Comunidad escolar

Inicio » Comunidad escolar
  • ¿Por qué decenas de niños decidieron ir a la escuela en falda en Reino Unido?

    Unos 30 niños escolares decidieron asistir a clases en falda en protesta por el reglamento de la institución que no les permitía ir en pantalón corto.

    Los alumnos de la Academia ISCA en Exeter, en el suroeste de Inglaterra, habían pedido permiso para modificar el uniforme debido a las altas temperaturas que se han registrado recientemente en el país.

    “No nos permiten usar shorts pero yo no voy a estar en pantalón largo todo el día, hace bastante calor”, declaró uno de ellos.

    No es la primera vez que esto sucede en Reino Unido.

    En 2011, durante una ola de calor, un alumno de una escuela en Cambridge que prohibía el uso de shorts se dio cuenta de que no había nada en el reglamento que impidiera a los niños usar falda y decidió ponerse una para ir a clase.

    El conflicto no parece tener nada que ver con la insensibilidad de las autoridades escolares hacia los estudiantes, sino con el deseo de no violar los estatutos.

    La directora de la Academia ISCA, Aimee Mitchell, aclaró que los shorts “no forman parte” del uniforme escolar.

    Los estudiantes dijeron que la idea de la protesta vino de la misma directora, que originalmente hizo la sugerencia, aunque alguno de ellos dudó de que estuviera hablando en serio.

    La esperanza de los alumnos es que la escuela reconsidere su política sobre los shorts como resultado de la protesta. La directora no lo ha descartado.

    Camino a la escuela, los alumnos gritaban “¡Permitan a los niños usar shorts!”

    “Reconocemos que los últimos días han sido excepcionalmente calientes y estamos haciendo el máximo esfuerzo para que tanto estudiantes como el plantel se sientan tan cómodos como sea posible”, aseguró Mitchell.

    “En la actualidad, los shorts no forman parte de nuestro uniforme para niños y no quisiera hacer ningún cambio sin consultar tanto a los estudiantes como a sus familias”.

    “Sin embargo, como el tiempo cálido se está volviendo la norma, estaría dispuesta a considerar un cambio para el futuro”.

    Claire Reeves, cuyo hijo estudia en esa escuela, dijo que preguntó si él podría ir en pantalón corto pero que la idea fue “echada por tierra”.

    “Me siento muy orgullosa de que defiendan sus derechos. La gente siempre está hablando de igualdad de derechos para hombres y mujeres y el uniforme escolar no debería ser una excepción”, expresó.

    El código de uniforme de las escuela permite a los niños usar pantalón largo y a las niñas usar tanto pantalón como falda. Los estudiantes pueden quitarse la corbata y sacarse la camisa por fuera del pantalón o la falda mientras están en clase pero deben arreglarse cuando salen del aula.

¿Por qué decenas de niños decidieron ir a la escuela en falda en Reino Unido?

2017-06-22T11:18:10+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

Una historia para reflexionar sobre sobre la pertinencia del uniforme escolar y de las diversas normas que existen al interior de los establecimientos.

  • Los colegios se rebelan

    Centros escolares sin asignaturas, sin libros y con libertad para los alumnos. Cada vez más colegios optan por pedagogía alternativa. Los resultados son tan sorprendentes como los métodos.

    El barrio de la Ventilla, en Madrid, está escondido. El Paseo de la Castellana, la avenida de Asturias y el parque de La Ventilla lo encajonan y aíslan del resto de la ciudad. En ambas calles, en los años 60, levantaron grandes edificios de viviendas para que, cuando uno entrase en Madrid por el norte, no viese desde la ventanilla la pobreza de La Ventilla.

    Hoy sigue siendo un barrio popular y humilde. Y, desde hace unos años, está custodiado por las cuatro torres; cuatro rascacielos que se yerguen sobre las casitas de ropa tendida en la ventana y teja gastada. En el corazón del barrio, con el recreo a los pies de los rascacielos, existe un colegio llamado Centro de Formación Padre Piquer. Parece un cole de barrio más. No lo es.

    De Madrid a Vilanova de Arousa, en Pontevedra, solo hay un salto. El necesario para girar en un cruce improbable desde una carretera comarcal en pleno corazón de las Rías Baixas. Tras dos curvas y un par de baches, se llega al CEIP Viñagrande-Deiro. Otra vez, desde fuera, nada especial.

    Ambos, Padre Piquer y Viñagrande, son dos de los -cada vez más numerosos- centros y colegios que imparten una educación alternativa en España. ¿Aulas fijas, asignaturas y libros de textos? Eso es pasado en estos lugares.

    “Aquí trabajamos con ámbitos, no con asignaturas”. Lo explica en el laboratorio del colegio Ángel Serrano, director general del Padre Piquer, un centro que es concertado y propiedad de la Fundación Montemadrid. A él acuden alumnos a partir de 12 años, un desafío añadido en lo que a pedagogía alternativa se refiere. “Tenemos el ámbito socio-lingüístico y el matemático-científico. No tenemos asignaturas ni libros de texto, trabajamos con material digital, en grandes grupos de unos 60 alumnos y con tres o cuatro profesores. Llevamos a cabo proyectos y trabajos en los que el alumno tiene la iniciativa y el profesor le va guiando. Tienen un margen de libertad muy amplio, ellos deciden por dónde avanzan. Y encima con adolescentes, cuando lo habitual es que este tipo de metodología se implemente en educación infantil”.

    Y así funciona la educación infantil en el Viñagrande, colegio público. Su director es Javier García, un joven que, hace tres años, a punto estuvo de abandonar su carrera docente. “Entré en este colegio y me encontré a profesores desmotivados y alumnos sin energía. Tenía dos opciones: o me iba o cambiábamos esto de arriba a abajo”. Y lo cambiaron.

    Javier y su equipo empezaron a tirar muros y tabiques para proporcionar espacios abiertos. “Y más que tiraríamos su pudiésemos”, dice. Abandonaron los libros de texto y las asignaturas. Y mezclaron a los alumnos por edades. Los de primero y segundo trabajan juntos, igual que los de tercero y cuarto y los de quinto y sexto. En su caso, la materia de enseñanza se clasifica por contextos. Tienen cuatro: el humanístico, el literario, el matemático y el científico. “Los niños van participando en proyectos, no seguimos las lecciones de un libro. En el proyecto, además de aprender la materia, la trabajan en distintos ámbitos, hacen reportajes, la tuitean, intercambian ideas… La diferencia con lo que hacíamos hace años es abismal”.

    En ambos centros la atmósfera está lejos de la que un niño de los años 80 (ni hablar si nos retrotraemos más) sentía al entrar en su colegio. Mientras cruzamos el patio del colegio Padre Piquer, podemos ver a dos niñas pintando sobre sendos caballetes mientras otros chicos juegan al tenis y, de fondo, un tercer grupo completa un mural en una pared. Un ambiente renacentista en pleno barrio popular de Madrid.

    Clase de Educación Física en el Colexio Viñagrande de Vilanova de Arousa. ÓSCAR CORRAL / El País

    En el Viñagrande nada parece un colegio. Las aulas son amplias, luminosas y están llenas de estímulos: libros, ordenadores, murales, pizarras, juguetes, un supermercado de plástico, fotografías, cámaras de vídeo, tablets, trípodes… Los niños se mueven de un espacio a otro, sin aparente orden ni concierto. Una profesora pasa descalza por el pasillo. “Y, sin embargo, están trabajando”, dice Javier. “Están trabajando muchísimo. Cada chaval está en un proyecto y el profesor les va orientando y ayudando. Tienen que completar los proyectos de la misma forma que antes tenían que aprenderse la lección. Solo que la forma es muy distinta”.

    Echando un ojo en los alumnos se perciben niños y niñas llenos de energía, ansiosos por completar proyectos. “Sentar a un niño a las 9 de la mañana y pretender que te esté escuchando cinco horas es absurdo”. Por eso, en Viñagrande, lo primero que hacen los alumnos al llegar es una hora y media de ritmo, movimiento y gimnasia. María Castro, profesora de Educación Física, lo explica. Y en su discurso emplea términos como “sinapsis, corteza cerebral, hemisferios, reflejos primitivos, psicomotricidad…”. Y lo que María cuenta es que “un niño de 6 años es puro movimiento. O los estimulamos o los medicamos en nombre de la hiperactividad para que estén seis horas sentados en silencio”.

    Las nuevas corrientes

    Padre Piquer y Viñagrande aplican metodologías alternativas a las habituales en el sistema educativo español. Cumplen la ley y son sometidos a inspecciones continuas. El resultado es el mismo, los alumnos salen formados. Lo que cambia es la forma.

    Carmen Pellicer, presidenta de la Fundación Trilema, define este genérico y amplio concepto de pedagogía alternativa como “hacer las cosas de manera muy flexible. Encontrar lo que motiva a los alumnos y trabajar con eso”.

    Eulàlia Torras, doctora y profesora de la Universidad Internacional de Valencia, añade que “las propuestas de la educación actual no son contrarias a la educación tradicional, al contrario, las bases se encuentran en modelos de ciencias de la educación que venimos utilizando desde hace muchos años. La innovación pone énfasis en las potencialidades de las tecnologías de la información y la comunicación”.

    Existen distintas escuelas o métodos, la mayoría de ellos creados a principios del siglo pasado. Uno de los que más éxito está teniendo es el de la escuela de Waldorf, en el que la autorrealización el alumno es el objetivo prioritario. No existen asignaturas ni libros y los niños no aprenden a leer ni escribir antes de los 7 años, ya que emplean ese tiempo en jugar y desarrollarse.

    La pedagogía Montessori, de origen italiano, deja libertad al niño y el profesor se convierte en observador. El método Regio Emilia, también italiano, se basa en experiencias reales y el Changemaker busca la transformación social mediante la creatividad. Hay muchos más métodos: Doman, Kumon, Amara Berri… Todos se caracterizan por diferenciarse de los métodos tradicionales y por dar mayor autonomía y libertad al alumno y al sistema de enseñanza.

    Aula de enlace del Padre Piquer, donde los alumnos recién llegados a España aprenden castellano. LUIS SEVILLANO ARRIBAS / El País

    Explica Eulàlia Torras que, básicamente, todos los métodos responden a tres tendencias: “el conductismo, el cognitivismo y el constructivismo. El constructivismo es actualmente el que cuenta con un mayor número de modelos educativos”.

    “No somos hippies”

    “Hay padres que creen que aquí somos hippies. Y de hippy ya me dirás tú que tengo”, dice Javier riendo, a la entrada del Viñagrande. “Una cosa es que el alumno sea más libre aquí y otra que haga lo que quiera. No. Aquí estamos constantemente vigilando, atendiendo y supervisando a los alumnos para que rindan al máximo”.

    De hecho, los métodos de evaluación del Viñagrande son más rigurosos que los de colegios tradicionales. “Les calificamos a diario. Valoramos cómo desarrollan sus proyectos y tienen notas cada día. Lo que pasa es que ponemos el foco en lo positivo, en lo que se les da bien, e intentamos potenciarlo. Realizamos informes para los padres y siempre empezamos por lo bueno, por lo que se le da bien al alumno. Para que los padres se estimulen”.

    En el Padre Piquer también se han encontrado con la desconfianza de algunas familias cuando, en el año 2003, instauraron su nueva metodología de trabajo. Mónica Díaz-Masa es la coordinadora del Aula Cooperativa Multitarea del colegio. “Desde que implementamos este método, solo dos familias han sacado a sus alumnos del centro. Normalmente, las familias que desconfían de este sistema, son familias con niños de muy buenas notas, que temen que si viene a un centro así empeore su rendimiento”. Sin embargo, los datos del Padre Piquer son claros: 85% de éxito escolar (graduados) y un absentismo de solo el 0,7%, uno de los más bajos de España.

    Y eso en un centro con 1.100 alumnos en el que el 77% de ellos están becados. Es decir, la mayoría procede de familias de clase media y baja y con riesgo alto de abandono escolar. Por si fuera poco, en el Padre Piquer hay niños y niñas de 34 nacionalidades distintas y ocho religiones. Todo un mosaico que, para sorpresa de muchos, funciona. “A los tres meses ya notamos un cambio bestial”, dice Ángel. “A los padres que nos muestran dudas, además de explicarles en qué consiste esto, les mostramos los datos. Y son incontestables”.

    Más allá de desconfianzas u opiniones, está la ley. Todas las escuelas del territorio español deben adaptarse al sistema educativo, dependiente tanto de la administración central como de las autonómicas. Este sistema obliga a incorporar competencias básicas, tales como comunicación lingüística, matemáticas, ciencia, iniciativa, civismo, etcétera. Mientras se logren estas competencias, la ley es flexible en el cómo.

    Tanto el Padre Piquer como el Viñagrande, al igual que el resto de colegios de España, reciben inspecciones períodicas y deben responder ante sus respectivas Consejerías. “Ven que nuestros sistemas están funcionando y no tienen motivos para ponernos obstáculos. La administración es favorable a ir evolucionando”, explica Javier García.

    Una evolución que parece inevitable. El sistema de hace solo dos décadas ya no sirve para los niños del siglo XXI. “Muchos padres imaginan la educación de sus hijos tal y como fue la suya, pero al igual que no es lo mismo ir al médico hoy que hace 40 años, tampoco la educación es igual. Los sistemas de nuestros padres no responden a las necesidades de los niños de hoy”, explica Carmen Pellicer. “Los centros con metodologías innovadoras son los que están mostrando menor tasa de absentismo escolar y menor fracaso. Eso significa que están funcionando”.

Los colegios se rebelan

2017-06-22T10:51:07+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar|

Cada vez más colegios optan por una pedagogía que pone a los estudiantes en el centro del aprendizaje. ¿Cómo lo hacen? ¿Cuáles son sus claves? Descúbrelo en la siguiente nota de El País.

  • Reconocimiento de la labor docente

    Señor director:

    Probablemente es primera vez que en la cuenta pública de nuestros gobernantes se hace referencia al rol clave de los y las asistentes de la educación y eso debe valorarse. Más importante es la promesa de la Presidenta en torno a un proyecto de estatuto para este grupo educador tan importante en las aulas y escuelas del país. Los asistentes de la educación cumplen una diversidad de funciones de apoyo, algunas de carácter profesional como el trabajo de kinesiólogos, orientadores, fonoaudiólogos; otras de carácter específico expresadas en las tareas de paramédicos, asistentes de párvulos o contadores, y aquellas que cumplen los auxiliares de servicio y mantención. Los establecimientos los necesitan a todos y no podrían funcionar sin ellos.

    La significancia del rol y tareas que cumplen los y las asistentes de la educación fue relevado durante las discusiones ciudadanas que generaron el Plan Maestro, que a su vez sirvió de insumo a la Ley de Desarrollo Profesional Docente. Se destacaron varias tareas pendientes: el reconocimiento del rol que cumplen como apoyo a los aspectos docentes y administrativos de sus establecimientos, la necesidad de ampliar su dotación en función del tamaño, contexto geográfico y realidad social de esos establecimientos, la necesidad de utilizar criterios de equidad y justicia en los regímenes de contratación que actualmente son disímiles y, por fin, en virtud de ser parte de las comunidades educativas de sus establecimientos, otorgarles participación en las instancias de reflexión, diálogo y deliberación, como también oportunidades de formación y desarrollo profesional continuo.

    Por lo anterior, y reconociendo la importancia que tiene la nueva ley de Desarrollo Profesional Docente, no queda sino apreciar el anuncio de la Presidenta de complementar esa ley mediante un estatuto propio para los y las asistentes de la educación, que establezca claramente sus roles y funciones y condiciones de trabajo adecuadas a la importancia de su labor.

    Beatrice Ávalos
    Premio Nacional de Educación
    Investigadora CIAE U. de Chile

Reconocimiento de la labor docente

2017-06-20T18:23:13+00:00 Junio, 2017|Comunidad escolar, Los profesores importan|

A través de la siguiente carta , Beatrice Ávalos busca visibilizar la importancia de los asistentes de la educación. "Los establecimientos los necesitan a todos y no podrían funcionar sin ellos", señaló.

  • Adolescentes chilenos logran medalla en Olimpiada Mundial de Genios en Nueva York

    Un equipo chileno compuesto por un profesor y dos estudiantes lograron medalla de plata en la Olimpiada Mundial de Genios realizada en Nueva York, Estados Unidos.

    Se trata de los adolescentes de 15 años Felipe Islas y Luciano Imas, quienes cursan Segundo Medio en el Instituto Andrés Bello de Talca, los que con la guía del profesor de Química Fredy Segura alcanzaron el segundo lugar en el importante evento.

    En la ocasión los jóvenes talquinos dieron a conocer su gran descubrimiento: un antibiótico natural. Tal como confirmó Segura a BioBioChile, alcanzaron podio dentro de 750 proyectos que participaron.

    “Es primera vez que chilenos participan de estas olimpiadas, y ahora estamos en Manhattan porque vamos a celebrar”, agregó.

    Chile en la Olimpiada Mundial de Genios

    Estudiantes de Talca obtienen segundo lugar en Olimpiada Mundial de Genios en Nueva York: presentaron un antibiótico natural http://rbb.cl/h4ek

    Posted by Radio Bio Bio on Friday, June 16, 2017

     

Adolescentes chilenos logran medalla en Olimpiada Mundial de Genios en Nueva York

2017-06-16T23:59:33+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

Alumnos de segundo medio del Instituto Andrés Bello de Talca y su profesor de Química Fredy Segura, nos demostraron que con perseverancia y compromiso todo es posible.

  • “Escuela Abierta”: el programa de Recoleta que pretende ser impulsado en todo Chile

    En la comuna del norte de la capital los colegios permanecen abiertos de lunes a domingo hasta las 22 horas. Mineduc elaboró un documento sobre esta experiencia.

    Suena la campana de la tres de la tarde en el Liceo Valentín Letelier de Recoleta. En muchos colegios este sonido significa el fin del día escolar, la salida de los niños y el cierre de los establecimientos. Sin embargo, desde 2013 esto ha cambiado en las 19 escuelas municipales de la comuna norte de la capital. El campanazo de salida se confunde con el de entrada. Niños y adultos, chilenos e inmigrantes, esta vez sin uniformes, inician una nueva jornada hasta las 10 de la noche.

    A través de más de 150 talleres municipales y una cantidad similar de actividades autogestionadas por organizaciones sociales, todos ellos de carácter educativo, cultural y deportivo, los colegios se han convertido en el “corazón de la comunidad” y segundo hogar para miles de personas, sin importar el día de la semana.

    Las actividades se desarrollan de lunes a viernes de 15 a 22 horas y los sábados de 9 a 21 , mientras los domingos los espacios quedan disponibles para quienes deseen usarlos, “llave en mano”.

    Desde la Municipalidad de Recoleta, Natalia Salazar, asistente de Coordinación Territorial del programa, reconoce que en un comienzo costaba que los directores confiaran el acceso, pero con el paso de los meses todo cambió. “El adn de las escuelas pasó a ser el centro del desarrollo social comunitario”, asevera la estudiante de Trabajo Social.

    Astrid Quiroga es vecina de la comuna. Junto a su hijo Renato participan dos veces a la semana del curso de Lengua a Señas que se imparte en el Centro Educacional “Juanita Fernández”. “Pese a no tener ningún familiar o cercano con sordera, llevaba años buscando aprender pero no había donde. Apenas me enteré de esta iniciativa me acerqué, es muy importante para nosotros como comunidad tener estas posibilidades”, confesó Astrid durante una breve pausa que dedicó toda la clase para conversar con Publimetro.

    Terminada esta charla, durante el recorrido por las escuelas “República de Paraguay” y “Vicente Letelier” advertimos la alta cantidad de inmigrantes que hacen uso de los espacios escolares. Ya de noche, en una de las salas del histórico liceo donde estudiase el ex presidente Patricio Aylwin, un grupo de padres peruanos enseñan a sus hijos a bailar la tradicional “marinera”. Pese a la alta participación de personas en los talleres, la mayoría de los asistentes son parte de organizaciones sociales que solicitan un espacio para realizar sus actividades. En 2016, 419 organismos, sin importar la comuna de procedencia, que no tenían un lugar para sus actividades, fueron recibidos en los colegios de Recoleta.

    “Antes ensayábamos en las calles y los parques”, relata Jorge Montenegro, inmigrante peruano con 15 años en Chile. “Nuestros niños nacieron acá, así que nosotros utilizamos estos espacios para enseñarles nuestras tradiciones”, señaló.

    La sinergia que existe se refleja en la masiva participación que tienen las actividades, las cuales han superado las expectativas en varias oportunidades. Pese a que los cálculos para el primer año (2013) eran de 5 mil personas, la cifra se cuadruplicó y alcanzó a 19.580. Desde esa primera “prueba” hasta 2016, el número de participantes no ha parado de crecer y, en este último año, llegó a 39.198 personas.

    Sin embargo, no es sólo este factor el que demuestra la efectividad de “Escuela Abierta”. Según datos municipales, una vez se abrieron los colegios también disminuyeron los robos en su interior. De los 24 hurtos promedio que padecían los 19 establecimientos en 2012, en 2016 esta cifra se redujo a sólo dos.

    Su génesis

    Luego que Daniel Jadue asumiera a la cabeza de la Municipalidad de Recoleta a fines de 2012, se iniciaron los trabajos por cumplir una de las promesas que el tres veces candidato había realizado, aumentar los espacios para la comunidad y en especial para los jóvenes. “A pesar que todos decían querer que niños y adolescentes salieran de las calles, de la delincuencia y los males que tiene nuestra sociedad, no encontraban lugares donde realizar sus actividades”, aseguró a Publimetro.

    Sin embargo, una vez en el municipio, Jadue reconoce haber encontrado la respuesta tras advertir que los colegios municipales “nos ofrecían 300 salas, 19 patios, 30 gimnasios y 3 teatros totalmente inutilizados después de las 3 de la tarde”.

    Transcurridos cuatro años, el alcalde destaca el “círculo virtuoso” que se genera en torno a la iniciativa. “La comunidad se siente mejor representada, se entiende así misma como el Estado y que la infraestructura es de ellos”, sostuvo.

    Doble reconocimiento

    Desde el Gobierno han observado con atención la experiencia de Recoleta y luego de cuatro años la valoración proviene desde dos frentes: educación y seguridad. “Escuela Abierta ha sido reconocida como una de las mejores prácticas para combatir y prevenir la delincuencia a nivel nacional por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública”, informa Daniel Jadue.

    “Buenas prácticas en prevención del delito y la violencia”, indica el galardón entregado el 30 de mayo pasado.

    En tanto, desde el Mineduc han destacado la labor de esta comuna (junto a San Vicente y San Javier, comunas con programas similares) y elaboraron un manual de orientación para la implementación de “Escuela Abierta” en otras zonas del país.

    “La posibilidad de que otros actores sociales formen parte de la vida escolar puede constituir un punto de partida para que la gestión institucional resulte más democrática”, destaca el documento.

“Escuela Abierta”: el programa de Recoleta que pretende ser impulsado en todo Chile

2017-06-13T11:04:41+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

Permanecen abiertas durante todo el día y son un ejemplo de como las escuelas pueden contribuir al aprendizaje de toda la comunidad.

  • Buen trato: ¿Cómo resguardar a los docentes?

    La normativa educacional indica que los docentes y asistentes de la educación tienen derecho a que se respete su integridad física, psicológica y moral, no pudiendo ser objeto de tratos vejatorios, degradantes o maltratos por parte de otros integrantes de la comunidad educativa.

    Para que este derecho pueda ser resguardado, es necesario que la comunidad educativa revise constantemente las acciones de promoción y prevención que tiene el establecimiento en relación al respeto, el buen trato y la convivencia escolar.

    Los adultos de la comunidad educativa deben estar atentos y reaccionar de manera oportuna a las primeras manifestaciones de conflicto o conductas agresivas, ya sea con apoderados o estudiantes, de manera que no escalen a situaciones de violencia. Estas acciones deben ser implementadas en conjunto con otros adultos, de acuerdo a un plan de acción que aborde el conflicto de manera satisfactoria para las partes.

    Sugerencias para promover el buen trato a los docentes:

    La normativa educacional pone a disposición de los establecimientos una serie instancias e instrumentos para resguardar los derechos de los docentes a ser respetados en su dignidad y a trabajar en un ambiente adecuado para desarrollar su labor pedagógica.

    • Introducir en el Plan de Gestión de Convivencia Escolar acciones específicas para promover el respeto a los docentes y el buen trato.
    • Fortalecer el Reglamento Interno con medidas y procedimientos claros en las situaciones de violencia o maltrato a docentes y/o asistentes de la educación.
    • Promover en el Plan de Formación Ciudadana, actividades de comprensión y análisis del concepto de ciudadanía, los derechos y deberes asociados a ella, fomentar en los estudiantes el ejercicio de una ciudadanía crítica, responsable y respetuosa.
    • Incluir acciones en el Plan de Mejoramiento Educativo (PME), en el área de convivencia escolar diseñadas a fortalecer el autocuidado, respeto y buen trato a los docentes.

    La Superintendencia de Educación tiene a disposición de los docentes la Mediación Escolar gratuita para resolver conflictos y generar acuerdos con las familias.

    ¿Cuál es el procedimiento que debe realizar un docente al vivenciar maltrato por parte de un estudiante y/o apoderado?

    Los docentes que vivencian maltrato deben informar al equipo directivo y/o sostenedor para que éstos adopten las siguientes medidas:

    • Activar el Protocolo de acción en casos de violencia escolar dispuesto en el Reglamento Interno del establecimiento
    • Aplicar medidas disciplinarias formativas.
    • Considerar la aplicación de técnicas de resolución pacífica de conflicto dentro del establecimiento o solicitar mediación a la Superintendencia de Educación

    En caso que las autoridades del establecimiento no adopten dichas medidas o el Reglamento Interno no tenga un protocolo de maltrato, los docentes pueden denunciar el maltrato a la Superintendencia de Educación.

    Si el acto de maltrato es constitutivo de delito y fue perpetrado por una persona mayor de 14 años, el docente puede adoptar medidas legales tales como solicitar medidas de protección o denunciar los hechos ante Carabineros o la PDI.

    Es importante recordar que los sostenedores y directores tienen la obligación de denunciar cuando tomen conocimiento de hechos constitutivos de delito que hubieren tenido lugar en el establecimiento educativo.

    ¿Cuál es el procedimiento que debe realizar un docente al vivenciar maltrato por parte de un par o alguna autoridad del establecimiento?

    Los docentes deben informar de forma escrita al Director o Sostenedor, según corresponda para que éstos adopten las siguientes medidas correspondientes.

    • Activar el Protocolo de acción en casos de violencia escolar dispuesto en el Reglamento Interno del establecimiento
    • Aplicar medidas administrativas o sanciones
    • Considerar la aplicación de técnicas de resolución pacífica de conflicto dentro del establecimiento.

    En caso de inacción por parte de las autoridades del establecimiento los docentes siempre pueden denunciar en las siguientes entidades:

    Docentes de establecimientos particulares, particulares subvencionados o administrados por una Corporación Municipal: Inspección del Trabajo.

    Docentes de establecimiento Municipal dependiente de un DAEM: Contraloría General de la Republica.

    Si el acto de maltrato es constitutivo de delito, el docente puede adoptar medidas legales tales como solicitar medidas de protección o denunciar los hechos ante Carabineros o la PDI.

    Es importante recordar que los sostenedores y directores tienen la obligación de denunciar cuando tomen conocimiento de hechos constitutivos de delito que hubieren tenido lugar en el establecimiento educativo.

    ¿Con que debe contar el establecimiento frente a casos de maltrato?

    Los establecimientos deben contar con un Reglamento Interno que regule las relaciones entre el colegio y los distintos actores de la comunidad escolar. Dicho reglamento, en materia de convivencia escolar, deberá incorporar:

    – Políticas de prevención
    – Medidas pedagógicas
    – Protocolos de actuación para los casos de maltrato escolar.

    La Superintendencia de Educación fiscaliza la existencia y la adecuada aplicación de estos instrumentos para el resguardo de los derechos de los docentes, profesionales, asistente de la educación y la comunidad educativa en general.

    ¿Quiénes son los responsables de resguardar un ambiente de respeto para los docentes?

    Los equipos directivos y sostenedores deben resguardar el ambiente de buen trato entre los miembros de la comunidad educativa, es por ello que cuando un docente, profesional o asistente de la educación se siente vulnerado en su integridad, es necesario activar el reglamento interno y los protocolos de acción del establecimiento educativo. Además, es necesario revisar constantemente las acciones de prevención y promoción que tiene el establecimiento educativo en relación al respeto y la tolerancia.

Buen trato: ¿Cómo resguardar a los docentes?

2017-06-09T12:39:48+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

La normativa educacional indica que los docentes y asistentes de la educación tienen derecho a que se respete su integridad física, psicológica y moral, ¿cómo lograrlo?

  • Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

    Todos los niños faltan al colegio, es normal y sucede por diversas razones. El problema de esto es cuando se vuelve recurrente y pasa de ser una simple ausencia a un Ausentismo Crónico (AC), es decir, cuando un niño falta a clases un 10% o más veces al año con o sin justificación (20 días al año, 2 días al mes). La evidencia ha demostrado que este alto nivel de inasistencia escolar puede tener consecuencias en el aprendizaje de los niños (y en los resultados que buscan los colegios). ¿Cuáles son esas consecuencias? Basados en la investigación, Presente, un programa que busca generar alzas en la asistencia escolar (trabajando de la mano con comunidades escolares), enumera las principales consecuencias de un Ausentismo Crónico:

    Dificultades de aprendizaje

    Cuando un niño falta regularmente al colegio puede generar grandes dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura, además, en la adquisición de habilidades matemáticas básicas. Esto significa que su rendimiento académico también puede disminuir notablemente.

    Lazos

    El AC impide la creación de lazos confiables con los compañeros, lo que genera un impacto importante en la convivencia escolar y en la socialización del niño.

    Otros estudiantes

    El Ausentismo Crónico puede afectar incluso a los estudiantes que asisten de forma regular al colegio. Esto sucede porque los profesores deben retomar contenidos y avanzar a un ritmo mucho más lento.

    Deserción

    Cuando un estudiante se ausenta constantemente, las probabilidades de que deserte y no termine su educación escolar, se elevan (en diciembre de 2016, entre la población de 14 a 17 años, un 2,5% de los estudiantes había abandonado sus estudios y un 0,9% había desertado del sistema).

    Hábitos

    Quienes faltan un 10% o más al año, presentan dificultades a la hora de intentar desarrollar hábitos que son fundamentales para enfrentar con éxito la vida laboral. Es así como éstos, en la adultez, tienden a presentar mayores períodos de cesantía y sueldos más bajos que los de sus pares.

    Embarazo y drogadicción

    Según el programa Presente, Los alumnos con AC durante la etapa escolar, presentan mayores tasas de embarazo, drogadicción y delincuencia.

    Entonces ¿cómo se hace frente al AC?

    El Programa Presente sugiere que para hacerlo, es indispensables informar y comprometer a toda la comunidad escolar a través de estrategias y herramientas orientadas a mejorar la asistencia de una forma sostenible y significativa. Pero además de esto, habla de la importancia de ejecutar acciones en casa, como crear rutinas en la mañana y en la noche, conversar sobre la importancia de ir al colegio, mostrar interés en las actividades escolares de los niños, notar señales de ansiedad, entre otras cosas.

    Hacer esto garantizará que los niños se sientan mejor en el colegio, tengan un buen desempeño (el cual se verá reflejado en la educación superior y en el trabajo) y adquieran hábitos como la responsabilidad, el compromiso, y la superación de dificultades, indispensables para su desarrollo.

Sobre el Ausentismo Crónico y cómo éste puede tener consecuencias en el aprendizaje de tus hijos

2017-06-09T15:06:55+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar, Padres y apoderados|

El ausentismo crónico afecta profundamente los procesos de formación, causando graves consecuencias en el aprendizaje y el futuro de los estudiantes.

  • Las desgarradoras respuestas que obtuvo una profesora tras dar simple tarea a sus alumnos

    Durante el año pasado una profesora de tercer grado del Doull Elementary School, en Denver, le pidió a sus alumnos que realizaran una sencilla tarea: completar la frase “Desearía que mi profesora supiera …”.

    Su idea era que los pequeños que quisieran participar del proyecto compartieran -de manera anónima- sus secretos. Algunas de las respuestas que recibió la maestra Kyle Schwartz resultaron desgarradoras.

    Los mensajes que recopiló fueron publicados en internet, viralizándose rápidamente a través de las redes sociales con el hashtag “#iwishmyteacherknew” (“Desearía que mi profesora supiera…”, en español).

    De esta manera Schwartz invitó a otros maestros para que hicieran lo mismo y así conocieran de mejor forma a sus estudiantes. Además, indicó que su intención es que ésto sirva como una vía de desahogo para que los pequeños se sientan más queridos.

    Recientemente la profesora -que trabaja en un colegio con un alto porcentaje de estudiantes latinos que provienen de familias de escasos recursos- publicó un libro llamado “I Wish My Teacher Knew: How One Question Can Change Everything For Our Kids” (“Desearía que mi profesor sepa: Cómo una pregunta puede cambiarlo todo para nuestros niños”, en español) en el que recopiló los mensajes, algunos de los cuales puedes revisar a continuación.

    “Desearía que mi profesora supiera que no tengo lápices en casa para hacer mi tarea”

    “Desearía que mi profesora supiera lo mucho que extraño a mi padre, quien fue deportado a México cuando yo tenía tres años, y no lo he visto en seis años”

    Kyle Schwartz | Twitter

    “Desearía que mi profesora supiera que no tengo amigos con quien jugar”

    Kyle Schwartz | Twitter

    “Desearía que mi profesora supiera que a veces mi libreta no está firmada porque mi mamá casi nunca está en la casa”

    “Desearía que mi profesora supiera que estoy preocupada porque mi madre se está enfermando demasiado, y estuvo en el hospital durante la última noche”

    Kyle Schwartz | Twitter

    “Desearía que mi profesora supiera que me molestan en el bus. Eso me pone triste”

    Kyle Schwartz | Twitter

    “Desearía que mi profesora supiera que quiero ir a la universidad”

Las desgarradoras respuestas que obtuvo una profesora tras dar simple tarea a sus alumnos

2017-06-08T12:24:09+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Comunidad escolar|

¿Cuánto sabemos sobre nuestros estudiantes? La siguiente historia, publicada por Biobiochile.cl, es una invitación a reflexionar sobre la importancia de escuchar a nuestros alumnos.

  • No selecciona, no paraliza y será gratuito: Así es el colegio que provocó esperas de hasta 16 horas por un cupo

    El Colegio Salesianos Alameda, donde esta madrugada llegaron cientos de apoderados intentando conseguir una vacante, tiene además buen desempeño en el Simce y la PSU.

    Una llamativa escena se vivió esta mañana en el centro de Santiago. Cientos de personas se aglomeraron desde la madrugada para intentar conseguir un cupo en el Centro Educativo Salesianos Alameda, un tradicional colegio particular subvencionado que se emplaza en Ricardo Cumming, junto a la Iglesia de la Gratitud Nacional. ¿Cómo es y qué tiene de especial este colegio que genera tanto interés de los apoderados? Fundado en 1891 por la Congregación Salesiana, y contando entre su lista de directores con el cardenal Raúl Silva Henríquez, el establecimiento tiene un proyecto educativo “católico, inclusivo y que apunta a la formación integral de los jóvenes”.

    Actualmente, alberga más de 1.700 alumnos de 7° básico a 4° medio y tiene dos modalidades de enseñanza: científico-humanista y técnico-profesional. Su buen desempeño tanto en el Simce como en la PSU –donde promedia cerca de 600 puntos– y el hecho de no paralizar durante el año, son aspectos altamente valorados por los apoderados. “La gente valora que, pese a estar en el centro de Santiago y a la contingencia, sea un colegio que funciona, que ha mantenido una línea de seguir ofreciendo el servicio educativo, y eso no significa desconectarse de la realidad o la preocupación por mejorar la educación, el colegio ha estado vinculado y está sensibilizado respecto de los problemas que hay, pero tenemos la responsabilidad de ofrecer el servicio educativo y el colegio no ha paralizado. No por una gran conquista, dejamos de hacer lo que nos corresponde”, afirma a Emol el rector del colegio, Walter Oyarce.

    Otra característica importante del establecimiento es que –al igual que todos los de la Congregación Salesiana en el país– decidió pasar a ser gratuito, tras aprobarse la Ley de Inclusión, lo que ocurrirá en los próximos años de manera gradual. Actualmente, la mensualidad es de $61.500. “La congregación optó, por su perfil, por su orientación y por su inspiración carismática estar con aquellos jóvenes más carenciados”, explica Oyarce.

    No selecciona: Recibe por orden de llegada

    Además, a partir del año pasado, el colegio ya no aplica ninguna forma de selección de los alumnos que ingresan, sino que el proceso de admisión consta de dos etapas: la primera –que fue la semana pasada–, donde se prioriza a los hermanos de alumnos que están en el colegio, los hijos de funcionarios y los alumnos prioritarios; y la segunda etapa –que se inició hoy–, donde se entregan los cupos únicamente por orden de llegada. Luego, con su cupo ya asegurado, los apoderados deben asistir a dos charlas donde les muestran el proyecto educativo y las exigencias del colegio, antes de que éstos matriculen a los niños. “Para el proceso de admisión no se considera ningún elemento que pueda ser considerado como discriminatorio para el ingreso de los alumnos, no se piden las notas previas y no hay ningún proceso de pruebas”, explica el rector. Indica que, sólo una vez que el alumno está matriculado, se le aplican distintos test para detectar en qué nivel llega y poder reforzarlo en las materias donde están más débiles. El colegio también recibe a niños que no sean católicos o de padres separados. “Lo que al colegio le interesa es que la gente esté disponible para asumir y crecer en un proyecto educativo como el nuestro. Y en esa perspectiva, cualquier persona, sea católica o no, que quiera formar parte del proyecto educativo, tiene las puertas abiertas”, afirma el rector.

    Explica que, al no tener proceso de selección, también reciben a alumnos con dificultades de aprendizaje, y además cuentan con un proyecto de integración escolar (PIE), donde atienden a algunos estudiantes con necesidades educativas especiales, para lo que cuentan con un equipo multidisciplinario para atenderlos.

No selecciona, no paraliza y será gratuito: Así es el colegio que provocó esperas de hasta 16 horas por un cupo

2017-06-07T10:10:29+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Comunidad escolar|

En Chile, más de diez horas a la intemperie pasaron los padres de familia que esperaban conseguir un cupo para ingresar al Colegio Salesianos Alameda. ¿Qué características tiene este colegio? ¿Por qué genera tanto interés?

Cargar más posts