Los profesores importan

Inicio » Los profesores importan
  • ¿Cómo les gustaría ser tratados? Los profesores responden

    Aunque es una de las profesiones más importantes del mundo, ser profesor también implica enfrentar enormes desafíos. El primero de éstos y sin duda el más importante, se trata de lograr encontrar la fórmula indicada para potenciar las capacidades de aquellos seres humanos quienes se suponen, son el futuro. Junto a este, vienen otros desafíos como perfeccionarse constantemente, entender las necesidades de todos los alumnos, planificar experiencias de aprendizaje significativas, involucrar a lo padres, evaluar, aconsejar, apoyar y por supuesto, lograr captar la atención de quienes son los protagonistas del aprendizaje.

    ¿Qué significa todo esto? Que ser profesor es una tarea gratificante pero compleja y en ese sentido, hay muchas acciones que deberían ser implementadas para convertir esta labor en una de las más respetadas y valoradas. Dichas acciones incluyen, por supuesto, propuestas desde la política pública, pero al mismo tiempo, cosas tan simples como un potenciar y promover el buen trato desde la comunidad educativa…… Así es, el desempeño de los alumnos en el aula, el trato de los padres hacia los profesores y otros factores cotidianos como el respeto y el buen trato en clase, también son piezas fundamentales para que los profesores se sientan valorados. Para probar esto y darle voz a los profesores, en la revista Vice preguntaron a varios docentes con años de experiencia, cómo les gustaría ser tratados por los alumnos y sus padres. Si bien las respuestas se enmarcan dentro del contexto estadounidense, éstas pueden ser sin duda universales… esto fue lo que respondieron:

    “Necesito conocer a los niños, lo que los motiva, y ellos necesitan conocerme y saber cuáles son mis expectativas”

    Para Kara, una educadora de párvulos con 31 años de experiencia, tener un buen día significa vivir un día escolar productivo y agradable basado en la relación con los niños. “Necesito conocer a los niños, lo que los motiva, y ellos necesitan conocerme y saber cuáles son mis expectativas”. En la búsqueda de ese objetivo, los padres de los niños cumple un rol fundamental. Conocer a las familias le ha permitido ser mejor maestra pues son ellos quienes comparten información sobre aquello que sucede en la vida personal de sus alumnos. “Por ejemplo, saber que murió su mascota la semana pasada o que se están mudando”.

    “Cuando pienso en las experiencias positivas, realmente ha sido porque los padres han invertido su tiempo en averiguar qué estaba haciendo su hijo y en conocerme, y yo he invertido el tiempo para conocerlos”. Su mensaje entonces, va dirigido a ellos, los padres, a quienes pide que se involucren con su trabajo para favorecer el aprendizaje de sus hijos.

    Respetar los tiempos

    Anne tiene 10 años de experiencia como profesora de historia. Asegura que ha tenido la fortuna de tener estudiantes increíblemente brillantes que sueñan con cambiar el mundo. Hacen preguntas interesantes y comparten perspectivas sorprendentes. Anne invita a sus estudiantes para que compartan tiempo con ella después de clase para profundizar en cualquier tema que les haya llamado la atención.

    Hasta ahí todo suena muy bien. Sin embargo, esa atención uno a uno sucede en un tiempo y espacio fuera de la clase, lo que según ella puede llegar a ser perjudicial en determinados momentos. En ese sentido, ella debe encontrar la forma de manejar esa situación, pidiéndole a sus estudiantes que sean más conscientes de ello.

    “Le digo a mis estudiantes que piensen en mi clase como si fuera una aplicación de celular”

    Cuando Daniel empezó a enseñar ciencia hace 21 años, era más sencillo captar la atención de sus estudiantes. Los únicos elementos que hacían parte de las salas eran los lápices, los cuadernos y un reloj de pared. Hoy, las distracciones son mayores y eso sin duda ha representado un desafío para él. En la escuela de Daniel, los estudiantes pueden ingresar a la escuela con sus computadores y celulares… es inevitable, pero este docente con más de dos décadas de experiencia cree que estos objetos puede llegar a ser un estímulo a veces tóxico. ¿Qué pide entonces? Que sus alumnos le den la misma atención que le dan a las aplicaciones que utilizan a diario. “Le digo a mis estudiantes que piensen en mi clase como si fuera una aplicación de celular, una aplicación de ciencias. Sólo que es mejor que Facebook porque ésta podría permitirles ingresar a la universidad”.

    Puede sonar extraño, dice él, pero en realidad funciona en más estudiantes de los que uno pudiera imaginar. Además, desde su perspectiva, lo peor que podría hacer un estudiante es no levantar la cara de su celular, pues si ese estudiante lo hace, contagia a otros para que hagan exactamente lo mismo.

    El respeto es fundamental

    “Sé que las matemáticas pueden ser intimidantes para muchos niños, así que trato de mantener el humor a la luz de mi clase”, afirma Steve, un profesor de matemática con nueve años de experiencia quien utiliza el humor como gancho para atraer a sus estudiantes. Steve quiere que sus estudiantes se sientan cómodos resolviendo problemas y que tengan la libertad de equivocarse sin miedo. Su enfoque es positivo, sin embargo, el problema surge cuando los alumnos “abusan” de ese humor con el fin de sentirse aceptados. Según cuenta el profesor, ha tenido algunos alumnos en clase que están siempre buscando la oportunidad de convertir las bromas en algo no tan positivo y eso es justo lo que él no quiere. “Los estudiantes deben saber que al final del día este es un salón de clase y yo soy un maestro a quien se debe mostrar cierto nivel de respeto”. Aunque la mayoría de sus estudiante entienden esto límites, a veces puede ser difícil mantener el equilibrio. Lo clave dice él, es el apoyo del resto de estudiantes quienes frente a una situación como esta, saben cómo contener su risa, ejerciendo así, algo de presión positiva.

    “Quiero que me digan cuando se sienten infelices con mi clase”

    Kami es profesor de español hace tres años. Trabaja en una escuela donde predominan los estudiantes blancos. Él es afroamericano y esto le ha traído más de un problema pues algunos de sus estudiantes se sienten conflictuados por no tener un docente “igual que ellos” y han reaccionado frente a esto con memes ofensivos que circulan por las redes. El contexto es importante pues una de las cosas que Kami dice es que le gustaría que sus estudiantes, siempre, absolutamente siempre, digan cómo se sienten. “Siempre he querido que mis estudiantes que hablen conmigo cuando se sientan infelices con mi clase”. No importa que tan directa puede llegar a ser la comunicación, él espera que ellos puedan ser transparentes para evitar problemas de comunicación que pueda impactar la percepción de otros estudiantes.

    Repensar la forma como nos vinculamos con lo profesores es fundamental para generar vínculos. A partir de acciones cotidianas se puede además, contribuir a un mejor ambiente pedagógico, humano y basado en el respeto hacia los docentes.

¿Cómo les gustaría ser tratados? Los profesores responden

2017-12-07T12:13:31+00:00 Diciembre, 2017|Los profesores importan|

Para darle voz a los profesores y rescatar el trabajo que realizan, Vice les preguntó cómo les gustaría ser tratados.

  • ¿Qué se espera del próximo gobierno en materia de educación? La comunidad responde

    Ad portas de una segunda vuelta electoral que se realizará el 17 de diciembre, decidimos recoger en nuestras redes sociales la opinión de quienes día a día viven en carne y hueso lo bueno y lo malo del sistema educativo: los profesores. Frente a la pregunta “¿qué esperas del próximo gobierno en materia de educación?”, muchos respondieron según sus necesidades, contextos y realidades, dejando claro que aún hay muchas tareas pendientes y desafíos que el próximo gobierno deberá atender con el fin de impulsar mejoras radicales en materia de educación. Educación Inicial, Justicia Educativa y otros temas, surgieron de una pregunta que permite reflexionar sobre la realidad de quienes día a día trabajan formando a quienes serán el futuro. Los profesores hablaron y esto fue lo que dijeron:

    1. “¡Educación inicial de calidad! Reforzar los pilares de la educación porque ahí se originan las diferencias reales de nuestros país”.

    Usuario Instagram


    2. “1) Menos niños por sala, 2) Mayores recursos en inclusión (inclusión de verdad, con capacitación, personal de apoyo y fiscalización), 3) Mayor capacitación (que incluya tiempos realistas para ellos, a costo del Estado y de calidad) especialmente orientadas a modernizar la forma de hacer educación y el manejo de la tecnología en general que tienen los docentes, de forma que la puedan utilizar, transferir y participar de ella”.


    3. “¿Y si el mayor cambio se hace dentro de las salas de clase?”


    4. “Mejorar la calidad en educación infantil con capacitación de buen nivel para los equipos educativos. Implementar un sistema de aseguramiento de la calidad que incluya incentivos a los equipos que realizan prácticas educativas de alta calidad. Mejorar los estándares de formación universitaria de las educadoras, distribución de recursos equitativos entre JUNJI y los jardines VTF, eliminar subvención por asistencia en salas cunas porque deja a los establecimientos en condiciones precarias en invierno por las enfermedades de los lactantes. Mantener una sola institución de atención a menores de escasos recursos y de clase media con los mismos lineamientos entre la institucionalidad (JUNJI dice una cosa y la Superintendencia otra). Anticipar el ingreso a la carrera docente de las educadoras y una carrera directiva. Gratuidad universitaria sólo para los que lo necesitan para que se asignen más presupuesto a educación inicial”.


    5. “Que se preocupe de la calidad antes de la gratuidad”.

    Usuario Facebook


    6. “Respeto al trabajo docente. Fin de la jornada escolar completa”.


    7. “Más horas de historia y filosofía en escuelas públicas para contribuir al pensamiento crítico de estudiantes”.


    8. “Recuperar calidad en educación pública en colegios, desde educación primaria, hasta 4º medio”.


    9. “Menos estudiantes por sala, menos contenidos y más tiempo para reflexionar, pensar, retroalimentar y compartir. Y mucho mejores sueldos”.


    10. “Que el lenguaje de señas sea un ramo más, tan importante como matemática”.


    11. “Que la primera infancia sea la prioridad, que reciban educación de calidad, posean bienestar en un ambiente bien tratante. Que no se confunda que tener más niños en el aula es mejor educación”.

    Usuario Facebook


    12. “Menos niños por sala, mayor inversión en material pedagógico para todos”.


    13. “Bajar alumnos por sala, revisar jornada escolar completa. LLegar al 50/50”.


    14. “Capacitar a los docentes con trayectoria, acerca de la co-docencia, DUA, e incrementar esto en las planificaciones. Es una desdicha que la Profesora Diferencial sea casi la asistente del profesor de aula común. Lo que falta es TRABAJO COLABORATIVO! con la finalidad que nuestras y nuestros estudiantes puedan lograr un aprendizaje significativo, comenzando por la remodelación de nuestras aulas, dejar el conductismo, como también entregar múltiples formas que nuestras y nuestros estudiantes aprendan y respondan a las evaluaciones, comprendiendo que las barreras no son ellos, sino el equipo docente. Aprender a “adaptar” una prueba, comprendiendo que no es que se acorte, sino que le demos la oportunidad a todas y todos de responder de la forma que más les acomode. Y por último un CURRÍCULUM ACCESIBLE!!!!!!!!!!”.


    15. “Actualizar currículum y destinar más recursos a las escuelas”.


    16. “Que los profesores sean evaluados en las escuelas públicas. Que las supervisiones sean legales, legítimas… qué vuelvan las horas de arte y música, tan necesarias para la cultura y que vuelva la asignatura de educación cívica. Cada vez menos jóvenes se interesan por la educación real del país”.


    17. “Reestructurar las asignaturas y sus contenidos para poder flexibilizar las formas de enseñar según las necesidades de los chicos”.


    18. “Desarrollo en ciencia y tecnología. Llegar como mínimo al 5% del PIB en inversión. ¡Concretar!”.


    19. “Capacitaciones para educadores de párvulos. Que no todo se centre en Educación Básica. Educación Parvularia necesita más fuerza. Es la educación más importante”.

    Usuario Instagram


    20. “Mejora en los sueldos y mayor valoración social. Los profesores son sumamente importantes, sin ellos no habría doctores, ingenieros, abogados, etc. Desde los 4 años, una persona está en contacto con educadoras. Que ellos sean más valorados, que se terminen los prejuicios, los bajos sueldos, que cuando decidas estudiar pedagogía no te miren en menos etc. Hay países donde los docentes en todos los niveles ganan bien y son inmensamente valorados y respetados ¿por qué en Chile no?”.


    21. “Espero una articulación entre los diferentes niveles educacionales. Es necesario también analizar y reflexionar sobre la formación docente. ¿Qué tan buena es la calidad de las instituciones que otorgan el título de profesor? Con docentes con vocación y buena formación se puede mejorar la calidad de la educación chilena”.


    22. “Atención prioritaria a la primera infancia, con programas dirigidos por especialistas en educación temprana ya que es la base de futuros aprendizajes. Vocación + Capacitación + Implementación + Valoración”.

¿Qué se espera del próximo gobierno en materia de educación? La comunidad responde

2017-12-07T11:00:33+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños, Los profesores importan, Mejora docente|

“¿Qué esperas del próximo gobierno en materia de educación?”. La comunidad educativa responde.

  • La importante y desconocida labor que realizan las educadoras de la Teletón

    Son las 9:00 de la mañana de un miércoles y en unas oficinas ubicadas en el segundo piso del Instituto Teletón, que busca apoyar la rehabilitación integral de niños, niñas y jóvenes con discapacidad motora, Ana Escobar e Inés Espinosa, dos educadoras de párvulos, planifican su jornada en la Unidad Educativa, que en Santiago está conformada por 11 educadoras diferenciales, de párvulos y psicopedagogas. Revisan planillas e informes y a las 9:30 bajan a recibir al primer paciente del día: Leonora, una niña que el 6 de diciembre cumplirá tres años y tiene hipotonía central, relacionado a problemas de desarrollo cerebral.

    Educadora Inés Espinosa/Lorena Tasca

    Leonora es parte del programa de inclusión que todas las semanas organiza la Teletón para ayudar a los familiares a integrar a los niños a los jardínes infantiles y es apenas una parte del modelo de atención bio-psico-social con el que trabaja esta fundación que existe desde 1947. Son dos sesiones con el niño y una sola con los padres, para hacer una evaluación de desarrollo y aprendizaje e investigar en qué colegio insertar al niño. “Nuestra base es que todo niño tiene derecho a educarse y que mientras menos ajenos estén al mundo, mejor. Por eso nuestro trabajo también se extiende a realizar un seguimiento de cada caso y hacer visitas en los colegios, para prestar ayuda y apoyo a los profesores”, cuenta Ana.

    Educadora Ana Escobar/Lorena Tasca

    La educadora ha trabajado en esta unidad desde 1997 -con una interrupción de tres años- y al empezar sus labores en Teletón decidió estudiar también educación diferencial. “Me enamoré tanto de este trabajo, que consideré que era necesario”, dice Ana. En tanto, Inés empezó en la institución como una de las fundadoras de la sala cuna de los trabajadores, años después le ofrecieron unirse a la Unidad Educativa. “Al principio me daba susto, pero ya después de 37 años de trabajo estoy segura de que fue una gran decisión. Considero que este trabajo educativo es un avance importante en la inclusión”, añade Inés.

    María Paz Monarde es quien dirige esta Unidad Educativa que existe desde hace más de 60 años, pero que hace apenas dos ha cambiado su metodología para realizar un trabajo colaborativo con las instituciones de educación donde la inclusión es el foco central. “De esa manera logramos poner énfasis en el desarrollo de competencias cognitivas y sociales. Antes teníamos siempre a los niños dentro de la institución, era una dinámica muy distinta y ahora, sí hay un mayor trabajo por la inclusión”, considera María Paz

    Joaquín Walker, Director Ejecutivo de Elige Educar, concuerda con este cambio de paradigma. Para él contribuir a la inclusión escolar de niños y niñas con discapacidad motora es el primer paso para avanzar hacia un resguardo real del derecho a la educación.”Todos los niños y jóvenes -sin excepción alguna- merecen una educación de calidad que les permita desplegar al máximo todas sus potencialidades, y por ello avanzar  hacia un sistema inclusivo es fundamental”, agregó.

    La evaluación desde el juego

    Son las 9:35 de la mañana. Inés y Ana están en una sala ubicada en el primer piso que es una pequeña réplica de un jardín infantil. Hay juegos, colchonetas y una mesa. El espacio está diseñado para recibir, máximo a cinco niños en las sesiones de evaluación. Esta vez sólo llegó Leonora.

    Toma varios osos de colores y, por instrucciones de Inés y Ana, Leonora debe separarlos según el color. Agarra algunos, los ordena y después los tira todos al piso. Luego debe despegar unas pelotas que están pegadas en distintos puntos de una pared. Debe seguir instrucciones según el color de cada pelota. Las despega casi todas y corre a tumbar una pequeña silla y una mesa que está en una esquina. Se olvida de la actividad.

    Otra parte de los juegos que buscan evaluar sus capacidades motoras y cerebrales es entregarle un juego en que tiene una cara e imanes para formar un rostro a su gusto . No habla, pero responde cuando le piden poner: nariz, ojos, pelo. También le entregan plastilina buscando que ella haga distintas formas, pero no hace nada, se lo intenta comer y corre a tumbar otros juegos, a hurgar en todos los muebles.

    Sesión de evaluación a través del juego/ Lorena Tasca

    “Reconoce todo, pero su capacidad de concentración es poca”, dice Ana a la abuela y la tía madrina que están en la sala. En ese minuto, Inés inicia una conversación con la familia para saber cuál es la dinámica de Leonora y en qué momentos se mantiene más concentrada en lo que hace. Ahí descubren que el agua y los momentos de ducha son los que mantienen a la niña concentrada por un largo período de tiempo.

    “Es importante siempre evaluar al niño desde el juego, porque así se pueden reconocer muchas cosas. Desde las cosas que le agradan hasta las que no, sus capacidades, aunque hay que tener siempre mucha paciencia, porque algunas veces como son niños que pocas veces salen de su entorno familiar por miedo de los mismos padres, a veces están sobreestimulados. Entonces siempre hay que ir observando y modificando según las cosas que veamos de cada niño”, cuenta Inés.

    Por eso, en otra sesión de evaluación que empezó a las 10:30 de la mañana, y que fue dirigida sólo por Ana, la dinámica fue distinta. Esta era la segunda evaluación de Lucas, Agustina y Elena y las actividades fueron ver si los niños habían logrado aprenderse la canción “Estrellita”; encajar piezas, pintar una hoja con sus manos y tener una colación en conjunto. Aquí a Ana le interesaba saber qué comían los niños, qué alimentos eran capaces de comer sólos y cómo era la dinámica de alimentación de cada uno.

    “La colación es clave en todos los jardínes infantiles y en colegios, por eso es importante y ellos deben aprender a comer solos”, le advierte Ana a las madres. Al terminar la sesión con estos niños de no más de tres años y que tenían diagnósticos tan distintos como síndrome de down y problemas de desarrollo psicomotor, tiene una charla con las madres sobre la importancia de matricular a los niños en un jardín infantil.

    “Uno de los trabajos más importantes que tenemos, es de constante comunicación con las madres, porque es natural que ellas sean más sobreprotectoras y que tengan miedo de dejar en un jardín o un colegio a su niño. Hay que trabajar mucho desde la empatía y hacer siempre seguimiento”, cuenta Ana.

    Por ello, el Director Ejecutivo de Elige Educar hace un llamado a todas las comunidades educativas a abrir sus puertas y empatizar con las familias. “Sabemos que no siempre es fácil, pero estamos convencidos que con disposición, el compromiso de toda la comunidad educativa y el apoyo adecuado, las cosas pueden ser distintas”, expresó.

    El impacto a futuro

    Según las últimas cifras que maneja la Unidad Educativa de marzo a noviembre de 2017, las 11 educadoras que trabajan en Santiago han realizado 13.283 atenciones sólo en Santiago. Por ello, el estimado es de más de 26.000 niños atendidos anualmente, tomando en cuenta las otras unidades ubicadas en Arica, Atacama. Talca, Iquique, Coquimbo, Concepción, Puerto Montt, Antofagasta, Valparaíso, Temuco, Coyhaique, Calama y Valdivia.

    Sesión de evaluación a través del juego/ Lorena Tasca

    En todos los centros de Unidad Educativa el trabajo es interdisciplinario y se trabaja por un seguimiento continúo hasta la vida laboral de los niños, por ello tanto María Paz, como Ana e Inés, el trabajo que hacen es de largo aliento. “Porque no sólo ves crecer a los niños, que es una maravilla, sino que tienes mucho contacto con las madres y ves cómo ellas también van aprendiendo a trabajar con sus hijos, a estar felices con sus hijos”, dice Inés.

    Para Ana, lo más valioso de este trabajo es ver la superación de sus alumnos.  Esta educadora recuerda que hace más de siete años llevó a un niño con problemas de desarrollo psicomotor a un concurso en el que tenía que dibujar en Paint y ganó. Hace cinco años se lo encontró en Parque Arauco y le dijo que estaba estudiando ingeniería en informática. “Me dio mucha alegría verlo, cosas como esas son las que me marcan y me alegran con este trabajo”, asegura.

    “A mi lo que más me impresionado en este proceso es trabajar, por ejemplo, con niños que tienen síndrome de Duchenne, que sabes que en algún minuto se van a morir. Pero soy de las que piensa que igual merecen una educación de calidad y por eso trabajamos todos los días”, finaliza.

La importante y desconocida labor que realizan las educadoras de la Teletón

2017-12-04T11:33:37+00:00 Diciembre, 2017|Comunidad escolar, Los profesores importan|

Conocimos a los profesionales que lideran este trabajo y fuimos testigos del esfuerzo que realizan día a día para favorecer la inclusión escolar de niños y jóvenes chilenos que han sufrido algún tipo de discapacidad motora.

  • “No hay límites”: lo dice el profesor que espera viajar junto a sus estudiantes a Hong Kong y Bruselas

    En junio de 2017, Felipe Islas y Luciano Imas, estudiantes del Instituto Andrés Bello de Talca, fueron noticia al ganar una medalla de plata en la Genious Olympiad en Nueva York. El premio se lo llevaron gracias a una investigación científica que realizaron y la cual derivó en el descubrimiento de un antibiótico creado con hojas de olivo. Detrás de este impresionante trabajo estuvo Fredy Segura, profesor de química de este establecimiento, quien se ha caracterizado por llevar muy lejos las capacidades de sus estudiantes.

    Gracias al esfuerzo de este profesor y la gestión de varios miembros de la comunidad educativa, este colegio en Talca ahora es pionero en la implementación de diversos talleres extra escolares. Entre esos, está la academia de ciencias Albert Einstein, un proyecto liderado por Fredy a través del cual él y sus estudiantes han podido participar en importantes ferias nacionales de ciencia como la Feria Nacional Juvenil en Concepción, la Expociencias Nacional en la Universidad Central, la Feria Nacional de Linares, y la Feria Nacional de Valdivia, perteneciente a la red del Club Ciencias Chile, AMLAT.

    El logro más reciente de Fredy y sus estudiantes sucedió en la Helveciencia, una instancia organizada por la Universidad Austral de Chile y el Club Ciencias Chile, AMLAT, en la ciudad de Valdivia.

    Entre 35 proyectos nacionales de ciencias a nivel de enseñanza básica y media, ellos lograron el primer lugar en la categoría básica con una evaluación de 100% frente a jurados evaluadores internacionales y destacados investigadores en el área de las ciencias básicas y aplicadas de la Universidad Austral. En enseñanza media lograron también el primer lugar. Como premio, ahora podrán participar en las dos ferias de ciencia internacionales más importantes a nivel escolar, una en Hong Kong y otra en Bruselas. Un logro impresionante para un grupo de estudiantes que jamás imaginó que esto podría ser posible.

    “Ellos ni siquiera dimensionan lo que les está pasando, ni siquiera conocían Valdivia y esto sucedió en un circuito de ferias en las cuales era muy complicado ganar algo por el nivel de competitividad. Los jurados eran exigentes y le dieron a estos estudiantes de 8º básico un puntaje del 100%. El proyecto estaba perfecto, pero ellos aún no lo dimensionan porque no está en su realidad poder viajar a otro país. La realidad de estos niños es distinta, entonces evidentemente hay un entusiasmo que surge de la responsabilidad que tienen ahora. Están nerviosos pero intento entregarles una serenidad que les permita creerse el cuento y prepararse bien”, afirma Fredy.

    Hong Kong Student Project Competition 2018

    Esta competencia se llevará a cabo entre el 8 y 12 de marzo de 2018 y contará con 3.500 proyectos de distintas partes del mundo. Ángela Alarcón y Javiera Fajardo son las alumnas de 1º medio que representarán a Chile junto a su profesor presentando su proyecto: Antibiosis de Streptomyces sp: El poder de los antibióticos a tus pies, el cual consiste en encontrar antibióticos en bacterias del suelo que servirían para combatir enfermedades de origen bacteriano y micóticas.

    Instituto Andrés Bello

    Belgian Expo Science 2018

    Esta competencia mundial de ciencias, organizada por la Young Belgian Scientists expondrá más de 1.000 proyectos escolares de muchas partes del mundo. Esta feria se realizará entre el 26 y 30 de abril de 2018. Alejandro Letelier y Daniel Vergara, junto al profesor, representarán a Chile con su proyecto Efecto comparativo de Inhibición de extracto de Buddleja globosa v/s Antibióticos de tipo tradicionales, a través del cual se exponen las propiedades antibacterianas de la hoja del matico y se construye un antibiótico de origen natural.

    Instituto Andrés Bello

    El impacto de este logro

    “Para mi no hay límites para hacer ciencia”, asegura Fredy, el profesor que luego de estudiar pedagogía asumió un compromiso vocacional y social con los alumnos del colegio del cual se graduó. Como bien lo resalta, para él no existen las barreras, sólo insiste en la importancia de encontrar los tiempos en un sistema educativo que es extenuante. Es difícil, asegura, pero alcanzable. De hecho, la posibilidad de viajar a Hong Kong y Bruselas junto a sus cuatro estudiantes, es el resultado de un esfuerzo y un compromiso que hoy parece un sueño. Pero lo más importante de este logro va más allá de los viajes en sí mismos. Con su pasión por la ciencia, Fredy ha generado cambios en la forma de pensar de sus estudiantes, ha logrado que ellos vean y entiendan el mundo de otra manera y para él, esa es la mejor recompensa. Él lo ha logrado a través de la ciencia, se ha convertido en un vehículo transformador y de esta forma ha marcado la vida de sus estudiantes, tanto como ellos han marcado la suya. “Entonces no hay límites, simplemente son las ganas que, como profesor, le pongas a la pedagogía. Eso, los estudiantes lo perciben”, dice el docente quien también está convencido de que través de estos logros, otros alumnos y profesores se contagian.

    Ahora, este comprometido profesor de química y sus alumnos están muy cerca de poder exponer sus logros en otros rincones del mundo donde recibirán la retroalimentación para seguir soñando con otros proyectos científicos. Las dos ferias a las que fueron invitados sólo cubren el monto de la estadía de los equipos que necesitan, por eso ahora, el objetivo es lograr encontrar los recursos necesarios para que estos viajes se conviertan en realidad. Fredy, sus alumnos y toda la comunidad educativa están trabajando en pos de este objetivo, un objetivo que definitivamente convierte al estudiante en protagonista y le da el valor necesario para seguir explotando sus capacidades.

    “Yo también, como profesor, he sido marcado por estos niños porque al ver su desarrollo me doy cuenta de que en este país hay que motivar, motivar y motivar y no disminuir las ganas de los chicos por descubrir sus propios talentos”.

“No hay límites”: lo dice el profesor que espera viajar junto a sus estudiantes a Hong Kong y Bruselas

2017-12-01T12:01:59+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños, Los profesores importan|

El profesor Fredy Segura y sus estudiantes, podrán representar a Chile en dos importantes ferias científicas internacionales.

  • 5 medidas urgentes para mejorar la Educación Parvularia en Chile

    Elige Educar reveló los resultados de una encuesta de opinión pública a través de la cual se midió la percepción social de la Educación Parvularia en Chile. Los resultados de la encuesta, reflejan en términos generales que la ciudadanía reconoce la importancia de este nivel educativo, lo cual se evidencia en un alto porcentajes de encuestados que aseguran que envían o enviarían a sus hijos a salas cuna y jardines. Por otra parte, los encuestados también consideran que esta etapa tiene un alto impacto en el desarrollo de los niños, mucho más que la educación escolar o superior. Estos hallazgos son extraordinarios pues supone un avance en términos de valoración social.

    Sin embargo, aunque se reconoce la importancia del impacto de este nivel educativo, existen algunos desafío por superar; sólo el 20% de los encuestados priorizaría destinación de recursos a la Educación de Párvulos y sólo el 47% de los encuestados considera que quienes están a cargo de los niños en las salas cunas y jardines infantiles se encuentran lo suficientemente preparados, lo que supone un enorme desafío en materia de calidad.

    Ahora bien, con base en este y todos los resultados de la encuesta, Elige Educar propone 5 medidas para fortalecer la Educación Parvularia que deberían ser consideradas por en un próximo gobierno. Dichas propuestas están enfocadas principalmente en la formación y en las condiciones de enseñanza con que cuentan los educadores de párvulos:

    1. Acelerar las mejoras en las condiciones laborales de los educadores de Jardines Infantiles y Salas Cunas

    Acelerar el ingreso a la carrera docente de los educadores de párvulos que se desempeñen en jardines infantiles y salas cunas, reduciendo a 3 años el proceso, para que finalice el año 2022. Esto permitirá entregar una mejora sustantiva en las condiciones laborales y en el desarrollo profesional de los educadores, impactando directamente la calidad que este nivel educativo puede ofrecer.

    2. Generar un programa de atracción de nuevos talentos a la carrera de Educación de Párvulos

    Establecer mantenciones, intercambios en el extranjero, y gratuidad, entre otros beneficios especialmente pensados para todos quienes estudien carreras de educación de párvulos, en programas de alta selectividad.

    3. Incorporar horas no lectivas en todo el nivel educativo

    Establecer mecanismos para entregar horas no lectivas a los educadores que trabajan en jardines infantiles y salas cunas subvencionados, asegurando, en el mediano plazo, sus condiciones a las de los establecimientos escolares. Proponemos una proporción de horas lectivas/no lectivas de 65/35 a partir de 2026. Además, se deben crear los mecanismos que permitan una planificación conjunta entre educadores de párvulos y el equipo de técnicos, fomentando así el trabajo colaborativo.

    4. Aumentar el número de educadores de párvulos por niños y niñas

    Proponemos acercarse a los coeficientes técnicos de los países de la OCDE, de manera gradual durante 8 años a partir del 2020, buscando favorecer y mejorar las interacciones pedagógicas dentro del aula. Aspiramos que para el año 2028 existan los siguientes coeficientes según el nivel correspondiente: a) Sala cuna: un educador para 14 estudiantes. b) Nivel medio menor y medio mayor: un educador cada 24 estudiantes. c) Prekinder: un educador cada 30 estudiantes. d) Kinder: un educador cada 35 estudiantes.

    Además, se propone reponer la exclusividad de la función directiva, eliminando la opción de que el o la educadora deba abandonar la sala de clases para ejercer el rol de dirección del establecimiento.

    5. Crear un Programa de Fortalecimiento Pedagógico para educadores de párvulos y técnicos en párvulos

    Poner foco en mejorar la experiencia de aprendizaje en el aula, asegurando condiciones para el fortalecimiento de las prácticas pedagógicas durante la formación inicial y luego en la formación en servicio. Contar con programas gratuitos de formación en servicio para asistentes de educación parvularia, y establecer la obligatoriedad de la acreditación de institutos profesionales y centros de formación técnica para poder dictar programas de “Técnicos de Educación de Párvulos”. Además, se sugiere crear mecanismos de vinculación entre los asistentes de educación parvularia formados en escuelas técnico-profesionales con institutos formación profesional acreditados.

    En Elige Educar esperamos que estas propuestas sean un primer paso en el fortalecimiento de este nivel educativo e “invitamos a los candidatos presidenciales a tomar las banderas de la educación parvularia y a explicitar públicamente cuán central es este tema en su propuesta de gobierno. Comprometer reformas para este nivel educativo durante sus primeros 100 días de gobierno será una señal clara y concreta de un real compromiso con la infancia, más allá de lo declarativo” (Joaquín Walker, Director Ejecutivo de Elige Educar).

    Para conocer más sobre la importancia de este nivel educativo y nuestras propuestas en esta materia, revisar el siguiente documento.

5 medidas urgentes para mejorar la Educación Parvularia en Chile

2017-12-07T09:44:36+00:00 Diciembre, 2017|Cómo aprenden los niños, Los profesores importan|

Con base en los resultados de una encuesta,Elige Educar planteó las siguientes medidas enfocadas en la mejora de la educación parvularia.

  • “Maestros Argentinos”: el premio que reconoce al mejor equipo docente del país

    “Este premio tiene la lógica del siglo XXI. Lo que necesitamos y queremos es reconocer el trabajo en equipo, colaborativo, interdisciplinario e integrado porque entendemos que eso no es el futuro. Es el presente. Las sociedades avanzan con esa forma de trabajar no sólo en los sistemas educativos. Cualquier actividad humana hoy avanza de esa manera”. Así describe Alejandro Finocchiaro, –Ministro de Educación de Argentina–, el sentido de un premio llamado “Maestros Argentinos”. Durante dos años consecutivos, el galardón ha reconocido la labor que realizan los docente en las escuelas del país. Pero no el trabajo individual, sino, tal como lo plantea Finocchiaro en La Nación, el trabajo que los profesores realizan en equipo para impactar en el aprendizaje de sus estudiantes. En 2017 postularon 1.000 equipos con proyectos pedagógicos diseñados en tres niveles distintos (inicial, primario y secundario). De esos, 10 equipos pasaron a ser finalistas.

    La comunidad: una inspiración para los docentes

    Los participantes de “Maestros Argentinos” tienen algo en común: su conexión con las comunidades a las cuales pertenecen. A partir de problemáticas reales y utilizando los recursos de sus escuelas, estos equipos diseñan soluciones o proyectos que involucran a todos los miembros de la comunidad educativa y que tiene como objetivo, generar un cambio. Un ejemplo de esto es el Centro Materno Infantil de la Policlínica, un espacio creado por estudiantes de la Escuela de Comercio Bando de Río Salí para la atención y estimulación de la primera infancia de los hijos de madres que debían esperar largas horas en el lugar.

    Ahora bien, ¿cómo se seleccionan los mejores proyectos de este importante premio? Todos los proyectos seleccionados deben impactar de forma positiva a los estudiantes. Además deben ser inspiradores pues de esta forma, otros docentes puede implementar la idea en sus propios contextos. La coherencia de los proyecto también es fundamental, esto incluye el diagnóstico de la problemática y la definición de una estrategia para implementar una solución. La sustentabilidad, su carácter innovador, el impacto en la comunidad, el uso relevante de recursos pedagógicos, también son elementos a considerar en la selección, pero sobre todo, el trabajo en equipo. Todos estos proyectos deben tener dos años de implementación efectiva y quienes finalmente ganan, obtienen un fondo destinado a la escuela donde se está llevando a cabo determinado proyecto.

    “Los maestros se transforman en figuras y en ejemplos. Queremos provocar que se vuelva a mirar a los docentes como agentes de cambio de la sociedad”, afirma la secretaria de Innovación y Calidad Educativa del ministerio de Educación de Argentina, Mercedes Miguel, a La Nación. Más allá del premio en sí mismo, el reconocimiento de “Maestros Argentinos” es una instancia importante para valorar y sobre todo, potenciar la colaboración al interior de las comunidades educativas que trabajan por convertir a sus estudiantes a agentes de cambio social dentro de sus comunidades.

    Los finalistas de 2017

    Primer premio: Producción de recursos multimediales y audiovisuales para el desarrollo de experiencias de investigación en la elaboración de productos tecnológicos para la comunidad regional y rural (Jujuy): Los estudiantes de la Escuela de Minas Dr. Horacio Carrillo, junto a docentes de las áreas de química, informática, y artes, desarrollaron proyectos tecnológicos con el objetivo de producir videos educativos para enseñar el “paso a paso” del desarrollo de productos de bajo costo para resolver problemas de la vida cotidiana. Un ejemplo de esto es el “S.O.S Alerta Arsénico”, proyecto que tenía como objetivo, generar de un filtro simple y de bajo costo para reducir la concentración de arsénico en el agua.

    Inclusión Braille (Río Negro): Un proyecto del Centro de Educación Técnica N°18 de la provincia de Río Negro. El proyecto busca que se establezcan vínculo entre distintos sectores y también busca desarrollar la responsabilidad social de los alumnos a través de la aplicación de diversos conocimientos y la fabricación de cartelería en sistema Braille para calles, edificios y otros espacios públicos de la ciudad.

    Escuela Secundaria Tekoa Fortín Mbororé (Misiones): En esta escuela los docentes han generado un espacio institucional para diseñar y planificar proyectos interdisciplinarios con base en las demandas, necesidades e intereses de los estudiantes. Los proyectos más recientes incluyen temas de prevención del embarazo adolescente, deforestación, entre otros.

    En el rincón de los sueños, valoramos la primera infancia (Tucumán): En 2008, los estudiantes de secundaria de la Escuela de Comercio Banda de Río Salí en Tucumán, observaron que a la Policlínica local llegaban alrededor de setenta madres para conseguir un turno para la atención médica. El 60% de esas mujeres tenían más de cinco hijos y permanecían largas horas en una sala de espera de tamaño reducido. Los estudiantes junto a directivos, docentes y profesionales de la salud, construyeron un espacio en el Centro Materno Infantil destinado a la atención y estimulación de sus hijos.

    Sentir, percibir, expresar: una forma de aprender (Río Negro): Esta propuesta de la Escuela Especial N°6 está orientada a estudiantes entre los 9 y los 14 años con discapacidades múltiples (intelectuales, motoras, visuales, cerebrales y algunos síndromes específicos). El objetivo es la adquisición de conocimientos a través de estímulos sensoriales para lograr aprendizajes significativos. Para ello se recrean momentos en una sala sensorial especial.

    Club de ciencias Galileo Galilei (Santa Cruz): Desarrollada por los docentes del jardín infantil N°18 “Islas Malvinas”- Ellos generaron un espacio de reflexión (el Club de Ciencias Galileo Galilei) con el fin de fomentar el interés por la ciencia y la tecnología de los más pequeños. La iniciativa busca desarrollar la alfabetización científica como un proceso desde las etapas tempranas de la vida.

    Laboratorio Móvil (Salta): EI Instituto Especial N°7215 de Atención Domiciliaria y Hospitalaria de la provincia de Salta, a través de un Laboratorio Móvil, brinda asistencia pedagógica a estudiantes que por su situación de enfermedad no pueden concurrir con regularidad a la escuela. La propuesta tiene como objetivo principal garantizar la igualdad de oportunidades, permitir la continuidad de los estudios y la reinserción de esos alumnos en el sistema.

    Taller de Robótica Educativa (Río Negro): Es un taller implementado por alumnos de la Escuela de jornada extendida N° 190 del Paraje Ñirihuau de la provincia de Río Negro, a través del cual se introduce la robótica educativa y el lenguaje de la programación en un contexto rural.

    Radio Gutiérrez (Buenos Aires): Es un trabajo colaborativo interdisciplinario que se desarrolla desde la Escuela del Hospital de Niños Gutiérrez, y en el que docentes participan médicos, familias y enfermeras participan. A través de una radio con apoyo audiovisual, los profesores logran que los alumnos pacientes del Centro de Salud se conviertan en productores de contenidos y protagonistas de las trasmisiones radiales.

    Expo Beltrán (Corrientes): Es un proyecto institucional llevado a cabo desde el 2012 por la Escuela Técnica “Fray Luis Beltrán”. La Expo ofrece a los estudiantes la posibilidad de desarrollar proyectos que combinen sus intereses con los conocimientos a desarrollar en la formación.

“Maestros Argentinos”: el premio que reconoce al mejor equipo docente del país

2017-11-30T14:11:09+00:00 Noviembre, 2017|Los profesores importan|

Maestros Argentinos, es una instancia que valora el trabajo docente y potencia el trabajo colaborativo.

  • Un breve recorrido por la historia de la Educación Parvularia en Chile

    Los inicios

    Los pueblos originarios del territorio chileno prehispánico, al igual que los europeos, creían que la niñez era simplemente una etapa previa a la vida joven y adulta, sin embargo, a diferencia de ellos, tenían un sistema de crianza con personas y prácticas enfocadas en atender y educar a los pequeños. Sin duda alguna, había una preocupación por la infancia y esto se reflejaba por ejemplo, en los ritos que los mapuche realizaban antes del nacimiento para fortalecer al niño en el periodo de gestación, y también en la figura de las “madrinas” creada por la cultura yámana. En la etapa de crianza, las madrinas ayudaban a estimular al bebé con masajes y ejercitación motora. Además, los yámanas también tenían un espacio (choza), donde los niños se reunían con los adultos para ser partícipes de actividades como la recolección de leña. En sus costumbres, los kawéshkar no se quedaban atrás… dentro de sus costumbres tenían prácticas similares y otra muy especial que consistía en dar nombres a cada miembro de la comunidad después de encontrar alguna característica propia del niño o niña que nacía (un rasgo físico o un sonido hecho durante sus primeros años de vida). Estos primeros rasgos de preocupación por la infancia, se transformarían más adelante en la preocupación de las primeras órdenes religiosas que en el siglo XIX se ocuparon de niños huérfanos en centros de acogida, orfanatos y escuelas de párvulos donde se impartía la formación religiosa.

    Un cambio en la visión

    Sólo a finales del siglo XIX y a principios del siglo XIX, empezaron a surgir en Europa, nuevas visiones como la de Jean-Jacques Rousseau, quien afirmaba que la niñez era un estado especial del desarrollo humano. El niño, empezó a ser concebido como un individuo diferente al adulto y al joven, un individuo con características propias y con necesidades físicas y afectivas importantes. Parte de esta visión fue impulsada por los miembros de un movimiento reformista que surge en Estados Unidos y Europa y del cual hacen parte íconos importantes de la pedagogía como Pestalozzi, Fröebel, y más adelante Tolstoi, Dewey, Montessori, Ferriére, Cousinet, Freinet, Piaget, Claparéde y Decroly. De aquella visión reformista, surge lo que es considerado el origen de la Educación Parvularia: la Escuela Nueva o Escuela Activa un movimiento pedagógico crítico de la educación tradicional, caracterizado por ser formal y el cual buscaba responder a las necesidades específicas de cada alumno. En la Escuela Nueva, al niño debía estar en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje y profesor debía ser un “dinamizador de la vida en el aula, atento a las necesidades e intereses de sus alumnos”. (Los niños del 70, Ediciones de la Junji, Pg.125).

    Pestalozzi, Fröebel y Montessori

    Se empiezan a producir cambios importantes en la concepción de la niñez y de la mano con ello, aparece la visión de algunos pedagogos cuya influencia sigue vigente: el sueco Johann Heinrich Pestalozzi, el alemán Friedrich Fröebel y más adelante, la educadora italiana María Montessori. Pestalozzi es conocido por su trabajo en la educación popular y la creación de la Granja Nueva, un espacio donde niños y niñas huérfanos podían estudiar, trabajar y alimentarse. Para Pestalozzi la individualidad del niño, el juego, la espontaneidad, las manualidades, el dibujo, el lenguaje y el apego familiar eran prioridades.

    Por su parte, Fröebel, quien fue discípulo de Pestalozzi, tuvo como principal propuesta el Sistema del Jardín de la Infancia, en donde el juego era la herramienta pedagógica más esencial. Se dice que fue él quien creó el concepto de jardín infantil, o kindergarten –que significa “el jardín de los niños”–. Para este pedagogo, la formación de los maestros era una prioridad y fue él también quien diseñó un enfoque teórico-práctico, con lo que la educación infantil comenzó a tener un nuevo estatus.

    Años más tarde, la italiana María Montessori elaboraría un método novedoso y muy vigente basado en el desempeño del maestro, en la existencia de grupos con edades heterogéneas, la selección del trabajo dependiendo del interés o las habilidades de los niños, la adecuación de la propia velocidad de aprendizaje y el material multisensorial para la exploración física.

    En Chile

    Es importante este contexto, porque gracias a estos visionarios, Chile pudo dar el primer paso. La práctica de la Educación Parvularia en el país comienza a fines del siglo XIX. Específicamente la Escuela Nueva llegan al país a través de libros y viajes realizados por personas delegadas por el gobierno. Esas personas exploraron nuevas tendencias para conocer las teorías iniciales de los kindergártenes con el fin de instalarlas también en Chile. Así se forjan los inicios del Estado docente (1842-1851). Más adelante Domingo Faustino Sarmiento fundaría la Escuela Normal de Preceptores (la primera de Latinoamérica en formar maestros) y realizaría diversos viajes de estudio para conocer y replicar las experiencias internacionales sobre Educación Parvularia. En 1864 y muy influenciados por una visión francesa, empieza a funcionar la primera Escuela de Párvulos en el Departamento de Santiago. Su dirección estuvo a cargo de una monja (hermana de la caridad) y maestras preceptoras chilenas, entre ellas, Carmen Torres y Emilia Lavín. A partir de ese momento, otras escuelas similares se crearon y en el año 1883, ya había cuatro escuelas enfocadas en atender a niños y niñas provenientes de sectores marginados. A finales del siglo XIX se instalaron también algunos kindergártenes en el ámbito privado, principalmente en colegios particulares pertenecientes a colonias extranjeras como el Santiago College (1891) y el Deutsche Schule (1898).

    La influencia alemana

    Por los aportes del intelectual Valentín Letelier, quien viajó a Alemania y rescató el funcionamiento de sus jardines infantiles, el país empezó a considerar el modelo educativo alemán como el más adecuado. Así, de la mano con la corriente germana, se empezó a desarrollar de una forma mucho más sistemática la Educación Parvularia y el 16 de agosto de 1906 se crea el primer kindergarten público, anexado a la Escuela Normal N° 1 de Santiago. Al año siguiente se realiza el primer curso de “Maestras de Jardín Infantil”, al que asistieron profesoras normalistas. El recinto fue dirigido por la austriaca Leopoldina Maluschka, quien dedicó su esfuerzo a preparar personal para introducir en Chile un kindergarten fröebeliano.

    “Es así como ella, a lo largo de su carrera de pedagoga y formadora de educadoras de párvulos, se transformó en una de las más destacadas impulsoras y promotoras del derecho a la Educación Parvularia en Chile como medio esencial para superar la pobreza, cuya labor también resaltó por crear y organizar el gremio de las maestras. La Educación Parvularia, inspirada en la corriente alemana, se arraigaba así en Chile de la mano del ideario de Fröebel y su paradigma, sustentado en la concepción de una educación que empieza desde el nacimiento, con enfoque de calidad en los contenidos para propiciar un trabajo activo de los párvulos, con respeto a la integralidad y características del desarrollo de los niños, con el juego como herramienta docente, en contacto directo con los padres en la tarea de formación de sus hijos”. (Los niños del 70, Ediciones de la Junji, Pg.134).

    Jardines “nacionalizados”

    En el año 1910, se consideraba que los jardines infantiles ya estaban “nacionalizados”, pues contaban con un programa educacional propio. Además, los cursos para maestras se habían extendido desde Tacna hasta Punta Arenas. Mientras tanto, Maluschka seguía trabajando y se preocupó particularmente por aportar a los sectores vulnerables, creando el primer Kindergarten Popular en 1911.

    Más adelante, en 1925, a raíz de un trabajo de investigación, Aída Larraguibel Moreno –una alumna de la carrera de Inglés de la Universidad de Concepción–, conoció el enfoque del sistema Montessori y decidió profundizar en éste viajando a Buenos Aires donde conoció a su creadora y visitó establecimientos educacionales que ya habían incorporado el innovador método. A su regreso, trató de buscar oportunidades para aplicarlo en Chile, pero no fue mucha la repercusión que este método tuvo en el ámbito estatal. Su acogida se centró en establecimientos particulares, donde prosperó y adquirió prestigio. Mucho conocieron el enfoque y lo adoptaron, pero solo Aída Larraguibel trabajó en su aplicación permanente.

    La Universidad de Chile

    En el año 1944, La Universidad de Chile tomó el liderazgo en la educación de los niños menores de 6 años, creando la Escuela de Educadoras de Párvulos, que marcó la pauta en este campo. Con bases filosóficas, psicosociológicas y pedagógicas, esta universidad ofrecía al país un nuevo concepto de Educación Parvularia. Amanda Labarca fue la fundadora y directora de la escuela. La formación de las futuras educadoras de la Universidad de Chile, liderada por Labarca, se centró en dos focos: el conocimiento de sí mismas y el conocimiento del camino hacia una idea. Dichos principios eran también aplicados a las necesidades del párvulo a través de cursos de metodología, literatura infantil, nutrición y diferentes seminarios.

    Para 1970, la educación de párvulos en Chile ya tenía su identidad propia. “Se inicia así el periodo fundamental en la universalización de los jardines infantiles. La promulgación de la ley que de manera oficial creaba la JUNJI, en abril de ese año, era el signo de que la infancia pasaba a constituirse en prioridad para Chile” (Los niños del 70, Ediciones de la Junji, Pg.143).

Un breve recorrido por la historia de la Educación Parvularia en Chile

2017-11-22T13:30:43+00:00 Noviembre, 2017|Los profesores importan|

¿Quiénes influenciaron el desarrollo de una Educación Parvularia establecida en Chile y cómo llegó a ser lo que es hoy?

  • “Si tuviera que elegir de nuevo, optaría por Educación Parvularia 1.000 veces”

    Desde muy chica, Josefina Canales entendió lo que significaba enseñar. Su madre y su abuelo encontraron su vocación en la pedagogía y esa fue quizás, la primera señal de la decisión que tomaría más adelante. De la mano con eso, a esta futura educadora de párvulos le encantaban los niños y sobre todo, la idea de generar una justicia social en un mundo que hasta el día de hoy, sigue siendo desigual. Pensando en esto, en un principio tuvo la idea de estudiar derecho, pero muy pronto se dio cuenta de que entregar oportunidades y entregar educación desde la cuna, también significaba hacer justicia. Y así lo hizo… con el incondicional apoyo de su familia y sus amigos –quienes en general desconocían qué significaba estudiar esta carrera–, Josefina entró a estudiar la carrera de Educación Parvularia en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Actualmente está cursando el cuarto año de la carrera y en las últimas semanas se convirtió en noticia al convertirse en la nueva presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), una de las federaciones universitarias más emblemáticas de Chile, un hecho sin precedentes pues es la primera vez que una estudiante de esta carrera asume un cargo que históricamente han liderado estudiantes hombres de carreras como ingeniería o derecho.

    ¿Por qué Educación Parvularia?

    Además de una cercanía evidente con las edades de este nivel educativo, a Josefina le atraía y le atrae la forma en que se relacionan los infantes. Como transmiten las cosas, como se expresan sin utilizar el lenguaje verbal, como “hablan sin hablar”. Pero sobre todo, le atrae la posibilidad de encontrar en la Educación Parvularia, un espacio perfecto para empezar a disminuir las brechas de desigualdad. “Desde la educación parvularia empezamos a generar realmente cambios a futuro, sentamos las bases de lo que va a ser el aprendizaje, y si esas bases son buenas, las oportunidades pueden ser mayores”, afirma la estudiante. En ese sentido, el mayor impacto de este nivel educativo, según la estudiante, está en la posibilidad de cambiar vidas y cambiar realidades estableciendo la estructura de un aprendizaje que impactará el resto de sus vidas. En educación parvularia los niños aprenden a relacionarse, aprenden las bases de la lectura y la escritura, aprenden a desarrollar su creatividad, a creer en ellos mismos, a ser parte de un equipo y a ser, por primera vez, independientes. Esto significa que este periodo tan fundamental, como dice Josefina, ese es “el comienzo de lo que ellos serán en un futuro”.

    “Optaría por Educación Parvularia 1.000 veces”.

    Si Josefina Canales tuviera que elegir de nuevo, no lo dudaría. La pedagogía sería el camino que escogería para transformar su ideales en actos que trascienden el aula y además, sería el camino que elegiría para enfrentarse a lo más enriquecedor de este nivel educativo: el cariño, la curiosidad de unos niños que siempre se sorprenden, que siempre descubren algo nuevo y que son capaces de mostrar nuevos caminos.

    “Tenemos que estar conectados con lo que nos mueve, con lo que nos hace estar ahí por y para los niños”. Bajo esa afirmación, Josefina sugiere a quienes sueñan con elegir este camino, que se conecten con el primer sentimiento que los hizo pensar en estudiar pedagogía y sobre todo, que piensen en la posibilidad que tienen de cambiar el mundo pues según ella, ahí radica la importancia de esta carrera.

    Con respecto a esto, también aconseja a quienes optarán por este nivel, que eligan carreras y universidades con mallas enfocadas en lo pedagógico más que en el conocimiento disciplinar, carreras con muchas prácticas ya que “en terreno se aprende mejor”, pero sobre todo, que eligan universidades que sean críticas y reflexivas con la realidad actual pues sólo así, podrán hacer parte de uno de los grandes sueño de Josefina, sueño que comparte con muchas otras educadoras: lograr que “la sociedad comience a valorar la educación inicial y se de cuenta de la importancia que tiene, para que así, por ejemplo, existan más políticas públicas que mejoren este nivel educativo”.

“Si tuviera que elegir de nuevo, optaría por Educación Parvularia 1.000 veces”

2017-11-21T16:55:40+00:00 Noviembre, 2017|Futuro Profesor, Los profesores importan|

Josefina Canales, futura educadora de párvulos nos cuenta por qué sueña con transformar realidades, a través de la Educación Parvularia.

  • Premian a profesores que con ciencia motivan a sus alumnos

    David Aparicio y Gloria Menares fueron distinguidos por su dedicación a la enseñanza de la Física y la Química. Ambos coinciden en la importancia de aplicar conceptos a través de la experimentación.

    David Aparicio descubrió su pasión por enseñar a los 18 años, en medio de los entrenamientos del Servicio Militar. “Mis compañeros eran todos de campo, donde la expectativa de vida era hacer el servicio como una oportunidad de trabajo en el futuro. Y en ese contexto pude realmente convencerme de que quería ser profesor: empecé a enseñarles ciencias naturales y matemáticas”.

    Ayudar a otros a ampliar sus opciones de futuro terminó por convencer a David de estudiar Pedagogía, carrera que hoy ejerce como profesor de Física en el Liceo N° 1 de niñas Javiera Carrera, en Santiago.

    “La Física es una asignatura muy compleja de entender, porque se miden variables -como la velocidad, la fuerza o la aceleración- que no podemos ver. Pero lo que sí podemos ver son sus efectos, así que mi objetivo principal para que exista un aprendizaje significativo es que mis alumnos puedan vivenciar la asignatura con experiencias de la vida cotidiana”, plantea el profesor. En sus clases las alumnas no solo se concentran en copiar la materia.

    “Por ejemplo, si enseño la caída de los cuerpos, primero parto por contextualizar históricamente el tema. Luego trato de que las alumnas se esfuercen en pensar como pensaba Galileo, para poder formular hipótesis de las experiencias a realizar. Después de todo ese proceso, es común que expongan sus conclusiones a sus pares. Muchas veces después de eso enseño la parte dura; el modelo matemático que las sustenta”.

    La dedicación de este profesor le valió ser distinguido con el premio edUCiencias 2017, reconocimiento que entrega la Universidad Católica en conjunto con AES Gener y “El Mercurio”. Cada dos años, la iniciativa destaca el ejemplo de los buenos maestros de Física (Premio Michael Faraday) y de Química (Premio Ignacio Domeyko).

    No cantan… pero enseñan

    Este último reconocimiento fue para Gloria Menares, del Colegio Fernández León de San Antonio, el mismo donde hace 22 años implementó la Feria Científica que continúa hasta el día de hoy.

    “Contextualizo muchos aspectos de las ciencias con eventos de la vida diaria para abordarlos en actividades. Por ejemplo, les solicito materiales de uso común o de la naturaleza, como pétalos de flores para elaborar baterías de indicadores o estudiar ácido-base. O puede que veamos la efervescencia de un antiácido para estudiar cinética química”, explica la profesora.

    Aunque hoy destaca en el rubro, cuando por primera vez anunció que pensaba dedicarse a hacer clases, muchos le dijeron a Gloria que lo pensara dos veces. “Mis amigos y familiares no estaban de acuerdo que ingresara a Pedagogía por su desvalorización cultural y monetaria en esa época. Me sugirieron que estudiara enfermería o tecnología médica como mis hermanos, pero eso no fue posible, porque no me proyectaba en esas disciplinas; no eran lo mío. Es como la música, me encanta y voy a recitales como el de U2… ¡pero no canto!”.

    Los dos profesores galardonados coinciden en que parte importante de ejercer bien su labor consiste en vincularse y conocer bien a sus estudiantes. En este sentido, Gloria implementó un sistema en el que en cada clase se van anotando los intereses que sus alumnos tienen en distintas materias.

    También concuerdan en la necesidad de estar constantemente capacitándose (ver recuadro) y en la importancia de motivar a sus estudiantes a participar en ferias científicas a nivel regional y nacional. “Hay que mostrarles y brindar las herramientas necesarias para que confíen en sí mismos y así entiendan lo que son capaces de hacer. Que lo que se propongan lo pueden conseguir”, explica Aparicio.

    Hasta ahora, la fórmula les ha funcionado bien: para postular y finalmente recibir el premio de un millón y medio de pesos que se entrega a los ganadores de edUCiencias se requieren cartas de ex alumnos que los apoyen. “Ella nos anima a tener grandes sueños y expectativas. Sus clases eran esperadas cada semana, porque era un momento de aprendizaje, pero también de trabajo en equipo”, comenta Margarita Gutiérrez sobre su profesora Gloria Menares.

Premian a profesores que con ciencia motivan a sus alumnos

2017-11-20T09:00:24+00:00 Noviembre, 2017|Actualidad, Los profesores importan|

El concurso edUCiencias reconoció el trabajo de dos profesores chilenos que se han destacado en la enseñanza de física y química. Si quieres conocer sus historias revisa la nota de El Mercurio.

  • México le rinde honores a una mujer pionera en educación inicial

    María Rosaura Zapata Cano es un nombre importante en la historia mexicana, pues  se trata de una de las mujeres que promovió la educación preescolar en México. Por ello, el pasado miércoles su nombre fue parte de los titulares en diferentes medios de comunicación debido a que le rindieron honores al ser develado y presentado un busto de ella en las oficinas de la Secretaría de Educación Pública, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

    Fundadora de uno de los primeros jardines infantiles en México

    La historia de esta mujer, empieza en 1876, cuando nace en la ciudad de La Paz, Baja California. Años más tarde se muda a Ciudad de México para estudiar en la Escuela Nacional de Maestros, donde obtuvo el título de profesora de educación primaria en 1899. Posteriormente realizó estudios en Psicología Educativa y Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional de México y en 1902 obtuvo una beca para estudiar pedagogía en San Francisco y Nueva York.

    Esos estudios en el extranjero son parte de una comisión enviada por el secretario de Justicia e Instrucción Pública de la época, Justino Fernández. ¿La razón? Zapata había explicado en varias oportunidades ante el Ministerio de Educación su interés en instaurar jardines infantiles en México. Entonces, la mandaron a visitar escuelas de preescolar en ciudades como San Francisco, Nueva York y Boston.

    A su regreso, en 1903, fue nombrada junto a Estefanía Castañeda (la mujer que escribió el primer reglamento con el que funcionaron estos planteles) para organizar los primeros “kindergarten” en la capital, los cuales finalmente se establecieron en enero de 1904.  Zapata, se hizo cargo del jardín infantil Enrique Pestalozzi.

    Interesada en la investigación y el desarrollo de niños y niñas

    Las inquietudes de Zapata continuaron tras la creación del jardín y el Gobierno de la época siguió alentando las necesidades que proponía ella junto a otras mujeres en materia de educación. Por eso, años más tarde. Zapata fue una de las maestras comisionadas para viajar a Europa, en donde estudió el sistema de Friedrich Fröbel, quien fue el responsable de acuñar el concepto de “jardín de infancia”.

    Durante ese viaje, según revelan cartas que mantuvo con el presidente Porfirio Díaz, su intención fue recolectar toda la información posible para que la educación infantil fuera más completa en su país. Tras el viaje, realizó varias conferencias donde mostró todas las metodologías europeas del momento.

    En 1928, se  creó la Inspección General de Educación, y ella fue nombrada como directora. En este puesto, impulsó un proyecto para transformar los “kindergarten” y  mostrar el valor educativo de estos espacios.

    Y tú, ¿qué mujer pionera de la educación conoces?

México le rinde honores a una mujer pionera en educación inicial

2017-11-17T13:38:06+00:00 Noviembre, 2017|Los profesores importan|

Se llamó María Rosaura Zapata Cano, falleció hace 54 años y fue la creadora de uno de los primeros jardines infantiles mexicanos. Aquí te contamos parte de su historia.

Cargar más posts