Actualidad

Inicio » Actualidad
  • Escolares crean enchufe que previene el temible sobreconsumo

    Dispositivo se conecta a cualquier red inalámbrica para controlar el gasto energético de diversos aparatos.

    De San Antonio a Ucrania

    Ignacio Álvarez, Patricio Orrego y Eduardo Romero, alumnos de 4° Medio de la Escuela Industrial de San Antonio, aún no asimilan bien todo lo que vivieron la semana pasada. En Odesa, Ucrania, representaron a Chile en la “SAGE Global World Cup”, desafío que reunió iniciativas tecnológicas de alto impacto creadas por jóvenes de 22 países. Desde allá se trajeron el tercer lugar y 2 premios de la ONU en una categoría especial de desarrollo sustentable apuntando al 2030.
    ¿Cómo lograron estos reconocimientos? Junto a su profesor de Electrónica y Emprendimiento, Eleazar Baeza, desarrollaron un avanzado enchufe inteligente que permite gestionar a distancia el consumo de aparatos conectados a la red eléctrica; también facilita un uso responsable de la energía e incluso previene accidentes por sobrecarga de artefactos.

    Aparato integral

    Hace poco más de un año, este equipo trabaja a toda máquina en una solución integral para dos grandes temáticas. “Por un lado, el ahorro y eficacia de la energía convencional, que seguirá siendo la más usada por largo tiempo considerando que es la que posee el 80% de la población mundial. A eso sumamos los 90.000 incendios al año por fallas eléctricas, que es el mayor causante de este tipo de siniestros”, explica el profesor. Tras largas jornadas de ensayo-error ya cuentan con un prototipo funcional que sorprende en cada lugar donde es presentado.
    e-Plug es un enchufe portátil de plástico reciclado de 25 x 15 cm con un desarrollo de hardware, programación de microprocesador y una aplicación para iPhone (pronto en Android). Al enchufar cualquier aparato eléctrico en un e-Plug, puedes manejarlo a distancia mediante conexión inalámbrica a través de la app.

    ¿Cuáles son sus funcionalidades?

    1) Encender y apagar los dispositivos conectados (por ej., prender tu estufa con el celular 15 minutos antes de llegar a casa).

    2) Temporizar horarios de encendido y apagado (útil como sistema antirrobos y para programar riegos).

    3) Visualizar gráficos de consumo en tiempo real y generar valor estimativo en kWh adaptados a la
    moneda local.

    4) Programar alertas de sobreconsumo eléctrico.

    5) Cortar automáticamente el paso de energía a dispositivos en casos de sobrecarga o falla eléctrica.

    Quizás la mayor gracia de e-Plug es la posibilidad de evaluar en línea y a diario el consumo eléctrico de determinados aparatos; programando alertas de sobreconsumo, por ejemplo, un usuario podrá saber si esa estufa eléctrica recién comprada va a desbarajustar o no sus cuentas de luz.

    Cambiar el mundo

    Los estudiantes presentaron su avance en Europa tras ganar Go! Innova, concurso organizado por el Centro de Desarrollo para la Educación Media de Inacap en el marco del programa de emprendimiento “Exploro Mi Camino”. Ahí superaron a 719 proyectos escolares. “Desde que conocimos este proyecto supimos que tendría muchas posibilidades de éxito. El enchufe inteligente fue altamente valorado por expertos internacionales, ya que responde de manera más eficiente que las existentes a tendencias del mercado domiciliario e inmobiliario”, comenta Gonzalo Toledo, director de relacionamiento con la educación media de Inacap y miembro del jurado en Ucrania.

    “Todo esto empezó como un juego y no le veíamos mucho futuro. La percepción de la gente frente a un producto de este tipo nos hizo ilusionarnos y sentir que podíamos aportar para cambiar el mundo”, reflexiona Patricio Orrego, quien quiere estudiar Marketing o Electrónica para seguir ligado a esta iniciativa y generar nuevos artefactos con valor para las personas.
    Ahora buscarán financiamiento para la fase comercial del dispositivo. Proyectan que con $20 millones podrán salir al mercado.

    Conoce más sobre el enchufe inteligente en http://www.e-plug.cl/

    Consumo consciente

    En su rol de jefe de proyectos de educación en la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), Francisco Campos siguió el paso a paso de estos entusiastas sanantoninos: “Rescato su capacidad de enfocar el aparato en las necesidades de la gente, siendo una tecnología simple, accesible y eficiente a nivel doméstico. Tiene el plus de ofrecer registro en línea del consumo, lo que le permitirá a un usuario consciente ahorrar hasta un 20% en el total de una cuenta, que corresponde a electrodomésticos energizados y no usados”, detalla. “El dispositivo es tan completo que debería ser exitoso cuando salte al mercado. Es de esos avances que tienen razón de ser y van más allá de un simple artefacto, tiene corazón y sensibilidad social, aspectos que en estos tiempos marcan diferencias”, reflexiona.

Escolares crean enchufe que previene el temible sobreconsumo

2017-08-22T09:56:20+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

El proyecto fue liderado Eleazar Baeza, profesor de Electrónica y Emprendimiento, y tres estudiantes de la Escuela Industrial de San Antonio.

  • Aprender fuera de cuatro paredes es la clave detrás del éxito de este liceo en Quilicura

    Como una forma de premiar a los alumnos que destacan por cumplir con la asistencia y fomentar el compañerismo, el establecimiento los invita a pasear por cuatro días por el sur del país. Desde que se instauraron los viajes, el comportamiento de los estudiantes ha mejorado en forma importante.

    Stephanie Capristán supo que su visita a la Región de La Araucanía sería una experiencia distinta cuando en vez de sacar su celular para alumbrar, decidió dejarse guiar por la luz de la luna.

    “Teníamos que caminar por un sendero oscuro cerca de un río. Y mi instinto fue usar la tecnología como ayuda, pero después me di cuenta de que el reflejo de la pantalla molestaba y que era mejor aprovechar la naturaleza. Todo el viaje terminó siendo un poco de eso; de volver a conectarnos con la naturaleza”, cuenta la estudiante de 4° medio del colegio Padre Pedro Arrupe de Quilicura, institución de dependencia particular subvencionada.

    La joven de 18 años se remite a un viaje que hizo hace dos años en compañía de nueve compañeros, además de algunos profesores y el rector de su colegio. En ese entonces visitaron Pucón, conocieron las termas de la zona, alojaron en el Parque Nacional Conguillío e hicieron caminatas en las que conocieron sobre la flora y fauna del sector.

    “Los paseos son una forma de aprender fuera del aula. Porque puedes tocar temas de geografía, de historia… ¡de física incluso! Es distinto hablar sobre conceptos que se relacionan a un volcán cuando ves que tienes uno al lado. Mirar un lago puede ser una forma de partir una conversación sobre cómo cuidar los recursos hídricos del país”, plantea Manuel Arredondo, director del colegio y quien en 2014 sugirió dar un vuelco en la forma en la que se premiaba a los alumnos más destacados del colegio.

    Desde ese año, todos los estudiantes de 2° medio que llegan puntuales al colegio, que obtienen un promedio de notas sobre cuatro, que presentan una asistencia de más de 90% y que no tienen problemas de convivencia, pueden participar en el viaje. Este se financia con recursos de la Subvención Escolar Preferencial y con aportes de la Fundación Arturo Irarrázaval Correa.

    Alumnos motivados

    El interés por ser parte de la experiencia ha hecho que el número de inscritos pasara de siete alumnos durante el primer año de la experiencia, a más de 40 en 2017.

    Los cambios de conducta y la mayor responsabilidad que muestran los escolares, luego de que se instauraran las bases para participar en el Proyecto Conguillío, hicieron que este año el colegio Padre Pedro Arrupe fuera seleccionado para formar parte de la Red de Escuelas Líderes de Educación en Pobreza, iniciativa que impulsan Fundación Chile, Fundación Educacional Arauco, Fundación Minera Escondida y “El Mercurio”. Su objetivo es destacar la labor de colegios que entregan educación de calidad en contextos vulnerables. En el caso de este establecimiento, el índice de vulnerabilidad de los alumnos de educación básica llega al 78%, mientras que en media alcanza el 73%.

    “Aunque para nosotros, el término vulnerable no es parte del lenguaje. Nuestros estudiantes no tienen límites para soñar y se están movilizando para alcanzar sus propósitos sin miedo”, indica el director, quien entrega un dato a modo de ejemplo: ocho de cada 10 alumnos que se graduaron del colegio en 2016 hoy cursan una carrera en el sistema de educación superior.

    Obtener un título profesional es justamente el sueño de Maximiliano González, alumno de 4° medio que aspira a convertirse en Ingeniero Informático y que en 2015 conoció la Región de La Araucanía con sus compañeros. “Es un premio que uno se gana, entonces uno se motiva por seguir haciendo las cosas bien”, dice de la experiencia.

    “Hubo un día en que caminamos como una hora para ir a conversar con una señora de origen mapuche. Y fue eso, pasar el rato con personas con realidades distintas a las nuestras: nos mostró sus gallinas y nos presentó frutas de la zona”.

    Durante los cuatro días que duró la visita a esa región, los jóvenes también tuvieron la oportunidad de conversar con apicultores, quienes les comentaron sobre la importancia de cuidar mejor a las abejas. “Uno toma conciencia de su labor y empieza a entender todo lo que significan para el planeta. Lo mismo nos pasó con los árboles; ahora entendemos que no es llegar y cortarlos”, dice Stephanie Capristán.

    Con orgullo, la estudiante cuenta que este no es solo un discurso aprendido, sino algo que el colegio se toma muy en serio. “Para no talar el árbol que cruzaba el casino donde comemos, se decidió abrir el techo. El árbol tiene una protección que le permite seguir creciendo sin problemas”, comenta.

Aprender fuera de cuatro paredes es la clave detrás del éxito de este liceo en Quilicura

2017-08-22T08:57:44+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

En Chile, el Colegio Padre Pedro Arrupe de la Región Metropolitana reconoce el esfuerzo de sus estudiantes con salidas pedagógicas.

  • Sanfic: Cuatro películas para acercar a profesores y estudiantes al mundo audiovisual

    Una nueva edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic), uno de los festivales cinematográficos más importantes de América Latina que se desarrolla en Chile, se estrenó el pasado 20 de agosto y llegó con una novedad: Sanfic-Educa. Se trata de una iniciativa que busca fomentar la participación y formación del lenguaje artístico en las comunidades educativas y que se desarrollará del 22 al 25 de agosto.

    “Para la selección de películas, se buscaron aquellas que resaltan valores importantes, valores que necesitamos rescatar o recapacitar. La idea de Sanfic Educa es que mediante este lenguaje (el del cine), niños y adolescentes comprendan y analicen su entorno”, explica Juan Pablo Baraona, Coordinador de Audiencias y Educación de la Fundación CorpArtes.  

    En total son cuatro largometrajes, muy centrados la lucha por el respeto. La películas se proyectarán de forma gratuita en Corpartes a las 11:00 AM y se complementarán con talleres -el mismo día de las exhibiciones– para realizar diversas actividades, desde aprender a escribir un guión autobiográfico, hasta estudiar las distintas labores de un director, entre otros. La función es abierta a todo público, pero para las demás actividades se debe escribir a educacio[email protected]. Ya son 15 colegios de diversas comunas de Santiago las que son parte del proyecto y en donde se mostrarán algunas de estas cintas, pero cualquier profesor que desee sumarse o participar debe consultar al correo.

    1. A la misma altura

    Un filme alemán que es una oda al valor de la familia y la aceptación, donde la audiencia aprenderá a comprender la importancia del entorno y el valor de la familia a pesar de las diferencias. Se estrenó en 2016 y cuenta la historia de Michi, quien vive en un hogar infantil tras la muerte de su madre, hasta que un día descubre que su padre está vivo y empieza la búsqueda. Lo encuentra y resulta ser un enano, mucho más chico que el mismo Michi.  Por esto, empieza a ser el centro de burla de sus compañeros de la casa. La cinta fue nominada como mejor película infantil en los Premios del Cine Alemán y los Premios de la Crítica 2017, además de recibir el Premio del Público en el Festival de Cine Munich 2016.

    2. Chico fantasma

    Es la cinta animada de la selección de Sanfic-Educa que se centra en el valor de la amistad y está a cargo de los franceses Alain Gagnol y Jean Felicioli-Loup. Los cineastas narran la historia de Alex, un inspector de policía que que resulta herido por un misterioso gángster desfigurado durante una persecución y termina inmovilizado en el hospital. Ahí entabla una amistad con Leo, un niño de 11 años, que tiene la capacidad de salir de su cuerpo. Así lo ayuda a continuar el caso que trabajaba y atrapar al misterioso personaje. La complicidad y la honradez son las cualidades que los niños pueden comprender tras esta historia.

    3. Pucha

    Es un drama noruego que cuenta la historia de Anja, una niña a la que le gusta jugar fútbol aunque algunos de sus compañeros se burlen de ella. En este largometraje de Katarina Launing, en donde la temática principal es la aceptación el amor -virtudes necesarias para combatir el bullying-, todo cambia cuando a Anja le diagnostican leucemia. Una de las mayores alabanzas que ha tenido la película, es que toda la narrativa es desde el punto de vista de los niños, por lo que ha sido considerada una producción muy valiosa para ver en familia, para que los más grandes comprendan (o recuerden) cómo se ve el mundo cuando se es más chico.

    4. Adiós Europa: Stefan Zweig

    Stefan Zweig es un nombre conocido en el mundo de la literatura, por ser el escritor alemán más popular del siglo XX. Este trabajo, dirigido por la actriz y realizadora Maria Schrader muestra los efectos del exilio y la etapa final de Zweig -quien soñaba con una Europa sin fronteras pero que fue marginado por la Alemania nazi-, mediante cinco escenas sueltas durante sus últimos seis años en Buenos Aires, Nueva York y Petrópolis. “Es una historia de amor trágica, pero no entre dos personas, sino entre Zweig y el continente entero”, ha afirmado  Schrader. La selección de esta cinta sirve para ayudar a los jóvenes a comprender parte de los procesos migratorios más profundos y personales.

    Y tú, ¿participarias en esta actividad?

Sanfic: Cuatro películas para acercar a profesores y estudiantes al mundo audiovisual

2017-08-21T17:08:23+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

Se trata de trabajos que promocionan valores como la aceptación y la familia.Algunas exhibiciones se complementarán con talleres relacionados con el mundo del cine.

  • La emotiva historia tras el profesor que ayudó a alumna con discapacidad a bailar

    Mariano Salas lo entregó todo para que la pequeña Agostina pudiera integrarse al resto de sus compañeros.

    Uno de los videos más viralizados en los últimos días es el que muestra a un profesor de escuela primaria de Argentina ayudando a una alumna con discapacidad a bailar con el resto de sus compañeros durante una presentación.

    La historia del docente fue mostrada en Facebook por uno de sus amigos, quien le mostró todo su orgullo por lo que había logrado en base a esfuerzo e interés personal, ya que el maestro fue el que ideó el arnés para sostener a la pequeña, que padece de un problema motriz.

    El sitio Telefé Noticias logró contactarse con el profesor de nombre Mariano Salas, quien explicó sus motivaciones para ayudar a Agostina.

    “El sueño de Agostina es ser bailarina. Yo la conocía de vista, la veía siempre en el jardín y este año me tocó tenerla de alumna”, aseguró el docente, resaltando desde un principio pensó que todos los niños debían estar integrados para la presentación que tendrían que realizar.

    Por eso, decidió recorrer varios locales comerciales buscando un sistema que pudiera ayudarlo, pero no tuvo suerte. Lo que si tuvo fue ingenio, y luego de consultar con una modista amiga decidió crear el arnés con telas, un cinturón de seguridad y pequeñas piezas de metal.

    El resto fue ensayos y prácticas con todo el curso, incluida Agostina, quien se adaptó rápidamente al sistema. Luego llegó el día del acto de segundo grado y todo fue aplausos para ambos, pues deslumbraron en las dos coreografías con el resto de los pequeños.

    Una vez finalizada la actuación, llegó el momento que más emocionó a Mariano, pues Agostina le expresó todo lo que sentía con un sincero “te quiero” que lo emocionó hasta las lágrimas. “Es una satisfacción, yo trabajo para los niños, fue un momento de mucha emoción”, explicó.

    Finalmente, el profesor de educación física aseguró que para ejercer su profesión “tienes que tener vocación, cuando uno hace las cosas con vocación y amor todo fluye. Los chicos te llenan el alma”.

La emotiva historia tras el profesor que ayudó a alumna con discapacidad a bailar

2017-08-21T11:40:52+00:00 Agosto, 2017|Actualidad, Los profesores importan|

"Tienes que tener vocación, cuando uno hace las cosas con vocación y amor todo fluye...", señaló el docente.

  • Se triplican nominaciones al Global Teacher Prize

    Con más de 24 mil nominaciones en todo el país culminó la etapa de nominaciones y postulaciones al Global Teacher Prize Chile 2017 (GTP Chile). Los resultados triplican la cifra total de la versión anterior.

    “Estamos muy orgullosos de la amplia participación de esta segunda versión del Global Teacher Prize Chile. Definitivamente hoy Chile premió a sus profesores con un reconocimiento rotundo. El país dijo con fuerza que los profesores sí importan y merecen ser premiados”. destacó Paz Medeiros, subdirectora de Elige Educar, que organiza el proceso.

    Las nominaciones totales llegaron a 24.427 cuando la meta era de 15 mil. De los profesores nominados, 56% corresponde a mujeres y 44% a varones. Un 66% proviene de la Región Metropolitana, 6,8% de la Región de Valparaíso y 5,5% de la Región del Biobío. En cuanto a su dependencia: 41% provienen de establecimientos particulares subvencionados.

Se triplican nominaciones al Global Teacher Prize

2017-08-21T08:40:15+00:00 Agosto, 2017|Actualidad, Los profesores importan|

"El país dijo con fuerza que los profesores sí importan y merecen ser premiados..." esas fueron las palabras de la subdirectora de Elige Educar tras el éxito de la convocatoria.

  • Matrículas en carreras docentes: buenas noticias

    Las condiciones han cambiado significativamente. Mientras se estableció la prohibición a Institutos Profesionales de impartir carreras de pedagogía, también han ido aumentando los puntajes de ingreso y los requisitos de acceso, atrayendo a estudiantes con mejor preparación.

    Hace pocos días, un estudio del CIAE de la Universidad de Chile llamaba la atención sobre la baja en la cantidad de estudiantes que en el país estaban ingresando a las carreras pedagógicas. Particularmente, el estudio plantea con preocupación un descenso de un 27% de los matriculados en pedagogía en solo 6 años, pasando de 105.000 estudiantes de pedagogía en 2011, a poco más de 76.000 en 2017.

    Para saber si realmente es motivo de preocupación, los datos aportados por el estudio debieran complementarse con antecedentes sobre titulación (cuántos profesores nuevos se titulan cada año) y sobre la demanda por docentes en el propio sistema educativo.

    Un estudio de 2013 sobre el “Mercado de profesores en el sistema escolar urbano chileno”, publicado por Elige Educar, llamaba la atención exactamente sobre el problema inverso: las bajas tasas de natalidad en Chile y sus proyecciones muestran que “de mantenerse condiciones similares a las que actualmente rigen nuestro sistema educativo, se produciría un gran superávit de docentes”.

    Lo anterior no es igual en todos los niveles. Los datos del informe permiten reconocer que se necesitaban menos docentes de educación general básica, y más docentes en educación inicial, y en media, especialmente en ciencias, matemáticas, inglés, historia y lenguaje. También se requiere aumentar la dotación de docentes en enseñanza técnico profesional.

    Pero las condiciones han cambiado significativamente. Mientras se estableció la prohibición a Institutos Profesionales de impartir carreras de pedagogía, también han ido aumentando los puntajes de ingreso y los requisitos de acceso, atrayendo a estudiantes con mejor preparación.

    La nueva carrera docente aumenta crecientemente los requisitos para los postulantes a las pedagogías. Puntajes PSU más altos y mejor lugar en el ranking NEM, buscan asegurar que mejores postulantes ingresen a la carrera docente. El aumento significativo de las remuneraciones (en promedio 30%), también debiera ayudar en el mismo sentido.

    El Sistema Único de Admisión simuló el impacto de estas medidas y pudo establecer que, de haber estado vigentes en años anteriores, podrían representar hasta un 30% menos de postulantes a las carreras pedagógicas.

    Todos estos antecedentes podrían ser una buena noticia. La de un sistema que atrae mejores estudiantes, los prepara mejor y los premia mejor, mediante remuneraciones más justas. La de un sistema educativo que revaloriza la profesión docente, lo que es fundamental para avanzar en los desafíos de calidad que tenemos.

    Y sobre todo, hace necesario mirar las tareas que tenemos por delante. Focalizar el esfuerzo en las disciplinas y niveles deficitarios, así como poner mayor énfasis en la calidad de la formación inicial, parecen desafíos relevantes a considerar en las políticas públicas de los próximos años.

Matrículas en carreras docentes: buenas noticias

2017-08-17T14:47:28+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

Eugenio Severin, Director Ejecutivo de Tu clase-tu país, nos invita a mirar la disminución de los matriculados en pedagogía como una buena noticia, rescatando la existencia de un sistema que atrae mejores estudiante.

  • Roxana Nahuelcura: La profesora que “hace” ciencias

    Sus alumnas del Liceo 1 han conseguido extraordinarios logros en los últimos cuatro años, gracias a proyectos científicos y tecnológicos en Antártica, Estocolmo, Washington y Medellín. Pedagoga de Biología de profesión, Roxana Nahuelcura se ha hecho un nombre al incentivar a las adolescentes a estudiar ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Y aquí contamos su historia.

    Cuando abre las puertas de un locker aparecen. Sobre unos estantes, nueve microscopios binoculares nuevos, todavía embolsados. A un lado, cajas de cartón, blancas y pequeñas, que guardan en su interior portaobjetos, cubreobjetos y material de disección en miniatura para poder observar minúsculas muestras sólidas de diferentes tipos de tejido posadas en vidriecitos. A primera vista parecen un trozo pequeño de un papel manchado, un aspecto demasiado inofensivo para lo que son en realidad: lonjas ínfimas de músculo estriado y duodeno, tejido conectivo, de médula espinal. También hay de arterias, de tejido conectivo laxo, de vaso sanguíneo de pulmón, de riñón, de papila gustativa, de páncreas.

    Roxana Nahuelcura, la profesora de Biología del Liceo 1 Javiera Carrera, ubicado en la intersección de Compañía con San Martín, las muestra desde el laboratorio: una sala de mesones desocupados, por donde entra muy poca luz natural. Es el único que hay en este colegio, después de que años atrás se transformaran las aulas dedicadas a las asignaturas de física, química y biología, en salas de clases, ante la alta demanda de matrículas.

    Los microscopios y el material de disección están para que sus alumnas vean células como corresponde, dice, para que puedan identificarlas por partes, para que puedan compararlas y crear hipótesis.

    Son compras que el Liceo 1 hizo hace unos meses. Eso para celebrar los extraordinarios logros conseguidos por las alumnas de Enseñanza Media de este colegio, de primero, segundo, tercero y cuarto medio, provenientes de comunas tan distintas como Lampa, Melipilla, Puente Alto y Quilicura, en los últimos cuatro años: importantes reconocimientos por sus investigaciones bibliográficas y proyectos científicos y tecnológicos en ferias escolares mundiales. Han sido premiadas por sus trabajos con una bacteria que degrada petróleo, otra que es capaz de degradar metales pesados, un traje robótico para ciegos con sensores y estudios de neurociencias relacionadas con la educación. En total, la profesora y sus alumnas han hecho tres viajes a la Antártica, dos a Estocolmo, uno a Washington y otro a Medellín. Varias de estas iniciativas han sido desarrolladas en laboratorios prestados: en los de la Universidad de Chile y en los de la Andrés Bello, que han permitido a las alumnas hacer sus experimentos guiadas por científicos.

    Varias hoy estudian carreras de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

    Todos estos proyectos han sido supervisados por Roxana Nahuelcura, egresada del Pedagógico, la primera profesional en su familia, hija única de un cocinero y administrador de un restorán y de una decoradora de interiores dedicada a la restauración, con antepasados mapuches con los que nunca tuvo contacto.

    Hasta hace un par de años, Roxana Nahuelcura se las tenía que ingeniar para enseñar sobre las células. Sin el debido equipamiento, imprimía en forma de círculo imágenes que descargaba de Google, simulando cómo se vería una célula a través de un microscopio.

    Funcionaba muy bien con las fotos de la mitosis de las hojas de la cebolla, dice.

    -Era lo que más las acercaba a la realidad.

    Hasta hace poco había ahí microscopios monoculares, de los ochenta, los mismos que ella ocupó a mediados de esa década, cuando estudió allí y las ciencias no fueron un camino que le incentivaron a seguir. Casi treinta años después, lidera en este lugar el “Centro de Investigación Javierina”, una instancia interdisciplinaria, sin sala aún, donde profesores de historia, física, biología y química que hacen talleres de experimentación se juntan a conversar sobre lo que cada uno hace, para colaborarse.

    -Hasta ahora, todos los profesores trabajaban en distintas investigaciones pero de forma aislada -dice Roxana Nahuelcura-. Y esto es como la importancia de la diversidad. Es potenciarse, entre diferentes especies, para poder tener un nicho, un lugar, un ambiente donde podamos crear esta ciencia, desde la parte escolar de verdad, de manera más instintiva.

    La subjetividad de la ciencia

    Desde que en segundo medio le encargaron, de tarea, dibujar el sistema reproductor -la fecundación, el desarrollo embrionario, el feto, el óvulo, los estados embrionarios-, Roxana Nahuelcura empezó a convertir sus cuadernos de corchete en libros explicativos: una manera de poner en el papel su propia mirada de la ciencia. Y se acostumbró. Lo hacía replicando los dibujos que veía en los libros, imaginándose las trayectorias de los mundos que habitaban en el cuerpo humano pero también afuera, en el ecosistema. Siempre le gustó la Biología. Cuando salió del colegio quiso estudiarla. Desechó la licenciatura. Le dijeron que no tenía campo, tampoco trabajo. Así entró a estudiar Pedagogía en el Pedagógico. Ahí, a pesar de que le dieron las herramientas metodológicas para la pedagogía, dice, no tuvo “la experiencia de hacer investigación ni tampoco le enseñaron acerca de ciencia escolar”.

    -Si uno va a ser profesora de ciencias tiene que hacer y practicar las ciencias. Y si era de Biología también había que experimentar. Uno sale de la universidad y piensa que solo va a pasar contenido. No se imagina que “puede” hacer ciencia.

    -¿Por qué usted no fue científica?

    -No es que no haya querido. Me faltó información acerca de la carrera. Me imaginaba que iba estar todo el día adentro de un laboratorio. Hoy sé que el científico pasa una época en terreno, después en el laboratorio, analizando sus muestras, y después otra época participando en seminarios: divulgando lo que hace en el laboratorio. En un mundo del que no se sabe mucho, uno enfrenta sus propias hipótesis a las de otros.

    -¿Qué es lo que más le gusta de este mundo?

    -Las conversaciones que se tienen. Siempre hay miradas distintas. La ciencia es muy subjetiva. Si hoy me levanto con un ánimo, voy a ver en la muestra una cosa, pero a lo mejor mañana voy a ver otra. Es inherente a la esencia humana. Es también creativa porque para poder hacer una observación, por ejemplo, de aves, inventaré algo para que ellas no me vean. Pero, a lo mejor, va a depender de mi ánimo algo que no vi, y pasó desapercibido y pudo haber sido muy importante.

    El último cuaderno que Roxana Nahuelcura dibujó fue sobre ballenas: sobre sus características y sobre las distintas especies que habitan en Chile. Lo hizo tras el último viaje que realizó con sus alumnas a la Antártica, gracias a un trabajo experimental que ellas mostraron en la Feria Antártica Escolar del Instituto Antártico Chileno, acerca de un grupo de bacterias que degradan metales pesados. Ahí pudo observar ballenas de cerca, verlas respirar y arrojar el agua en forma de sifón a la superficie.

    Roxana Nahuelcura también habla del libro que hizo de las hojas y cuenta que hay alumnas que tienen libros hechos a mano sobre, por ejemplo, los tipos de moluscos. El año pasado una hizo uno de las ranas chilenas. Así es como a algunas les enseña el método científico y el indagatorio, construyendo su propio aprendizaje, buscando las maneras de volverlo más significativo para ellas. El primero de todos los proyectos que supervisó partió precisamente así, en 2012, en el laboratorio de la Universidad Andrés Bello, donde sus alumnas, en placas petri, cultivaron, sembraron y aislaron bacterias presentes en una muestra de suelo antártico. Esto para comprobar la hipótesis de la científica estadounidense Jenny Blamey, que sugería que cerca de las bases antárticas, había zonas contaminadas con petróleo. Las alumnas cultivaron esta muestra con fenantreno, un componente del petróleo. Y lo vieron: las bacterias empezaron a vivir felices, proliferando en las placas. Así, concluyeron que estas bacterias sí podían degradar
    el petróleo, sobreviviendo a un ambiente contaminado.

    -Pero yo nunca he interferido en los proyectos -dice-. Ellas trabajan solas.

    El proyecto no quedó ahí: las alumnas propusieron un biorremediador, una suerte de acuario, donde estarían las bacterias, para aislarlas del medio -de la Antártica o de otro lugar donde el agua estuviera contaminada-, y ocuparlas para filtrar agua contaminada.

    Ese proyecto las llevó a competir en distintas ferias escolares en Chile y el extranjero, como la que se desarrolló en Estocolmo, donde este proyecto ganó, el primer lugar, entre más de treinta países, incluido China, cuyos representantes mostraban un robot que buscaba, detectaba, encontraba y filtraba agua.

    -Yo ahí me dije: “¿cuántos años enseñando ciencias sin hacer ciencias?” Eran casi 20.

    Así vinieron muchos más proyectos. Un grupo de alumnas presentó un trabajo en esa misma ciudad y al tiempo después lo hizo otro, que creó un traje robótico para ciegos, con sensores, que mostró y ganó reconocimientos en una feria de emprendimiento, primero en Washington y luego en Medellín, Colombia. El año pasado, varias de sus estudiantes trabajaron tres proyectos junto a la Comisión Chilena de Energía Nuclear, en conjunto con la Universidad Andrés Bello. Entre ellos evaluaron el efecto del plasma frío -una innovadora técnica en base a moléculas de gas- para ser usado como un potencial bactericida.

    -El modelo de las anteriores, que han viajado y han llegado lejos, motiva a nuevas todo el tiempo -dice Roxana Nahuelcura.

    La ciencia es creatividad

    Como parte de una investigación, hoy algunas de sus alumnas observan a dos grupos de personas: uno que lee con ruidos molestos -el llanto de una guagua, un bocinazo- y otro, sin ruidos. Una máquina persigue el movimiento de sus ojos para saber si el ruido las distrae o, en realidad, no es un obstáculo para la concentración. Cuando las primeras observaciones dieron como resultado que quienes se enfrentaban a ruidos molestos tenían respuestas menos erradas a las que no los escuchan, sus alumnas pensaron que había un error.

    “¿Cómo podía ser posible?”, preguntaban.

    Roxana les respondía lo que hoy repite como un mantra:

    -Nunca crean a la primera -dice-. Así funciona el espíritu crítico. Es volver a analizar las cosas desde distintos puntos.

    La sala en la que realiza sus clases, a poco más de cuarenta alumnas en promedio, es, de hecho, muy ruidosa. También muy helada en invierno y muy calurosa en verano. Antes Roxana Nahuelcura era de quejarse mucho. También porque no había laboratorio, porque el lugar que se destinaba a su función no tenía ni estantes, solo mesones.

    -Todos creen que por ser un colegio emblemático tenemos todo, y no. Pero lo hice hasta que me di cuenta de que podía ser beneficioso para las chiquillas, enfrentarse a las desventajas, tratando de sacarle provecho a todo. He visto que así inventan cosas, que aumenta su creatividad -dice-. Se piensa que para ser científicas se debe ser rigurosa, catedrática, la teoría y todo eso, pero, en realidad, la ciencia es creatividad. Cuántos experimentos e investigaciones han surgido así. Siempre les digo a mis alumnas que sean curiosas, que conversen con científicos, que les escriban. Ellos contestan.

    No todo ha sido gratificante en las ferias a las que Roxana Nahuelcura ha asistido, supervisando a sus alumnas.

    -Al ser un trabajo tan bueno nos ha pasado que no creen que haya sido hecho por niñas.

    Una vez, cuenta Roxana Nahuelcura, una científica, jueza en un concurso escolar, las evaluó mal, añadiendo de comentario: “Niñas, las felicito, pero las ciencias no se hacen así, no creo que ustedes hayan postulado ni la hipótesis ni los objetivos, el trabajo se los debió haber hecho un adulto, pero sigan intentándolo”.

    -Ahí yo me dije: “¿Pero por qué hace eso?”. La respuesta la leyeron las niñas y se sintieron mal. Yo les dije, primero, que ella no conocía nuestro trabajo, que era una opinión que venía desde afuera, y que vieran el malentendido como un halago.

    -¿Le ha pasado a usted?

    -He aprendido a no subestimar a mis estudiantes. Son capaces de hacer un montón de cosas. El año pasado unas estudiantes hicieron un marco teórico y al estar tan bien redactado, uno, de pronto, piensa que pueden haberlo copiado. Yo incluso dudé y las googlié. Tampoco las conocía desde antes. Y no, no había copia. La redacción era de ellas. Ahí me dije: “cometí un error”. No se los dije a ellas. Me di cuenta de que ellas sí pueden hacerlo. Ellas me han enseñado mucho a mí.

    -¿Qué le han enseñado?

    -Uno como adulto tiene ciertos parámetros. Se acostumbra a repetir la misma fórmula para conseguir los mismos resultados. Y trata de no salirse de esos límites. Las niñas no los tienen. No es que esto pase hoy. Ha pasado siempre. La experiencia te va diciendo “esto es”. No damos espacio a otra probabilidad, a “esto no es”. Cuando, a veces, eso puede no ser. Así damos espacio a que suceda algo inesperado.

    “Se piensa que para ser científicas se debe ser rigurosa, catedrática, la teoría y todo eso, pero, en realidad, la ciencia es creatividad”.

    “Yo he aprendido a no subestimar a mis estudiantes. Ellas son capaces de hacer un montón de cosas”, dice Nahuelcura.

Roxana Nahuelcura: La profesora que “hace” ciencias

2017-08-16T16:41:35+00:00 Agosto, 2017|Actualidad, Mejora docente|

Sus alumnas han sido reconocidas por sus trabajos con una bacteria que degrada petróleo, otra que es capaz de degradar metales pesados y un traje robótico para ciegos con sensores.

  • Políticas de atracción a Educación: el siguiente desafío

    La evidencia nacional e internacional es clara: las carreras de educación son pieza estratégica en el desarrollo de un país y, por tanto, su promoción y fortalecimiento deben estar permanentemente en la discusión pública. Por eso celebramos la preocupación manifestada por el rector Sergio Lavanchy, en la nota publicada esta semana sobre las matrículas de las carreras de pedagogía, pues pone sobre la mesa una pregunta necesaria: cómo continuar avanzando en este desafío.

    Precisamente, la implementación de mayores requisitos para el ingreso a estas carreras fue una medida largamente buscada como un primer paso para comenzar a devolverles el lugar que merecen. Así, la disminución de las matrículas en las distintas regiones era un efecto previsto; no necesariamente negativo -pues eleva la calidad académica de nuestros futuros docentes- y no atribuible sólo a la implementación de esta importante medida. De hecho, las cifras entregadas por el Cned muestran que, en términos generales, el ingreso de estudiantes de alto puntaje a universidades selectivas aumentó respecto del año pasado, lo cual, nos parece, debe ser relevado.

    Sin embargo, tal como plantea el rector, es clave ahora “colocar una luz de alerta” a las autoridades y a las universidades para recordar que aumentar las exigencias fue solo un primer paso, y que ahora urge desde todos los actores avanzar en estrategias para fomentar la atracción hacia estas carreras, principalmente a aquellas en donde se proyecta mayor déficit, como educación básica, educación de párvulos y las pedagogías en ciencias.

    Desde Elige Educar, creemos que esta estrategia debe estar compuesta al menos de tres ejes estratégicos: un fortalecimiento de los programas de acceso -como los propedéuticos pedagógicos y el Pace pedagógico; la mejora de las políticas de atracción ya existente -como la Beca Vocación de Profesor- ampliando su cobertura y beneficios incluso a aquellos que descubren tardíamente su vocación; y la implementación de gratuidad para el 100% de los interesados en carreras de educación (ya sea por becas o aportes directos).

    En paralelo, los avances ya impulsados por la Nueva Política Nacional Docente deben continuar siendo comunicado con fuerza a los estudiantes de educación media: la mejora en las condiciones de enseñanza, el apoyo que recibirá un docente en su primer año de ejercicio, el derecho a acceder a perfeccionamiento gratuito, entre otros.

    Atraer a los mejores estudiantes al estudio de estas carreras en nuestras regiones requiere un esfuerzo. Y no de un sólo sector, sino de los diversos actores involucrados. Es menester unir fuerzas y volver a poner este tema en la opinión pública, recordando que la tarea aún no está terminada, y que en tiempos donde se delinean las prioridades para el futuro gobierno, hacerse cargo de este desafío es urgente. Si realmente queremos generar un impacto positivo y permanente sobre la calidad de nuestra educación, debemos entender y aplicar la máxima de que no cualquiera puede ser profesor y no cualquiera puede impartir la pedagogía.

    Jorge Schiappacasse
    Director de Política
    Pública de Elige Educar

Políticas de atracción a Educación: el siguiente desafío

2017-08-16T10:34:09+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

¿Cómo avanzar hacia políticas de atracción efectivas? Jorge Schiappacasse, Director de Política Pública de Elige Educar, nos cuenta su propuesta.

  • Futuros universitarios sordos podrán resolver sus inquietudes a través del lenguaje de señas

    Como parte de las acciones que fomentan el acceso a la información de personas en situación de discapacidad, el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) implemento el servicio de video interpretación en lengua de señas chilena – español que permite la comunicación entre las personas sordas y la Mesa de Ayuda.

    A través de esta plataforma, todas las personas en situación de discapacidad auditiva a lo largo del país podrán realizar consultas y obtener respuestas de los aspectos relevantes del Proceso de Admisión y Prueba de Selección Universitaria (PSU) que administra el DEMRE; a su vez, este último, podrá por primera vez conocer de primera fuente las interrogantes de estas personas.

    La implementación de esta herramienta para la comunicación se enmarca en una serie de acciones que está desarrollando el DEMRE para cumplir los desafíos que plantea la Ley 20.422 que Establece Normas sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad.

    ¿Cómo acceder a esta herramienta?

    Para acceder a esta herramienta, el usuario solo debe contar con un computador o dispositivo que posea cámara web, conexión a internet suficiente para realizar una video conferencia y los navegadores Google Chrome o Firefox actualizados.

    Al entrar a la plataforma de video interpretación el usuario deberá ingresar en cada ocasión su nombre, RUN y correo electrónico, con esta información el DEMRE generará información relevante sobre la usabilidad de la herramienta y otros aspectos relevantes para la mejora de sus procesos.

Futuros universitarios sordos podrán resolver sus inquietudes a través del lenguaje de señas

2017-08-11T18:40:05+00:00 Agosto, 2017|Actualidad|

Con el objetivo de fomentar el acceso a la información de personas en situación de discapacidad, el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) implemento un servicio de respuestas a través de lenguaje de señas.

  • Profesores estrenan métodos de enseñanza para motivar a estudiantes

    Es habitual que los niños no sientan suficientes motivaciones para asistir al colegio. Sin embargo, hay profesores que están cambiando esa realidad.

    Se trata de docentes que ocupan todo su ingenio y renuevan sus métodos de enseñanza para motivar a los alumnos a aprender.

    Uno de los casos es el de Constanza Quintana, una joven profesora que pone énfasis en que sus estudiantes salgan de la sala de clases con todas las dudas resueltas.

    Quintana asegura que ella fue una “estudiante invisible”, que nunca tuvo clases estimulantes y tampoco los profesores la instaban a participar. Dice que en su aula eso nunca ocurrirá.

    Otro caso es el de Bastián, un profesor de inglés de 25 años, que trabaja con guitarra en mano para enseñar en El Bosque. Asegura que la música se ha convertido en su aliada para sembrar la semilla de los idiomas entre sus alumnos.

Profesores estrenan métodos de enseñanza para motivar a estudiantes

2017-08-11T10:45:03+00:00 Agosto, 2017|Actualidad, Cómo aprenden los niños, Mejora docente|

Música, concursos y acompañamiento personalizado son algunos de los recursos que utilizan estos docentes a la hora de enseñar.

Cargar más posts