Cómo aprenden los niños

Inicio » Cómo aprenden los niños
  • El secreto pedagógico detrás de “Piper”, el tierno y didáctico corto de Pixar

    No hay diálogos, tampoco subtítulos, sólo un escenario a orillas del mar y un pequeño personaje llamado Piper, un correlimos (ave playera) que sin palabras, relata una historia rica en matices y mensajes. Frágil y diminuto, Piper llega al mundo, y con la ayuda de su madre, empieza a explorar poco a poco, tal como lo hace un niños en sus primeros años de vida. Pronto, el polluelo empieza a notar que las cosas no son tan fáciles como parecen y que el océano está lleno de retosque superar para lograr salir adelante. La frustración de no conseguir alimento por su propia cuenta evidentemente lo aturde y el miedo de enfrentarse a las inmensas olas que llegan a la orilla, es constante. Sin embargo, no se rinde… enfrenta sus miedo y con valentía e ingenio desafía todo lo que antes se interponía en su camino.

    Cuando Alan Barillaro, creador de este corto ganador del Oscar habló de su obra, la describió como una “historia sobre conquistar y superar miedos personales”.

    Y aunque su descripción es precisa, se podría decir que Piper guarda muchísimos más secretos para reflexionar. En sólo 5 minutos, este cortometraje logra emocionar de tantas formas, que debería utilizarse como recurso didáctico a la hora de abordar ciertos temas en la sala de clase. Su valor estético y conceptual no sólo permite mostrar el poder del storytelling como método para transmitir mensajes, también invita a una serie de reflexiones propias de los procesos de aprendizaje. ¿Cuáles?

    Educar

    Cuando la madre de Piper decide no llevarle comida a su polluelo y además lo invita a alimentarse por su propia cuenta, nos recuerda que educar es justamente no dar respuestas, sino ofrecer oportunidades y facilitar situaciones de aprendizaje; así estaremos formando seres humanos críticos y autónomos, capacitados para tomar sus propias decisiones.

    ©2016 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

    Ingenio

    Después de que una ola lo atrapara, Piper se ve en la obligación de ser ingenioso para no caer de nuevo. Esto significa que no sólo aprendió del error, sino que también transformó dicho error en una razón para hacer las cosas de una manera distinta. Lo primero que hizo fue inspirarse en otro personaje para dar una respuesta novedosa a su problema y encontró así, la fórmula perfecta para innovar.

    ©2016 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

    Liderazgo

    Cuando el polluelo escarba en la arena para evitar que la ola lo atrape, descubre una solución innovadora a su problema, pero también se convierte en el maestro de su propio aprendizaje y en un líder dentro de su propia comunidad. Piper se equivocó, enfrentó sus temores con libertad e inventó una nueva alternativa para conseguir alimento. Así, a pesar de su diminuto tamaño, se convirtió en líder, en maestro y ganó la confianza necesaria para entender que a pesar de todo, el esfuerzo sí vale la pena.

    ©2016 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

    Muchas otras ideas y valores podrían extraerse de la historia de Piper para ser enseñadas en la sala de clase, pero quizás lo que más vale rescatar, además del esfuerzo del polluelo por enfrentarse a sus miedos y superar barreras, es la importancia de creer en los más pequeños y ofrecerles las oportunidades necesarias para crecer y aprender, incluso cuando el contexto lo hace parecer imposible. Porque todos los niños, con la libertad necesaria y el apoyo indicado, pueden aprender.

El secreto pedagógico detrás de “Piper”, el tierno y didáctico corto de Pixar

2017-06-27T17:44:01+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

En tan sólo 5 minutos, este didáctico y pedagógico corto cautivó a toda la audiencia con una historia que enseña incontables valores.

  • ¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

    En 1996 nació BiblioMetro, un programa cultural ejecutado por la Dirección de Bibliotecas, el Archivos y Museos (DIBAM) y el Metro de Santiago de Chile. El objetivo era crear una alternativa para quienes en ese entonces, tenían un limitado acceso a la lectura. Así, BiblioMetro ofrecía a las personas, puntos de préstamo de libros en algunas de las congestionadas estaciones de metro de la ciudad. Con el fin de fomentar los hábitos de lectura, BiblioMetro, de la mano con otras iniciativas como las Bibliolanchas (en Chiloé), se centró en ofrecer colecciones con un foco recreativo (novela, poesía, cómic, arte… ) y con especial énfasis en autores chileno e iberoamericanos. En principio, cada BiblioMetro contaba con 532 título y 1.506 volúmenes; hoy, el programa se ha expandido notablemente, cuenta con servicios en 21 estaciones de metro a lo largo y ancho de la ciudad, y cada punto está dotado de mínimo 3.000 ejemplares con títulos y géneros diversos que satisfacen las necesidades de los lectores que buscan nuevas alternativas de pasar el tiempo bajo tierra.

    Bibliometro Quinta Normal. #aquíselee #bibliometro

    A post shared by Plan Nacional de la Lectura (@planlectura) on

    Un acierto que hay que aprovechar

    En 2012, BiblioMetro se consolidó como la primera biblioteca pública más grande del país y hasta el día de hoy sigue siendo una medida inteligente para fomentar la lectura de grandes y chicos. Tal ha sido el éxito, que países como España y Colombia, adoptaron el modelo en algunas de sus ciudades. Este programa es, desde todos los puntos de vista, un acierto, especialmente ahora que hemos reemplazado los libros por las pantallas y preferimos invertir el tiempo lejos de las historias impresas en papel. Para quienes van o vienen del trabajo, para padres, para niños, para docentes… BiblioMetro está a disposición de todos y le corresponde a padres y escuelas fomentar su uso como estrategia de fomento de lectura. Este programa que durante 21 años ha entretenido a los usuarios del transporte masivo de Santiago, puede convertirse en el complemento perfecto de docentes que todos los días con pequeñas y grandes acciones, buscan abrir la mente de sus estudiantes promoviendo en ellos el amor por la lectura.

    En Madrid

    #BiblioMetro!

    A post shared by Mónica (@paradoxcities) on

    En Medellín

    Bibliometro de Medellin #bibliometro #medellin

    A post shared by Regina Reine (@regina.reine) on

    Además de recordarle a tus estudiantes que BiblioMetro existe como biblioteca alternativa por toda la ciudad, puedes fomentar su uso desde la sala de clase, explicando el sistema, comunicando las ventajas, haciendo actividades que impliquen la participación de los estudiantes en estos puntos de lectura bajo tierra y por qué no, ingeniando en clase sus propios programas de fomento de lectura.

    “¡Qué idea tan linda la de estas bibliotecas de paso! Uno va en medio de una muchedumbre apurada y de mal humor, de ida o vuelta del trabajo, y en vez de tomar un café, uno toma un libro prestado y por unas horas, de la mano del autor, entra en otro universo”, escribió Isabel Allende en un mensaje para la inauguración del módulo de la estación de metro Franklin.

    ¿Qué viene?

    Gracias a una alianza con la Corporación para Ciegos, BiblioMetro puso a disposición mil audiolibros para los usuarios con discapacidad visual y además, está gestionando, en conjunto con la Biblioteca Pública Digital, el inicio de préstamos de dispositivos móviles de lectura (tablets). En 2017 se espera que se inaugure un nuevo punto en las estaciones de la nueva línea 6 del metro.

    #BiblioMetro #Santiago

    A post shared by Lycette (@scott_lycette) on

    ¿Cómo funciona?

    La inscripción al programa es totalmente gratuita. Para el préstamo de libros, la persona debe presentar su documento de identidad (cédula, carnet escolar, y los menores de edad, el certificado de nacimiento). Todas las personas pueden retirar máximo 5 libros en toda la red de Bibliometros y la duración del préstamo se extiende por 14 días. Esos libros se pueden renovar en cualquier punto Bibliometro. La inscripción se renueva anualmente sin costos asociados, siempre y cuando la persona no tenga ninguna deuda. La devolución del libro también se puede efectuar en cualquier estación de Bibliometro o en los buzones disponibles durante el horario en que Bibliometro se encuentra cerrado.

¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

2017-06-27T18:02:28+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños, Padres y apoderados|

Estas bibliotecas bajo tierra son la forma perfecta de fomentar la lectura a lo largo y ancho de la ciudad.

  • Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?

    Con el objetivo de reconocer, proteger y valorar el aporte de los pueblos originarios en nuestro país, cada 24 de junio se celebra el Día Nacional de los Pueblos Indígenas. Así, representantes de los pueblos Aymara, Mapuche y Rapa Nui celebran el solsticio de invierno entre el 20 y 24 de junio, un período de cambio y renovación para estas culturas.

    Efemérides como estas son una gran oportunidad para visibilizar la importancia de la educación intercultural. Pero, ¿qué esperan los pueblos indígenas del sistema educativo?, ¿cómo ha sido su experiencia en la sala de clases?, ¿cuál es la importancia del rol docente en este contexto? Para responder estas y otras preguntas, hablamos con Rosa Millavil (50), su hija Marisela (26) y su pequeña nieta Amanda, de tan solo 6 años.

    Primera generación: encubrimiento y ausencia de reconocimiento

    La experiencia educativa de Rosa Millavil comienza en una pequeña escuela rural al interior de la IX Región. Su experiencia no fue fácil, al igual que la de muchos mapuches que se educaron en los años 70. Su paso por la escuela estuvo marcado por el encubrimiento de su cultura, la invisibilización de sus tradiciones y el dolor de perder parte de su identidad. “Nosotros nos criamos más con la civilización española, nuestra cultura no era bien vista ni reconocida”, dice Rosa.

    Para ella, la escuela fue una institución de “doble filo”. Por un lado entregaba nuevas oportunidades pero al mismo tiempo negaba su cultura. “Dejamos de participar en guillatunes porque teníamos que estar en la escuela. No podíamos mezclar el mapudungun y el español porque nos decían que eso no nos servía a nosotros, y que era un error”, añade.

    Pese a que la mayoría de los niños que asistían a la escuela eran mapuches, según Rosa, tampoco existió una educación contextualizada. “Nunca hubo una sola palabra en mapudungun y nuestras oraciones las teníamos que hacer en español”, afirma.  Así, poco a poco, Rosa fue perdiendo parte de su identidad indígena y se quedó sin espacios para poder replicarla.

    Es más difícil mantener la identidad. ¡Imagínate! Nosotros tenemos una religión y creencias que se basan en la naturaleza y que son muy distintas a la de los españoles. Entonces, ¿cómo les enseñamos a nuestros hijos y nietos? A mí me gustaría, pero es difícil que entiendan”, señala Rosa.

    Segunda generación: hacia una cultura de respeto

    A diferencia de su madre, para Marisela su paso por el sistema educativo fue un poco más amigable. Pese a haber sido discriminada por sus compañeros por ser mapuche sus recuerdos son menos duros que los de su madre. Según ella, este cambio se debe a que las personas de su generación se dieron cuenta de la importancia de su cultura y de mantenerla vida. En ese cambio también sus profesores tuvieron un rol muy importante.

    “Los profesores siempre trataron de inculcarme que éramos importantes; siempre me decían que no podíamos sentirnos menos por ser mapuches”, dice Marisela. “Yo vivía mi cultura, hablaba con mis papás, iba a ceremonias y sentía esa armonía propia del mundo mapuche, pero es distinto que un profesor te lo diga y reconozca”, agrega.

    Marisela recuerda especialmente a una profesora que la marcó, ella “siempre nos decía que no éramos distintos, que éramos un cultura digna de seguir e imitar”, afirma. Pese a haber sentido el reconocimiento de sus profesores, para Marisela el sistema educativo nunca estuvo a la altura de lo que ella esperaba.

    La incorporación del pueblo mapuche no fue algo trascendental, siempre lo sentí más folclórico. Para lo único que éramos necesarios era para bailar, que poco y nada se relaciona con entender nuestra cultura y cosmovisión”, apunta Marisela.

    Tercera generación: reconocimiento, una necesidad del pueblo mapuche

    Tal como lo demuestran las experiencias de Rosa y Marisela, la educación que ha recibido parte del pueblo mapuche no ha sido lo suficientemente responsable ni respetuosa con su cultura. Lentamente comienzan a surgir pequeños avances pero aún queda mucho por mejorar.

    Amanda, hija de Marisela, sabe perfectamente que es mapuche y cree que en su curso hay más niños que lo son. “Me gustaría saber cómo hablan y aprender a tocar eso así”, dice Amanda, mientras hace un gesto con las manos en referencia al kultrun.

    Camino a una educación multicultural

    AraucaniaCuenta.cl

    Solo 438 colegios de Chile imparten la asignatura de Lengua Indígena (Mapudugun, Aimara,Rapanui, entre otras). Si se considera el total de horas realizadas en la asignatura Lengua Indígena por colegio, en promedio, solo el 40% de ellas son realizadas por docentes con estudios respectivos. Pero, ¿Es suficiente un ramo de lengua indígena? ¿qué cosas debiera considerar una educación intercultural? ¿cuál debiera ser la formación de quienes imparte estos ramos?

    Para Rosa Millavil, una verdadera educación intercultural para su nieta y para el resto de los niños mapuches debiera considerar elementos básicos de la cultura, dada la importancia que esto tiene en la identidad de una persona.

    “Sería lindo enseñarles nuestros cantos, oraciones y bailes. ¡Hay tantas cosas que se pueden incorporar! Hasta recitar un poema, por ejemplo. Esto permitiría a los niños sentirse identificados con su cultura desde chicos ya que es en el colegio donde pueden aprender mucho más rápido”, señala.

    En tanto, para Marisela es fundamental promover la enseñanza del idioma, pero sobretodo la cosmovisión mapuche. “Esto es crucial, porque cuando uno entiende la cosmovisión conoce todas las respuestas para entender nuestra cultura. Y obviamente faltan más clases y talleres en esa dirección”, finaliza.

    La incorporación de los pueblos indígenas al sistema educativo no es tarea fácil pero con la voluntad  y el trabajo de toda una comunidad educativa si es posible. La educación intercultural es un derecho de nuestros niños y jóvenes.

Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?

2017-06-27T22:43:00+00:00 Junio, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños|

En el Día Nacional de los Pueblos Indígenas, quisimos conocer las percepciones del pueblo mapuche sobre el sistema escolar. Hablamos con 3 generaciones de una familia para conocer sus vivencias y experiencias.

Comentarios desactivados en Abuela, hija y nieta mapuche relatan sus experiencias en nuestro sistema educativo: ¿Cuánto ha evolucionado?

6 estrategias de andamiaje que puedes usar con tus alumnos

2017-06-23T11:20:30+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Las estrategias de andamiaje toman más tiempo en los procesos de aprendizaje, pero los resultados al final, serán mejores y más satisfactorios.

  • 8 juegos interactivos para practicar las tablas de multiplicar

    Aprender las tablas de multiplicar es un paso inevitable en el mundo de las matemáticas. Muchos niños se enfrentan a éstas de una forma sencilla y natural, mientras para otros, representan un desafío mayor (pero no imposible). Para éstos últimos en especial, resulta fundamental crear métodos atractivos que les permitan retener y procesar la información de una forma más sencilla y efectiva. Algunos de estos métodos se encuentran actualmente en un espacio abierto, dinámico y lleno de infinitas posibilidades llamado internet.

    Son gratuitos, son divertidos y están especialmente diseñado par que los estudiantes se enfrenten a los números a través de juegos totalmente interactivos. Utilizar herramientas pedagógicas como estas, será el primer paso para que los niños se adentren en uno de los pilares básicos de las operaciones y los conceptos matemáticos imprescindibles para la vida. Conoce alguno de éstos:

    1. La Oca

    Como un juego de mesa, el jugador debe ir moviendo la ficha (un pato) y resolver las cuentas que van apareciendo en cada casilla. Esta actividad refuerza las tablas de multiplicar a la vez que los niños se divierten jugando.


    2. Multiplicar es divino

    En este juego narrado como una historia, las lecciones están divididas en catorce bloques adecuado cada uno a un nivel de conocimiento. El juego tiene también ejercicios impresos que se pueden realizar en casa o en clase.


    3. 10monkeys Multiplicación

    Esta aplicación finlandesa está diseñada como un videojuego. El objetivo es liberar a uno monos que están atrapados en cestas y para lograrlo los estudiantes deben contestar correctamente las tablas de multiplicar.


    4. Math Racing

    Un auto deportivo está en pista compitiendo junto a otros dos contrincantes. Cada 3 segundos, el juego pregunta multiplicaciones de dos cifras que hay que resolver. Si la respuesta es incorrecta, el auto chocará y no podrá avanzar hacia la meta.


    5. Math Vs Zombies

    La misión de los niños será salvar al mundo de los zombies dando la solución de operaciones como sumas, restas y multiplicaciones. Disponible por unos 4 euros para dispositivos iOS o Android.


    6. StarsXWars

    Hay una guerra entre dos bandos. El enemigo se defiende con “escudos matemáticos” y para eliminarlos, los niños deben descifrar operaciones.


    7. Sushi Monster

    Esta app se desarrolló para niños desde los 7 años. En el juego hay monstruo que tiene hambre y necesita comer sushi. Para darle de comer y avanzar en distintos niveles, los niños deben realizar operaciones, entre ellas las de multiplicación.


    8. Math Bingo

    Este bingo funciona igual que el clásico juego que todos conocen, la única diferencia es que está adaptado a dos operaciones: suma y multiplicación. Este juego puede utilizarse tanto de manera individual (tableta) como colaborativa y está pensada para alumnos de primaria.

    ¿Conoces otra herramienta digital para practicar las tablas de multiplicar?

8 juegos interactivos para practicar las tablas de multiplicar

2017-06-23T10:41:27+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Para enseñar las tablas de multiplicar existen herramientas digitales que permitirán a los estudiantes aprender de una forma interactiva.

  • ¿Cómo lograr un aprendizaje profundo? Aquí algunas recomendaciones

    Muchos profesores sueñan con ver en sus salas de clase, grupos de niños que debaten temas con argumentos, toman decisiones en equipo y diseñan un producto que demuestra que en realidad, sí están aprendiendo. Es un escenario ideal, complejo de lograr, pero no imporsible. Para lograr esto se necesita ir paso a paso, pues no sucederá tan sólo con ubicar a los niños por equipos y entregar una lectura o una tarea específica. Es un proceso y para lograrlo hay que darle herramientas a los estudiantes que les permitan comprometerse con una colaboración significativa. Sólo así, el aprendizaje será realmente profundo. Y ¿cuáles son esas herramientas? Rebecca Alber, instructora de la Escuela de Posgrado de Educación de la UCLA (Universidad de California en Los Angeles), sugiere algunas muy claves:

    Acuerdos grupales

    Establecer grupalmente normas y acuerdos desde el principio, le dará voz a los estudiantes. Ellos (dependiendo de la edad), dirán cosas como “que hable una persona a la vez” o “respetar las ideas de los demás”. Las normas que se establezcan pueden ponerse en la sala de clase y se pueden mencionar o recordar cada vez que sea necesario.

    Como los profesores necesitan encontrar formas creativas de monitorear múltiples grupos en clase, Alber asegura que asignar roles puede ser también una buena forma de hacerlo. Por ejemplo: si los estudiantes están trabajando en grupos leyendo y analizando un artículo, puedes pedirles que escojan (en cada equipo) a un investigadors, a un reportero y a un director de discusiones. El grupo tendrá éxito cuando al final, cada niño haya cumplido las labores de su rol.

    https://www.instagram.com/p/BVp9Y0eDplV/

    Escuchar

    Es importante enseñarle a los estudiantes a escuchar, a hacer contacto visual, a empatizar y evitar interrumpir a los demás. Los niños, asegura la profesora, necesitan tener la oportunidad de contenerse al hablar para mantener su atención en escuchar. Una buena idea, dice Alber es agregar a las normas una que diga “Tres y hablaré después”, eso significa que cada vez que ellos quieran hablar, tendrán que esperar a que, antes, tres personas más compartan sus ideas.

    El arte de hacer buenas preguntas

    Dile a tus estudiantes que generen preguntas sobre un tema específico. Escriban éstas en el tablero. Escojan juntos las más interesantes y discutan entre todos, qué hace que esas preguntas sean buenas. Hablen sobre el tipo de preguntas que usualmente generan las mejores respuestas, aquellas que son abiertas, reflexivas e incluso atrevidas.

    Explica a tus estudiantes que las mejores preguntas suelen ser neutrales y no hacen sentir a las personas como si estuvieran en un interrogatorio. También puedes invitarlos a pensar en generar preguntas que invitan a pensar como “Cuando piensas en… ¿qué es lo primero que se te viene a la mente?”. Otra buena idea es dar a los estudiantes una lista de preguntas antes de empezar discusiones en grupo. Así tendrán un interesante punto de partida.

    Es importante también que ellos sepan que el silencio después de una pregunta es bueno y necesario. Las personas necesitan pensar y eso está bien. Explícales eso o incluso mejor, demuestralo.

    Negociar

    Enséñale a tus estudiantes cómo negociar. Un buen negociador no habla fuerte, escucha, demuestra paciencia y flexibilidad, comparte ideas y piensa incluso bajo presión. Hagan un actividad llamada “Llegar a un consenso”. En ésta tendrás que programar un tiempo para que tus estudiantes planeen algo: una fiesta de cumpleaños, un trabajo de campo o lo que se les ocurra. El objetivo es que practiquen sus habilidades de negociación.

    Poder grupal

    Aprender es mucho más efectivo cuando se hace de forma colaborativa, dice la profesora. De hecho, algunos expertos como el psicólogo ruso Lev Vygotski, acierta en decir que las interacciones sociales son fundamentales en los procesos de aprendizaje. En otras palabras, dos mentes piensan más que una… y si dos piensan más que una, dice Alber, ¿cuánto pensarán tres, cuatro o incluso cinco?

    CM Celeste Jacobsen facilitating an interesting discussion about Zebras with her Kindergarten class. #zebras #classdiscussion

    A post shared by Teach For America Buffalo (@tfabuffalo) on

    Simples acciones pueden ser la clave para cambiar la forma como tus alumnos aprenden y la forma como tú enseñas. Con tiempo y decisión podrás lograr un aprendizaje profundo.

¿Cómo lograr un aprendizaje profundo? Aquí algunas recomendaciones

2017-06-23T09:24:14+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Enséñale a tus estudiantes a escuchar y a hacer buenas preguntas con estos ejercicios diseñados para generar un aprendizaje colaborativo significativo.

  • ¿Cómo fusionar la tecnología y los títeres para enseñar historia? Esta profesora lo hizo

    Lola Alberdi es profesora de historia y geografía en el establecimiento educativo IESO Sierra la Mesta de Santa Amalia, en Badajoz, España. Con el fin de desarrollar en sus estudiantes habilidades como la iniciativa, la creatividad, el tratamiento de información y las competencias lingüísticas en general, Alberdi creó un proyecto para la clase de historia llamado Títeres para aprender historia. El objetivo de este era utilizar la teatralización de títeres para narrar contenidos de historia concretos. El proyecto se dividió en varias tareas, algunas realizadas en clase y otras en casa. Estas tareas conducían al objetivo o producto final de todo el proyecto: un corto.

    Los alumnos debían trabajar en equipo la selección de información, la redacción, la dicción y la creatividad junto con el uso de herramientas tecnológicas.

    Todo esto vinculado a los contenidos de la materia. Al ser un trabajo en grupo, además de aprender historia de una forma divertida, los estudiantes desarrollaron habilidades relacionadas con la capacidad de escucha activa, la negociación, la empatía, la exposición y defensa de punto de vista.

    Antonio Manuel

    Al final del proyecto…

    Los equipos de alumnos grababan y presentaban en el aula videos sobre acontecimientos históricos narrados y protagonizados por títeres que ellos mismos debían diseñar. Esto permitía generar una evaluación colaborativa donde todos los alumno analizaban y valoraban las producciones audiovisuales hechas por sus compañeros.

    ¿Cuál fue el resultado? Un video como este, que cuenta la historia de la Reina Isabel II

    Consejos para replicar la actividad:

    El papel del profesor: ayudar a los estudiantes a plasmar el guión, a diseñar las diversas escenas, a expresar su creatividad.

    La importancia del contenido histórico: uno de los problemas, dice la profesor, es que los alumnos tienden a quedarse en lo anecdótico. Por esto, es importante dejar claro que una de las principales cosas a evaluar el el relato histórico. Para esto, el docente debe guiar al equipo en la construcción de un buen guión y storyboard.

    El lenguaje: el profesor debe aclarar la importancia del uso del lenguaje tanto en la narración como en los diálogos de los personajes históricos.

¿Cómo fusionar la tecnología y los títeres para enseñar historia? Esta profesora lo hizo

2017-06-22T18:38:29+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Incentivando el desarrollo de la creatividad y haciendo uso de nuevas tecnologías, esta profesora motivó a sus estudiantes para que aprendieran historia.

  • ¿Tienes escritores talentosos en tu sala de clase? Invítalos a participar en este concurso literario

    El programa La Ciudad y Las Palabras del Doctorado en Arquitectura y Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica de Chile está invitando a estudiantes apasionados por la palabra, a participar de un concurso de cuentos que lleva el nombre del novelista sudafricano y Premio Nobel de Literatura, John Maxwell Coetzee. El concurso está dirigido a estudiantes de 7° básico a 4° Medio (hasta 18 años) de colegios Municipales, Subvencionados y Particulares de la Región Metropolitana.

    ¿Cómo participar?

    Los estudiantes que hagan parte de este concurso, tendrán que enviar historias del género cuento, relacionados con temáticas de ciudad y urbanismo.

    La extensión: máximo una cartilla en letra Times 11.

    El plazo máximo de entrega: será el 7 de agosto y los trabajos deberán enviarse al correo electrónico de Loreto Villarroel: lvillarr(at)uc.cl

    Los ganadores

    Quienes ganen, tendrán la posibilidad de capacitarse en seminarios y conferencias que se desarrollarán en el marco del programa La Ciudad y Las Palabras, en el segundo semestre de 2017 (En la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica). Este programa que se realiza desde el año 2007, busca enriquecer el conocimiento de la ciudad y el territorio a través de representaciones literarias. A lo largo del programa, escritores y cineastas de primera clase mundial son invitados a dictar dichas conferencias y seminarios.

    El primer premio (100.000 pesos equivalente en libros) será entregado por el propio John Maxwell Coetzee, previo a una lectura que dará el escritor. El segundo y el tercer puesto ganarán 70.000 y 50.000 pesos (equivalente en libros), respectivamente.

    En todas las salas de clases hay estudiantes cuya pasión es la palabra, contar historias, y crear mundos ilusorios llenos de personajes fantásticos. Es entonces, responsabilidad de padres y docentes, fomentar esa pasión dentro y fuera de la sala de clase. Hacerlo es dar el primer paso para formar grandes escritores. ¡Invítalos a participar! Será una experiencia creativa enriquecedora.

¿Tienes escritores talentosos en tu sala de clase? Invítalos a participar en este concurso literario

2017-06-22T18:23:11+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Un concurso de cuento inspirado en la ciudad, dirigido a estudiantes de 7° básico a 4° Medio de la Región Metropolitana.

  • CapaCitados: un proyecto hecho por estudiantes para mejorar la vida de personas con discapacidad

    En 2016, el Colegio Atalaya de Atarfe, en Granada, España, ganó el premio Acción Magistral, instancia que premia a docentes que desarrollan en sus aulas, proyectos relevantes, fundamentados en valores sociales como la solidaridad, la integración y la interculturalidad. La iniciativa que hizo a esta escuela merecedora del premio, adoptó el nombre de CapaCiTados y hasta el día de hoy, sigue vigente.

    ¿Qué es CapaCiTados?

    CapaCiTados es un emprendimiento desarrollado por estudiantes de primaria del Colegio Atalaya que busca poner la tecnología al servicio de la discapacidad. El proyecto surgió con el objetivo de sensibilizar a la comunidad y mejorar la accesibilidad de ésta a través de la ciencia y fortalecer valores en los niños como la resiliencia. Por eso, impulsa los principios de una metodología llamada RRI o Investigación e Innovación Responsable; principios como el compromiso con los retos sociales, la mejora de la enseñanza de la ciencia, la generación de un conocimiento de acceso abierto y el respeto a los principios éticos y de igualdad de género.

    Interacción y colaboración

    Uno de los elementos más importantes de este colegio que cuenta con más de 600 alumnos, es la necesidad de colaboración e interacción con el entorno. Por esta razón, el establecimiento educativo ha formado comunidades de aprendizaje, investigación y acción, que involucra no sólo a los estudiantes, sino también a las familias y expertos externos (como científicos) con el fin de apoyar los procesos de aprendizaje.

    Soluciones a problemas

    El papel de los niños en el desarrollo de CapaCiTados ha sido salir a las calles, explorar y detectar problemas de accesibilidad para diseñar soluciones desde el aula. Las nuevas tecnologías (como las impresoras 3D y el escáner corporal), de la mano con el apoyo docente y el apoyo del resto de la comunidad educativa, han sido claves en el desarrollo de dichas soluciones que incluyen productos ortopédicos y otros instrumentos que permiten mejorar el día a día de personas con distintos tipos de discapacidad.

    Hoy los niños hacen parte de la Comisión de Accesibilidad del Ayuntamiento de la localidad y están cambiando gracias a eso, la vida de muchas personas.

    “Este proyecto me ha permitido ponerme en la piel de aquellos que no pueden hacer lo que nosotros sí podemos”.

CapaCitados: un proyecto hecho por estudiantes para mejorar la vida de personas con discapacidad

2017-06-22T18:04:55+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Esta iniciativa creada por estudiantes de primaria, fue merecedora de un premio y está cambiando la vida de muchas personas.

  • Conoce el colegio chileno que rompe paradigmas enseñando tradiciones indígenas

    “El sistema debe reconocer y valorar al individuo en su especificidad cultural y de origen, considerando su lengua, cosmovisión e historia”. Esta frase es uno de los principios de interculturalidad consagrados en la Ley General de Educación, donde se señala la importancia de promover el respeto por las diferencias, la no discriminación, el reconocimiento y la valoración de las diversas culturas que coexisten en el territorio chileno, entre ellas, el pueblo originario Mapuche, que habita principalmente la Región de la Araucanía en Chile. Por más de 30 años, un colegio ubicado en Chol Chol (Región de la Araucanía) se ha preocupado por no olvidar y fortalecer desde los proceso de educación, este principio fundamental.

    Se llama Liceo Intercultural Guacolda y desde varios punto de vista, llama la atención.

    Lo primero que hay que resaltar es su infraestructura; todos los salones de este establecimiento educativo son circulares y tiene amplios ventanales que apuntan hacia la salida del sol. Según la directora, este diseño potencia la enseñanza de un programa que están enfocado en las costumbre de este pueblo originario y promueve la diversidad cultural. Este hecho también se evidencia en elementos como el Rehué (altar de ceremonias Mapuche) que se encuentra afuera de las salas de clase y donde se hacen ceremonias que dentro de la escuela son consideradas instancias de aprendizaje. En el Liceo Intercultural Guacolda, también hay niños que han sentido el llamado para ser “Machi”, una autoridad protectora y religiosa que antes que nada, debe pasar por una iniciación larga y compleja; la escuela en estos casos se ha encargado de acompañar a esos niños en todo el procesos ceremonial que implica convertirse en esa figura de la comunidad.

    Kulmapu

    Kulmapu

    Interculturalidad

    El Liceo Guacolda no se rige por los planes y programas tal cual como el Ministerio de Educación los propone. Ellos tienen sus propios programas donde incorporan asignaturas como Lengua Mapuche (Mapundungun), Medicina Tradicional Mapuche, Cultura y Sociedad Mapuche, Música y Comida Mapuche. El objetivo es valorar las tradiciones, fortalecerlas y crear un ámbito educativo donde todos los estudiante se sienten incluidos y respetados en términos culturales, facilitando así su aprendizaje. En otras palabras, buscan ofrecer una educación sin prejuicios y tal como lo sugiere el nombre del establecimiento, una educación intercultural donde las ideas y acciones de distintos grupos culturales no están unas por encima de otras.

    Kulmapu

    Kulmapu

    ¿Qué opinas de esta experiencia educativa?

Conoce el colegio chileno que rompe paradigmas enseñando tradiciones indígenas

2017-06-22T17:44:23+00:00 Junio, 2017|Cómo aprenden los niños|

Desde hace 30 años, este colegio en el sur de Chile ha trabajado por valorar y fortalecer tradiciones del pueblo originario Mapuche.

Cargar más posts