Los profesores importan

Inicio » Los profesores importan
  • Patricio Levin, el profesor Sordo que trabaja para equiparar oportunidades

    Cuando Patricio Levin (29) se comunica, lo hace con todo su cuerpo. Abre los ojos, mueve la boca, balancea su cuerpo, pronuncia algunas palabras y cuando el tema le entusiasma, especialmente cuando cuenta la importancia de la docencia como profesor Sordo, mueve las manos con mayor rapidez que lo habitual. Cada explicación o opinión, la cierra con una sonrisa.

    Desde el año 2009 este docente chileno es el encargado de enseñarle L1 — lengua de señas chilena (LSCh) — a niños desde quinto a octavo básico en la escuela especial Santiago Apóstol, colegio donde él también realizó sus estudios. Él es parte de una cadena de trabajo para que los Sordos logren una mayor integración en el mundo de los oyentes.  “Para mi es súper importante ayudar con el tema del patrimonio, de identidad de la cultura Sorda. Yo los ayudo, porque tienen muchos problemas de comunicación entre ellos, no es fácil poder comunicarse bien. Entonces mi apoyo va directamente a eso, a poder facilitar que ellos puedan ir adquiriendo identidad, que ellos vayan avanzado y se vayan desarrollando y aprendiendo”, explica Levin mientras es interpretado por su amiga Paulina Cortés.

    Según Levin, su proceso de aprendizaje no fue difícil a pesar de las barreras de comunicaciones que tuvo en un principio con su propia familia. Gracias a su hermano mayor -quien tiene 42 años y también es Sordo- Levin aprendió a comunicarse. Y en la actualidad, este docente realiza un magíster en didáctica del lenguaje.

    Su principal labor, antes de ser profesor, ha sido enseñar LSCh a la mayor cantidad de personas posibles. Desde el año 2006 realiza actividades en universidades, colegios y talleres particulares, labor que también ha realizado en el mundo digital a través de un blog llamado Curso Lsch. En esta plataforma la comunidad oyente y Sorda puede encontrar videos en los que muestra cómo saludar o preguntar en lengua de señas.

    “Como comunidad Sorda tenemos una lucha pendiente […] es que el oyente también aprenda y que el Sordo también pueda aprender bien su lengua de señas, que sea un puente estas comunicaciones entre ambos mundos y que puedan aprenden todos. Por ejemplo, en el futuro, […] a mi me gustaría poder ir al hospital y poder encontrarme con alguien que pueda comunicarse conmigo con facilidad, que pueda comunicarse bien”.

    Equiparar oportunidades, una lucha pendiente

    Levin no sabía qué significaba ser Sordo. “La verdad es que yo nací y no entendía el mundo. Tenía un año, dos años, crecí y a los tres años llegué a la escuela de Sordos y no tenía idea de qué significaba. Yo jugaba, me desarrollaba naturalmente, inocentemente… Y luego, me di cuenta de que no habían profesores que me enseñaran qué significaba ser Sordo, qué significaba la lengua de señas, qué significaba identidad. No sabía nada”, explica con sus manos.

    Pero gracias a la ayuda de su hermano mayor, su paso por el colegio Santiago Apóstol, el poder desarrollar su educación media junto a docentes diferenciales  y su formación  universidad con intérpretes, financiados por el Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS), logró desarrollarse y pudo optar por la pedagogía como profesión.

    “La verdad es que cuando llegué a la escuela (la docencia) no tenía ese sentido para mí […] Pero cuando llego y me empiezo a dar cuenta de cuál es el rol de una persona, de un adulto Sordo, empieza a tener una importancia muy grande. El poder comunicarse es fundamental. Es lo mismo que la lengua para un ser humano. El poder trabajar, el poder titularse […] el poder nivelarse. Hay que trabajar la igualdad de condiciones, de un profesor oyente con un profesor Sordo. Es muy importante porque antes había sólo profesores oyentes enseñándole a Sordos a comunicarse de manera oral. Ahora, considero, que hay un cambio en la mirada. Hay oyentes trabajando con profesores Sordos, y eso es mucho mejor para los estudiantes Sordos, porque el objetivo es que ellos puedan lograr la identidad en ambos mundos, que los puedan conocer y así poder tener un mejor futuro en la integración”.

    Esa es la lucha actual de Levin, la razón por la que enseña LSCh en universidades,  escuelas y a cualquier persona que se lo pida. Porque para él la meta es lograr un aprendizaje más equitativo. “Cuando me enseñaban, siento que habían muchas debilidades. Luego llegó un cambio, que me hizo avanzar mucho y fue el poder aprender de manera equitativa. Porque antes había muchas debilidades en el tema de poder enseñarnos igual que a un oyente. Eso me hizo trabajar a mi para querer avanzar, en querer tener nuevas experiencias, en tener nuevas formas de poder aprender. Eso es muy significativo para mi”.

    Una forma para lograr el equilibro, según Levin, es que al menos la educación básica de los niños Sordos se desarrolle en una escuela especializada para ellos —según datos del Ministerio de Educación en Chile sólo existen 10 escuelas para Sordos y 833 con el Programa de Integración Escolar (PIE)— “porque el niño nace ¿y dónde aprende su primera lengua? Por eso debe ir a una escuela especial para poder nutrirse de esta comunicación, para poder aprender su lengua materna y poder desarrollar bien su identidad. Cuando tenga su lengua bien adquirida, puede luego integrarse e irse a otra escuela, con otros compañeros oyentes y ojalá no existan barreras de comunicación. Es un esfuerzo y una responsabilidad”.  

    NOTA: La palabra «Sordo» se escribe con S mayúscula debido a que desde hace más de dos décadas se usa en el mundo anglosajón esta convención, para denominar de esa manera a las personas cuya primera lengua es la lengua de señas y que, por esa razón, tienen ciertas singularidades culturales. Mientras que la palabra «sordo», con minúscula, es más usada por razones médicas.

Patricio Levin, el profesor Sordo que trabaja para equiparar oportunidades

2017-10-20T18:22:13+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños, Los profesores importan|

Desde 2009 se desempeña como docente de lengua de señas chilena (LSCh) en el colegio Santiago Apóstol y desde hace 11 años, se ha encargado de enseñarle su lenguaje tanto a Sordos como a oyentes.

  • Amanda Labarca: profesora, activista y pionera en innovación educativa

    Es difícil sintetizar la vida de Amanda Labarca en unas cuantas palabras. No sólo porque representó a las mujere y defendió sus derechos, sino porque desde muy joven se dedicó a la educación desde distintos frentes. A sus 15 años, Amanda se graduó de Bachiller en Humanidades y trabajó como profesora de primaria en el Santiago College donde también fue secretaria asistente de la dirección. En esa misma época, y junto al escritor Guillermo Labarca Huberston (su futuro marido), ingresó a estudiar Castellano al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y con sólo 18 años obtuvo el título de profesora. Un año después fue nombrada subdirectora de la Escuela Normal Nº 3.

    Amanda completó sus estudios en la Columbia University de New York y en la Sorbonne de París.

    Fue justamente allí donde se “contagió”, en el mejor sentido de la palabra, de las ideas feministas que estaban dando vueltas por Europa y decidió participar activamente a través de la educación impulsando tertulias que más adelante darían forma a el Círculo Femenino de Estudios. A lo largo de toda su vida, Amanda se ganó el respeto y el reconocimiento de sus pares, alcanzando logros que en ese contextos no eran simples para una mujer. Por ejemplo, ser directora del Liceo Nº5, cargo otorgado por el Presidente de la República, Juan Luis Sanfuentes.

    Además de publicar numerosas obras como La educación secundaria, Labarca siguió perfeccionándose durante toda su vida.

    De hecho tomó una cátedra de Psicología Pedagógica en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y entre 1927 y 1931, fue la jefa de la Dirección General de Educación Secundaria del Ministerio de Educación. En ese periodo, se le nombró como profesora extraordinaria de Psicología y se convirtió en la primera mujer en dictar una cátedra universitaria en América. Un año después pasó a formar parte de la Facultad de Filosofía y Humanidades. En esa misma institución impulsó la creación de la Escuela de Educadoras de Párvulos –antes inexistente– y fue también fundadora del Liceo Experimental Manuel de Salas.

    Ser comisionada para dar a conocer la educación pública de Chile en Ecuador, Colombia y Panamá; organizar las Escuelas de Verano en la Universidad de Chile; ser directora del Departamento de Extensión Cultural; y ser miembro de la Academia de Ciencias Morales, Políticas y Sociales del Instituto de Chile, son otros de sus logros más importantes. Pero, aunque su currículo es notable y muy impresionante, lo que más valdría la pena rescatar de Amanda es su visión y rol como educadora.

    “El maestro, esencialmente, debe aspirar a ser artífice, despertador espiritual, un transformador de fuerzas en capacidades precisas de acción”.

    Además de crecer profesionalmente y dedicar su vida a la educación, Amanda Labarca trabajó en función de la educación como un hecho social, como un servicio a la población y sus diversas realidades. Por eso dictó diversos cursos y seminarios por todo el continente donde dejó clara la importancia de los profesores como motores del impulso de la sociedad. Según se publicó en la Revista de Educación, su antiguo jefe, el ex rector de la Universidad de Chile, Juvenal Hernández, la describió en 1975 así:

    “Es una de las mujeres de más talento que ha producido este país… fue historiadora de la educación, gran maestra, profesora de Filosofía y de Psicología, escribía en la prensa permanentemente, intervenía en el Partido Radical, recibía en su casa. No había profesor eminente que llegara a Chile que no estuviera en la tertulia de Amanda Labarca… Es una mujer extraordinaria. Yo espero que la historia de esta mujer tendrá que hacerle justicia en la forma que merece”.

    Sus últimos años los dedicó a la escritura de numerosos estudios relativos a la educación y la mujer, dejando así un gran legado e imprimiendo un sello a través de su pensamiento pedagógico progresista y democrático que apuntó al progreso de la educación en Chile.

    “Su interés está en hacer que la educación en Chile sea más democrática, es decir, se universalice, especialmente la educación secundaria; que haya experimentación educativa en el país para mejorar las metodologías de enseñanza; que los estudiantes reciban una sólida formación moral libertaria y laica. Para comprender mejor lo anterior recurre a la historia de la educación -tanto en Chile como en Estados Unidos- y aspira a que gracias a la educación la sociedad se fortifique en los ideales democráticos, sea más colaboracionista y que sus miembros, al estar más educados, sean agentes de progreso en fraternidad social, cooperativa y solidaria y alcancen un desarrollo físico y moral íntegro. Postula que el fin de la educación es la consecución de la felicidad colectiva”, afirma Jaime Caiceo Escudero en su texto Amanda Labarca, Irma Salas y Mabel Condemarín, tres educadoras laicas y feministas del Siglo XX en Chile.

Amanda Labarca: profesora, activista y pionera en innovación educativa

2017-10-19T16:56:38+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

“El maestro, esencialmente, debe aspirar a ser artífice, despertador espiritual, un transformador de fuerzas... ”, Amanda Labarca.

  • “Cómo el Síndrome de Tourette me conviritió en el profesor que nunca tuve”

    Desde muy pequeño, Brad Cohen realizaba fuertes ruidos con su voz, seguidos siempre de extraños movimientos de cabeza. Nadie entendía lo que le pasaba y en la escuela, sus compañeros lo juzgaban, se reían de él. Su relación con los profesores tampoco era distinta. Ellos, desconociendo las causas, asumían que todos esos sonidos que realizaba en clase eran producto de una mala conducta premeditada. Por esta razón, Brad visitaba regularmente al director, recibía incontables castigos y sus padres eran citados por los profesores muy menudo. Un día, su madre empieza a investigar sin cansancio y encuentra las respuestas a todas las preguntas que habían tenido durante tantos años: su hijo padecía el Síndrome de Tourette, un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por múltiples tics físicos (motores) y vocales (fónicos) incontrolables; tics que aumentan, disminuyen y son precedidos por un impulso premonitorio.

    Buscando lo mejor para su hijo, la madre de Brad decide cambiarlo de escuela, hecho que sin duda alguna marcaría la vida del protagonista.

    Sólo en ese colegio, el director encuentra la estrategia perfecta para cambiar la vida de este niño, integrando a toda la comunidad educativa y enseñando a todos ellos la importancia de conocer, no juzgar, respetar e integrar. Ese quiebre positivo en su vida, marca el inicio de una decisión que representaría un gran desafío en su vida adulta: gracias al director, Brad decide que quiere ser profesor para ofrecer a los niños la educación que él, en un principio, no pudo tener. Brad decide que quiere ser profesor para transformar su “debilidad” en la mayor de sus virtudes y demostrar a todos los niños, que ellos también pueden hacerlo.

    La película, basada en el libro de Brad Cohen Front Of The Class: How Tourette Syndrome Made Me the Teacher I Never Had? (Al frente de la clase: cómo el Síndrome de Tourette me convirtió en el profesor que nunca tuve), comienza con un Brad adulto postulando a 24 escuelas que lo rechazan por su síndrome sin tener en cuenta su experiencia y su extraordinario currículo.

    En un último esfuerzo, Cohen asiste a una última entrevista postulando al cargo de profesor de educación primaria. Todo este proceso se entremezcla con escenas que evidencian la realidad de su niñez, la amistad con su hermano, las dificultades con su padre y la camaradería con su increíble madre…

    Cuando la posibilidad de tener el cargo de profesor se ve muy lejana, la última entrevista tiene un giro inesperado basado en el entendimiento, en el respeto de sus capacidades, en el talento innato de su vocación, en sus estrategias pedagógicas y en su fórmula para lidiar con el síndrome mientras enseña. Brad es contratado y se hace cargo de un maravilloso segundo grado lleno de estudiantes que cambian su vida, mientra él cambia las suyas con grandes estrategias y puestas en escena. Muchas cosas suceden en este periodo de su vida a través del cual demuestra a más de una persona, lo que significa llevar la vocación en la sangre.

    Front Of The Class (Al frente de la clase) es destacable no sólo por ser una historia real y muy conmovedora, sino también porque pone sobre la mesa muchos elementos importantes desde un punto de vista educativo.

    Lo primero es que refleja la importancia del papel del director de la escuela y cómo este puede ser la clave para liderar procesos difíciles de manejar al interior de una comunidad. Lo segundo es que evidencia cómo un mal y un buen profesor pueden marcar e inspirar la vida de una persona, tal como le pasó a Brad, quien tomó la decisión de educar gracias a su propia experiencia en la escuela. Lo tercero se centra en el rol del profesor como un guía que además de enfocarse en lo académico, enseña a sus alumnos valores de respeto y les entrega las herramientas necesarias para ser ellos mismos y luchar en contra de la dificultad para transformarla, tal como él lo hizo con el Tourette, en el mejor de los maestros.

“Cómo el Síndrome de Tourette me conviritió en el profesor que nunca tuve”

2017-10-18T16:06:42+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Brad Cohen nació con Síndrome de Tourette. Su condición y su experiencia personal en la escuela lo llevaron a ser profesor.

  • “Premio TVN al Favorito del Público”: vota por tu finalista del Global Teacher Prize Chile

    Cinco profesores de distintas partes de Chile fueron seleccionados como finalistas del Global Teacher Prize Chile, un premio conocido como el “Nobel de la educación” que busca reconocer de manera pública la labor de algunos de los profesores más destacados del país. Este año los docentes seleccionados fueron la profesora de Matemática Marcela Rodríguez, de Arica; el profesor de ciencias Mauricio González, de Colchane; el profesor de Tecnología Eduardo Cortés, de Quillota; la educadora de párvulos Beatriz Saavedra, de Lampa, y la profesora de Lenguaje Marcela Henríquez, de Quirihue. Los cinco profesores representarán a Chile en la versión internacional del este reconocimiento.

    Ahora bien, en una encuesta realizada por TVN, el país puede votar por su profesor favorito y aunque esto no determina el premio final, quien sea seleccionado recibirá el Premio TVN al Favorito del Público. Una oportunidad valiosa para que la comunidad sea partícipe de una instancia que valora el esfuerzo de estos docentes que hoy, están siendo reconocidos por su labor.

    1. Eduardo Cortés (Quillota)

    Por sus ganas de movilizar a los estudiantes convirtiéndolos en protagonistas del aprendizaje y su metodología basada en proyectos que fomenta la participación activa y la creación de soluciones a problemas reales, el profesor de Tecnología de la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple en Quillota, fue seleccionado como uno de los finalistas del Global Teacher Prize Chile. A través de proyectos realizados con sus estudiantes como Misión Aconcagua, donde reparar instalaciones eléctricas hechizas, Eduardo ha convertido a sus alumnos en agentes de cambio, les ha mostrado otras realidades y los ha hecho partícipes de iniciativas que trascienden e impactan la vida de muchas personas dentro y fuera del aula.

    Registro personal Eduardo Cortés


    2. Beatriz Saavedra (Lampa)

    En un contexto rural, Beatriz superó incontables barreras sociales y económicas para cumplir un sueño: ser educadora de párvulos. Su experiencia es innegable, durante décadas, Beatriz ha desarrollado y perfeccionado sencillas pero innovadoras ideas en el aula. Entre esas, el “juego por rincones”, una metodología propia de la educación inicial. Basada en esta estrategia pedagógica, Beatriz ha incorporado nuevas ideas, entre esas, el “Rincón de la Televisión”, una caja con forma de televisión en la que niños y niñas pueden recrear a través de la expresión oral un contenido relacionado a un canal escogido (cocina, historias, noticias, entre otros). Esta actividad, entre otras, ha impactado tanto que trascendió el aula, fue reconocido a nivel provincial y hoy es una estrategia que articula la educación inicial y el primer ciclo de educación básica. Por acciones como esta, por su liderazgo y el impacto que ha generado en la educación inicial de su comunidad, esta educadora fue seleccionada como una de las finalistas del “Nobel de la enseñanza”.


    3. Marcela Rodríguez (Arica)

    Desde muy pequeña, Marcela estuvo expuesta al mundo de la pedagogía. Sus padres eran profesores de matemática y de ellos heredó no sólo el talento, sino también las ganas de transmitir su conocimiento. Por su piel morena, ser descendiente boliviana y tener rasgos aymara, Marcela fue víctima de bullying, pero eso no la debilitó y luchó para sacar su carrera adelante, cumplir sus objetivos y educar a sus estudiantes de una forma diferente. Hoy, Marcela es profesora de matemáticas en el Liceo A-1 Octavio Palma Pérez de Arica y ha encontrado la fórmula perfecta para mostrarles un camino nuevo a sus estudiantes. Sus clases se basan en el juego y la neuropedagogía, y el aire libre y el deporte son sus mejores aliado a la hora de enseñar matemática. Con actividades como el “fútbol matemático”, esta docente ha logrado que sus alumnos aprendan de una forma significativa y por eso hoy, es una de las 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile.

    Registro Personal de Marcela Rodríguez


    4. Marcela Henríquez (Quirihue)

    Marcela también siguió los pasos de varios miembros de su familia quienes eran también docentes. Entre ellos, su madre. A lo largo de los años esta profesora se ha ido perfeccionando a través de cursos, capacitaciones y postítulos que le han abierto puertas en otras ciudades. Sin embargo ella sigue firme en aquel rincón de Chile donde ejerce la docencia en el Liceo Polivalente Carlos Montané Castro. En esta escuela, esta profesora ha enfocado su metodología en la lectura como un instrumento que permite derribar barreras culturales y sociales, y para eso, ha convertido a sus alumnos en “Detectives de Lectura” desarrollando así, un pensamiento crítico en los procesos de lectura.

    Registro personal de Marcela Henríquez


    5. Mauricio González (Colchane)

    En el año 1980, Mauricio González realizó el servicio militar. De sus compañeros, era el único que tenía una preparación académica completa. Este primer encuentro con una realidad aún vigente, despertó en Mauricio un interés por la educación. Ahora lleva 28 años enseñando en una comunidad aymara en el Altiplano Chileno, lugar en el cual fue ganándose, poco a poco, el cariño de la gente. Mauricio acerca a sus estudiantes a la ciencia y la tecnología y con ellos ha creado elementos útiles para la comunidad como medidores de humedad, alarmas e interruptores solares. Por influir notablemente la vida de sus estudiantes y ser un gran líder social dentro de la comunidad, este profesor trascendió el aula y hoy hace parte del grupo de finalistas del “Nobel de la educación”.

    Registro personal de Mauricio González

    Si quieres votar ahora, entra a este link y sigue estos pasos:

    Al ingresar encontrarás la foto de los finalistas seguido de su nombre, su ciudad y un botón de “Me gusta” donde tendrás que hacer clic par dar tu voto. Abajo del botón de “Me gusta” podrás encontrar una breve descripción de cada finalista. Cuando ingreses al sitio, encontrarás algo así:

    Elige Educar

“Premio TVN al Favorito del Público”: vota por tu finalista del Global Teacher Prize Chile

2017-10-18T10:20:49+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Conoce las historias de los 5 finalistas de la versión local del Global Teacher Prize y vota por tu preferido en el Premio TVN al Favorito del Público.

  • “Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia

    Fue su vida entera con ellos, la razón de su decisión… Fue la vida entera con su padre, un profesor de historia quien también era director de la escuela a la que Amílcar Durán asistía. Y fue también la vida junto a su madre, aquella mujer que fue su profesora de música a lo largo de toda su vida escolar. Amílcar escogió estudiar Pedagogía en Inglés, porque además de querer mantener un legado familiar, creció entendiendo lo que significaba y lo que aún significa esta profesión.

    “Me enseñaron que ser profesor no es un trabajo como cualquier otro”.

    Amílcar no solo fue un alumno de sus padres, también fue un admirador que seguía en silencio sus pasos. Esos pasos que hoy está siguiendo tal como ellos le enseñaron. Fueron sus padres los que le mostraron que la pedagogía no es tan mala como la pintan, que es una carrera que se puede equiparar a otras como la medicina y sobre todo, que no es y tampoco debería ser entendida como un sacrificio. La pedagogía, según Amílcar tiene que ver de hecho con “un quehacer ético, con algo que uno hace para mejorar la sociedad, para mejorar la vida de muchos”.

    “Ellos me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”.

    Amílcar tiene una visión muy positiva de la pedagogía. Los miembros de su familia fueron docentes exitosos y siempre se encargaron de inculcarle a su hijo la importancia de trabajar duro para desarrollarse profesionalmente. Por eso, este joven profesor tiene altas expectativas de su carrera y entiende ésta como un desafío que le permitirá llegar muy lejos. De hecho, cuando él tomó la decisión de ingresar a Pedagogía, fueron sus propios padres quienes mencionaron la lista de desafíos y le hicieron preguntas para reflexionar acerca de esa decisión que cambiaría el rumbo de su vida. Pero lo más importante es que siempre lo apoyaron. “No se dio el cliché de la familia que se queda en blanco porque el hijo quiere ser profesor… No, ¡a mi me apoyaron!”.

    “Sacrificar, de alguna forma significa dejar de lado muchas cosas y yo no creo que tenga que ser así”.

    Este es el mensaje que Amílcar le da a todos los que están pensando en estudiar pedagogía. Él creer que es importante no entender la pedagogía como una carrera por la cual hay que dejar cosas de lado, sino entenderla como una herramienta poderosa para aportar al mundo y como un instrumento que permite forjar un camino propio a través del trabajo duro y la buena planificación. Amílcar sugiere a los futuros docentes que busquen un interés intelectual (para él fue el inglés), para seguirlo y desarrollarlo teniendo siempre presente que decidir ser profesor significa cumplir con un deber ético y tener una vida plena. “No veo mejor vida que eso”, concluye Amílcar.

“Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia

2017-10-17T18:16:51+00:00 Octubre, 2017|Futuro Profesor, Los profesores importan|

Sus abuelos eran profesores, sus padres eran profesores y ahora, Amílcar Durán también lo será.

  • 18 cosas que sólo entenderás si vives, sales o compartes tu vida con un profesor/a

    Invierten tiempo y corazón en dar lo mejor, trabajan todos los días en función de sus estudiantes y a pesar de los grandes desafíos que enfrentan a diario, saben bien que levantarse temprano (muy temprano) todas las mañanas para cambiar la vida de muchos, realmente vale la pena.

    Alrededor de estos grandes docentes existen parejas, amigos y familiares que más que nadie reconocen su esfuerzo, su entrega, su compromiso con una profesión que merece la mayor valoración social. Esas personas son cómplices y grandes aliados en la vida de los docentes, y por qué no, en el proceso educativo. Conocen el nombre de cada estudiante de la clase, escuchan con dedicación las historias de alumnos inolvidables, una y otra vez, ayudan a buscar ideas innovadoras, recortan material y hasta ayudan a corregir pruebas.

    Todas esas personas conocen la importancia del rol de los profesores, por eso con esta divertida lista esperamos homenajear el apoyo que día a día brindan. Hoy queremos recordar que gracias a ustedes, muchos pueden seguir adelante en el desafiante pero lindo camino de la docencia.

    Más de un punto te sonará muy familiar… empecemos:

    1. ¿Cita un fin de semana en la noche? Es posible, aunque probablemente ésta termine a las 10:00pm

    via GIPHY


    2. Y es lógico… al fin y al cabo sabes bien que se levantarán temprano, MUY TEMPRANO durante toda la semana

    @_KellyW25


    3. Y esto explica por qué para ellos y ellas es más que suficiente dormir hasta las 7:00 am un fin de semana

    via GIPHY


    4. Lo bueno es que una cita ideal el viernes probablemente involucra pizza, café, unos cuantos trabajos por corregir y ver televisión hasta quedarse dormido

     

    via GIPHY


    5. Otra realidad: compartir la vida con profesores significa esperar con ansias las vacaciones de colegio

    via GIPHY


    6. Y aunque los costos son de temporada alta, es bueno saber que esas vacaciones siempre llegarán y serán más largas que lo habitual

    via GIPHY


    7. Y claro, probablemente se encontrarán a más de un estudiante a donde quiera que vayan

    via GIPHY


    8. Por otro lado, navidad será lo mejor que te pueda pasar… le llegarán chocolates por montones y tu podrás acceder a todos éstos

    via GIPHY


    9. Eso compensa los comunes resfriados a los que tienes que enfrentarte por compartir con un profesor que vive rodeado de niños

    via GIPHY


    10. A menudo recuerdas que estás compartiendo con una profesora o profesor cuando de vez en cuando utiliza ESE tono de voz contigo

    via GIPHY


    11. ¿Llegó a casa llena de pintura y brillando? Bueno, ya sabes la razón

    Kelsey kisber

    Sabes que eres profesora cuando llegas a casa oliendo a Play Doh, con manchas en la camisa y pintura en el pelo.


    12. Y estamos seguros que tu casa se ve algo así:

    ARC


    13. ¿Nuevos productos de papelería? Les encanta, así que ya sabes cuál será el próximo regalo

    lisacollister


    14. Aunque no conoces a sus estudiantes, siempre encontrarán la forma de cautivarte con sus historias y hacerte sentir que también haces parte de sus vidas

    via GIPHY


    15. Además no hay nada más entretenido que ver algunas de las respuestas de algunos de sus alumnos en los exámenes


    16. Y sabes bien que esa etapa de revisar exámenes fue muy dura para ellos

    via GIPHY


    17. Porque invirtieron mucho tiempo en ello y en muchas cosas más… más tiempo del que todos podemos imaginar

    via GIPHY


    18. Lo que te lleva a destacar un hecho claro: ellos trabajan duro, más duro que cualquier otra persona que conozcas y por eso la/lo valoras, admiras y aplaudes todos los días… ¡Y se lo merecen!

    via GIPHY

18 cosas que sólo entenderás si vives, sales o compartes tu vida con un profesor/a

2017-10-17T09:52:47+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Estas cosas sólo las entenderás si compartes tu vida de alguna manera con un profesor o profesora.

  • 10 razones por las cuales reconocemos el trabajo de todos los profesores y profesoras

    Quizás 10 razones no bastan para reconocer el trabajo de quienes dedican su vida a cambiar la vida de otros. Quizás 10 razones no son suficientes para valorar el esfuerzo y la entrega de todos los profesores que día a día forjan el futuro y abren nuevos caminos. Sin embargo, hoy, en la celebración de Día del Profesor en Chile, decidimos enumerar algunos de las argumentos por las cuales aplaudimos y agradecemos su labor, aquella que a pesar de los grandes desafíos, enfrentan a diario con orgullo, dedicación y entrega. Por estas 10 razones e infinitas más, hoy decimos: ¡GRACIAS PROFESORES!

    1. Porque son ellos quienes logran que TODOS los estudiantes, sin importar género, religión o raza aprendan

    Elige Educar


    2. Porque dedican su tiempo y su vida a transformar la vida de todos su alumnos


    3. Porque demuestran que equivocarse es parte del aprendizaje y no hay nada de malo en ello

    Elige Educar


    4. Porque con grandes y pequeñas acciones logran que los estudiantes crean en ellos mismos


    5. Porque logran que los niños transformen sus sueños en hechos

    Elige Educar


    6. Porque entienden la importancia del trabajo en equipo como una herramienta que enriquece el aprendizaje


    7. Porque demuestran que sí es posible, alcanzar metas que al principio parecían inalcanzables

    Elige Educar


    8. Porque saben que aprender va mucho más allá de una calificación


    9. Porque además de enseñar, aprenden de sus alumnos. Ellos son el eje de su desarrollo profesional


    10. Y finalmente, porque son ellos quienes ayer, hoy y siempre están forjando el futuro de una mejor sociedad.

10 razones por las cuales reconocemos el trabajo de todos los profesores y profesoras

2017-10-16T16:03:53+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Hoy se celebra en Chile el Día del Profesor. En el marco de esta celebración queremos enumerar sólo algunas de las razones por las cuales los admiramos.

  • Hoy Google convirtió su logo en un homenaje a los profesores de Chile

    Para rendir algún tipo de homenaje, celebrar hechos históricos o recordar personajes que han marcado la historia, desde hace años, los genios detrás de Google se han dedicado a alterar de forma temporal (y con mucha creatividad) su logo. Hoy 16 de octubre, no fue la excepción…

    Google

    Como un homenaje a los docentes en el Día del Profesor que se celebra en Chile, la compañía transformó su logo en una sala de clases. En la animación, docentes y alumnos tienen un rol protagónico.

    La “g” del medio se convirtió en profesor y el resto de las letras son estudiantes que con cara de sorpresa y admiración escuchan la lección. Detrás de ellos está una pizarra que cambia su diseño simulando diversas asignaturas como música, química, física y matemática. Porque todos los docentes, independiente de las materias que enseñen, merecen un gran reconocimiento.

    via GIPHY

    Una vez más, Google supo exactamente cómo homenajear públicamente a los 248.809 docentes chilenos que día a día entregan lo mejor de sí mismos en las salas de clases.

    Hoy nos sumamos a su homenaje para reconocer el trabajo de todos aquellos profesores que con alma y corazón dedican su vida a transformar la vida de otros ¡Feliz Día Profesores!

Hoy Google convirtió su logo en un homenaje a los profesores de Chile

2017-10-16T15:11:56+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Con un divertido doodle, Google se sumó a la celebración del Día del Profesor en Chile.

  • Global Teacher Prize 2017: Mauricio González impulsa la ciencia y tecnología desde Colchane

    Este profesor busca enseñarle a sus seis alumnos el valor de la ciencia y la astronomía.

    Hace 28 años que Mauricio González ejerce la docencia en Colchane, una localidad ubicada a más de 200 kilómetros de La Serena y a una altura de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Ahí busca inculcarle a sus alumnos el valor de la ciencia y la astronomía.

    Este profesor de 58 años ha enseñado a varias generaciones, primero como educador de adultos y luego llegó hacerle clases a sus hijos y nietos.

    Hoy apenas con seis alumnos sigue desafiando a lo establecido, impulsando el aprendizaje y entusiasmo de sus estudiantes en pro de la comunidad.

    Mauricio se las ingenió para maravillar a sus alumnos con experimentos con los elementos básicos. Hoy se imparten talleres de astronomía, alfabetización para los padres e incluso tienen su propia radio.

    Por estos días Gonzalez ve con orgullo cómo sus alumno defienden su proyecto de astronomía denominado Huara Huara, un trabajo que hacen junto a Explora Conicyt y que tiene como finalidad comparar los conocimientos astronómicos ancestrales de los aymaras con los actuales.

    Más que un docente, Mauricio se ha convertido en un líder social y un ejemplo cercano para los niños.

Global Teacher Prize 2017: Mauricio González impulsa la ciencia y tecnología desde Colchane

2017-10-14T15:56:45+00:00 Octubre, 2017|Actualidad, Los profesores importan|

Con 58 años de edad este profesor se transformó en uno de los 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile.

  • Global Teacher Prize 2017: Marcela Henríquez y su revolución de la lectura en Quirihue

    La docente está a cargo del área de Lenguaje, comunicación y literatura, donde ha llamado la atención por sus innovaciones en materia educativa.

    Quirihue es una comuna rural que se localiza a 90 kilómetros al norte de Concepción y que tiene poco más de 11 mil habitantes. Cara mañana, la profesora Marcela Henríquez va de su casa hasta el Liceo Politécnico Carlos Montané, único en la comuna. Hace 16 años que hace clases allí, desde que egresó de la Universidad de Concepción.

    La docente está a cargo del área de Lenguaje, comunicación y literatura, donde ha llamado la atención por sus innovaciones en materia educativa. Un ejemplo de ello es su ronda de lectura compartida.

    Marcela ha pasado desde las clases tradicionales hasta los grupos de debate. Sin abandonar la docencia, Henríquez fue avanzando en su especialización, primero con un magíster y luego con un doctorado en literatura.

    Por qué seguir en Quirihue es algo que le preguntan con regularidad, a lo que contesta “¿por qué no?, ¿por qué chicos de un contexto vulnerable como el nuestro no van a tener derecho a tener un profesor del grado de doctor?”

    En este contexto, su jefatura pensó en ella cuando Elige Educar lanzó la segunda versión nacional del concurso Global Teacher Prize, considerado el Nobel de la educación.

    Ahora, Marcela Henríquez es una de las cinco finalistas a nivel nacional.

Global Teacher Prize 2017: Marcela Henríquez y su revolución de la lectura en Quirihue

2017-10-11T09:26:18+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Con 16 años de experiencia, esta profesora y doctora en literatura es una de las 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile.

Cargar más posts