clondono

Inicio » Archivos para Camila Londoño
Camila Londoño

Acerca de Camila Londoño

Comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia. Especializada en el campo de producción editorial. Actualmente se desempeña como periodista en el área de comunicaciones.Trabaja por comunicar la importancia de la educación y valorar el trabajo de los profesores que hacen posible que todos los niños aprendan.
  • ¿Cómo disminuir las brechas en la sala de clase? Esta profesora encontró una fórmula

    Este proyecto se llama Roll Call y fue creado por la profesora Kristin Leong (en colaboración con TED-Ed Innovation Projects) quien preocupada por las brechas que separan a los estudiantes en las escuelas públicas de Estados Unidos, decidió hacer algo para atender de una manera innovadora el problema. La raza, el género y la orientación sexual son algunas de estas brechas. “Todos los estudiantes merecen ver adultos que se parezcan a ellos en roles de liderazgo. Y todos los estudiantes merecen tener en sus vidas una amplia gama de adultos modelo que les ofrezcan perspectivas diferentes a las que han visto al crecer “, dice Kristin en el TED-Ed Blog. Lo que busca Roll Call es retratar y narrar historias que humanizan estas brechas, celebrando la forma como los profesores y los alumnos se conectan a pesar de las diferencias. Por eso hay dos preguntas que guían este proyecto narrativo: 1)¿Qué tienes en común con tu profesor/estudiante? 2) ¿Importa que estudiantes y profesores tengan estas cosas en común?

    Las preguntas

    En su proyecto, Kristen decidió plantear estas dos preguntas a diferentes profesores y estudiantes. Son dos preguntas simples, pero las respuestas y las reflexiones que han surgido a partir de éstas han impactado a la creadora de la iniciativa. “ Las historias poderosas publicadas en Roll Call son un increíble testamento de la habilidad que tienen las personas de cuidar y relacionarse con otras personas que no son como ellos”, asegura Kristen para el medio Teacher2Teacher. Estas historias junto a los retratos de las personas involucradas salen en su sitio web Roll Call donde se puede encontrar una sección de profesores y una sección de estudiantes.

    Roll Call

    Los consejos

    Además de un proyecto tangible que aborda un problema desde lo positivo, Kristen sugiere algunos consejos que deberían tener en cuenta los profesores para disminuir brechas (a veces invisibles), en las escuelas… en todas, no sólo en las estadounidenses. Y ¿cuáles son esos consejos? Tener conversaciones con los estudiantes y los colegas para saber quiénes son y de dónde vienen; compartir quién eres tú y de dónde vienes con tus estudiantes y colegas; retratar a los estudiantes y permitir que ellos te retraten para que sientan lo que significa confiar en alguien que te observa a través de un lente; recuérdale a tus estudiantes que hablar de razas y culturas no es racismo y para abordar el tema del género habla de tu propia identidad y refleja cómo has cambiado a lo largo de los años. Llama a tus estudiantes por su nombre y si es diferente a otros, aprende a pronunciarlo de una forma correcta.

    Una reflexión

    Más allá del proyecto en sí mismo, que evidentemente está situado en un contexto particular, vale la pena rescatarlo porque invita a reflexionar sobre la realidad de muchas salas de clase. Las salas de clase en el mundo entero son cada vez más diversas y es importante que los profesores piensen en estrategias diferentes y positivas que permitan integrar a todos y cada uno de sus estudiantes. La propuesta de Kristin le da una mirada positiva a las diferencias y ofrece una opción de entendimiento y respeto que nace de la vida y la historia de cada uno de los involucrados en el proceso educativo.

    Conoce un poco más de esta iniciativa en esta charla TED con Kriste:

¿Cómo disminuir las brechas en la sala de clase? Esta profesora encontró una fórmula

2017-10-20T18:12:09+00:00 Octubre, 2017|Comunidad escolar|

Roll Call es una iniciativa creada por la profesora Kristin Leong quien descubrió que quería hacer frente a este problema en la sala de clase.

  • 3 frases de las hermanas Agazzi y una breve parte de su historia

    Rosa Agazzi nació en 1866 en Volengo, una provincia en Verona, Italia. Cuatro años después nacería su hermana Carolina, con quien compartiría un objetivo común durante toda su vida: educar. Las hermanas Agazzi fueron educadoras formadas en la Escuela Normal del Magisterio de Brescia. En principio, Rosa se desempeñó en Educación Básica y Carolina en Educación Parvularia. Años después, las hermanas participaron en un congreso para educadoras y desde entonces, ambas se dedicaron a la educación parvularia (de los 0 a los 6 años), ámbito donde se desempeñaron como directoras de dos jardines infantiles.

    Ese periodo de sus vidas, basado en la observación y la reflexión, marcaría el inicio del famoso Método Agazziano.

    Éste tuvo su punto de arranque en los métodos pedagógicos de Friedrich Fröbel y se basó en el respeto de la libertad, la espontaneidad y la independencia del niño en un proceso de enseñanza muy centrado en las actividades lúdicas. El principio fundamental del Método Agazziano es la intuición y estima que deben ofrecerse a la experiencia infantil, objetos sensibles en las formas y en el orden en que la vida misma los presenta. Sobre ellos y entorno a ellos se ejercita la actividad de los niños; de ahí la espontaneidad, el interés y la cooperación.

    En ese sentido, las hermanas Agazzi estructuraron un modelo que se basa en el aprendizaje a través de la intuición, en la didáctica ligada al uso inteligente de objetos realistas que se obtienen del entorno escolar y en actividades que provienen del hogar y la vida cotidiana (como lavarse, vestirse, cuidar animales, etc…), rescatando el valor educativo de todas ellas. Proporcionar a los niños un ambiente cálido y afectivo (similar al hogar) y fomentar la educación del lenguaje a través del canto y el ritmo corporal también son dos elementos claves de este sistema educativo compuesto por la educación sensorial (orden por colores, materias y formas de los objetos), intelectual (exploración del mundo y percepción natural de los conceptos) y sentimental (educación física, moral… ).

    El método de las hermanas Agazzi estuvo marcado por una época donde reinaba la pobreza y la guerra en un Italia fragmentado.

    En este contexto, donde el esfuerzo por educar a los niños era mayor, la propuesta de las hermanas llegó como un solución económica (centrada en la utilización de materiales asequibles para cualquier nivel socioeconómico) y sencilla para cualquiera familia que quisiera acceder a ésta. Por lo mismo, en el año 1948, el 74% de las escuelas italianas, decidieron seguir su Método Agazziano, el cual más tarde se haría popular en todo Europa y el mundo. Ahora, si bien las formas de enseñar han cambiado, el Método Agazziano tuvo un gran impacto en la educación, tanto que hoy, muchos de sus elementos siguen vigentes y estas tres frases que sintetizan el pensamiento de las hermanas, dan cuenta de ello:

    1. “La infancia es el reinado de los instintos y no de la razón, sustituye las verdades promulgadas infringidas a modo de castigo por hábitos que se adquieren mediante el ejercicio y que paulatinamente suplantan a la misma naturaleza”.


    2. “Vigilar ansiosamente la semilla que nace, que brota, la flor que se abre (…) son, ciertamente emociones poco escolares”.


    3. “La obediencia pasiva, el silencio, la inmovilidad, considerados todavía con demasiada frecuencia como signos demostrativos del orden, no engendran el orden verdadero, sino que tienden a ahogar la espontaneidad, la iniciativa, el querer interior que se expresa mediante impulsos originales, a encoger al niño sobre sí mismo, a engendrar disimulo o apatía”.

3 frases de las hermanas Agazzi y una breve parte de su historia

2017-10-20T17:37:42+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Rosa y Carolina Agazzi fueron las precursoras de un forma de enseñanza que se conoce como el Método Agazziano.

  • 11 estrategias para potenciar la reflexión pedagógica y promover grandes aprendizajes

    Ideas Docentes es una metodología de reflexión pedagógica impulsada por Elige Educar que busca generar un espacio de participación y reflexión entre profesores, sobre las propias prácticas pedagógicas, con base en estrategias que han demostrado tener un impacto positivo en los aprendizajes de los estudiantes. El objetivo de este instrumento es fortalecer las competencias profesionales de los profesores que dentro de sus comunidades educativas y así mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje, entregando verdaderas oportunidades de aprendizajes a todos los estudiantes.

    Para trabajar esta metodología, se seleccionaron 11 estrategias que pueden potenciar las prácticas pedagógicas de profesores y profesoras. ¿Cuáles son esas estrategias? Aquí te las contamos.

    1. Tutorías entre estudiantes

    Esta actividad tiene como objetivo que los estudiantes se responsabilicen sobre distintos aspectos de su proceso de aprendizaje. La idea es que los alumnos trabajen en parejas o grupos e intercambien roles de tutor para apoyar el proceso de aprendizaje del otro. Para lograrlo es necesario hacer grupos pequeños entre estudiantes de la misma edad o diferentes cursos, definir periodos de tiempo (25 a 30 minutos, dos a tres veces a la semana) y planificar junto a los docentes de los cursos involucrados. Además de los beneficios obtenidos por tutores y tutoreados, el impacto de esta estrategia corresponde a, en promedio, 5 meses de ganancia adicionales en un año escolar.

    2. Retroalimentación formativa

    Una retroalimentación, que puede ser verbal, escrita o en formato digital, debe estar enfocada en estimular la mejora en el aprendizaje de los estudiantes y puede provenir de un profesor o de los propios alumnos. Lo más importante es que esté centrada en la acción del alumno para que exista concordancia entre su esfuerzo y el objetivo que se quiere lograr. Para una retroalimentación formativa, donde el error se entiende como una oportunidad de aprendizaje, es necesario orientar de forma precisa y clara, tomar como referencia evaluaciones anteriores para ser consciente de las mejoras, estimular el esfuerzo y la perseverancia como un refuerzo positivo constante y sugerir tareas o metas complejas (sobre el aprendizaje mismo o sobre su proceso). De esta forma, la evaluación para el aprendizaje podrá potenciar las habilidades de los alumnos y mejorar el rendimiento académico.

    3. Movilización de altas expectativas y aprendizaje autónomo

    El objetivo de esta estrategia es estimular la autorregulación del alumno para que, progresivamente, éste pueda administrar mejor su motivación y reflexionar sobre su propio aprendizaje por medio de la enseñanza de estrategias que les permitan establecer metas, monitorear y evaluar su desarrollo académico. Esta estrategia puede realizarse en equipos de trabajo y al principio, el profesor dará apoyo al alumno. Poco a poco, dicho apoyo se irá reduciendo para que el alumno, por su propia cuenta, continúe con la gestión de su aprendizaje de una forma autónoma. Es importante dar opciones de estrategias a los alumnos y herramientas que les permitan aprender a planificar, controlar y evaluar su proceso educativo.

    El impacto de la movilización de altas expectativas y aprendizajes autónomos son, específicamente, 8 meses de ganancia adicionales en los resultados académicos de un año. Además, hay un impacto en la reflexión del aprendizaje propio y en la eficacia que beneficia a estudiantes mayores y con bajo rendimiento.

    4. Aprendizaje colaborativo

    Cuando los estudiantes trabajan juntos, deben lograr ejecutar tareas compartidas. Cada uno debe trabajar en diversos aspectos para contribuir a un resultado común. Para poder aplicar esta estrategia es indispensable que todos los estudiantes participen en las metas grupales. Además es importante que cada uno se haga responsable de su propio rol y que realice tareas estructuradas, mientras tanto, los docentes deben apoyar de forma constante. Los impactos del aprendizaje colaborativo entre estudiantes son: mayores avances de aprendizaje, promoción de interacción entre alumnos y generación de un clima positivo para el aprendizaje.

    5. Uso del debate y el diálogo entre alumnos

    Practicar la expresión oral en el aula permite desarrollar y potenciar las habilidades comunicativas de los estudiantes mientras se articulan también ideas desde el lenguaje hablado y la comprensión de lectura. Por otro lado, promueve el aprendizaje colaborativo, la interacción y el diálogo entre compañeros. ¿Cómo llevar a cabo la estrategia? El rol del docente es esencial en la implementación de estas actividades, se debe hacer un buen uso del vocabulario y es ideal implementar estrategias exitosas centradas en actividades interactivas de diálogo que permitan responder preguntas con base en historias. Otro punto importante es conectar dichas actividades con los planes de estudio y si se va a utilizar tecnología, se debe garantizar que los alumnos hablen de su aprendizaje e interactúen. ¿Los beneficios del debate y el diálogo? Un avance de 5 meses adicionales en el transcurso de un año, desarrollo de las habilidades orales y de la comprensión lectora, y un gran impacto , sobre todo, en alumnos pequeños pertenecientes a contextos vulnerables.

    6. Nivelación del aprendizaje

    Lograr que todos los estudiantes aprendan es la base de esta estrategia que se puede realizar en fragmentos de contenidos con objetivos claros y específicos. Los estudiantes deben trabajar cada bloque de contenido a través de pasos secuenciales y deben demostrar un alto nivel de éxito en las evaluaciones antes de seguir al próximo nuevo contenido. Los estudiantes que no logran ese nivel, deben tener un apoyo adicional (entre pares, pequeños grupos de discusión e incluso tareas). La nivelación del aprendizaje se logra con una inversión de tiempo significativa en diseño y preparación, con objetivos claros, retroalimentación, incorporación de grupos y la utilización de conceptos o temas desafiantes. Nivelar el aprendizaje significa avanzar 5 meses adicionales en el transcurso de un año escolar, lograr un mayor efecto y potencial para estudiantes con bajo rendimiento y beneficiar la eficacia cuando se trabaja en grupos.

    7. Manejo conductual y socioemocional

    Las intervenciones en el aprendizaje social, emocional y conductual busca reducir los comportamientos de riesgo y trabajar aspectos sociales y emocionales del aprendizaje. Para lograr implementar esta estrategia se recomienda, programas de 2 a 6 meses y hacer intervenciones en situaciones específicas para alumno en situación de riesgo. También se sugiere buscar programas que hayan sido implementados antes y tener la claridad de cómo incorporar a los padres u apoderados en estos procesos. Esta estrategia mejora el rendimiento académico, disminuye los comportamientos problemáticos, impactando de forma positiva a los estudiantes, especialmente en el aprendizaje.

    8. Involucramiento de apoderados

    La participación activa de apoderados tiene como objetivo apoyar el aprendizaje de los estudiantes. Uno de los beneficios de esta estrategia es el impacto en las aspiraciones y creencias de los padres frente a los logros de sus alumnos y las expectativas en ellos. Esta estrategia contempla la aplicación de programas diseñados para los apoderados, enfocados en la mejora de sus habilidades y en animarlos a mantener a sus hijos en un proceso de aprendizaje constante. Ahora bien, la participación de los apoderados debe ser con supervisión y evaluación. También se debe destinar un periodo de tiempo de 25 a 35 minutos, dos a tres veces por semana. Es importante por un lado, que el profesor defina cómo se abordará el apoyo de los apoderados en el trabajo con sus hijos y por otro lado, que sea flexible con el horario, planteando también formas sencillas y prácticas de apoyo.

    9. Trabajo colaborativo entre docentes

    El trabajo colaborativo es el desarrollo de un trabajo continuo entre profesores, que les permita ir mejorando sus metodologías de enseñanza. Éste, fortalece una cultura colaborativa en la escuela, disminuye las tareas en el horario no lectivo, optimiza el tiempo y los recursos y fomenta la reflexión. Para la implementación del trabajo colaborativo es importante definir objetivos comunes, realizar ejercicios asociados a tareas vinculadas a su rol de aula y crear espacios compartidos para la reflexión pedagógica.

    10. Actividades escolares en un contexto local

    El objetivo es adecuar actividades y materiales de apoyo al contexto de enseñanza de los estudiantes. Para esto se requiere conocer ampliamente el contexto de los estudiantes, generar un apoyo entre docentes, diseñar tareas de calidad, con diferentes niveles de desafíos y vinculados a los objetivos de aprendizaje. Este tipo de actividades escolares facilitan la apropiación de los contenidos, con una buena retroalimentación docente tienen mayor impacto y también mayor efectividad cuando el objetivo específico está conectado con un elemento particular del aprendizaje.

    11. Distribución y uso efectivo del tiempo no lectivo

    El objetivo es lograr una mejor distribución de las tareas docentes y de gestión en el tiempo no lectivo con el fin de lograr una mayor efectividad y reordenamiento colaborativo del trabajo fuera del aula. Para ello es necesario resguardar el uso del tiempo para fines pedagógicos y transferir responsabilidades de gestión que puedan ser realizadas por otros miembros de la comunidad educativa. ¿El impacto? Mayor satisfacción laboral de los docentes y mayor calidad del proceso de aprendizaje.

    ¿Quieres reflexionar sobre estos y otros temas junto a otros docentes? Participa en las jornadas de Ideas Docentes:

    La próxima jornada se llevará a cabo el 16 de noviembre en Talca entre las 14:30 hrs y las 17:00 hrs. Se realizará en la Escuela Carlos Salinas Lagos ubicada en la calle Tres Sur 856, Talca. (VII Región) Inscripciones AQUÍ.

    Elige Educar

11 estrategias para potenciar la reflexión pedagógica y promover grandes aprendizajes

2017-10-20T17:15:47+00:00 Octubre, 2017|Mejora docente|

Estas estrategias hacen parte de Ideas Docentes, una metodología que busca fortalecer las competencias profesionales de los profesores.

  • 5 alternativas para reemplazar el clásico ensayo de cinco párrafos

    El ensayo de cinco párrafos permite medir las habilidades básicas de escritura de los estudiante, por eso, por muchos años, ha sido una herramienta muy utilizada en las salas de clase. La estructura de este tipo de ensayo, conformada por la introducción (1 párrafo), el cuerpo (3 párrafos) y la conclusión (1 párrafo), permite al estudiante organizar sus ideas y pensamientos de una manera segura y de hecho, muchos de ellos se sienten muy cómodos con este tipo de escritura porque les resulta familiar y les permite desarrollar sus ideas de una forma progresiva. Por otra parte, los profesores saben muy bien qué esperar de un ensayo de cinco párrafos y en ese sentido es una opción práctica para ambas partes.

    Sin embargo, dice el profesor de literatura Brian Sztabnik al medio Edutopia, la escritura de los estudiantes no debería reducirse a una fórmula que encierra la creatividad en oraciones y palabras muy estructuradas. Por eso, él sugiere otras alternativas que pueden ayudar a que los alumnos plasmen pensamientos complejos y jueguen con su propia voz siguiendo una secuencia de ideas de una forma organizada pero diferente.

    1. Blogs

    Sztabnik es un gran defensor de los blogs como alternativa al ensayo. De hecho, asegura que sus estudiantes han seleccionado esta actividad como una de sus favoritas. Lo rescatable de los blogs es que permite a los estudiantes expresarse de muchas formas pues cada uno se puede personalizar. En otras palabras, cada blog es único y se puede convertir en un espacio personal para crear una escritura auténtica, natural y con estilo propio.


    2. Infografías

    Una infografía es mucho más que una colección de imágenes con datos y estadísticas. Es una forma de organizar ideas complejas y transmitirlas de una forma poderosa. Las infografías sirven además para hacer comparaciones, explicar procesos, presentar líneas de tiempo y muchas otras cosas. Por eso, una buena infografía lleva al lector a un viaje lleno de elementos importantes. Enseñarle a los estudiantes esta forma de escritura, es una opción muy enriquecedora para desarrollar sus habilidades.


    3. Debates

    “Me encanta la forma en que los debates naturalmente permiten a los estudiantes leer críticamente, escribir persuasivamente, escuchar atentamente y hablar con fuerza”, afirma el profesor quien complementa diciendo que gracias a los debates, sus estudiantes hacen buenos textos que preparan para anticipar lo que dirán a sus oponentes. En otras palabras, escriben puntos de discusión para ofrecer argumentos convincentes, lo que es muy enriquecedor como ejercicio de escritura.


    4. Parodia y sátira

    Las parodias motivan a los estudiantes a transformar algo familiar en algo que es cómico. Lo que hace este profesor, por ejemplo, es poner a sus estudiantes a crear parodias modernas de famosos poemas. Otra forma interesante de medir las capacidad de escritura de los alumnos.


    5. Trabajo de investigación “multi género”

    Este tipo de trabajo hace énfasis en el uso de múltiples géneros que permiten representar un tema de investigación. Dichos géneros pueden ser literatura, discurso, dibujos, música, etc. Con este tipo de proyecto, se espera que los estudiantes investiguen un tema y luego presenten la información que recolectaron usando una variedad de géneros, con énfasis en la escritura y la composición. Lo bueno de este método, dice el profesor, es que aunque se estructura al igual que un paper común, es versátil y una opción que permite explorar más la creatividad. Los estudiantes deben no solo seleccionar el género que mejor se adapte a sus necesidades, sino que también deben demostrar una gran cantidad de habilidades de escritura.

5 alternativas para reemplazar el clásico ensayo de cinco párrafos

2017-10-20T16:02:53+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

¿Cómo medir las habilidades de escritura de los estudiantes con opciones diferentes a los ensayos de cinco párrafos?

  • Cocinar galletas: una buena forma de abordar la química en la sala de clase

    Preparas la masa, la pones en la bandeja que llevas al horno y como por “arte de magia”… ¡galletas suaves, calientes y crocantes! Todo es cierto en esta afirmación, excepto lo de la “magia” pues de hecho, hacer galletas tiene su ciencia y los panaderos son realmente “científicos locos”. Con principios básicos de química, la profesora Stephanie Warren (en un video animado por Augenblick Studios) explica cómo la masa se expande, a qué temperatura se puede matar la salmonella y por qué el exquisito aroma de las galletas es un buen indicador de que las galletas ya están listas.

    Cuando metemos la masa al horno, muchas reaccionan químicas se desencadenan desde el primer momento.

    Dichas reaccionas transforman una sustancia (la masa), en otra (la galleta). Lo primero sucede cuando la masa alcanza lo 33 ºC es que la mantequilla se derrite y por ende, la masa se expande. Esto sucede porque la mantequilla es una emulsión o una mezcla de dos sustancias que no quieren estar juntas. En este caso, el agua y la grasa. Ahora bien, cuando la mantequilla se derrite, el agua se libera y a medida que se calienta la galleta, el agua se expande en forma de vapor, empujando la masa desde adentro tratando de escapar.

    TED-Ed

    A los 62ºC se generan cambios en las proteínas del huevo y la alta temperatura que aumenta progresivamente, seca la galleta, tal como se seca el lodo bajo el sol.

    La galleta entonces se solidifica, el vapor del interior se evapora dejando huecos de aire que hacen que la galleta se crocante y parte de esto es causado por el polvo para hornear (bicarbonato de sodio). Otras reacciones químicas se explican en este video de la profesora Warren. Primero, la eliminación de las bacterias de salmonella a los 57ºC. Segundo, la reacción Maillard que sucede a los 154ºC cuando se descomponen y se reorganizan las proteínas y los azúcares formando estructuras de anillo que reflejan la luz de tal manera que le da a los alimentos ese color marrón oscuro, lo que a su vez genera una serie de combinaciones de sabores y aromas. Tercero, la caramelización, otra reacción que sucede al interior de la galleta cuando las moléculas de azúcar se separan con el calor intenso formando combinaciones dulces, hecho que sucede cuando la temperatura está a 180ºC o 200ºC.

    TED-Ed

    Ahora bien, gracias a los aromas de la reacción Maillard y la caramelización, tu nariz es capaz de reconocer si las galletas están listas… un dato curioso que funciona gracias a la química detrás de las galletas.

    Este video de 4 minutos es corto, conciso, entretenido y puede ser una buena alternativa para acercar a los estudiantes a la ciencia de una manera diferente. Permitirles entender que la química está incluso en las cosas más simples y dulces de la vida, es la mejor herramientas para que puedan ver la asignatura con otros ojos.

    TED-Ed

    ¡A preparar galletas!

Cocinar galletas: una buena forma de abordar la química en la sala de clase

2017-10-20T15:52:38+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

La expansión de la masa, el aroma, el color y la textura de las galletas tienen su razón de ser y esta profesora lo explica a través de la química.

  • La visión de una madre sobre una escuela “donde cada niño tiene la opción de aprender a su ritmo”

    Un año antes de que Nahia Aguilar fuera admitida en la Escuela Pública Pinolivo (en Marbella), su madre, Leire de Luis, tuvo la oportunidad de conocer algunas de las actividades que se desarrollaban allí. Era el día del libro y los estudiantes habían convertido un módulo prefabricado en el Café Alameda, un rincón en Granada donde Federico García Lorca hacía tertulias con otros literatos. Era una fiesta escolar, los niños entre 3 y 6 años desfilaban, recitaban versos del poeta, hablaban de su vida y bailaban flamenco. Para sorpresa de Leire, las salas de clase estaban también llenas de padres que hacían parte de las actividades… “Sin duda, ése era el ambiente que yo buscaba para mi hija”, afirmó Leire al medio El País.

    CEI ‘PINOLIVO’

    Cuando Leire llegó por primera vez con su hija al colegio, hubo desasosiego, el clásico desasosiego de la incertidumbre.

    Pero esa sensación pronto se desvaneció cuando los profesores, atentos, pendientes y dispuestos, demostraron una vez más que ese era el lugar que esta madre quería para su hija. Hoy, Leire se considera fan de este establecimiento educativo y durante el tiempo que su hija de 8 años lleva en la escuela, siempre ha recibido un trato personalizado en un contexto donde el equipo educativo busca siempre la complicidad de todos en la construcción de un proyecto que está 100% dirigido al desarrollo pleno de los alumnos.

    “He tenido la suerte de topar con unos profesores que nos han arrastrado por experiencias inimaginables. La energía y vitalidad con la que los tutores nos hablaban de los proyectos nos involucraban a todos los padres a participar de ellos (y créeme que hasta la fecha no he sido una persona muy participativa en acciones colectivas). No sé cómo lo hicieron, pero nos convencieron para transformar un aula en un paisaje prehistórico con dinosaurio incluido o recrear un cielo estrellado para estudiar el Universo. Todo ello bien hilado para que el alumnado aprendiese conceptos transversales pertenecientes a distintas materias (lengua, matemáticas, sociales…)”, comenta Leire al País.

    CEI ‘PINOLIVO’

    “Pero lo que más valoro es su empeño en forjar personalidades mediante estos procesos de aprendizaje”.

    Pinolivo fue fundada hace 11 años. En la escuela conviven y aprenden juntos alumnos y alumnas de 3 a 6 años, 10 maestras y un maestro, 215 familias, un grupo de personal de limpieza, monitores y miembros de la administración. En esta escuela, los niños son la razón de todas las relaciones que se establecen; sus necesidades y manifestaciones son prioridades y por eso, siempre son escuchados, respetados y atendidos desde las emociones. Por otra parte, los profesores orientan el aprendizaje y organizan la enseñanza de una manera global e integrada de acuerdo a las referencias pedagógicas de la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Los grupos desarrollan uno o varios proyectos que coexisten para promover la expresión de intereses diferentes. Otro hecho destacable son los espacios y los materiales, cuyo objetivo es ser recursos que definan un entorno de aprendizaje con sentido.

    CEI ‘PINOLIVO’

    En Pinolivo el espacio se divide en tres módulos, cad a uno con tres espacios de referencia (uno de tres años, otro de cuatro y otro de cinco). En otros colegio estas serían las clases. Sin embargo, en Pinolivo, la organización y el uso de estos módulos funcionan de una forma diferente. Durante la segunda parte de la jornada escolar, los alumnos acuden a los espacios de referencia que considera más interesantes, aunque no coincida con sus compañeras y compañeros de la misma edad. Pueden moverse libremente por todo el módulo y trabajarán con unas profesoras u otras (según el espacio de referencia), compartiendo experiencias inesperadas.

    “Mi experiencia en ‘Pinolivo’ sirvió para conocer un sistema educativo que considero necesario implantar en todos los centros. Un método de aprendizaje respetuoso con el alumnado y con sus necesidades personales… donde cada niño tiene la opción de aprender a su ritmo. No son medidos por un único código y eso se traduce en que los extremos tienen amparo. Los que no llegan al nivel establecido o los que lo sobrepasan siempre tienen una respuesta en esta forma de educar”. afirma Leire.

    La interacción respetuosa con la infancia, la cohesión de equipo, la relación con las familias, la formación continua, la promoción del aprendizaje entre iguales y el uso de espacios compartidos…

    Todos estos elementos han hecho que la madre de Nahia destaque la metodología de un colegio que le ha dado a su hija la posibilidad de aprender de una manera diferente. Leire recuerda con cariño, por ejemplo, un proyecto en el que familias y niños tuvieron que decorar una caja e introducir en ésta ropa, fotos, una carta, juguetes y elementos relacionados con los hijos en su etapa bebé. Hoy, dice la madre, esa caja es una referencia en la habitación de Nahia. “Una isla en la que cobijarse cuando necesita saber cuánto la queremos y lo importante que es en nuestras vidas”. Leire descubrió desde el inicio que en Pinolivo los estudiantes eran tratados con respeto, eran reconocidos por sus derechos, participaban activamente del aprendizaje, buscaban oportunidades y diferentes aproximaciones al aprendizaje y entonces lo supo… supo que su hija debía ser parte de un espacio inclusivo al que todos los niños deberían tener acceso.

La visión de una madre sobre una escuela “donde cada niño tiene la opción de aprender a su ritmo”

2017-10-20T15:38:06+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Desde su primera visita a la escuela, la madre de Nahia Aguilar supo que su hija tenía que ingresar a una escuela como esta.

  • Amanda Labarca: profesora, activista y pionera en innovación educativa

    Es difícil sintetizar la vida de Amanda Labarca en unas cuantas palabras. No sólo porque representó a las mujere y defendió sus derechos, sino porque desde muy joven se dedicó a la educación desde distintos frentes. A sus 15 años, Amanda se graduó de Bachiller en Humanidades y trabajó como profesora de primaria en el Santiago College donde también fue secretaria asistente de la dirección. En esa misma época, y junto al escritor Guillermo Labarca Huberston (su futuro marido), ingresó a estudiar Castellano al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y con sólo 18 años obtuvo el título de profesora. Un año después fue nombrada subdirectora de la Escuela Normal Nº 3.

    Amanda completó sus estudios en la Columbia University de New York y en la Sorbonne de París.

    Fue justamente allí donde se “contagió”, en el mejor sentido de la palabra, de las ideas feministas que estaban dando vueltas por Europa y decidió participar activamente a través de la educación impulsando tertulias que más adelante darían forma a el Círculo Femenino de Estudios. A lo largo de toda su vida, Amanda se ganó el respeto y el reconocimiento de sus pares, alcanzando logros que en ese contextos no eran simples para una mujer. Por ejemplo, ser directora del Liceo Nº5, cargo otorgado por el Presidente de la República, Juan Luis Sanfuentes.

    Además de publicar numerosas obras como La educación secundaria, Labarca siguió perfeccionándose durante toda su vida.

    De hecho tomó una cátedra de Psicología Pedagógica en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y entre 1927 y 1931, fue la jefa de la Dirección General de Educación Secundaria del Ministerio de Educación. En ese periodo, se le nombró como profesora extraordinaria de Psicología y se convirtió en la primera mujer en dictar una cátedra universitaria en América. Un año después pasó a formar parte de la Facultad de Filosofía y Humanidades. En esa misma institución impulsó la creación de la Escuela de Educadoras de Párvulos –antes inexistente– y fue también fundadora del Liceo Experimental Manuel de Salas.

    Ser comisionada para dar a conocer la educación pública de Chile en Ecuador, Colombia y Panamá; organizar las Escuelas de Verano en la Universidad de Chile; ser directora del Departamento de Extensión Cultural; y ser miembro de la Academia de Ciencias Morales, Políticas y Sociales del Instituto de Chile, son otros de sus logros más importantes. Pero, aunque su currículo es notable y muy impresionante, lo que más valdría la pena rescatar de Amanda es su visión y rol como educadora.

    “El maestro, esencialmente, debe aspirar a ser artífice, despertador espiritual, un transformador de fuerzas en capacidades precisas de acción”.

    Además de crecer profesionalmente y dedicar su vida a la educación, Amanda Labarca trabajó en función de la educación como un hecho social, como un servicio a la población y sus diversas realidades. Por eso dictó diversos cursos y seminarios por todo el continente donde dejó clara la importancia de los profesores como motores del impulso de la sociedad. Según se publicó en la Revista de Educación, su antiguo jefe, el ex rector de la Universidad de Chile, Juvenal Hernández, la describió en 1975 así:

    “Es una de las mujeres de más talento que ha producido este país… fue historiadora de la educación, gran maestra, profesora de Filosofía y de Psicología, escribía en la prensa permanentemente, intervenía en el Partido Radical, recibía en su casa. No había profesor eminente que llegara a Chile que no estuviera en la tertulia de Amanda Labarca… Es una mujer extraordinaria. Yo espero que la historia de esta mujer tendrá que hacerle justicia en la forma que merece”.

    Sus últimos años los dedicó a la escritura de numerosos estudios relativos a la educación y la mujer, dejando así un gran legado e imprimiendo un sello a través de su pensamiento pedagógico progresista y democrático que apuntó al progreso de la educación en Chile.

    “Su interés está en hacer que la educación en Chile sea más democrática, es decir, se universalice, especialmente la educación secundaria; que haya experimentación educativa en el país para mejorar las metodologías de enseñanza; que los estudiantes reciban una sólida formación moral libertaria y laica. Para comprender mejor lo anterior recurre a la historia de la educación -tanto en Chile como en Estados Unidos- y aspira a que gracias a la educación la sociedad se fortifique en los ideales democráticos, sea más colaboracionista y que sus miembros, al estar más educados, sean agentes de progreso en fraternidad social, cooperativa y solidaria y alcancen un desarrollo físico y moral íntegro. Postula que el fin de la educación es la consecución de la felicidad colectiva”, afirma Jaime Caiceo Escudero en su texto Amanda Labarca, Irma Salas y Mabel Condemarín, tres educadoras laicas y feministas del Siglo XX en Chile.

Amanda Labarca: profesora, activista y pionera en innovación educativa

2017-10-19T16:56:38+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

“El maestro, esencialmente, debe aspirar a ser artífice, despertador espiritual, un transformador de fuerzas... ”, Amanda Labarca.

  • Loris Malaguzzi: la historia que lo llevó a fundar “Reggio Emilia”

    Loris Malaguzzi nació en Corregio, Italia en el año 1920. Creció en la Italia fascista, un periodo que en sus palabras (Artículo Mayo, 2001,  Early Childhood Today), “engulló su juventud”. Motivado por su padre, se inscribió en un curso de formación docente que concluyó en plena Segunda Guerra Mundial (1939) y en el 46, el famoso educador italiano se matriculó en el primer curso postguerra de psicología en Roma, hecho que marcaría una aventura llamada Reggio Emilia, la cual empezó en un pequeño pueblo llamado Villa Cella, al norte de una región de Italia llamada Reggio Romana.

    Tras el caos económico y político que dejó Segunda Guerra Mundial en Italia, los aldeanos de este lugar, incluidos los padres y niños, recolectaron piedras, arena y madera para construir una escuela. El rumor de esta gestión llegó a oídos de Malaguzzi, quien decidió ver eso con sus propios ojos. Se acercó en su bicicleta e impresionado por esa escena decidió quedarse.

    “Estas mujeres estaban limpiando ladrillos cerca del río, así que les pregunté qué estaban haciendo”, recordó. ‘Estamos haciendo una escuela’, respondieron ellas, y así comenzó todo. Las mujeres me pidieron que cuidara a sus hijos… ‘Nuestros hijos son tan inteligentes como los hijos de los ricos’, dijeron con orgullo, pidiéndome que les enseñara a sus hijos lo suficiente como para darles una mejor oportunidad en la vida. Les dije que no tenía experiencia, pero prometí dar lo mejor de mí. Aprenderé a medida que avanzamos y los niños aprenderán todo lo que aprendo trabajando con ellos”.

    Esta primera escuela fue financiada con la venta de un tanque alemán, nueve caballos y dos camiones militares.

    Y según el educador, esta fue “la primera victoria de las mujeres después de la guerra, pues la decisión fue de ellas”. Esta primera escuela, que en 1963 asumió el financiamiento de muchas escuelas preescolares, aún existe a 20 minutos de la ciudad Reggio Emilia. Ahora bien, ¿cómo dio lo mejor de sí Loris Malaguzzi en aquella escuela forjada por las madres que abrieron sus puertas al educador? Su filosofía, hoy conocida como “Reggio Emilia” está basada en la creencia de que los niños son seres humanos poderosos llenos de deseos y habilidades que les permiten crecer y construir su propio conocimiento. En otras palabras, la filosofía plantea que el niño no sólo tiene la necesidad, sino el derecho a interactuar y comunicarse con otros, especialmente con adultos respetuosos. Por eso, en la filosofía Reggio Emilia, los niños son protagonistas del aprendizaje, los profesores son guías, las familias son claves, el arte es una herramienta de expresión vital y el espacio es algo así como un “tercer maestro”.

    Pero si bien las ideas educativas de Malaguzzi afectan muchos aspectos, el mayor foco del Reggio Emilia es la observación y la documentación.

    Los profesores de manera rutinaria toman notas y fotografías, graban discusiones en clase y filman el juego. Se encuentran todas las semanas y se enfocan en su observación, y tanto profesores como directores, analizan la documentación centrándose en rescatar los mayores intereses que surgen de las ideas de los niños. Luego, utilizan lo aprendido para planear actividades que se centren realmente en los intereses de los niños y en el desarrollo de sus personalidades individuales. La visión de Reggio Emilio evoluciona de manera constante, sin embargo, hay algo que es constante en esta visión y Malaguzzi lo resume en una frase:

    “Lo que los niños aprenden no se da como resultado automático de lo que se enseña. Más bien se debe en gran parte a la acción de los niños como consecuencia de sus actividades y de nuestros recursos”.

    Malaguzzi logró instaurar una visión que hoy, muchos profesores y expertos han estudiado y aplicado.

    Esta filosofía que depende en gran medida de las relaciones entre el hogar y la escuela, abogando por una asociación entre padres, profesores y miembros de la comunidad educativa, ha permitido a sus defensores, crear una intrincada trama de relaciones que solo favorecen el aprendizaje del niño y por supuesto, el de los profesores. “Debemos atribuirle al niño un enorme potencial y los niños deben sentir esa confianza. El profesor debe renunciar a todas sus ideas preconcebidas y aceptar al niño como un co-constructor”, dice Malaguzzi quien complementa diciendo que sólo al cuestionarse las habilidades y el conocimiento propio de una forma humilde, se puede escuchar al niño e iniciar una búsqueda común… la de “educarse juntos”.

Loris Malaguzzi: la historia que lo llevó a fundar “Reggio Emilia”

2017-10-20T08:17:24+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Justo después de la Segunda Guerra Mundial, Malaguzzi tuvo una visión que cambiaría por siempre la forma como muchos niños aprenden.

  • “Cómo el Síndrome de Tourette me conviritió en el profesor que nunca tuve”

    Desde muy pequeño, Brad Cohen realizaba fuertes ruidos con su voz, seguidos siempre de extraños movimientos de cabeza. Nadie entendía lo que le pasaba y en la escuela, sus compañeros lo juzgaban, se reían de él. Su relación con los profesores tampoco era distinta. Ellos, desconociendo las causas, asumían que todos esos sonidos que realizaba en clase eran producto de una mala conducta premeditada. Por esta razón, Brad visitaba regularmente al director, recibía incontables castigos y sus padres eran citados por los profesores muy menudo. Un día, su madre empieza a investigar sin cansancio y encuentra las respuestas a todas las preguntas que habían tenido durante tantos años: su hijo padecía el Síndrome de Tourette, un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por múltiples tics físicos (motores) y vocales (fónicos) incontrolables; tics que aumentan, disminuyen y son precedidos por un impulso premonitorio.

    Buscando lo mejor para su hijo, la madre de Brad decide cambiarlo de escuela, hecho que sin duda alguna marcaría la vida del protagonista.

    Sólo en ese colegio, el director encuentra la estrategia perfecta para cambiar la vida de este niño, integrando a toda la comunidad educativa y enseñando a todos ellos la importancia de conocer, no juzgar, respetar e integrar. Ese quiebre positivo en su vida, marca el inicio de una decisión que representaría un gran desafío en su vida adulta: gracias al director, Brad decide que quiere ser profesor para ofrecer a los niños la educación que él, en un principio, no pudo tener. Brad decide que quiere ser profesor para transformar su “debilidad” en la mayor de sus virtudes y demostrar a todos los niños, que ellos también pueden hacerlo.

    La película, basada en el libro de Brad Cohen Front Of The Class: How Tourette Syndrome Made Me the Teacher I Never Had? (Al frente de la clase: cómo el Síndrome de Tourette me convirtió en el profesor que nunca tuve), comienza con un Brad adulto postulando a 24 escuelas que lo rechazan por su síndrome sin tener en cuenta su experiencia y su extraordinario currículo.

    En un último esfuerzo, Cohen asiste a una última entrevista postulando al cargo de profesor de educación primaria. Todo este proceso se entremezcla con escenas que evidencian la realidad de su niñez, la amistad con su hermano, las dificultades con su padre y la camaradería con su increíble madre…

    Cuando la posibilidad de tener el cargo de profesor se ve muy lejana, la última entrevista tiene un giro inesperado basado en el entendimiento, en el respeto de sus capacidades, en el talento innato de su vocación, en sus estrategias pedagógicas y en su fórmula para lidiar con el síndrome mientras enseña. Brad es contratado y se hace cargo de un maravilloso segundo grado lleno de estudiantes que cambian su vida, mientra él cambia las suyas con grandes estrategias y puestas en escena. Muchas cosas suceden en este periodo de su vida a través del cual demuestra a más de una persona, lo que significa llevar la vocación en la sangre.

    Front Of The Class (Al frente de la clase) es destacable no sólo por ser una historia real y muy conmovedora, sino también porque pone sobre la mesa muchos elementos importantes desde un punto de vista educativo.

    Lo primero es que refleja la importancia del papel del director de la escuela y cómo este puede ser la clave para liderar procesos difíciles de manejar al interior de una comunidad. Lo segundo es que evidencia cómo un mal y un buen profesor pueden marcar e inspirar la vida de una persona, tal como le pasó a Brad, quien tomó la decisión de educar gracias a su propia experiencia en la escuela. Lo tercero se centra en el rol del profesor como un guía que además de enfocarse en lo académico, enseña a sus alumnos valores de respeto y les entrega las herramientas necesarias para ser ellos mismos y luchar en contra de la dificultad para transformarla, tal como él lo hizo con el Tourette, en el mejor de los maestros.

“Cómo el Síndrome de Tourette me conviritió en el profesor que nunca tuve”

2017-10-18T16:06:42+00:00 Octubre, 2017|Los profesores importan|

Brad Cohen nació con Síndrome de Tourette. Su condición y su experiencia personal en la escuela lo llevaron a ser profesor.

  • 7 frases de Friedrich Fröbel que todo educador/a de párvulos debería conocer

    El fundador de los jardines de infancia o kindergarden nació en Turingia, un estado libre de Alemania el 21 de abril de 1782. A sus 15 años, su padre le solicitó aprender el oficio de guardabosques, hecho que se vuelve una prioridad en su vida. En este periodo aprende también de topografía y geometría. Tres años después ingresa a la Universidad de Jena, donde estudió mineralogía y matemática. Fröbel estudió también arquitectura en la Universidad de Frankfurt y un año después de esto, empezó a enseñar en la escuela de Antón Gruner, otro educador que introdujo a Fröbel las ideas de Johann Pestalozzi con quien trabaja en Suiza, descubriendo en ese periodo su vocación de profesor y filósofo. En el año 1811 funda el Instituto Educativo Universal Alemán de Griesheim, la primera escuela donde se empezaría a reconocer su visión sobre la educación.

    Fröbel creía que la educación de los niños en el kinder era un deber sagrado que permitía el florecimiento del potencial humano, además, consideraba que cada niño podía ser un cristal que empezaba como forma solitaria e iba desarrollándose armoniosamente en muchas direcciones. Su objetivo entonces era precisamente guiar a esos “cristales”. Para cumplir su objetivo, el alemán diseñó un sistema que giraba en torno a diversas actividades físicas y mentales, como el canto, el baile y la jardinería. En el año 1840, el educador creó el término kindergarten o jardín de infancia, sistema de enseñanza fundado en el juego y en su visión de la importancia de la actividad en los procesos cognitivos del aprendizaje.

    El educador alemán diseñó materiales de juego educativo denominado Regalos Froebel o Fröbelgaben, introdujo el concepto de “trabajo libre” (Freiarbeit) en la pedagogía, estableció el “juego” como una forma típica de la vida en la infancia, habló de “educar el juego”, publicó un libro de canciones escolares y compartió su visión a través de potentes frases que hoy rescatamos en esta nota:

    1. “Nada llega sin luchar. Pero esa lucha no se crea sola y solo despeja el aire. Si queremos que el árbol de la humanidad florezca, las semillas nuevas deben ser plantadas para que puedan germinar y crecer. No podemos arrancar el presente del pasado o del futuro. El pasado, el presente y el futuro son la Trinidad del tiempo. ¡En los niños yace la semilla del futuro! “


    2. “Un niño que juega y trabaja a fondo con perseverancia hasta que la fatiga física lo prohíbe, seguramente será una persona completa, determinada y capaz de hacer sacrificios”.


    3. “El juego es el más alto nivel del desarrollo de un niño. Entrega alegría, libertad, satisfacción, descanso interno, externo y paz con el mundo. Los juegos de la infancia son las hojas germinadas de una vida posterior”.


    4. “Los niños son como pequeñas flores: son diversos y necesitan cuidados, pero cada uno también es bello en soledad y glorioso cuando se le ve en comunidad junto a sus compañeros”.


    5. “Aprender algo en la vida a través del hacer, desarrolla, cultiva y fortalece mucho más que aprender sólo a través de la comunicación de ideas”.


    6. “La mente crece por auto revelación. En el juego, el niño determina qué puede hacer, descubre sus posibilidades de voluntad y pensamiento al ejercer su poder de forma espontánea. En el trabajo, él sigue una tarea que otro le prescribe y no revela sus propias inclinaciones, sino las del otro. En juego, revela su propio poder original”.


    7. “La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras”.

7 frases de Friedrich Fröbel que todo educador/a de párvulos debería conocer

2017-10-18T17:01:12+00:00 Octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|

Estas son algunas frases que reflejan parte del pensamiento pedagógico de Friedrich Fröbel, un importante educador alemán.

Cargar más posts