5 tendencias educativas que no puedes dejar de lado en 2018

Inicio » Mejora docente » 5 tendencias educativas que no puedes dejar de lado en 2018

5 tendencias educativas que no puedes dejar de lado en 2018

¿Cuáles son aquellas metodologías o tendencias que el próximo año podrían ser la clave para generar grandes aprendizajes?

Escrito por: Camila Londoño

noviembre 30, 2017

3

En el mundo entero, la educación se está reinventando. Los estudiantes del Siglo XXI exigen nuevas herramientas y propuestas de enseñanza adaptadas a sus necesidades, por eso, cada vez más docentes se arriesgan a probar nuevas estrategias y metodologías que ya están impactando el aprendizaje de niños y jóvenes en algunas salas de clase. Casi todas estas metodologías están centradas en el desarrollo personal del alumno, en la conciencia social que se puede generar en ellos, en el enfoque práctico y en la importancia de ponerlos a ellos en el centro del aprendizaje. El objetivo es convertir el aula en un espacio que va más allá del conocimiento en sí mismo, un espacio donde las ideas se materializan en un trabajo que surge de necesidades reales y actuales.

Es un hecho. Los tiempos han cambiado, los estudiantes han cambiado y con ellos, surge la necesidad de repensar e incluso mejorar las estrategias pedagógicas. Bajo esta lógica, es importante estar a la vanguardia e implementar así, las herramientas o tendencias que mejor se adapten a cada sala de clase. En Real Influencer, recogieron las que podrían llegar a ser más significativas en el año que viene.¿Cuáles son estas?

1. Mindfulness para el cuerpo y la mente

Mindfulness significa estar presente con el momento y las experiencias tal y como son. En la sala de clase, sirve como herramienta para nutrir cualidades como el foco, la resiliencia, la curiosidad y la reflexión. Esta nueva corriente, se está utilizando cada vez más con los estudiantes como herramienta para buscar un bienestar físico y emocional, favoreciendo así, el aprendizaje. Este concepto, muy útil para la educación emocional, es valorado por muchos expertos que señalan la importancia de atender la mente para mejorar los procesos cognitivos.

2. Visual Thinking para aprender con imágenes

El Visual Thinking o Pensamiento visual, es una tendencia enfocada en el aprendizaje a través de las imágenes y la conexión de éstas con otras ideas. El objetivo es utilizarla para desarrollar la comprensión de planteamientos complejos. En una época donde hay exceso de información, resulta especialmente útil aprender la forma de convertir los elementos visuales en oportunidades de aprendizaje.

3. Neuroeducación

Psicología, neurociencia y educación son los tres elementos claves de una tendencia que se está trasladando a las metodologías de enseñanza para desarrollar estrategias que mejoren las prácticas pedagógicas y el aprendizaje de todos los estudiantes. En palabras sencillas, el objetivo es entender los proceso cognitivos para poder lograr dicho objetivo.

4. Movimiento o cultura “maker”

La cultura maker o “movimiento maker” es una subcultura contemporánea que representa algo que hoy se conoce como DIY (Do it Yourself o hágalo usted mismo). En las aulas, su aplicación se traduce en metodologías activas como el Aprendizaje Basado en Proyectos. El trabajo colaborativo, el desarrollo de proyectos y el acceso a recursos compartidos hacen parte del eje de esta tendencia que no se puede dejar de lado.

5. Robótica y programación

Quizás no es una tendencia nueva, pero se sigue hablando de la importancia de enseñar robótica y programación para garantizar el éxito de los estudiantes de hoy. A través de éstas, se desarrollan cosas como el razonamiento lógico, el trabajo en equipo y por supuesto, la posibilidad de crear proyectos propios de esta época.

¿Cuál crees que sea la tendencia educativa más relevante?

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (41 votos, promedio: 4,46 de 5)
Cargando…
2017-11-30T16:15:19+00:00 noviembre, 2017|Cómo aprenden los niños, Mejora docente|3 Comments

3 Comments

  1. jessica muñoz noviembre 30, 2017 at noviembre, 2017

    Excelente información,como maestros padres y Sociedad hay que tener presente que nuestro mundo avanza.Nuestros niños y jovenes en todas partes del mundo necesitan Maestros comprometidos en nuevas formas de guiar.

  2. Ikram diciembre 13, 2017 at diciembre, 2017

    ¡Muchas gracias!

  3. Alejandro abril 7, 2018 at abril, 2018

    La educación que tuvimos hasta la decada de los 90 e inclusive hoy día, roza lo medieval, el aburrimiento y la falta de interés en aprender contenidos realmente inútiles  es dominante.No puede ser que se dicten clases como si fuesen a programarnos, sin tener en cuenta las habilidades y deseos de cada individuo (llámese a esto potencial) dejando de lado la natural curiosidad del niño y sin tener en cuenta que aprender está relacionado con el juego y el divertimento. Una educación que sea tan atrapante que no quieras dejar de ir, como los guiones de ciertas series que pasan por Netflix, siempre deseando ver cómo será al próximo capítulo (curiosidad y entretenimiento) y no hay nadie que no se haya enganchado con una de estas series que no sepa contártela o hasta llegar a actuarla, ya que lo que atrae y gusta no se olvida!
    El aprendizaje tiene que estar ligado a las emociones, lo que haría que el conocimiento fluya sin esfuerzo, ya que esfuerzo para nuestras generaciones era intentar prender algo que nada tiene que ver con nuestros innatos o tempranos intereses.
    Si se quiere desarrollar interés en un aprendiz, debería presentársele una gama de contenidos y ver por cuáles de ellos va mostrando mayores aptitudes, a lo que haría falta nuevos educadores para captar el camino que más optimice al alumno.
    Por último, no pueden pretender buenos resultados en cuanto a deserción escolar o bajísimos resultados en épocas como las que vivimos utilizando métodos tan atrasados y absurdamente entediantes con materias que ya dejaron de servir, o al menos en cómo las fueron enseñando. Se suma a esto que durante el período primario y secundario nos dijeron siempre lo que teníamos que hacer, y poco o nada nos incentivaron a decidir y saber elgir, con lo cuál a la hora de ir a una universidad o en busca de nuestra vocación, resulta arduamente difícil saber que es lo que nos gusta, porque en la supuesta educación anterior,  nos cercenaron la oportunidad de desarrollar la capacidad de desición y de descubrir nuestra o nuestras vocaciones.

Leave A Comment