:58+00:00 Octubre, 2017|Actualidad, Noticias|

Estudiantes de quinto básico hasta tercero medio, todos uniformados con cotona blanca, expusieron en el XII Congreso Regional Escolar de la Ciencia y la Tecnología, organizado por PAR Explora de CONICYT RM Sur Oriente.

  • Joaquín Walker: “Esta brecha del aprendizaje es un problema transversal”

    El director ejecutivo de Elige Educar, Joaquín Walker, se refirió en la Prueba de ADN a los bajos índices de aprendizaje que existen en el país y dijo que “esta brecha del aprendizaje es un problema transversal a nivel país”.

    Esto no es sólo de los sectores más vulnerables del país, es a nivel nacional. Otro dato que tenemos es, por ejemplo, que los resultados de aprendizaje del 20% más rico del país, son peores que los del 20% más pobre de Vietnam”, agregó el abogado.

    Al finalizar, el vocero de la ONG manifestó ante estos indicadores que “es doloroso, es difícil, pero para transmitir un mensaje de esperanza, es posible salir de acá” y que uno de los cambios que desean destacar “es la nueva carrera docente”.

    A continuación puede escuchar la entrevista completa:

Joaquín Walker: “Esta brecha del aprendizaje es un problema transversal”

2017-10-19T10:08:33+00:00 Octubre, 2017|Noticias|

El director ejecutivo de Elige Educar conversó ayer en el programa con "Prueba de ADN" sobre las propuestas de la organización para mejorar la educación .

  • “Soy la prueba de que ustedes cambian el mundo”: el homenaje que hizo llorar a todos en Facebook por el Día del Profesor

    Todos tuvimos un profesor que marcó nuestra etapa como estudiantes, ya sea porque lo amamos o lo odiamos, pero indudablemente alguno nos dejó una huella.

    Por eso es que este lunes que en nuestro país se celebra a los profes, los usuarios de las redes sociales se han encargado de recordar a aquellas personas que nos ayudaron a educarnos.

    Sin embargo, el homenaje rendido por un anónimo en la página de Facebook “Confesiones de un/a Profe 3” es el que se ha llevado toda la atención por el tierno relato de la importancia que tuvo una profesora en particular en su vida.

    Hola, a mi historia la llamaré “dejaste una huella en mí”, comienza el texto en el que se detalla la difícil vida de un hombre y cómo esta mujer le dio las armas necesarias para avanzar en la vida.

    “Estudié la básica en un colegio público con nombre de misil ruso, en que te daban esa leche de mierda con aceite y unas galletas que eran de acerrin (sic), pero me las comía con tantas ganas y las encontraba tan ricas, quizás porque la mayoría de las veces me iba sin desayunar al colegio”, sigue el relato.

    “Mi profesora jefe entre todos los retos y sermones, siempre me decía que si yo me lo proponía podía llegar muy lejos, que no le hiciera caso al resto, que yo era un niño muy inteligente, pero tenía que esforzarme para poder triunfar en la vida, que la única forma de salir de la pobreza y ayudar a mi mamita era estudiando”, agrega.

    “Profe dejó una profunda huella en mí, siempre la recuerdo con mucho cariño, respeto y admiración, ese sentimiento de un niño que hoy es hombre y creció en la desigualdad, pudo cambiar sus estrellas gracias a que usted aportó un granito de arena, hoy más que nunca ad portas del día del profesor me gustaría saludarla a usted y a todos los profesores que me están leyendo, yo soy la prueba de que ustedes sí cambian el mundo, de que sí!! hacen la diferencia y que aunque no puedan cambiar todo el sistema, a más de alguien le cambiarán la vida, mis saludos, mi admiración y respeto a la profesión más importante en el mundo entero, feliz día profesores!!”.

    La publicación termina con el nombre de la profesora y un mensaje para que lo ayuden a encontrarla.

“Soy la prueba de que ustedes cambian el mundo”: el homenaje que hizo llorar a todos en Facebook por el Día del Profesor

2017-10-18T10:02:22+00:00 Octubre, 2017|Noticias|

Este lunes se celebró el día del profesor en Chile y los usuarios de las redes sociales se encargaron de recordar a aquellos docentes que los marcaron en redes sociales. Este fue uno de los mensajes más compartidos.

Cargar más posts